Archivos de etiquetas: #JesusAlexisGonzalez

Experimento revolucionario: ruta hacia la desgracia

Octubre 7, 2017

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- Los dramáticos acontecimientos, acaecidos en la Unión Soviética entre 1936 a 1938 como un camino para forzar el cambio violento de la sociedad, excelentemente reseñados en “El Gran Terror” (Conquest Robert, Oxford University, 1990), hechos que ya había anticipado Lenin en el Congreso del Partido (1921) cuando señaló: “Nosotros hemos fallado en convencer a las amplias masas….ningún movimiento profundo y popular ha tenido lugar sin su cuota de suciedad, sin aventureros y testaferros, sin elementos pedantes y ruidosos…un partido gobernante inevitablemente atrae oportunistas y muchas deformidades burocráticas….las semillas de la espiga comunista carecen de cultura general”. Es así, que la trascendente reflexión de Lenin ha sido históricamente soslayada por los “procesos revolucionarios” que han emergido basados en los “postulados” de la hoy desaparecida Unión Soviética (tal como el indeseable socialismo del siglo XXI del caso venezolano), mediante el uso de una “fraseología marxista” (que en lo conceptual una minoría apenas la entiende) donde se escudan a efectos de no reflejar su incapacidad de pensamiento en función de ir más allá de procurar la “destrucción del capitalismo” (sistema de mercado) sin tener la menor idea de cuál ha de ser “nuevo” orden socioeconómico que ha de instaurarse.

La denominada Revolución de Octubre de 1917, no fue un alzamiento popular– las masas trabajadoras se mostraron neutrales– siendo que la toma del poder fue una operación casi puramente militar en un país que no estaba listo para un gobierno “proletario y socialista” apuntalado por un “centralismo democrático” perfilado por una disciplina partidista con implícita aceptación y sumisión a la línea del partido, en complemento con la siniestra aplicación de algunas leyes. Desde el inicio, se intentó imponer un estricto control a la economía-incluido un Departamento de Economía con responsabilidades de seguridad similares al Departamento de Policía Secreta- convencidos que la abolición de los ingresos provenientes del capital era el único principio necesario de moralidad social. En tal contexto, se fundamentó la colectivización (convertir en colectivo) de la agricultura (equivalente hoy en Venezuela a la “colectivización de la economía”) para imponer la voluntad del partido sobre el campesinado formulando un “plan” de 2 años para alcanzar una completa colectivización, siendo que en los primeros 3 meses el número de propiedades campesinas incorporadas a las granjas colectivas pasó de 4 millones a 14 millones (en mucho nos recuerda el indeseable “exprópiese” aplicado en la naciente dictadura de Venezuela), mientras que más de la mitad de todos los hogares campesinos fueron colectivizados en 5 meses. Tal acción, propició que entre 1932 y 1933 Ucrania, el Cáucaso Norte y el Bajo Volga sufrieran una terrible hambruna-terror que indujo la muerte de más de 7 millones de personas (otras estimaciones la elevan a 10 millones) que, sostienen algunos autores, fue organizada por Stalin completamente consciente y de acuerdo a lo planeado, en aras de aplastar al campesinado para imponer el sistema de granjas colectivas, que la valió ser descrito como el genio demoníaco de la Revolución quien actuaba motivado por un deseo de poder y venganza adherido a ideas abstractas, absolutas y fundamentalmente utópicas (Venezuela retorna al pensamiento), y en la práctica no tenía criterio distinto al éxito lo cual significaba violencia y exterminio físico y espiritual (por cierto, veía “enemigos”, “gente de doble cara” y “espías” en todas partes) siempre apuntalado por una camarilla de oportunistas, aduladores y lacayos (de nuevo se muestra el caso venezolano); quienes en sumisión al líder condujeron a la Revolución al borde de la ruina ante la absurda obsesión de tener un Estado rico pero una población pobre.

El desastre económico y el estancamiento político fruto de la evidente incapacidad, no fue aprovechado por la oposición para salir al frente pese a considerar el liderazgo de Stalin como catastrófico, ya que aconsejaban esperar con paciencia un cambio en el modo de actuación del Partido desperdiciándose inefectivamente en sus propias preconcepciones (¿diálogo con la dictadura?); en armonía con la visión-obviamente comprometida-de los afectos al Partido quienes señalaban que la lealtad hacia Stalin (año 1932) estaba basada principalmente en la convicción de que no había nadie que pudiese ocupar su lugar, y que cualquier cambio de liderazgo era extremadamente peligroso por tanto debía continuar su curso ya que detenerlo o intentar una retirada significaría la perdida de todo.

Afortunadamente para el pueblo ruso, la URSS entró en el periodo de GLASNOST (Apertura, en ruso) que enfatizó en la verdad y mostró los desastres económicos y sociales, señalando claramente que el sistema de economía centralmente planificado sustentado en una interminable coerción había sido un total fracaso encontrándose en un punto muerto y por tanto requería ser desmantelado; aunado a la lamentable muerte de cerca de 40 millones de personas la mitad de ellas en el terror campesino de 1929 a 1933, y la otra mitad desde 1937 a 1953. Hoy día, Rusia que heredó la mayoría de las bases industriales de la Unión Soviética, es el primer productor de gas natural a nivel mundial con unos 44.770 de metros cúbicos/mes (provee más del 30% de todo el gas natural importado por la Unión Europea) y uno de los primeros productores de petróleo del mundo.

Venezuela, en contraste, y a la luz de unos 18 años de un “proceso marchando” hacia un socialismo del siglo XXI de indefinido sostén ideológico y en contracorriente a la historia, nos ha conducido a la ¡desgracia! (acontecimiento que provoca sufrimiento o tristeza) a la luz de una profunda crisis de progreso y bienestar con marcada relevancia de una ¡crisis humanitaria! signada por un “terror alimentario-medicinal” que, en lo mínimo, está afectando la estabilidad emocional de la familia al tiempo de experimentar una explosiva mezcla de rabia y desesperanza. Tal acontecer se desarrolla, luego que el país experimentó la “fuga” de unos US$ 300.000 MILLONES por los caminos de la corrupción durante los doce primeros años de la “revolución”; monto al cual debe añadirse los últimos seis años (y ojalá sean los finales)

Reflexión final: “El remedio inventado por Lenin y Trotsky, la supresión general de la democracia, es peor que el demonio que se suponía que iba a curar”, Rosa Luxemburg.

 

@JesusAlexisGo10

Anuncios

“Yuan-BO”: una bravuconada frente al aislamiento

Septiembre 23, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

JesusAlexisGonzalez

Jesús Alexis González.-

Una moneda de reserva, es aquella universalmente aceptada por los Gobiernos, Bancos Centrales y Organismos Multilaterales (Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional) en pro de mantenerlas como parte importante de las reservas internacionales, al tiempo de cumplir con las funciones de (1) Medio de intercambio, (2) Alternativa de inversión, (3) Unidad de cuenta, y (4) Mercado de renta fija; siendo al propio tiempo la más utilizada para fijar precios a los productos transados internacionalmente (petróleo y otros minerales, oro, materias primas, alimentos y más) y de servicios (transporte internacional y costos financieros), cumpliendo con facilitar las operaciones de comercio internacional.

A partir de Julio 1944, en la Conferencia de Bretton Woods, EEUU, se estableció el dólar estadounidense como la principal moneda de reserva haciendo referencia al oro para fijar su precio, lo cual se eliminó en 1973 luego de derrumbarse dicho sistema sin afectar la posición del US$, al tiempo que las principales monedas pasaron a un régimen de cambio flotante. El US$, mantuvo su posición habida cuenta de las bondades y ventajas que confiere una sólida moneda de reserva a la seguridad y continuidad del comercio internacional al igual que propicia la liquidez mundial. La intención de reemplazar el US$ como moneda de reserva (más por razones políticas que económicas-financieras) ha estado siempre latente (el euro y el yuan lo han intentado con logros muy parciales); y de igual modo se han perfilado estrategias en ese sentido como por ejemplo que los países petroleros cambien el precio y su moneda de transacción a otra moneda (a fin de cuentas es su producto y están en su derecho); e igualmente China, que cuenta con la gran mayoría de los Bonos del Tesoro estadounidenses, intente de manera unilateral variar la composición de monedas incluidas en sus reservas internacionales con una simple operación de venta de sus US$, lo cual obviamente induciría una devaluación de dicha moneda y por ende de las reservas estadounidenses.

