Archivos de etiquetas: LudmilaVinogradoff

EL METEÓRICO ASCENSO DE "NICOLASITO" MADURO

Redacción 8/15/2017 05:18:00 a. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

El meteórico ascenso de «Nicolasito» Maduro a la sombra de su padre

Así es el hijo del Presidente «más impopular y odiado de Venezuela»

A la sombra de su padre, Nicolás Ernesto Maduro Guerra, nacido en Caracas hace 27 años, debe sentirse el ser más poderoso y privilegiado de la revolución chavista sin haber hecho otro mérito que ser el hijo del presidente más impopular y odiado de Venezuela, según las encuestas y las protestas de la oposición.

Su última aparición mediática fue para amenazar, nada menos, que «atacar con fusiles a la Casa Blanca» al ubicar el centro del poder mundial en «Nueva York» y no en Washington. Cada vez que abre la boca es para meter la pata, dando motivos para que le critiquen su falta de conocimientos geográficos y gramaticales.

En su entorno familiar lo llaman «Nicolasito» para diferenciarlo del padre pero no hace mucho esfuerzo para parecerse a su imagen y semejanza; pues es gordiflón, glotón, y malhablado, con escasa educación. De tal palo tal astilla. Su sobrepeso contrasta con la delgadez de la mayoría de los venezolanos que come una o dos veces al día por la escasez de comida

Nunca fue el mejor de su clase. Aparece con una media de notas de 12,5 puntos en la escala de 20 como lo revela un documento del Consejo Nacional de Universidades-Oficina de Planificación del Sector Universitario (CNU.OPSU) en 2007. Dice que estudia economía en la Universidad Nacional de las Fuerzas Armadas (UNEFA) pero todavía no ha presentado el título de haber concluido la carrera.

También ha hecho cursos de música en la Universidad de las Artes. Toca la flauta.

Sin tener experiencia política su padre le creó un cargo a su medida de alta responsabilidad ejecutiva tan pronto como llegó al poder en 2013, como la de ser jefe inspector del Cuerpo de Inspectores de la Presidencia: «Mi objetivo es que seamos el mejor gobierno después del presidente (Hugo) Chávez». En aquel momento dijo que su objetivo era «ser el mejor gobierno después del presidente Hugo Chávez». Cinco años después todavía están esperando los resultados.

Nació el 21 de junio de 1990 pero aún no ha definido lo que quiere hacer en la vida. Un día se encaprichó con el cine sin tener idea de lo que era esa industria. Para complacerlo su padre lo nombró coordinador de la Escuela Nacional de Cine, lo que despertó una catarata de críticas entre los cineastas que se llevaran las manos a la cabeza.

Su último cargo como miembro de la asamblea nacional constituyente fue impuesto por el «dedo» de su padre. Ninguno de los 545 miembros ha pasado por concurso de credenciales ni de estudios.

Su madre se llama Adriana Guerra, una empleada de la Asamblea Nacional, con quien el mandatario estuvo casado en primeras nupcias. En 2015 el presidente nombró a su ex cuñada Laura Guerra al frente de Petróleos de Venezuela en Colombia.

Cuando apenas tenía 24 años ya era padre de dos niñas. No ha perdido el tiempo en darle nietas al presidente.

Entre las frases más estúpidas que ha declarado en público destacan la de «ha fallecido gente viva». Lo dijo en una entrevista a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) el 22 de julio de este año a raíz de las protestas antigubernamentales que se saldaron con 125 muertes por la represión.

Otra frase que ha pasado a la historia es haber dicho que «seré soldado de Chávez hasta más allá de la vida».

A Nicolasito también le gustan los lujos y la dolce vita. Hace dos años salió bailando en una tarima de un lujoso hotel bajo una lluvia de billetes verdes. Tocaban música árabe mientras el hijo del presidente jugaba con un rosario en la mano.

