Archivos de etiquetas: JaimeGranda

Oposición ni comunidad internacional aciertan con la cura para la peste que está acabando una democracia petrolera

OPINIÓN

by JAIME GRANDA

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg” NS = “http://www.w3.org/2000/svg” />0

Ni la oposición local ni la comunidad internacional parecen acertar con la cura para esta peste que está acabando con una democracia petrolera.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, reiteró esta semana que la ideología comunista y el cristianismo son similares, pues los conceptos de igualdad, fraternidad y justicia están en las Sagradas Escrituras.

En pasadas columnas lo hemos dicho y otros lo han comentado desde hace mucho tiempo. Debemos agregar que el cristianismo resume los conceptos básicos de todas las religiones. Lo que debe quedar claro es que ese parecido de la ideología comunista y el cristianismo ha sido señuelo para los ingenuos que terminan eligiendo a personajes que al final insultan a las religiones y asumen el papel de Dios.

Millones de venezolanos están sufriendo por morder ese señuelo en diciembre de 1998. Ocurre que  la promesa es mejorar lo que han hecho otros gobernantes. Una vez en el poder, el paraíso terrenal es solo para los que apoyen a esos secuestradores de los poderes de lo que inicialmente era un país democrático. Para los que se oponen a esos gobernantes, no hay paraíso, sino infierno.

Esos secuestradores utilizan a fondo lo que dicen libros como los de la Sociedad Internacional para la Conciencia Krsna en cuanto a que “uno puede atraer la atención de Dios al volverse sumiso”. Es evidente que la mayoría de los dirigentes políticos busca igualarse con Krsna, “el más atractivo, el más hermoso, el más opulento, el más poderoso y el más letrado”. Con sumisión a Krsna podemos llegar al planeta espiritual, dicen esos libros.

La sumisión es lo que más encanta a estos gobernantes que al estar en el poder plantean abiertamente que quien quiera mejorar su condición de vida, debe aceptar con sumisión sus caprichos y extravagancias. Total, ellos sí lograron su paraíso y se sienten bendecidos por todos los dioses.

Es decisión de cada uno decidir entre morir de hambre o someterse a los que abusan de su poder, mientras la comunidad internacional mira hacia otros lados a cambio de alguna tajada de los recursos de  ese país. En Cuba es el manejo de lugares turísticos. En Venezuela hay más para repartir. Así que si en Cuba, el proyecto iniciado por Fidel Castro va por 59 años, en Venezuela puede durar más. Apenas anda por los 19 y los gobernantes cuentan con petróleo, oro, diamantes, coltán y mucho más. Se pueden dar el lujo de permitir que el hampa desatada acabe con el turismo. Los atracadores saben que de vez en cuando pueden pasar algunas vacaciones en las cárceles cinco estrellas que son el orgullo de su gerente ministra.

Todo eso parece posible ante la confusión y las peleas internas de los que acceden a los medios de comunicación social para decir que están luchando para superar este mal gobierno, pero a cada rato ayudan a que ese mal gobierno se recupere cuando sus errores son inocultables. No parece casualidad que cuando este o el anterior gobernante pasan por un mal momento, aparecen grupos de la supuesta oposición cometiendo alguna torpeza que le permite al gobierno recuperarse.

Mientras tanto, Venezuela sigue la ruta de Cuba, sin que la oposición local ni la comunidad internacional acierten con la cura para esta peste que está acabando con una democracia petrolera.

@jajogra

Anuncios

La evolución de la especie humana clama para que las naciones del mundo estén unidas por la democracia

13 Enero, 2018

Por:

Jaime Granda

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

La evolución de la especie humana clama para que las naciones del mundo estén unidas por la democracia.

La realidad que rodea el diálogo entre un sector del gobierno de Venezuela y un sector de su oposición obligan a analizar mesuradamente lo planteado por el prestigioso economista venezolano Ricardo Hausman en su artículo del pasado 02 de enero bajo el título “El día D para Venezuela”.

La idea central del planteamiento es que la legítima Asamblea Nacional abra juicio al actual presidente, porque ha destruido el país y ha cerrado todas las vías pacíficas para una solución negociada que evite que miles de venezolanos sigan muriendo por hambre, problemas de salud y la creciente inseguridad ciudadana. La polémica incluye pedir apoyo militar a otras naciones para que se cumpla lo acordado.