Resulta pertinente recordar, que a partir del 1 de Octubre 2016 el FMI incorporó el Renmimbi chino (RMB) popularmente conocido como yuan a la cesta de monedas que componen los Derechos Especiales de Giro (DEG) cuyas funciones son: activo oficial de reserva, moneda de uso financiero y medida de valor, y pueden ser intercambiados por monedas de libre uso para proporcionar liquidez al sistema económico mundial siendo que a partir de ese momento se considera al yuan como una moneda ampliamente utilizada y activamente negociada conforme a la definición de moneda de libre uso contenida en el Convenio Constitutivo del FMI; para sumarse al US$, al Euro (reemplazó en 1999 al Marco alemán y al Franco francés), al Yen japonés, y a la Libra Esterlina británica en el entendido que el DEG es un activo de reserva complementario creado en 1969 a efectos de complementar las reservas oficiales de los países miembros. El US$ se utiliza en el 40% de los pagos a nivel mundial, el Euro en un 30%, y el Yuan en un 1,78%.

Durante este Septiembre 2017, el gobierno venezolano (¿?) asomó la pretensión de no seguir haciendo uso del US$ en sus operaciones comerciales a nivel internacional en favor del Yuan, al igual que reorientar las subastas de divisas complementarias (DICOM) hacia esa misma moneda lo cual, sin duda alguna, impulsará la tendencia alcista en el precio del US$ en el mercado doméstico hacia niveles desorbitantes con evidente impacto hiperinflacionario. Tal pretensión, aunque totalmente legitima, no deja de ser a nuestro parecer una cínica bravuconada (simulación de valor, fanfarronada) gubernamental que pudiere generar males adicionales en un país como Venezuela que se encuentra aislado de potenciales fuentes de financiamiento externo en momentos de aguda crisis; aunado a que EEUU es el principal comprador de nuestro petróleo y por tanto el más seguro y casi único “suministrador” de divisas, las cuales tendrían que ser convertidas en yuanes sin la existencia de una cotización que emane de un promedio de muchas transacciones (prácticamente no efectuamos), ni por equivalencia de otras monedas con relación al yuan ya que muy pocos países utilizan la moneda china en sus operaciones internacionales. Es claro, que Venezuela está en el derecho de exigir a cualquier país el pago en yuanes (que con seguridad no tienen) por el petróleo que les exporta, siendo una situación que puede revertirse en: (A) Una contracción en la ya disminuida demanda mundial de nuestro crudo; (B) Una dependencia hacia China, ya que los pocos yuanes que recibirá el país solo podrán ser utilizados para efectuar operaciones comerciales con ese país (¿imperio chino?); y (C) Un brusco descenso de las ya disminuidas reservas internacionales venezolanas. Complementariamente, merece la pena acotar algunos aspectos del acontecer chino como que teniendo una línea de swap que asciende a unos US$ 430.000 millones casi nunca se utiliza, que la posesión extranjera de Acciones chinas es de un 0,8% y la de Bonos de un 2%, que la tenencia de yuanes en los Bancos Centrales del mundo como divisa es de 1% (el US$ es de 64%), que Australia su mayor socio comercial apenas factura en yuan el 0,5% de sus exportaciones, que los extranjeros prácticamente no compran Bonos Corporativos chinos, y que en Hong Kong apenas un 5% de los depósitos bancarios están en yuan y más de un 38% en US$.

Es de recordar, que nuestras reservas internacionales tienen su origen en las exportaciones del sector público (fundamentalmente petróleo), y en las inversiones extranjeras y los préstamos provenientes del exterior (inexistentes en ambos casos); mientras que su destino se vincula con las importaciones de bienes y servicios, pago de deuda externa (pública y privada), y con los gastos de viajeros y turismo (al ritmo que vamos se ausentarán las líneas aéreas); y su composición se estructura con oro (más del 76% del total sin saber dónde se encuentran las barras), con Derechos Especiales de Giro por un remanente de un 6% del total ( ya que el país no presenta información ante el FMI), con efectivo un 14% aproximadamente, y con otros activos como depósitos a la vista y a plazos en bancos extranjeros (del Estado no de los corruptos y otros) por un 3,8% aproximado. Vale citar, que el manejo eficiente de las reservas en función a procurar un adecuado desenvolvimiento económico, ha de responder a tres criterios (1) Seguridad (activos de calidad), (2) Liquidez (activos que se puedan negociar fácilmente) y (3) Rentabilidad (activos que provean un rendimiento adecuado); criterios estos que han venido siendo altamente desatendidos y que ahora pretenden eliminarlos en su totalidad.

Reflexión Final: Muy simple, ¡¡Vamos de mal a peor!!

@JesusAlexisGo10

Patriotismo contra EEUU ¿y Cuba?

Septiembre 9, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- El patriotismo, suele referenciarse como un Valor que procura cultivar el respeto y amor que debemos a la Patria materializado en un trabajo honesto y la contribución personal al bienestar común. En similitud de enfoque, otras corrientes lo definen simplemente como el Valor que propicia cultivar el respeto y amor a la Patria mediante un comportamiento honesto.

Por su parte, José Joaquín de Mora señala que “Amor a la Patria es un sentimiento más templado y menos activo que el patriotismo. Amar a la Patria no es lo mismo que sacrificarse en su servicio. Ama a la Patria el que, ausente de ella, vive triste y deseoso de restituirse a sus hogares. Tiene patriotismo, el que consagra a la Patria su hacienda, sus servicios y su existencia”; mientras que Patriota es toda persona que ama y defiende a su país a diferencia de un patriotero que alardea de patriotismo con ostentación y afectación.

El patriotismo como valor social, ha de entenderse como un sentimiento que vincula a los seres humanos con su país natal o adoptivo al cual se enlazan a través de la ley, de la cultura, de la historia y de los valores humanos que cultivan como integrantes de la sociedad, al punto de generar cohesión social y nacional sin aproximarse, por un lado al “chauvinismo” y a la xenofobia que son rechazos infundados hacia personas y países foráneos, ni por otro lado al entreguismo que es un antivalor definido como la tendencia a vender los intereses patrios a poderes extranjeros, ni a un nacionalismo exagerado que desprecia en su pensar, sentir y actuar a otras Países.

El “patriotismo populista” venezolano, sustentado en la externalidad de EEUU como “enemigo externo” ha sido una constante del régimen instaurado en 1998 luego de las fallidas intentonas de golpe de Estado; tal y como sucedió en Febrero 2006 cuando H. Chávez expulsó al Agregado Militar de EEUU por “espía” al tiempo de advertir que retiraría (como en efecto sucedió) a toda la Misión Militar, e igualmente en Septiembre 2008 el mismo H. Chávez le dio 72 horas al Embajador de EEUU para salir de Venezuela expresando: ¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda!