PARA LEER LA NOTICIA COMPLETA DEL PARRAFO SIGUIENTE HACER CLIC EN LA IMAGEN

En una fiesta del Club de la Creole en Maracaibo, Zulia, el hijo del presidente sale en una foto tragando comida. La imagen que la tomó Rita Morales el 11 de junio de este año, fue destruida por la policía política que visitó y revisó su residencia.

Ludmila Vinogradoff @ludmilavino

ABC España

“Las imagenes que salen en la portada, no son de responsabilidad del autor del escrito”

Anuncios

MADURO QUIERE DIALOGAR CON TRUMP

Redacción 8/12/2017 04:47:00 a. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest


Maduro quiere dialogar con los países americanos que le aíslan

Amenaza con 25 años de cárcel «a quienes salgan a la calle a expresar intolerancia

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, instó ayer a los países iberoamericanos que le han aislado a celebrar una cumbre para intentar sortear así el cinturón sanitario al que le someten por el giro autoritario de su régimen. Maduro pidió que se convoque de urgencia un cónclave «a puerta cerrada» de jefes de Estado y de gobierno de América Latina y el Caribe «para atender la denuncia de Venezuela ante el intervencionismo grosero y restituir las relaciones de dialogo», afirmó ante la Asamblea Constituyente. Unos términos que tampoco parecen muy convincentes para celebración de esa cumbre.

Maduro también quiere dialogar con el presidente norteamericano, Donald Trump, para entablar unas relaciones de «respeto». Y conminó así a su ministro de Exteriores, Jorge Arreaza: «Inicie gestiones, canciller, para que yo tenga una conversación personal con Donald Trump, para tener una conversación telefónica con Donald Trump».

El presidente venezolano se mostró afectado por el golpe de las sanciones de Estados Unidos contra 32 altos cargos de su gobierno. Y admitió que su Gobierno está «amenazado» de bloqueo militar y financiero tras el acuerdo de repudio alcanzado por las principales democracias de Iberoamérica en la reunión de Lima, en la que acordaron no reconocer los actos de la Constituyente, con todas las consecuencias económicas que ello pudiera comportar. El relator especial de la ONU sobre derechos humanos, Idriss Jazairy, no obstante, instó ayer a no imponer sanciones económicas directas porque éstas solo empeorarían el sufrimiento de los venezolanos.

Maduro incluso aseguró que dialogara con la oposición «por las buenas o por las malas». Pero la realidad es que día a día el régimen sigue estrechando el cerco a la disidencia y acentuando la represión. En este sentido, el líder chavista dio la orden a su Asamblea Constituyente de redactar una «ley anti odio» para castigar hasta con 25 años de prisión a quienes presuntamente impulsen la intolerancia «en la calle». Un enunciado que, de primeras, suena muy bien, pero que se teme que sea un nuevo instrumento para aplastar las protestas en su contra con penas desmedidas de cárcel.

Nuevas protestas

Maduro precisó: «Aquel que salga a las calles a expresar intolerancia y odio será capturado y será juzgado y castigado con severas penas de 15, 20 y 25 años de cárcel. Así lo propongo aquí en esta ley». Una orden que se dirige así directamente contra la oposición que celebra desde hace más de cuatro meses protestas antigubernamentales reclamando elecciones presidenciales anticipadas, la liberación de 620 presos políticos y el respeto a la Asamblea Nacional que vive bajo la amenaza de ser disuelta. Para hoy la oposición ha vuelto a convocar una manifestación masiva.

Ludmila Vinogradoff @ludmilavino

ABC España

SE BUSCA

Redacción 8/08/2017 05:05:00 a. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

El Ejército venezolano persigue al líder de la asonada y a sus cómplices


Maduro afirma que la situación está bajo control, pero los sublevados aseguran que la rebelión continúa y se extiende a otros cuarteles del país

El Gobierno de Nicolás Maduro desplegó este lunes todos sus medios para «cazar» a Juan Caguaripano, líder de la intentona golpista perpetrada el domingo en una base militar de Valencia, y a nueve de sus cómplices, huidos y en paradero desconocido. De la veintena de asaltantes, al menos dos perdieron la vida y varios resultaron heridos y detenidos, según las versiones del propio Maduro y de los sublevados. Sin embargo, un día después de la asonada, las dudas y la confusión aún no se han despejado.