El planteamiento de Hausman ha puesto de manifiesto prejuicios que impiden que el continente evolucione hacia sistemas políticos que permitan a sus habitantes crecer y ayudar al crecimiento de todos los pueblos, con la sola exclusión de deshonestos y corruptos.

El ser humano no ha podido superar los conflictos seculares con sus semejantes. La aparición de la democracia hizo que antes de ir al plano físico se revise la situación en el plano mental. Eso sería la base de todo diálogo, pero cuando eso fracasa se regresa al primitivismo. Por eso se dieron las guerras mundiales y la amenaza sigue latente.

Los argumentos de Hausman son irrefutables. Por cierto, en nuestra cuenta de “Twitter” escribimos el 22 de agosto de 2017: “Sin moralismos falsos ni mitos izquierdosos: Más ganó Panamá con la operación contra Noriega que Cuba con el embargo desde 1962”.

Vean la suerte corrida por Cuba y vean el progreso de Panamá. Por esos prejuicios de nuestros políticos, Venezuela ya supera en miseria a Cuba, a pesar de tener las mayores reservas petroleras del mundo, además de oro, plata, coltán y otros minerales útiles a la tecnología mundial.

Es verdad que durante siglos, la democracia no ha evitado las guerras, pero está probado que es el mejor sistema en beneficio de las mayorías.

Por eso, después de la II Guerra Mundial, el 24 de octubre de 1945, 51 Estados ratificaron la Carta fundacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ahora está integrada por 193 Estados y en teoría es la portavoz de los intereses de los pueblos del mundo, en particular los pobres y vulnerables.

Pero para bien de la humanidad, la democracia y la ONU deben evolucionar para superar sus debilidades. Los nuevos tiempos recomiendan que la ONU derive hacia la ONUPD, es decir Organización de Naciones Unidas por la Democracia. Eso evitará muchos problemas, incluyendo gastos innecesarios en armamento militar y la corrupción militar.

En toda dictadura, el gobierno gasta más en armas que en comida y medicinas para sus pueblos y las cúpulas militares tienen doble moral. En Europa comentan que en Irán, la alta jerarquía castrense defiende con las armas a la dictadura musulmana que prohíbe las bebidas embriagantes, porque opera el monopolio del contrabando de narcóticos y del alcohol y por ello disfruta cantidades multimillonarias de dinero negro obtenido de los diez millones de alcohólicos y cuatro millones de drogadictos, muy a pesar de las prohibiciones religiosas.

@jajogra

2018 comienza cargado de incertidumbre, confusión, hambre, crimen y más promesas electorales

6 Enero, 2018

Por:

Jaime Granda

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

2018 comienza cargado de incertidumbre, confusión, hambre, crimen y más promesas electorales desde gobierno y oposición.

Comenzamos otro año y desde que comenzó el siglo XXI el pueblo de Venezuela pierde sus tradiciones en cada diciembre y recibe cada año con peor calidad de vida.

Han pasado 19 años de la llegada al poder de un militar exaltado por los medios por intentar un golpe de Estado contra el presidente legítimo de entonces. Hoy son muchos los seguidores de ese proyecto que reconocen que con los descalificados “adecos”, esos “malucos”, se vivía mejor que ahora.

La pelea entre los herederos del desaparecido golpista pone de manifiesto que el actual gobierno es el responsable directo del desastre que cada día suma más muertes por hambre, por enfermedades que habían sido erradicadas por los gobiernos anteriores, y por el hampa desbordada que ha convertido las cárceles en paraísos vacacionales que disfrutan narcotraficantes, asesinos, ladrones y corruptos.

Pero la tragedia no termina ahí. Lo peor es que mientras miles de compatriotas mueren cada día por las complicaciones económicas, los políticos dedican la mayor parte de su tiempo a maquinar proyectos que les permitan acceder al poder.

Parece que todos esos políticos se sienten muy seguros de la ingenuidad del pueblo y por lo tanto su preocupación principal es acumular suficiente dinero, especialmente proveniente del Estado, para enfrentar cualquier costosa campaña electoral que les abra las puertas del Palacio de Miraflores.