El “territorio libre de yanquis” de los últimos diez años, no contribuyó en lo más mínimo con la calidad institucional de Venezuela y muy por el contrario hemos transitado hacia una poderosa corrupción gubernamental y tráfico de narcóticos, que luego transfieren, principalmente, al sistema financiero e inmobiliario estadounidense. Es así, que p.ej. el 23/Ago/2017 un recientemente juramentado por la AN como Magistrado del TSJ experto en la materia de legitimación de capitales, aseguró contar con los soportes que involucran a más de cien personas que en los recientes 18 años han “lavado” unos US$ 800.000 millones en una mezcla de delincuencia organizada infiltrada en el Estado vinculada con corrupción cambiaria, negocios de suministros a diferentes entes del Estado, construcción de viviendas y a la negociación con oro; astronómica cifra que holgadamente supera los US$ 100.000 millones ( 12,5% del total) que requiere la desvalijada Venezuela, para ponerse en marcha según cuantifica un reconocido grupo de expertos nacionales e internacionales. En el mismo tenor, el Presidente de la Comisión de Contraloría de la AN declaró (24/Ago/2017) que el gobierno nacional (¿?) destinó más de US$ 22.000 millones para adelantar 12 obras con la empresa brasileña ODEBRECHT que luego de 11 años no han sido culminadas, en “evidente corrupción por sobornos e intereses particulares”, sentenció. A tan indeseable escenario, ha de agregarse que a PDVSA le deben US$ 11.603 millones a la luz de cuentas por cobrar “por ventas de petróleo crudo y sus productos, en el marco de los acuerdos y convenios suscritos con gobiernos de otros países” (Informe Auditado de PDVSA, 2016).

Retornando a lo que el gobierno (¿?) denomina “injerencia yanqui”, el Vicepresidente de EEUU hablando en Doral, Miami FL (23/Ago/2017) expresó enfáticamente que su país está dispuesto a hacer uso de todo su poder e influencia para ayudar a los venezolanos a recuperar la democracia, al tiempo de afirmar que “son muchas las opciones que tenemos para Venezuela y seguiremos ejecutándolas junto a los países de la Región, hasta que sean libres. Estados Unidos no permanecerá de brazos cruzados en momentos que Venezuela se desmorona”. De igual modo, planteó los problemas de lavado, financiamiento del terrorismo, de narcotráfico y de la crisis institucional en el país, señalando al mismo tiempo que EEUU usará su fuerza diplomática y económica para restaurar la democracia en Venezuela, habida cuenta que como “un Estado fallido amenaza la seguridad del hemisferio”, reiterando que EEUU “no se quedará cruzado de brazos mientras pasa lo que pasa en Venezuela” en una situación que mencionó como “una tragedia”. Por su parte, el Presidente del Parlamento Europeo en fecha 28/Ago/2017 expresó: “creo que hay que tomar medidas contra el régimen antidemocrático de Maduro”; mientras que el 29/Ago/2017 el Presidente de Francia calificó como dictadura el régimen venezolano y en simultaneo sostuvo: “Nuestros conciudadanos no entienden cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela. Un dictador que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante”.

En lo atinente a Cuba, y en concordancia con datos que maneja quien fuera Jefe de Telecomunicaciones de la Casa Militar entre 2001 y 2003, afirmó que entre 1997-1998 entraron a Venezuela 167 cubanos con la intención de colaborar con H. Chávez en su campaña electoral presidencial, cifra que aumentó luego del 2002 con más de 3.000 Agentes de Inteligencia. Otra fuente señala, que con posterioridad al Convenio Integral de Cooperación entre Cuba y Venezuela (año 2000) se conformó un “ejercito de asesores” que ya para el 2014 superaba los 44.000, de los cuales un 25% provienen de los Comités de Defensa de la Revolución de Cuba expertos en labores de vigilancia contra la disidencia; adicionalmente a unos 3.000 Agentes del G2.

Reflexión final: En esta oportunidad, dejamos este espacio para uso del amable lector en cuanto a deslindar qué país tiene mayor nivel de injerencia en Venezuela: ¿EEUU o Cuba?

@JesusAlexisGo10

Patriotismo contra EEUU ¿y Cuba? – Jesús Alexis González Ponce

El patriotismo, suele referenciarse como un Valor que procura cultivar el respeto y amor que debemos a la Patria materializado en un trabajo honesto y la contribución personal al bienestar común. En similitud de enfoque, otras corrientes lo definen simplemente como el Valor que propicia cultivar el respeto y amor a la Patria mediante un comportamiento honesto.
Por su parte, José Joaquín de Mora señala que “Amor a la Patria es un sentimiento más templado y menos activo que el patriotismo. Amar a la Patria no es lo mismo que sacrificarse en su servicio. Ama a la Patria el que, ausente de ella, vive triste y deseoso de restituirse a sus hogares. Tiene patriotismo, el que consagra a la Patria su hacienda, sus servicios y su existencia”; mientras que Patriota es toda persona que ama y defiende a su país a diferencia de un patriotero que alardea de patriotismo con ostentación y afectación.
El patriotismo como valor social, ha de entenderse como un sentimiento que vincula a los seres humanos con su país natal o adoptivo al cual se enlazan a través de la ley, de la cultura, de la historia y de los valores humanos que cultivan como integrantes de la sociedad, al punto de generar cohesión social y nacional sin aproximarse, por un lado al “chauvinismo” y a la xenofobia que son rechazos infundados hacia personas y países foráneos, ni por otro lado al entreguismo que es un antivalor definido como la tendencia a vender los intereses patrios a poderes extranjeros, ni a un nacionalismo exagerado que desprecia en su pensar, sentir y actuar a otras Países.
El “patriotismo populista” venezolano, sustentado en la externalidad de EEUU como “enemigo externo” ha sido una constante del régimen instaurado en 1998 luego de las fallidas intentonas de golpe de Estado; tal y como sucedió en Febrero 2006 cuando H. Chávez expulsó al Agregado Militar de EEUU por “espía” al tiempo de advertir que retiraría (como en efecto sucedió) a toda la Misión Militar, e igualmente en Septiembre 2008 el mismo H. Chávez le dio 72 horas al Embajador de EEUU para salir de Venezuela expresando: ¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda!
El “territorio libre de yanquis” de los últimos diez años, no contribuyó en lo más mínimo con la calidad institucional de Venezuela y muy por el contrario hemos transitado hacia una poderosa corrupción gubernamental y tráfico de narcóticos, que luego transfieren, principalmente, al sistema financiero e inmobiliario estadounidense. Es así, que p.ej. el 23/Ago/2017 un recientemente juramentado por la AN como Magistrado del TSJ experto en la materia de legitimación de capitales, aseguró contar con los soportes que involucran a más de cien personas que en los recientes 18 años han “lavado” unos US$ 800.000 millones en una mezcla de delincuencia organizada infiltrada en el Estado vinculada con corrupción cambiaria, negocios de suministros a diferentes entes del Estado, construcción de viviendas y a la negociación con oro; astronómica cifra que holgadamente supera los US$ 100.000 millones ( 12,5% del total) que requiere la desvalijada Venezuela, para ponerse en marcha según cuantifica un reconocido grupo de expertos nacionales e internacionales. En el mismo tenor, el Presidente de la Comisión de Contraloría de la AN declaró (24/Ago/2017) que el gobierno nacional (¿?) destinó más de US$ 22.000 millones para adelantar 12 obras con la empresa brasileña ODEBRECHT que luego de 11 años no han sido culminadas, en “evidente corrupción por sobornos e intereses particulares”, sentenció. A tan indeseable escenario, ha de agregarse que a PDVSA le deben US$ 11.603 millones a la luz de cuentas por cobrar “por ventas de petróleo crudo y sus productos, en el marco de los acuerdos y convenios suscritos con gobiernos de otros países” (Informe Auditado de PDVSA, 2016).
Retornando a lo que el gobierno (¿?) denomina “injerencia yanqui”, el Vicepresidente de EEUU hablando en Doral, Miami FL (23/Ago/2017) expresó enfáticamente que su país está dispuesto a hacer uso de todo su poder e influencia para ayudar a los venezolanos a recuperar la democracia, al tiempo de afirmar que “son muchas las opciones que tenemos para Venezuela y seguiremos ejecutándolas junto a los países de la Región, hasta que sean libres. Estados Unidos no permanecerá de brazos cruzados en momentos que Venezuela se desmorona”. De igual modo, planteó los problemas de lavado, financiamiento del terrorismo, de narcotráfico y de la crisis institucional en el país, señalando al mismo tiempo que EEUU usará su fuerza diplomática y económica para restaurar la democracia en Venezuela, habida cuenta que como “un Estado fallido amenaza la seguridad del hemisferio”, reiterando que EEUU “no se quedará cruzado de brazos mientras pasa lo que pasa en Venezuela” en una situación que mencionó como “una tragedia”. Por su parte, el Presidente del Parlamento Europeo en fecha 28/Ago/2017 expresó: “creo que hay que tomar medidas contra el régimen antidemocrático de Maduro”; mientras que el 29/Ago/2017 el Presidente de Francia calificó como dictadura el régimen venezolano y en simultaneo sostuvo: “Nuestros conciudadanos no entienden cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela. Un dictador que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante”.
En lo atinente a Cuba, y en concordancia con datos que maneja quien fuera Jefe de Telecomunicaciones de la Casa Militar entre 2001 y 2003, afirmó que entre 1997-1998 entraron a Venezuela 167 cubanos con la intención de colaborar con H. Chávez en su campaña electoral presidencial, cifra que aumentó luego del 2002 con más de 3.000 Agentes de Inteligencia. Otra fuente señala, que con posterioridad al Convenio Integral de Cooperación entre Cuba y Venezuela (año 2000) se conformó un “ejercito de asesores” que ya para el 2014 superaba los 44.000, de los cuales un 25% provienen de los Comités de Defensa de la Revolución de Cuba expertos en labores de vigilancia contra la disidencia; adicionalmente a unos 3.000 Agentes del G2.
Reflexión final: En esta oportunidad, dejamos este espacio para uso del amable lector en cuanto a deslindar qué país tiene mayor nivel de injerencia en Venezuela: ¿EEUU o Cuba?
Economista Jesús Alexis González
04/Sep/2017