El presidente Maduro declaró que la situación está bajo control, pero los sublevados manifestaron que continúa el levantamiento y, es más, que otros cuarteles podrían haberse sumado a la rebelión militar.

En medio de una fuerte censura sobre los medios de comunicación, Maduro insistió en que el levantamiento ha sido sofocado, pero el ruido de sables aún se escucha en lo cuarteles. A través de las redes sociales, el capitán Juan Caguaripano Scott, comandante de la «Operación David», como denominó el levantamiento en Fuerte Paramacay (Valencia), informó de que la insurrección proseguía en varios cuarteles del Ejército.

«Sigue la Operación David en Marcha, necesitamos el apoyo de toda la resistencia», escribió en su cuenta de Twitter. Caguaripano añadió: «Debemos ejercer presión en todas las bases militares de todo el territorio nacional, que empuñen sus armar a favor del pueblo que juraron defender». El oficial rebelde se refirió además al robo de armas en al menos cuatro cuarteles: «Hemos sustraído todo el parque de armas del Fuerte Paramacay, de igual forma se sustrajeron armas en el Cuartel en Cojedes, en Carora (Lara) y Táchira».

Fuerte Paramacay tiene el mayor arsenal de blindados del Ejército. Vecinos de Naganagua, donde se halla el fuerte, comentaron en mensajes de audio divulgados por las redes sociales que los rebeldes estuvieron apoyados por cuatro helicópteros que transportaban fusiles, granadas lanzacohetes y otras armas. En uno de esos helicópteros huyó el capitán Caguaripano con parte de los sublevados y alijos de armas.

Agentes del Sebin (policía secreta), la Guardia Nacional y del Cuerpo de Investigaciones Criminalísticas (Cicpc) realizaron patrullas de búsquedaen la glorieta Guaparo, la avenida Universidad y la carretera que conduce hacia San Juan de los Moros (estado Guárico, centro de Venezuela).

En las redes sociales circularon informaciones que señalaban que la Unidad de Cazadores de Maturín (estado Monagas) también se habría sumado a la rebelión. En Furrial (Monagas) nació el número dos del régimen chavista,Diosdado Cabello. El cuartel de La Guaira, litoral de Caracas, también se habría sublevado, según declaraciones aparecidas en la web. Si se confirma esta información que no ha sido verificada de forma independiente, bien podría afirmarse que la rebelión ha comenzado a calar entre los militares.

En Caracas, llamaba la atención este lunes el escaso número de uniformados en los bloqueos de las principales entradas a la ciudad. La mayoría de los que revisaban los vehículos iban vestidos de civil y con un arma en la cintura. Los soldados no se dejaban ver.

El presidente, Nicolás Maduro, calificó por su parte de «aventura» la sublevación de los supuestos «terroristas». Sin embargo, el jefe de los rebeldes declaró que la «unión cívico militar cuenta con el apoyo de la FAN (Fuerza Armada Nacional), del Cicpc (Cuerpo de Investigación Criminalística y Criminal) y de la rebelión civil. Con un sólo objetivo claro:apartar a los paramilitares y su cúpula corrupta».

Control en Fuerte Tiuna


El presidente venezolano ordenó el cierre parcial de las entradas de Caracas y prohibió el acceso a Fuerte Tiuna, sede del Ministerio de Defensa, así como a la zona donde reside el presidente y parte de Gobierno, bajo la protección de la cúpula militar. Maduro destacó que el domingo se produjo un «ataque terrorista» contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que reaccionó de forma «unida y leal». A su juicio fue una operación organizada «desde Miami y Colombia», y que contó con la participación de la periodista venezolana Patricia Poleo.