Las estrategias del gobierno para someter a las mayorías y seguir disfrutando de los recursos de un país petrolero deberían ser rechazadas, pero por el contrario, en la supuesta oposición también recurren a regalar comida, medicinas y juguetes entre los desamparados.

Ese mal ejemplo también es copiado y practicado por los que se aprovechan de la descomposición social, la desviación de las funciones policiales  y las  estructuras legales.

Reciente informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) revela que los grupos criminales están aplicando ahora regalar comida, prestar dinero o entregar algún bien material que los jóvenes más vulnerables necesitan para convertirlos en instrumentos del hampa.

Eso recuerda a veteranos policías lo ocurrido en Colombia cuando las bandas de narcotraficantes sustituyeron al Estado en muchos pueblos a los que dotaban de servicios públicos como agua, alumbrado y hasta mejora de sus vías y a partir de allí se convertían en agradecidos encubridores del delito.

El informe de OVV agrega que eso ha dado buenos resultados a las bandas en los siete principales estados del país y cada día hay más jóvenes enrolados en las actividades delictivas a la que también se suman funcionarios que por su condición de asalariados en un país azotado por la hiperinflación deben rebuscar ingresos que les permitan cubrir el costo de su canasta básica familiar.

Todo eso debería preocupar a la dirigencia política, pero no es así. Esa dirigencia, tanto del gobierno como de la supuesta oposición, solo tiene tiempo para preparar sus planes y equipos con la vista puesta en las próximas elecciones presidenciales.

Tristemente, así comenzamos otro año, cargado de incertidumbre, confusión, hambre, crimen y más promesas electorales desde gobierno y oposición.

@jajogra

El control de cambio se mantiene porque da votos y dólares a la cúpula gobernante

A pesar de todo lo que aconsejan los economistas, el control de cambio se mantiene porque da votos y dólares a la cúpula.

El Gobierno de Venezuela celebra por todo lo alto los resultados de las pasadas elecciones municipales y del gobernador del Zulia. Las cifras oficiales no son para menos. Las quejas de la oposición que le dejó el campo libre para hacer y deshacer en esos comicios no disminuyen el entusiasmo oficialista ni mejoran la situación opositora.

Es innegable que el gobierno venezolano hace elecciones y si ese simple hecho es señal de democracia, los observadores internacionales, tan tarifados como los votantes, justifican todos sus aplausos.

El gobierno baila por el éxito de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, de los gobernadores y ahora de los alcaldes en apenas un año.

Que haya conseguido casi todas las gobernaciones y 308 de las 335 alcaldías del país justifica el frenesí de un gobierno que gasta más en propaganda y compra de votos que en comida y medicinas.

La triste realidad es que la oposición no tiene herramientas para impedir que este gobierno disfrazado de democracia siga ganando terreno. Su abandono de los centros de votación permitió todos los excesos que permitieron imponer al gobernador del Zulia y la mayoría de alcaldes con descarado uso de dinero y bienes del erario público.

La triste realidad es que mientras esos poderes no tengan autonomía y sean manipulados desde el Poder Ejecutivo, el país seguirá pasando penurias. La triste realidad es que esas elecciones no resuelven la crisis y permiten al Poder Ejecutivo y sus asesores evadir las verdaderas causas de esa crisis. Lo que digan en EEUU y el resto del mundo sirve para reforzar la tesis de que la crisis y todos los males que golpean a millones de venezolanos son culpa del imperio.

En medio de la orgía, algunos recuerdan que si no se atiende el problema de la estabilidad de la moneda, seguirán apareciendo y agravándose los otros males, es decir la inflación, la especulación, la devaluación, el desempleo, la pobreza y la fuga de divisas.

Son muchas las voces, incluso dentro del propio Gobierno, que alertan que el efecto más nocivo de la devaluación es el aumento del desempleo, el subempleo y la inflación.

También advierten que es inexplicable que un país que recibe divisas por venta de petróleo se haya endeudado tanto. Pagar la deuda externa debería ser el gran objetivo de Venezuela en el siglo XXI.

Pero la triste realidad es que quienes están gobernando a Venezuela no tienen ningún interés en resolver la crisis que está matando más gente cada día.