Rencor económico: líder de la resistencia

Agosto 12, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- Iniciamos con una “nostálgica” referencia: A la Asamblea Nacional le corresponde establecer las líneas rectoras del régimen económico, consagrar los derechos económicos de los ciudadanos y delimitar el ámbito de participación del Estado en la vida económica a tenor de los aspectos regulados en la denominada Constitución Económica; habida cuenta que la CRBV (hoy “cuestionada” por sus promotores) en aras de evitar dogmatismos ideológicos consagra una neutralidad política y por tanto no establece modelo económico o una orientación política-económica. Es así, que previo a la entrada en vigencia de la CRBV (1999), el otrora máximo tribunal de la República en sentencia del 15/Dic/1998 sostuvo: “La Constitución Económica, entendida como el conjunto de normas constitucionales destinadas a proporcionar el marco jurídico fundamental para la estructura y funcionamiento de la actividad económica, no está destinada—salvo el caso de las constituciones socialistas de modelo soviético—a garantizar la existencia de un determinado orden económico…”; principio acogido en la Exposición de Motivos de dicha CRBV al hacer referencia a un equilibrio entre Estado y Mercado (libre accionar de la oferta y la demanda) a la luz de una armonía entre eficiencia y justicia económica, en el marco del principio de subsidiariedad que hace énfasis en que el Estado no puede acaparar las iniciativas individuales y colectivas.

La violación constante de la CRBV (especialmente de la Constitución Económica) por parte del descontextualizado “gobierno nacional”, ha venido arrastrando hacia el precipicio a la economía venezolana al punto que según estimaciones del Fondo Monetario Internacional tendrá para el año 2017 una disminución superior al 32% (entiéndase como reducción de su tamaño) en comparación con finales del 2013, es decir en 4 años a un promedio anual del –8%, en un escenario de desaceleración que ha inducido un paro de la actividad económica que afecta negativamente la renta per cápita al extremo de configurar una recesión con elevada inflación que abrió las puertas a la estanflación (estancamiento económico con inflación) que facilitó la aparición de una terrible depresión materializada en una profunda caída de la actividad económica ante una fuerte disminución del PIB y una pronunciada contracción de la demanda por ¡13 trimestres consecutivos! (más de 3 T se considera una crisis) desde finales del 2013 al II T 2017, o lo que es lo mismo ¡¡durante 3 años y medio!!, luego de un máximo histórico de crecimiento de 17,9% en 2004 y de un 5,5% en 2012 siendo este el último año de crecimiento positivo que ha experimentado Venezuela durante esta “pesadilla revolucionaria”; la cual se tornó más tenebrosa a partir del 2013 cuando se instala en el poder la mayor calamidad de nuestra vida republicana que da inicio a un indetenible crecimiento negativo que partió con un –3,9% en 2014, un –7,15 en 2015, un 13,8% en 2016, y un estimado de –15% para 2017 que ya muestra elevada tasa de inflación, escasez y desabastecimiento de alimentos y medicinas al igual que de otros productos esenciales; aparte de un desastroso comportamiento de la mayoría de las variables macro y microeconómicas.

Sea propicio referenciar, que el 5/Mar/2016 la Asamblea Nacional por intermedio de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico, presentó un Informe contentivo de “10 propuestas para superar la crisis” de acuerdo a: Primera: Respetar el derecho de propiedad y el Estado de derecho; Segunda: Disminuir la inflación y mejorar el ingreso de la población; Tercera: Apoyar la producción nacional; Cuarta: Incentivar la diversificación de la economía; Quinta: Unificar gradualmente los tipos de cambio; Sexta: Flexibilizar el control de precios; Séptima: Diseñar una nueva política petrolera; Octava: Aplicar una política social eficiente para reducir la pobreza; Novena: Refinanciar de forma voluntaria la deuda externa; Décima: Ejecutar una política de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Ante la indeseable instalación de la doblemente fraudulenta asamblea nacional constituyente (minúscula y tamaño intencionales), supuestamente por ¡dos años!, se infiere con obviedad manifiesta que intentaran cambiar o eliminar aquellos artículos de la CRBV de fundamento económico (nos limitamos a ellos en razón del presente Artículo) que les resultan “incomodos” para sus pretensiones de instaurar “formalmente” un régimen cubano-venezolano-farc, tales como: Artículo 150 “La celebración de los contratos de interés público nacional requerirá la aprobación de la de la Asamblea Nacional en los casos que determine la Ley”; Artículo 187 Le corresponde a la Asamblea Nacional: ejercer funciones de control sobre el Gobierno y la Administración Pública Nacional, discutir y aprobar el presupuesto nacional, autorizar los créditos adicionales al presupuesto, aprobar las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la Nación, autorizar al Ejecutivo Nacional para celebrar contratos de interés nacional; Artículo 318 “Las competencias monetarias del Poder Nacional serán ejercidas de manera exclusiva y obligatoria por el Banco Central de Venezuela”; y muy especialmente el Artículo 320 “El Estado debe promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios para asegurar el bienestar social”. Todo ello, sin dejar de “imaginarnos” que esa asamblea nacional constituyente puede tomar un “atajo” y simplemente ¡eliminar la Asamblea Nacional! o mantenerla en “desacato”.

Reflexión final: Impedir la consolidación de la dictadura, que sin duda alguna continuaría hipotecando el futuro del país (y lamentablemente de nuestra heroica juventud) pasa por deslastrarnos de egoísmos subalternos (en especial las organizaciones con fines políticos al igual que los revolucionarios de conveniencia), y salir de nuevo unidos a mantener caliente la calle como una estrategia de “sobrevivencia” a la luz de continuar presionando por una salida ¡constitucional! de NMM y su pequeño “grupo de compañía” todos bajo la protección de la cúpula militar; en el entendido que en caso contrario una mayoría morirá de hambre en la casa y otros tantos presos.