El presidente ordenó reforzar todas las unidades militares y pidió la máxima pena para los participantes en el asalto. «Quien haga armas contra la República tendrá una respuesta contundente», resaltó. El mandatario precisó, por último, que fue un levantamiento organizado por civiles y no militares, que estarían todos de su parte. «Los siete civiles fueron traídos del Zulia, Yaracuy, Caracas. No es personal militar, les pagaron para traerlos a esta aventura», aseguró Maduro.

Ludmila Vinogradoff @ludmilavino

ABC España

LA REPRESIÓN SIN LIMITES

Redacción 7/22/2017 09:03:00 a. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

La represión sin límites

La brutal  represión que ha lanzado Nicolás Maduro con su brazo armado que es laGuardia Nacional Bolivariana (GNB) contra la población civil desarmada no tiene límites ni moral ni nada. Ahora ha atacado a las familias de los venezolanos dentro de sus propios hogares sin ninguna piedad ni consideración.

Los efectivos de la GNB se ensañaron contra las residencias de los manifestantes porque habían dejado las calles desiertas y solitarias por el paro cívico del jueves, convocado por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una protesta más de las 120 continuas que han vivido los venezolanos desde el 1º de abril, para rechazar la constituyente comunal de Maduro.

Los diputados Freddy Guevara y José Manuel Olivares informaron que el paro alcanzó un 85 por ciento de participación en todo el país y lamentaron  el asesinato de Rodney Tejera en los Altos Mirandinos  y Andrés Uzcátegui en Carabobo durante las protestas registradas en la jornada. Destacó que en Aragua también falleció un hombre a consecuencia de inhalar gases lacrimógenos.

La represión ya se ha cobrado la vida de 100 personas durante casi cuatro meses de protestas. Han arrestado a más de 4.000 y la cifra de presos políticos aumentó a 444.

Los ataques contra las familias también han sido masivos. Y es otra violación a los derechos humanos porque está prohibido disparar contra edificaciones de viviendas civiles.

Es probable que las amenazas del general Sergio Rivero, nuevo comandante de la GNB, se hayan cumplido cuando un día antes del paro ordenara a los jefes de Unidades Tácticas a “apagar cualquier candelita que se prenda…lo que nos queda es atinar la puntería y dar el jueves un golpe duro a estas ratas escuálidas”.

Así lo denunció el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, y lamentablemente la escalada represiva de los miembros de la GNB le ha dado la razón.

Los hogares de las residencias Los Ruices, al este de Caracas, frente a la estatal Venezolana de Televisión, se vieron sacudidas por la arremetida de las bombas lacrimógenas. Los uniformados de la GNB dispararon desde la azotea de la estación de televisión estatal contra las ventanas de los edificios y muchos niños y ancianos salieron asfixiados por los gases.

El asedio implacable de la guardia contra las residencias de Los Ruices duró tres horas.  Todos sus residentes estaban en su domicilio y fueron afectados. Y sin embargo, Maduro culpó al alcalde de Sucre, Carlos Ocaríz, de ser responsable de la violencia, como si él comandara a la GNB.

Otro tanto ocurrió en la Fuente en El Paraíso, al oeste de Caracas,  un antiguo bastión rojo donde quedan pocos chavistas. Había un mercadillo de hortalizas y frutas, que se instala en ese lugar todos los jueves y mucha gente había acudido para hacer las compras. Pero una tanqueta cisterna antimotín  arremetió contra el mercadillo destrozando los toldos y puestos de los verduleros y para colmo los militares robaron todo el dinero de la venta del día.

Como no se conformaron con acabar el mercadillo de La Fuente de El Paraíso entonces la tanqueta lanzó su fuerte chorro de agua a los edificios destrozando los cristales de las ventanas.

Y así los ejemplos sobran de todas las atrocidades que cometieron los uniformados de la GNB durante la huelga. Ese fue el “duro golpe” que el comandante Rivero prometió a las familias en sus casas.