La triste realidad es que el hambre del pueblo venezolano ha sido creada con toda intención porque eso permite a los que manejan los recursos monetarios que ingresan al país, controlar a las mayorías mediante el pago de bonos y bolsas de comida. Lo ocurrido en todo el país el domingo pasado fue multiplicado en el Zulia y no debe quedar en el olvido.

La triste realidad es que el control de divisas es el gran éxito de esta supuesta revolución. Permite multiplicar los bolívares para comprar votos y todavía guardar dólares en las cuentas que la cúpula gobernante tiene en varios paraísos fiscales.

@jajogra

Venezuela necesita una criptomoneda para afianzar el “paraíso de la corrupción”

Una criptomoneda parece ser lo que necesita Venezuela para consolidarse como “paraíso de la corrupción”, manifiesta el periodista Jaime Granda.

Muchos, dentro y fuera de nuestras fronteras, quedaron “petrificados” cuando el presidente venezolano anunció el pasado domingo la creación de “Petro”, una moneda virtual con la que pretende “vencer el bloqueo financiero de EEUU”.

Más allá de las complicaciones técnicas que un gobierno debe superar para imponer lo que se conoce como una criptomoneda, son muchas las expectativas colocadas en algo no palpable y parecido a cualquier promesa electoral como las que no han impedido el deterioro de todo un país petrolero que no logra abastecer a precios asequibles para todos, los anaqueles de comida, medicinas, jabón de baño, papel sanitario y todo lo que cada humano requiere día tras día, además de la falta de agua, gas doméstico, electricidad, gasolina, gasoil, en las cantidades que requieren las actividades diarias de una nación.

Lo primero que se asoma ante el anuncio es la falta de transparencia en el manejo del dinero visible, lo que ha deteriorado el signo monetario nacional denominado “bolívar”, en alusión al héroe utilizado para manipular a los ingenuos votantes, entre quienes está creciendo la desconfianza.

Los expertos repiten lo que está en varios libros: No es suficiente con crear una nueva moneda, palpable o virtual, lo que el país necesita es que su moneda tenga una paridad fija y estable para impedir la incertidumbre monetaria que sufrimos ahora. Para empezar, los gobernantes tienen que aceptar que la devaluación del bolívar no es responsabilidad de EEUU.

Devaluación e inflación siempre han ido de la mano y hasta se ha planteado la similitud entre el huevo y la gallina. Los sabihondos que asesoran al gobierno venezolano deberían precisar qué fue primero, la devaluación o la inflación, para que frenen esos males que tienen a millones de venezolanos sin poder evitar lo que el gobierno dice que no hará con un canal humanitario. Es decir, el pueblo no puede evitar mendingar al gobierno que lo chantajea con bolsas de comida.

Los sabihondos del gobierno deben saber que un país endeudado pierde gran parte de su independencia y su soberanía, más aún si confronta problemas para cumplir con el pago de esas deudas.

La propuesta del “petro” no parece algo serio para resolver los graves problemas de escasez que viven millones de venezolanos, parece más bien una vía para ajustar el discurso oficialista, alejando totalmente de la realidad, con una moneda que encaje en la virtualidad y la creciente devaluación de ese gobierno.

Aunque lo más grave es que si el pueblo, en quien la Constitución vigente dice que “reside intransferiblemente” la soberanía, no recibe información básica sobre lo que los gobernantes hacen con los recursos monetarios tangibles de la nación, esa situación se agravará, es decir, crecerá el derroche, porque las criptomonedas son monedas digitales creadas para burlar la banca tradicional. El prefijo “cripto” proviene del griego “Kruptos” que significa oculto y secreto.

Si esa moneda oculta y secreta estará “respaldada en reservas de riqueza venezolana de oro, petróleo, gas y diamante”, consolidará a Venezuela como “paraíso de la corrupción”.

@jajogra

Gobernante que atente contra los ritos de la vida debe ser calificado nefasto para la humanidad

Gobernante que atente contra los ritos de la vida, impidiendo el acceso a lo necesario, debe ser considerado nefasto para toda la humanidad.

Más allá de las creencias religiosas, políticas, sociales y económicas o de la región del planeta en la que se desenvuelvan, todos los seres humanos tenemos unos ritos que dominan nuestra cotidianidad.