@JesusAlexisGo10

Jesús Alexis González: Plebiscito: al remate como en 2007

Fran Tovar 10 Julio, 2017 El pizarrón de Fran0 Comments

Tal y como felizmente recordamos, el 2 de Diciembre 2007 el pueblo rechazó la pretensión “revolucionaria” de conducir a Venezuela hacia un Estado socialista modelo sobre el cual, en honor a la verdad no tenían (ni tienen) claridad alguna, solapando dicha ignorancia y otras intenciones soterradas en el contexto de una oferta electoral marcadamente populista tal como reducir la semana laboral legal, disminución de la edad para votar, seguro social para los trabajadores independientes en situación de pobreza, participación directa de los consejos comunitarios en el gasto público, y un largo etcétera. Luego de  perfilada la “trampa demagógica”, plantearon un referéndum constitucional que partió como iniciativa de H. Chávez a los fines de modificar 69 Artículos de la CRBV (33 presentados por H. Ch. y 36 incorporados por la Asamblea Nacional) equivalente al 20% del total (350) en un texto constitucional que recién se había aprobado como la “mejor constitución del mundo”; el cual fue posteriormente sujeto a  un referéndum consultivo diseñado con “edulcorantes propuestas” donde apenas participó el 55,9% de la población electoral y un 44,11% de abstención, luego de una “campaña política” desarrollada entre el 4 de Noviembre y el 1 de Diciembre de 2007 donde el oficialismo utilizó el eslogan: “Porque el pueblo, de que sabe, sabe. La reforma es poder eterno para el pueblo”.

El referéndum consultivo se estructuró en dos Bloques, el A con las propuestas de H.Ch. y el B con las propuestas agregadas por la AN, que en conjunto se sustentó en la siguiente pregunta: ¿Aprueba usted el proyecto de Reforma Constitucional con sus Títulos, Capítulos, Disposiciones Transitorias, Derogatoria y Final? SI o NO. Como es conocido, el pueblo rechazó ambos Bloqueshabida cuenta que en el A el SI obtuvo 4.379.392 votos (49,29%) y el NO 4.504.354 (50,70%), mientras que en el B el SI obtuvo 4.335.136 votos (48,94%) y el NO 4.522.332 (51,05%); todo ello en un escenario donde hubo una gran cantidad de boletas en blanco como una forma de demostrar su rechazo a la gestión de gobierno manteniendo al mismo tiempo su rechazo hacia la llamada “IV República”. El resultado reflejó una disminución superior a los tres millones en  los votos obtenidos por H.Ch. con respecto a lo alcanzado en 2006 (el año anterior) y de 1.200.000 en relación al supuesto número de inscritos en el PSUV; en un desastroso acontecer (para ellos) ni remotamente esperado al punto que en Agosto 2007, durante una manifestación como acto de campaña H. Ch. afirmó: “Vamos a pulverizar a la oposición en el referéndum” apoyando su creencia, suponemos, por una década donde permanentemente vio crecer los votos a su favor como resultado de la estrategia populista de estimular el crecimiento económico por la vía del gasto público gracias a la cuantiosa elevación del precio promedio de nuestro crudo a partir del año 2000, al tiempo de restar la debida importancia a la inversión destinada a superar la obsolescencia, conservación y ampliación del aparato productivo nacional en favor de las importaciones como una política de control inflacionario, aunada a una rígida asignación de divisas (a pesar de la abundancia) utilizada como una “herramienta política-partidista” para intentar destruir cualquier ente prodemocrático (hecho que desató una brutal corrupción). Simultáneamente, auspiciaron un atroz plan desarticulado de expropiaciones y de transferencia de exitosas empresas hacia improvisados “empresarios socialistas” en una inobservancia intencionada de la ciencia económica que dio inicio a un acelerado deterioro socioeconómico que todavía no han podido detener, y muy por el contrario nos ha ubicado a nivel mundial como una de las economías de menor crecimiento del PIB y de más alta inflación, y que de mantenerse en el poder la “revolución” la tasa pudiere alcanzar en 2008 un 2.000% lo cual facilita estimar que para Diciembre de ese año un “pan canilla” costará Bs 29.612.

Del mismo modo, no les  impidió la derrota el haber iniciado en 2003 el Sistema Nacional de Misiones (Misiones Bolivarianas) también impulsado por el aumento del precio del petróleo a principios de la década del 2000; pero  a pesar de la derrota H. Ch. en cadena nacional  expresó: “No retiro ni una sola coma de esta propuesta, esta propuesta sigue viva. Seguiremos trabajando en favor del Proyecto de Reforma Constitucional para construir la democracia socialista”. En efecto así lo hicieron por el camino de la AN, cuando incorporaron mediante leyes, en una manifiesta burla de la voluntad popular, el 89,8% de las propuestas rechazadas estando aún pendientes (según ellos) siete artículos relacionados con los Derechos Económicos, con el Poder Público Municipal, con el Poder Ejecutivo Nacional, con el Período Presidencial, con el Consejo de Estado, con las Entidades Descentralizadas, y con la Defensa de la Estabilidad Económica; todas las cuales (y más) pretenden ahora incorporar (si lo permitimos) mediante un adefesio de asamblea nacional constituyente (minúsculas intencionales).

Reflexión Final: La “Negociación política”, entendida como el medio de comunicación que utilizan las organizaciones sociales con fines partidistas en pro de alcanzar una decisión consensuada respecto a un tema político, aislada de cualquier forma de chantaje gubernamental, constituye después de la opinión expresada con votos la mejor opción para superar los conflictos que afectan a la sociedad civil, muy especialmente cuando las causas emanan de un pésimo desenvolvimiento gubernamental, que por razones constitucionales no se debe interrumpir hasta el fin del mandato. Siendo por tanto, necesaria la presión del pueblo en la calle exigiendo la renuncia del mandatario como la única alternativa pacifica viable para lograrlo, y así evitar en lo posible la presencia de una anarquía (desaparición temporal del poder público) propiciadora del “dejar hacer ciudadano” que podría traducirse en peores males que el problema mismo que se aspira solucionar. De igual modo, en la convulsionada Venezuela de la actualidad, ha de evitarse la bizantina discusión (“discutir el sexo de los ángeles”) de corte leguleyesca en cuanto a que el plebiscito es ilegal y que debe asumirse como una consulta popular, al extremo de despreciar el ejercicio de la soberanía cuando lo que se pretende con el “evento electoral” del venidero 16 de Julio (que sin duda será de multitudinaria participación) es, en terminología económica, un “efecto demostración” (efecto vecino) como vitrina para presentarle al mundo (y a los nacionales no democráticos) el aplastante rechazo a NMM que ya ronda el 95%, a pesar de lo cual mantiene un empecinamiento por permanecer en el poder (o alargarlo con el adefesio constituyente) apoyándose en una atroz represión criminal que ya alcanza el asesinato de 100 hermanos en 100 días de manifestaciones constitucionales y pacíficas. En fin, ha de mantenerse el “calor de la calle” hasta tanto se produzca la renuncia de NMM.

Costa del Sol 93.1 FM – Calle Bideau N° 29 – Güiria – Venezuela

Loading…

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg” NS = “http://www.w3.org/2000/svg” />FacebookTwitterGoogle+EmailWhatsAppCompartir

Anarquía, ANDestructiyente y arrepentimientos

Julio 8, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- La anarquía como palabra, es asociada usualmente con ideas distintas tales como caos, terrorismo, “cada quien hace lo que quiere” y otras; siendo que en realidad se aplica estrictamente en el ámbito político haciendo referencia a una ausencia de gobierno como consecuencia de la conducta que asume una mayoría poblacional de perderle el respeto al no estar de acuerdo con su sistema burocrático e inclinaciones ideológicas, al punto de asumir una absoluta desobediencia hacia las normas y reglas establecidas.

En lo específico de la crisis sociopolítica venezolana del presente, nos atrevemos a señalar que la causa fundamental ha de encontrarse en una “anarquía inducida” por el propio aparato gubernamental (con participación de paramilitares y colectivos armados), que le ha facilitado crear, entre otras muchas pretensiones dictatoriales, un entramado legal de marcado “cinismo judicial” con eje en el tsj (minúsculas intencionales), que p.ej. declaró la nulidad de la inmunidad parlamentaria (27/Mar/17) en ponencia conjunta de la sala constitucional por encontrarse, supuestamente, la Asamblea Nacional en desacato y por mantener una conducta que desconoce gravemente los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico, como son la paz, la independencia, la soberanía y la integridad territorial, las cuales constituyen “Traición a la Patria”. Igualmente, le “ordenó” a NMM que para “salvaguardar el orden constitucional y garantizar la gobernabilidad del país”, debía tomar las medidas necesarias en lo civil, económico, militar, penal, administrativo, político, jurídico, y social en aras de evitar un “estado de conmoción”; todo ello dentro del marco de Estado de Excepción vigente.