Ludmila Vinogradoff @ludmilavino
http://abcblogs.abc.es/bochinche-venezolano

La oposición y el chavismo disidente planean un plebiscito contra Maduro

Julio 3, 2017 5:23 am

Ambas partes tratarán de frenar la Constituyente en una reunión previesta este lunes en Caracas

La oposición y el chavismo disidente planean la convocatoria de un plebiscito o referéndum contra el presidente Nicolás Maduro y su intención de celebrar una Asamblea Nacional Constituyente. Su objetivo es buscar una salida a la profunda crisis que atraviesa Venezuela. Esta iniciativa forma parte del acuerdo que se prevé que suscriban ambas partes durante una reunión programada para este lunes en Caracas.

El diario venezolano «El Nacional» apuntó que la consulta constaría de tres preguntas. La primera sobre la continuidad de Maduro en la presidencia y la segunda sobre la conveniencia de una Constituyente comunal. Aunque no se ha precisado su texto, habría una tercera pregunta relacionada con el papel de la Fuerza Armada Nacional frente a la violación de la Carta Magna.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se ha puesto en contacto con exministros del desaparecido presidente Hugo Chávez,militares retirados y dirigentes de Marea Socialista (grupo de chavistas contrarios a Maduro), entre otros, para que asistan este lunes a la presentación del documento que plantea una transición democrática y una salida electoral a corto plazo en Venezuela.

La reunión, que está previsto que se celebre en el Teatro del Centro Cultural de Chacao, ha sido promovida por diversas organizaciones y movimientos políticos integrados en la MUD. La exdiputada opositora María Corina Machado es una de las principales promotoras de este encuentro con el «chavismo democrático».

Incógnita sobre los asistentes

La diputada del partido opositor Primero Justicia, Marialbert Barrios, se reservó los nombres de los dirigentes del oficialismo que podrían acudir a la convocatoria de la MUD, pero destacó que este lunes enviará un mensaje a los partidarios del chavismo amenazados por Maduro y a la comunidad internacional. «El pueblo no se divide; cada día se hace respetar y sale a las calles a protestar por la falta de comida, del gas, y está dispuesto a unirse para defender su derecho a vivir en libertad», resumió la diputada opositora.

Los sectores políticos ven con buenos ojos el acercamiento de los chavistas disidentes a la oposición democrática para buscar puntos en común que permitan salir de la aguda crisis y de la amenaza de la Constituyente de Maduro, que rechaza el 90 por ciento de los venezolanos y que será sometida a votación el próximo 30 de julio.

«Juramos trabajar sin descanso por la reconstrucción de Venezuela»

Las diferentes organizaciones que integran la MUD, por otro lado, tomaron juramento este domingo a los miembros de los Comités de Rescate de la Democracia (CRD) en las diferentes plazas y parroquias de Venezuela. Esos comités están integrados por los representantes de las comunidades de vecinos que se han incorporado a la defensa de la Constitución de 1999.

«Juramos ante Dios y la República respetar y hacer respetar los principios por los cuales se levanta esta nación: independencia, libertad y justicia, y trabajar sin descanso por la reconstrucción de nuestro país», declaró el diputado Juan Andrés Mejías en el municipio caraqueño de Baruta.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó para el 30 de julio unos comicios para designar a quienes redactarán un nuevo ordenamiento jurídico a través de una Constituyente. La alianza opositora, sin embargo, insta a sus seguidores a que continúen las protestas en las calles que comenzaron hace tres meses y que se preparen para impedir que los colegios electorales sean utilizados «para un fraude». Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, declaró que la lucha continuará con más fervor porque quedan pocos días para detener la Constituyente de Maduro.

ABC.es

LUDMILA VINOGRADOFF

REUTERS/Carlos Garcia

LOS GUERREROS DE LAS PROTESTAS

Ludmila Vinogradoff | junio 5, 2017 | Artículos | No hay comentarios

La Plaza Altamira  del municipio Chacao es más que un punto de encuentro, de ligues, de movilización y de entretenimiento en la convulsionada Caracas. Ahora y desde hace casi 60 días es el cuartel general de un grupo de jóvenes que se autodenominan los guerreros de la “Resistencia”, que acompañan las protestas de la oposición y se enfrentan a las fuerzas de seguridad.