Durante siglos, los estudiosos del comportamiento humano creyeron que los actos de la cotidianidad eran cosas sin sentido que cada quien va aprendiendo de manera automática.

Sin embargo, se ha demostrado que una rutina sólida ayuda a nuestras energías mentales a enfrentar y superar los caprichos de los estados de ánimo, con hábitos apropiados para elevar día tras día nuestra formación en todos los ámbitos de la vida.

Los rituales cotidianos son comportamientos que cada uno de nosotros, de acuerdo con las tareas que nos corresponda, practicamos de manera constante e invariable cada día para sentirnos seguros de que podemos cumplir esas tareas.

Es parte del desarrollo humano, un proceso generacional que le permite a cada individuo acumular experiencias para una transformación esencial de su época, de su generación.

Cuando en el lugar donde desenvolvemos nuestras actividades cotidianas ocurre, como está ocurriendo en Venezuela, un atraso en la conducta y las instrucciones que percibimos, surge la incertidumbre. Es posible que ciertamente estemos entrando en un momento de regresión evolutiva que puede conducir a mayor destrucción del entorno, o sea parte de un proceso necesario para avanzar en el desarrollo y crecimiento de la sociedad.

Lo cierto es que la cotidianidad de los venezolanos está alterada. Eso no es sano y las medidas gubernamentales parecen promesas sin cumplimiento posible.

La necesaria rutina de todo venezolano necesita, por ejemplo, productos de aseo personal, jabón, champú, crema dental, colonias y todo lo usado para cuidar la piel y el cabello. Indispensable para todos el papel higiénico. Además de las toallas sanitarias para las mujeres. Luego viene el café, azúcar o papelón. Los alimentos básicos, indispensables para desayuno, almuerzo y cena. Esos no son caprichos, son necesidades de todos los cuerpos humanos, sin importar su color, su ubicación en la escala social, sus ingresos, las tareas que cumple o sus inclinaciones políticas. La rutina de la gran mayoría incluye ciudades limpias, con buenos sistemas de transporte, buenos servicios de electricidad, agua en las tuberías de todas las viviendas, buenas comunicaciones telefónicas y demás servicios de telecomunicaciones, bebidas alcohólicas y no alcohólicas, diversión diurna y nocturna, sin que su vida peligre a cada momento.

Así las cosas, todos, sin distingos, debemos coincidir en que todo gobernante que por su ceguera ideológica, capricho o ignorancia, atente contra los ritos de la vida, impidiendo el libre acceso a lo necesario, debe ser considerado nefasto para toda la humanidad.

Es cuestión básica para derrumbar la manipulación del odio de unos contra otros. Es cuestión básica para que cada uno de los venezolanos aprenda a amarse a sí mismo para poder amar a los demás.

@jajogra

 

Cuando el populismo se unió con el marxismo, vino el neopopulismo de los 60’

Cuando el populismo se mezcló con el marxismo, vino el neopopulismo de los años sesenta, repitiendo estrategias del fascismo.

 A mediados de 2013 se plantearon ideas en las redes sociales sobre el tema del populismo y el fascismo que vale la pena traer ahora que vemos en Venezuela la repetición de esos males, por gente que solo aspira a eternizarse en el poder sin ocuparse de mejorar la calidad de vida de sus conciudadanos.

Mantener el precio de la gasolina por debajo del costo internacional, empeñarse en que los transportistas movilicen a la gente con pasajes que les impiden cubrir sus necesidades y el desgaste de sus vehículos, o imponer precios a los alimentos que impiden la reposición de los mismos, debido a la hiperinflación que no es consecuencia de una inventada guerra económica sino del aprovechamiento de la cúpula gubernamental de un dólar a 10 devaluados bolívares que no existe en ninguna otra parte del mundo, es lo que se llama populismo.

Eso incluye entregar apartamentos a quienes se convierten en sumisos e irresponsables seguidores de esa cúpula que maneja a su antojo los dólares que entran al país por petróleo, aunque cada día sean menos por la decadente producción de nuestra destrozada industria.

También incluye ver cómo se destroza el sistema Metro de Caracas. Mientras gente del propio Gobierno pide ajustar sus tarifas a la realidad económica, la cúpula optó por dejar libres sus torniquetes y cerrar las cabinas que vendían los boletos a 4 devaluados bolívares, como parte de la campaña electoral para las 335 alcaldías el próximo 10 de diciembre.