La “orden” dada por el tsj a NMM, emerge como una clara referencia de las intenciones soterradas que tiene el fracturado y repudiado gobierno, con complicidad del cne, de intentar permanecer indefinidamente en el poder en pro de romper con el orden democrático, de instaurar una dictadura “a la cubana” y un largo etcétera; intenciones que presumen materializar a la luz de una “innecesaria” Asamblea Nacional Destructiyente (AND) habida cuenta que al regente del palacio de Miraflores ya tiene la globalidad del poder asignado por vía del tsj, el cual ha venido utilizando para destruir el país apoyándose para tales fines en la “mejor Constitución del mundo”; para luego desde los escombros, suponemos, refundar la Nación con “albañilería” cubana-comunista después que la AND facilite la labor de “demolición” del piso democrático. El rechazo del pueblo a la AND en un 90%, no deja duda alguna en cuanto a que el soberano intentará, con fundamento constitucional, detener el “inicio formal” del proceso demoledor previsto para el 31/Jul/17 sin temer a la criminal represión que se intensificará en esa fecha, en un contexto donde los “golpistas revolucionarios” tienen amplia experiencia forjada desde los dos golpes de Estado de 1992 cuando fueron capaces de impulsar 400 asesinatos que luego “ampliaron” en 2012 y 2014 con otros 60 continuando en 2017 con otros 85; hasta alcanzar una “experiencia acumulada” de unos ¡553 asesinatos políticos!

Resulta propicio recordar, que hace 15 años (22/Oct/2002) se llevó a cabo el denominado Pronunciamiento de Militares Democráticos desde la Plaza Francia en Altamira, Caracas, ocasión cuando invocando los Artículos 333 y 350 de la CRBV se declararon en desobediencia legítima al tiempo de desconocer el régimen, alegando que el pueblo no podía obedecer a un gobierno que: (1) Ha cometido crímenes de lesa humanidad, (2) Ha desencadenado la más brutal corrupción, (3) Ha triplicado la pobreza, (4) Ha penetrado y politizado a la Fuerza Armada, (5) Ha atentado contra el derecho de propiedad, (6) Ha destruido el aparato productivo, (7) Ha propagado el ODIO entre los venezolanos, y (8) Enaltece y justifica la violencia fratricida. A tenor de los alegatos, convocaron al pueblo a respaldar la desobediencia y desconocimiento del régimen por todos los medios posibles a su alcance. Es de perogrullo señalar, que la realidad plasmada por aquellos Militares ha aumentado y diversificado hasta hacer coincidir, tres lustros después, el “Pronunciamiento de la Plaza Francia” con el clamor popular del presente en lo que respecta a ejercer el 333 y el 350 en favor de producir una salida constitucional de NMM; teniendo como sensible diferencia la ausencia de un pronunciamiento de las Fuerzas Armadas Institucionales, que en ningún caso debe contextualizarse como en apoyo a la oposición sino como un decidido apoyo al restablecimiento del orden constitucional y un rechazo a la criminal represión militar-cívica; y así dar una demostración tangible que no están de acuerdo ni con la AND ni con la oligarquía militar “socialista”.

La dramática crisis multicausal que viene experimentando Venezuela, propiciada por una pésima gestión gubernamental alimentada de populismo y corrupción, nos impulsa a recordar al periodista cubano Miguel Angel Quevedo quien fue propietario y director de la revista Bohemia que llegó a ser una de las más populares en la isla y a nivel mundial; siendo que durante la dictadura de Fulgencio Batista apoyó con vehemencia la “revolución castrista” hasta inclusive publicar el legendario Manifiesto de la Sierra Maestra mediante una edición especial de un millón de ejemplares la cual se agotó en pocas horas. Como es bien conocido, cuando Fidel Castro asumió el poder expropió y clausuró Bohemia en conjunto con otros periódicos, emisoras, canales de televisión, teatros; en complemento con variados desafueros como fue el caso de los masivos fusilamientos, escenario que indujo el suicidio de M.A. Quevedo en su humilde vivienda de Miami un 13/Ago/1969 dejando una carta-testamento contentiva de profundas reflexiones tales como: “Sé que después de muerto lloverán sobre mi tumba montañas de inculpaciones. Que querrán presentarme como el único culpable de la desgracia de Cuba. Y no niego mis errores ni mi culpabilidad; lo que si niego es que fuera el único culpable. Culpables fuimos todos, en mayor o menor grado de responsabilidad. Fidel no es más que el resultado del estallido de la demagogia y de la insensatez. Todos contribuimos a crearlo”.

Reflexión final: En Venezuela, aún estamos a tiempo de evitar que mañana tengamos que testimoniar en tardía mea culpa: ¡culpables fuimos todos de haber entregado a Venezuela a una camarilla que actúa solo motivada por intereses personales!

@JesusAlexisGo10

Jesús Alexis González: Referendo consultivo ¿por la paz?

Fran Tovar 19 Junio, 2017 El pizarrón de Fran0

La Carta Magna venezolana, otorgó especial importancia al tema del Referendo Popular  incorporarando cuatro tipos: consultivo, revocatorio, aprobatorio y abrogatorio. A tenor del presente artículo haremos referencia al referendo consultivo nacional (RCN), ante el hecho de haberse producido una  “convocatoria dictatorial” para una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) (¿golpe de estado constituyente?) por iniciativa Presidencial violentando la participación y protagonismo del pueblo, en lo que al ejercicio de su soberanía se refiere  al no haber sido consultado a pesar de ser la ANC una materia de trascendencia nacional.

El 25/Abr/1999, se llevó a cabo en Venezuela el primer RCN (sustentado adicionalmente en el Art. 181 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política) en ocasión de consultar al Soberanosobre la convocatoria a una ANC y sobre la aprobación de las consecuentes bases ; para lo cual se efectuaron dos preguntas:

¿Convoca usted una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico que permita el funcionamiento efectivo de una Democracia Social y Participativa? SI o NO

¿Está usted de acuerdo con las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional para la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, examinadas y modificadas por el Consejo Nacional Electoral en sesión de fecha Marzo 24, 1999, y publicadas en su texto íntegro, en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela No 36.669 de fecha Marzo 25, 1999? SI o NO

El Gobierno obtuvo la victoria en ambas preguntas, con un 87,75% (3.630.998 votos) en la primera y un 81,77% (3.382.075 votos) en la segunda;  con posterioridad y con 131 constituyentistaselectos por sufragio directo, universal y secreto, se inició el 03/Ago/1999 por 6 meses (establecido en las bases) la redacción del nuevo ordenamiento jurídico nacional. Es de resaltar, que entre el momento de la aprobación por parte del CNE de las bases (24/Mar/1999) y de su publicación en la Gaceta Oficial (25/Mar/1999) transcurrió ¡un día! y apenas ¡un mes! para  la celebración del evento electoral (25/Abr/1999); al tiempo que el referendo consultivo para aprobar la nueva Constitución se realizó ocho meses después (15/Dic/1999) de haberse realizado la consulta popular (luego de seis meses de discusión y aprobación del texto), habida cuenta que, como ya se citó, en las basesse estableció la obligación de someter el proyecto de la nueva Constitución aprobada por la ANC a consulta de los ciudadanos por medio de un proceso electoral; que en efecto se llevó a cabo y aprobado con el 71,78% (3.301.475 votos) en respuesta a la pregunta:

¿Aprueba usted el proyecto de Constitución elaborado por la Asamblea Nacional Constituyente? SI o NO

De igual trascendencia resulta recordar, que el hoy Presidente N. Maduro expresó el 23/Abr/2013que “hace 14 años se realizó el primer referendo consultivo nacional en la historia de Venezuela impulsado por el Comandante Supremo Hugo Chávez, para convocar una Asamblea Nacional Constituyente que tendría como misión elaborar una nueva Constitución más amplia e incluyente” (…) “La nueva Carta Magna planteó la creación de un Estado democrático y social de derecho, basado en la corresponsabilidad del pueblo, con pluralismo en la gestión de gobierno, lo que se conoce como Poder Popular y le da músculo a la democracia participativa y protagónica” (AVN, 25/Abr/2013).