Los guerreros encapuchados

Los guerreros encapuchados

También se definen como los “escuderos” o “protectores” de los manifestantes que han ocupado la conocida Plaza Francia, inaugurada por el ex presidente Francois Mitterrand. Se han tomado muy en serio su papel protagónico en los choques y enfrentamientos que sostienen a diario con los efectivos de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional.

Escuderos

Escuderos

Este grupo de guerreros encapuchados, que oscila entre 50 y 200 jóvenes en Plaza Altamira, según censos de la Alcaldía de Chacao, no pertenece a ninguna organización que responda por su activismo en la ola de protestas antigubernamentales que desde hace dos meses tienen en jaque al régimen de Nicolás Maduro.

Los choques con las fuerzas bolivarianas de seguridad derivan en violencia. Estos muchachos se enfrentan  con piedras y algunas veces con bombas molotov o de “puputov” de excrementos contra las tanquetas y los uniformados. Viven en las zonas populares de Petare,  Catia, El Valle y La Vega.

Escuderos

Escuderos

La brutal represión ha dejado unas 60 víctimas fatales, más de 10.000 lesionados por los gases lacrimógenos y más de 2.980 detenidos. La cifra de presos políticos ha subido a 303 personas, “es la cifra más alta registrada desde 1958”, afirma el Foro Penal Venezolano.

Nadie ha medido la efectividad de los “guerreros de la resistencia” al acompañar a los manifestantes en las marchas. Es decir, si su lucha contra los uniformados beneficia de alguna manera a la oposición o si generan  más violencia.

Los héroes anónimos

Los héroes anónimos

Lo cierto es que nadie de la oposición se ha responsabilizado por estos guerreros que surgen de manera espontánea. Henrique Capriles ha afirmado que la oposición no está vinculada a estos grupos de jóvenes.

Pedro Luis es un muchacho de 15 años que se encapucha con su camiseta para que “no lo reconozcan”. Se define como “escudero” porque protege a los marchistas. Sus padres no saben que va a la Plaza Altamira en lugar de ir a su liceo. “Es que no tenemos clase”, nos dice. “El salario mínimo no alcanza ni para comer”. El no es de la oposición ni del oficialismo. Solo quiere luchar para que esta crisis acabe de una vez y vuelva la paz.

Otros jóvenes como Pedro Luis se han infiltrado entre los guerreros pero no para luchar co

La guerrera

La guerrera

ntra los uniformados sino para robar a los transeúntes. Se tapan igualmente el rostro, se fabrican sus escudos de cartón y se cuelgan cualquier suvenir o collar que consiguen en la calle. Muchos de ellos se drogan.

Estos jóvenes infiltrados se paran en los semáforos para pedir dinero, atracar o bloquear las calles con barricadas para desnaturalizar las protestas y confundir a los manifestantes. Son los mismos azotes de los barrios que ahora también invaden las zonas residenciales.

Protesta «contra el hambre» en un bastión chavista de Caracas

Junio 4th, 2017 Lady Baba

Cuando decenas de miles de personashacen sonar sus cacerolas en una manifestación multitudinaria, el ruido que producen es ensordecedor y se escucha a larga distancia. Eso es lo que ha ocurrido este sábado en Caracas, en la llamada manifestación de las «ollas vacías», que la oposición convocó en el oeste de la capital venezolana.

Por primera vez desde hace dos meses, la zona oeste de Caracas está participando en las protestas que ha convocado la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y su protagonismo ha centrado la atención de los medios. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) reprimieron con gases lacrimógenos a los manifestantes que intentaban marchar desde Montalbán hacia El Valle. La protesta contra el hambre también se celebró en otras ciudades venezolanas.