Ante la crisis nacional,  que ha impulsado un escenario de rebelión popular materializada por protestas y manifestaciones, que a pesar de ser pacíficas y constitucionales, han devenido en unos 72 hermanos asesinados en estos ochenta días que se cumplen hoy 19/Jun/17; dicha rebelión fue estimulada tanto (1) por las sentencias del TSJ que entre otros hechos desdibujó las competencias de la AN; como (2) por la desatención gubernamental al clamor del pueblo sobre la urgencia de atender cuatro aspectos básicos: respeto y reconocimiento de la AN, apertura de un canal humanitario (alimentos y medicinas), elecciones generales en 2017, y libertad para los detenidos por asuntos políticos (unos 359); abanico de peticiones que han tenido como “respuesta” una cruel y sanguinaria represión militar-cívica.  En función de ello, y dada la imposibilidad de un dialogo entre las partes en conflicto, nos permitimos formular dos interrogantes:

  • En el supuesto (negado de nuestra parte) de llevarse a cabo el evento electoral constituyente ¿Se someterá a referendo consultivo el texto resultante?
  • Ante la indeclinable voluntad de una gran mayoría poblacional de no abandonar la rebelión popular, ¿No sería más pertinente y eficiente en procura de alcanzar la paz, se adelante un referendo consultivo para conocer si el soberano desea o no una ANC? A los  fines de esta interrogante, bastaría con formular una simple pregunta tal como: ¿Convoca usted una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de alcanzar la paz? SI o NO

Previo a intentar responder a las no tan fáciles interrogantes, nos parece obligante referenciar una sentencia de la Sala Constitucional del TSJ del 28/May/2003 donde se sostiene que “El referendo consultivo (…) es un medio de participación directa, mediante el cual es posible consultar a la población su opinión sobre decisiones políticas de especial trascendencia, (…) y en cuanto su eficacia jurídica no tiene carácter vinculante ya que consiste, únicamente en una consulta a la población sobre su parecer en determinadas materias consideradas de especial trascendencia”.

Ahora bien, en relación a la primera interrogante N. Maduro anunció (El Universal, 04/Jun/17): “Propondré de manera expresa, abierta y taxativa: la nueva Constitución saldrá a referendo consultivo para que la gente diga si está de acuerdo con la nueva Constitución reforzada o no está de acuerdo”. En lo que respecta a la segunda interrogante, la percepción generalizada apunta hacia un total y profundo rechazo a la ANC. De tal escenario, emana una nueva inquietud: Siendo como pareciera ser, que el voto popular en ambos casos sería contrario a la pretensión constituyentista, con la salvedad de no ser vinculante el resultado, cabe preguntarse (i) ¿El gobierno estaría dispuesto a retirar el nuevo texto Constitucional? ; (ii) ¿El gobierno suspendería el proceso?

En fin, y dada la obviedad de las respuestas, se infiere que la única alternativa en favor de la paz es convocar, con la inmediatez posible, elecciones generales; lo cual pudiere hacerse realidad si el pueblo, en acatamiento a la desobediencia civil en armonía con la  obediencia constitucional, se mantiene y aumenta la ¡¡presión de calle!!

Jesús Alexis González: Negociación ¿con represión y constituyente tramposa?

Fran Tovar 12 Junio, 2017 El pizarrón de Fran0

En Venezuela, se ha desvirtuado el poder de la negociación al punto de resultar descalificadas las personas que se “sientan” con el “contrario”, lo cual en mucho está inducido por la percepción (cierta o no) que cuando ello ocurre es con la finalidad de alcanzar “acuerdos” para favorecer sus propios intereses. La negociación política suele definirse como una alternativa de comunicaciónutilizada en pro de alcanzar una decisión consensuada que contribuya a resolver conflictosrespecto a un tema político en particular; en el entendido que cada una de las partes tiene opciones para resolver la situación y muy especialmente aquel sector que cuenta con el apoyo del pueblo habida cuenta que las voluntades colectivas tienen mucho más fuerza que las voluntades individuales. Vale acotar, que cuando de negocia en política no equivale a un “combate”  entre personas sino que se enfrentan y cotejan problemas; y en razón de ello los involucrados han de mostrar una actitud no confrontativa, tolerante y respetuosa.

Hagamos un alto para preguntarnos: ¿Existe disposición gubernamental de conversar sobre los problemas del país cuando a diario se reprime con manifiesta crueldad las manifestaciones pacíficas y Constitucionales? ¿Será que la cadena de mando de la represión espera “atemorizar” e inducir que el pueblo se habitúe al asesinato de jóvenes? Continuemos. Sirva de referencia (por demás conocida), que en los 76 días transcurridos desde el 28/Mar/17 cuando se escuchó el grito de rebelión popular y durante los cuales una mayoría del pueblo ha ejercido su derecho constitucional a manifestar y protestar, unos 70 hermanos (fundamentalmente los menores) han sido asesinados de manera cruel (se presume que en un 50% está involucrada la GNB). Lo más dramático de tal acontecer (que está propiciando la ira colectiva) es que la cúpula militar-cívica (con notoria ausencia del liderazgo Presidencial) ya asumió como “normal” el asesinato de adolescentes al extremo de manipular mediáticamente los hechos para “mostrar” una realidad distorsionada al punto de hacer de las consecuencias la causa; con el agravante que los “lideres” de la represión parecieran “predecir” el fin del descontento popular en función al incremento en el número de asesinatos y heridos.

Tan espantosa situación emana, suponemos, en razón de haber internalizado (asimilar ideas, emociones, u otros sentimientos) que disparar contra pacíficos manifestantes no es un acto sanguinario sino un combate en un contexto de “guerra interna” para repeler (con violencia y odio incluido) a unos “enemigos” (¿ejército de muchachos?) que están “saboteando” la excelente gestión gubernamental (¿?) para, afirman, promover un “golpe de estado” con apoyo del imperialismo estadounidense en complicidad con la Asamblea Nacional y de una parte importante de las organizaciones sociales con fines partidistas (¡!). Resulta nefasto (por decir lo menos), que la “oligarquía revolucionaria” apoyada por una “nueva clase social” de advenedizos ricos surgidos abruptamente, y en aras de intentar evadir la sanción por delitos imprescriptibles e imposibilitados como están de ocultar “internacionalmente” fortunas alcanzadas con un ingreso mensual promedio que apenas supera (en el mejor de los casos) los cinco salarios mínimos,  esté generando un rio de sangre juvenil para obstaculizar la restitución del hilo Constitucional al tiempo de restarle toda importancia al dolor tanto de las familias afectadas como de la sociedad civil en general; ocupándose mediáticamente de “discutir” de manera abierta y banal ¡no lo matamos nosotros, fueron ellos! o ¡el muerto no era opositor, era chavista! como si la vida humana no fuese de interés, e igualmente sin darle relevancia a la  motivación sociopolítica que ha impulsado las muertes.

Por otro lado, y ante la aspiración madurista de una permanencia eterna en el poder, insisten en adelantar una Constituyente “formalizada” con una “Base Comicial” inconstitucional, a sabiendas que la opinión pública (según Consulta de Datanalisis del 04/Jun/17) en un 85%considera innecesario cambiar la CRBV, un 86,1% estima obligante realizar una consulta popular para convocar la ANC, un 69,1% rechaza la convocatoria; al tiempo que un 72,4% evalúa negativamente a N. Maduro. Volvemos a preguntarnos: ¿Bajo el escenario descrito, el oficialismo estará dispuesto a “marchar” mansamente y en paz negociada hacia el “cadalso electoral”? Veamos. Es de perogrullo inferir, que la provocación (bravuconada pendenciera) de ir bajo esas condiciones a un evento electoral constituyente, con el añadido de haber expresado la aspiración de refundar la Nación para edificar el socialismo, en mucho o en todo está sustentada por la “certeza” que tienen en las bondades que le brinda una elección de Constituyentes (¿?) de forma Sectorial y Territorial que les facilitaría (si el pueblo no se opone) “ganar” y controlar la ANC con apenas el 20% o menos de los votos, habida cuenta que 364 asambleístas  (67,9% del total) serían Constituyentes Territoriales por Municipios electos en función a unas “normas” que facilita p.ej. que el Distrito Capital con una población de 3.137.710 elige 7 Constituyentesmientras que Apure con 587.056 elige 8; e igualmente el Zulia con 4.323.476 elige 22 y Trujillo con 787.988 elige 21; y Miranda con 3.992.347 elige 22 mientras que Mérida con 992.971 elige 24, etcétera. Adicionalmente se eligen, aparte de los 8 asambleístas indígenas (1,5% del total), 173 (32% del total) Constituyentes Sectoriales provenientes de la administración pública, las universidades no autónomas, empresas del Estado, Comunas y Consejos Comunales, empresarios, pensionados y personas con discapacidad; siendo de especial inquietud conocer de qué manera se conformó ese Registro Electoral Sectorial.

Reflexión final. Ante el coraje y valentía con visión de continuidad que está demostrando la rebelión popular, pareciera que (1) como expresó el Papa (08/Jun/17) “Sólo retornará la iniciativa del diálogo en Venezuela si se cumplen cuatro condiciones: la apertura de un canal humanitario, la presentación de un cronograma general de elecciones, el respeto a la autonomía de la Asamblea Nacional y la liberación de los detenidos por causas políticas”; o (2) con basamento de romanticismo utópico, que el Presidente y el Vicepresidente dimitan, y así paralizar el derramamiento de sangre y la represión.

Pretensión Comunal a fuego y sangre

Junio 7, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

Enviar a un amigo Enviar a un amigo

0 Comments

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- Iniciemos recordando, que el Plan de la Patria fue asumido en el actual “proceso” como el “testamento político del “Comandante Supremo” el cual fue elevado en 2013 al rango de Ley por la Asamblea Nacional bajo la denominación de Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019, hasta convertirlo en el eje transversal de su “modelo” político, económico y social, soslayando la voluntad expresada por el pueblo en el referéndum de 2007 cuando rechazó la pretensión “revolucionaria” de cambiar estructuralmente la CRBV en pro de conformar un Estado Comunal. Ahora en 2017, insisten en retomar el camino comunal por intermedio de un adefesio constituyente, apuntalado indebidamente tanto por el TSJ como por el CNE, con la intención soterrada de utilizar la Asamblea Nacional Constituyente (si el pueblo permite que se instale) para (i) revocar todos los poderes constituidos (AN, Fiscalía General, Gobernaciones, Alcaldías y un largo etcétera), y para (ii) impedir la celebración de eventos electorales (especialmente el Presidencial) para procurar preservar a cualquier costo (incluido asesinatos, heridos, detenidos, secuestrados y más) el poder en aras de tener a Venezuela como “refugio”, para intentar que la histórica cúpula gubernamental evada su responsabilidad personal por los delitos de lesa humanidad y de corrupción cometidos.

A tenor de lo antes señalado, nos permitimos reinsertar en la mente del venezolano algunas de las propuestas, que bajo la figura de Artículos, fueron presentados por los “revolucionarios” en la oportunidad que aspiraron modificar en nuestra CRBV 69 de ellos (33 presentados por H. Chávez y 36 por la AN) lo cual fue rechazado por el bravo pueblo el 02/12/2007. Recordemos algunos de dichos Artículos: 16: El territorio nacional estará integrado por Comunas, las cuales a su vez se conformarán en Comunidades que constituirán el núcleo territorial básico e indivisible del Estado Socialista Venezolano; 18: El Estado desarrollará una política integral para articular un Sistema Nacional de Ciudades, donde se incorporará un nuevo poder: el Poder Popular; 70: Como medio de participación y protagonismo del pueblo para la construcción del socialismo, se incorporarán los Consejos del Poder Popular y los Consejos Comunales; 112: Se promocionará el desarrollo de empresas y de unidades económicas comunales; 136: Se añade el Poder Popular como un nuevo Poder Público; 158: Se reemplaza la descentralización como política nacional para dar paso a la participación protagónica del pueblo; 168: Se otorga participación en las competencias municipales a los Consejos del Poder Popular; 184: Descentralización de los municipios para incorporar los Consejos Comunales; 299: Se modifican los fundamentos del régimen socioeconómico para basarlos en los principios socialistas, antiimperialistas y de cooperación; 318: Se elimina la autonomía del Banco Central de Venezuela y se supedita al Poder Ejecutivo; 321: Las reservas internacionales serán administradas por el Presidente de la República en coordinación con el Banco Central de Venezuela.

El espíritu y propósito de una gran mayoría de los Artículos antes citados han venido siendo incorporados (burlando la voluntad del pueblo) en el marco legal y operativo de la vida nacional (con tímida resistencia oposicionista) haciendo valer lo expresado por H. Chávez luego de conocer su derrota: “No retiro ni una sola coma de esta propuesta, esta propuesta sigue viva”. Es así, p.ej. que la Ley Orgánica del Poder Popular (LOPP) publicada en la Gaceta Oficial No 6.011 del 21/Dic/2010, tiene por objeto desarrollar y consolidar el Poder Popular como estrategia para satisfacer la pretensión “revolucionaria” de establecer un Estado socialista bajo la figura de un Estado Comunal en paralelo al Estado Constitucional teniendo a las Comunas como célula fundamental y a los Consejos Comunales como centros ejecutores a la luz de la propiedad social de los medios de producción; todo ello con la firme intención de demoler el Estado Constitucional, como bien anticiparon en 2005 durante el Foro Social de Porto Alegre cuando anunciaron la construcción del socialismo del siglo XXI, y para suplantar al Municipio por las Comunas en su rol de unidad política primaria de la organización nacional; al punto de ir sistemáticamente aprobando un conjunto de leyes orgánicas, (aparte de la ya citada LOPP), tales como: de las Comunas, del Sector Económico Comunal, de Planificación Pública y Comunal, del Sistema de Transferencias de Competencias y Atribuciones de los Estados y Municipios a las Organizaciones del Poder Popular, de Contraloría Social, y otras; conformando un marco jurídico barnizado con el supuesto ejercicio de la soberanía popular directamente por el pueblo en todo ámbito del desenvolvimiento y desarrollo de la sociedad; que por cierto están desconociendo con la iniciativa del Presidente de celebrar una ANC Comunal sin la aprobación del pueblo en quien reside intransferiblemente la soberanía según establece el Art. 5 Constitucional.

Con el Plan de la Patria 2013-2019 (antes citado), se pretende un centralismo presidencial en pro de construir las bases socialistas en vinculación con el Poder Popular, al extremo de tener previsto (en caso de no oponernos) que en los Consejos Comunales se agrupe más del 70% de la población así como fundar 24.000 Consejos Comunales; en el entendido que la actividad planificadora de la Comuna se ejercería (si dejamos avanzar el adefesio constituyente) a través del Plan Comunal de Desarrollo bajo la coordinación del Consejo de Planificación Comunal, en armonía con los proyectos definidos en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

Reflexión final: El uso de armas de fuego (cargadas con metras, tuercas, bombas lacrimógenas, perdigones, y más) contra las manifestaciones pacíficas y constitucionales apegadas al Art. 350 Constitucional pareciera ser la única “estrategia” que tiene el gobierno militar-cívico para contener físicamente a un pueblo que en más de un 85% desea la renuncia de N. Maduro, lo cual ha inducido un terror electoral en la cúpula “gobiernera” que en mucho emana del recuerdo de la derrota de H. Chávez en 2007 cuando propuso un cambio estructural de la CRBV, en un momento cuando mantenía un liderazgo y popularidad nada comparable con el presente.

@JesusAlexisGo10