Las zonas populares de La Vega, Montalbán y El Paraíso comenzaron a desafiar los obstáculos que le habían impuesto las bandas paramilitares, conocidas como los «colectivos»,para que no salieran a protestar. El pasado viernes, los habitantes de La Vega, todavía bastión chavista, estuvieron 12 horas enfrentándose a tiros con los cuerpos de seguridad. Y este sábado se unieron a sus vecinos de Montalbán y El Paraíso a hacer sonar las cacerolas en la marcha de las «ollas vacías».

La marcha se convocó para protestar contra el hambre y la escasez de alimentos y darle protagonismo al oeste de Caracas. El hambre en los adultos (pérdida de 9 kilos) y la desnutrición infantil están causando estragos en la salud de la población, especialmente en los niños menores de 5 años de los sectores populares, que la ONG Cáritas sitúa en 11 por ciento.

Por ello las ollas vacías se hicieron sonar de manera estruendosa en un sector privilegiado del chavismo. María Cuenca, de 45 años, empleada de la Asamblea Nacional, estaba con su hijo en la marcha. «Protesto porque no hay comida, los productos básicos están siete veces más caros que los regulados y además no se consiguen. Las bolsas de comida del gobierno (Claps) vienen cada dos meses».

Un manifestante de unos 50 años, que pidió mantener el anonimato, también llevó la tapa de una cacerola, que golpeaba como si fuera el batería de una banda de rock. «Protesto desde hace hace 18 años, cuando comenzó el chavismo. Tengo los zapatos gastados de tanto marchar; ahora las ollas están agujereadas de tanto “cacerolear”. Con mi protesta le estoy dando un puntapié o patada a Maduro para que se vaya pronto».

Carlos García, un discapacitado de 30 años, iba en su silla de ruedas golpeando una sartén. «No consigo las medicinas para mi tratamiento, esto es el infierno venezolano. He participado en todas las marchas desde hace dos meses. Sé que los uniformados y pistoleros han asesinado a más de 60 personas, pero sé que si dejamos las protestas entonces no se irá Maduro».

Gases lacrimógenos en el bastión chavista

Es muy significativo que el oeste de Caracas, la zona popular chavista, se sume a las protestas que comenzaron el 1 de abril en el este de la ciudad, donde vive la depauperada clase media venezolana. La represión se ha «democratizado» y los chavistas también reciben su dosis de bombas lacrimógenas, perdigones de balas de goma, canicas y objetos de hierro y vidrios.

La oposición -que ahora representa a la gran mayoría que está en contra del proyecto constituyente de corte comunista que ofrece Maduro para cambiar la Carta Magna de Hugo Chávez- piensa arreciar las protestas para reclamar elecciones generales.

LUDMILA VINOGRADOFF / Diario ABC (España)

VENEZOLANOS EXIGEN LA VUELTA A LA DEMOCRACIA

 

Redacción 4/19/2017 07:19:00 p. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest


Venezolanos exigen la vuelta a la democracia

El espectacular despliegue de fuerzas de seguridad, los obstáculos para la movilidad y la contramarcha chavista impulsada por el propio Gobierno no impidieron que una multitud se adueñara ayer de las calles de Caracas para reclamar el restablecimiento del orden constitucional en Venezuela y la celebración de elecciones generales.

La llamada «madre de todas las marchas», convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) después de semanas de protestas contra el régimen presidido por Nicolás Maduro, partió desde 26 puntos distintos de la capital y discurrió, en riadas de personas vestidas en su mayoría de blanco, hacia la céntrica sede de la Defensoría del Pueblo. Se calcula que hubo tantos o más particpantes que en la «toma de Caracas» del pasado 1 de septiembre, cuando un millón de manifestantes reclamaron un referéndum revocatorio para apartar a Maduro del poder, que no se llegó a celebrar.

La capital venezolana amaneció ayer sitiada por las fuerzas del orden, con los accesos por carretera bloqueadas y los vehículos blindados de los agentes antimotines apostados en las principales avenidas. Una veintena de estaciones de metro permanecieron clausuradas para añadir problemas a la movilidad de los manifestantes.

La «megamarcha» opositora, organizada bajo la consigna de «No + Dictadura», se desarrolló en medio de un ambiente de tensión desde que a las seis de la mañana empezaron a avanzar los primeros participantes.

Frente a la también llamada «gran marcha contra el golpe», en alusión a la apropiación por el Supremo de competencias de la Asamblea Nacional a finales de marzo, desde el Gobierno se promovió a última hora una contramanifestación chavista, bautizada como «Marea roja». 

Miles de personas con camisetas encarnadas desfilaron para mostrar lealtad al régimen vigente desde la plaza de Venezuela hasta el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia, a solo cinco manzanas del punto de llegada de la marcha opositora. Buena parte de los integrantes de la «Marea Roja» eran funcionarios a los que se pasó lista, obligados a acudir bajo amenaza de perder su puesto de trabajo. Para trasladarlos hasta los lugares de concentración se emplearon autobuses oficiales. Con todo, la afluencia a esta contramarcha fue inferior a la lograda por la convocatoria opositora y no llegó a cubrir dos manzanas de las seis de la avenida Bolívar.

Gases lacrimógenos

Como en días anteriores, las fuerzas bolivarianas se emplearon a fondo con los contrarios a Maduro. En la zona del Paraíso, la Guardia Nacional disolvió una de las marchas con el empleo de gases lacrimógenos.

Figuras destacadas de la oposición, como el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, o Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda inhabilitado por 14 años, se vieron afectados por esta herramienta disuasoria, así como Lilian Tintori y Antonieta Mendoza, respectivamente esposa y madre de Leopoldo López, el líder opositor encarcelado. La dirigente María Corina fue impactada con una bomba lacrimógena en la espalda.

El acoso a los antichavistas tuvo consecuencias más trágicas, sin embargo, en la plaza La Estrella, en San Bernardino, donde Carlos José Moreno Barón, de entre 17 y 19 años, murió de un disparo de bala en la cabeza. Según medios locales, un grupo de hombres en moto irrumpieron amedrentando a los opositores y uno de ellos habría abierto fuego, alcanzando a este joven. Fue trasladado a un hospital, pero no sobrevivió. Anoche se apuntó en distintos medios la muerte de una joven de 23 años en Táchira, también por disparo de bala en la cabeza.


Llamadas a la libertad

La víspera, Julio Borges leyó un comunicado de la Asamblea Nacional dirigido a la Fuerza Armada en el que pedía el cese de los «abusos», el «hostigamiento» y la «represión» y poder marchar en paz. Ayer la propia fiscal general, Luis Ortega, aseguró en otra nota pública que los responsables de los organismos de seguridad del Estado «deben garantizar el derecho a manifestarse de manera pacífica, bajo un estricto apego a los derechos humanos». En este sentido, agregó que los mecanismos de negociación «deben agotarse antes del uso de la fuerza pública». Ortega es la misma que, después de que el Supremo arrebatara competencias al Parlamento, advirtió de que esa apropiación suponía una «ruptura del orden constitucional».

Así mismo, la Conferencia Episcopal Venezolana reclamó al Gobierno «respetar en sus actuaciones la dignidad de las personas y el derecho a la libre expresión de la protesta».

Aunque Caracas concentró la mayor de las protestas de ayer, esta no fue la única. También hubo manifestaciones de la oposición en otras ciudades venezolanas, como San Cristóbal, estado Táchira, y Mérida, donde las autoridades dispersaron con gas lacrimógeno la protesta.

También en el extranjero. En Madrid, varios centenares de venezolanos se concentraron a las 18:00 horas en la emblemática Puerta del Sol en apoyo de los participantes en las marchas en su país y de la «familia, hermanos, amigos, que están en Venezuela sobreviviendo». Otro centenar se concentró antes frente a la Embajada.

Ludmila Vinogradoff  

Abc – España

Enviar este artículo a tus seguidores