Es cuando parece oportuno lo que se planteó en ese intercambio de información e ideas a partir de 2013. Allí se planteó que el populismo surgió como esquema evolutivo propio de América Latina, entre 1930 y 1940, mientras Europa se volvía fascista.

El populismo lo impusieron Juan Domingo Perón en Argentina, Lázaro Cárdenas en México y Getulio Vargas en Brasil.

Está demostrado que Vargas era fascista y Perón admiraba a Mussolini y se reunía en España con los falangistas. En cuanto a que Lázaro Cárdenas era liberal, popular y democrático, como la Revolución Mexicana, se explica que el populismo surgió de una fuerte vertiente liberal-democrática, pero tuvo la capacidad de ‘mestizarse’ con el marxismo, y eso nos da el neopopulismo a partir de 1960.

Es muy recurrente en América Latina la existencia de un pensamiento en principio híbrido, donde pueden coexistir componentes ideológicos en principio contradictorios, como lo son el fascismo, el liberalismo y el marxismo.

El fascismo o franquismo, por ejemplo, utilizó la política de imponer el gran capital a través de la violencia, sin importar su vocabulario político.

Todo eso complica el panorama y hay políticos que combaten el régimen actual venezolano, pero con esa mezcolanza de ideas y es lo que es necesario analizar a fondo para que en Venezuela se acaben las improvisaciones y surja algún acuerdo nacional que realmente convierta al Estado en propulsor de valores que permitan la superación de todos los males que hoy sufre la gran mayoría de los venezolanos. Hay que defender la cultura democrática, la capacidad de convivir y escuchar en todos los órdenes de la vida, entre ellos, la política.

@jajogra

Los empresarios no son tan malos como dicen los manuales socialistas

Los empresarios de verdad no son tan malos, como dicen los manuales socialistas y repiten los cegados por su ideología.

La máxima recomienda: “El que tenga ojos que vea”, y podemos agregar que el que tenga oídos que oiga y el que tenga mente abierta, que aprenda. Lo que ocurre en todo el mundo ofrece muchas lecciones.

Lo primero es que parece hora menguada para los políticos o los que se meten a políticos después de incursionar en otras áreas. La primera lección es que pocos entienden lo que es la “realpolitik” que expertos explican como el ejercicio de la política basado en intereses y no en ideales. La Historia demuestra que no se puede hacer política aferrado a principios o ideologías.

Los idealistas políticos toman decisiones dominados por su ideología y sus dogmas, mientras  que los realistas adaptan sus principios a las circunstancias.

En Venezuela estamos aprendiendo que no se pueden tomar decisiones basadas en manuales obsoletos y seguir culpando del fracaso de esas decisiones a supuestos enemigos, generalmente ocupados en cosas más interesantes.

Todo esto viene a propósito de la carta de 400 millonarios y multimillonarios al Congreso de los Estados Unidos pidiendo que no recorten sus impuestos porque eso solo agravará la desigualdad social y aumentará la deuda interna.

Cálculos conservadores establecen que la rebaja impositiva incrementará la deuda pública en 1,5 billones de dólares en 10 años. Una subida difícil de asimilar para unas arcas que ya deben 20 billones y que en el próximo decenio aumentarán la carga en otros 10 billones.

Es parte de los proyectos del actual presidente norteamericano contra el cual llueven críticas. Hay quienes dicen que quiere aplicar el populismo que tanto daño hace en América Latina y otros creen que es el “Chávez norteamericano”, aporreando la soberanía de su país en beneficio de Rusia.

En todo caso, lo importante son las lecciones. Una resalta la importancia de eliminar en Venezuela el excesivo presidencialismo, para que ideas absurdas no terminen destruyendo la economía nacional.

Otra lección es que los empresarios de verdad, los que han levantado sus fortunas con constancia, esfuerzo y responsabilidad, no son tan malos como dicen los manuales socialistas.

“Ni es justo ni sabio proporcionar una rebaja fiscal a los ricos a expensas de las familias trabajadoras, especialmente si se financia desmantelando programas que permiten cubrir necesidades fundamentales como la salud y la alimentación”, destaca parte de la carta.

Otra lección es que estos millonarios están afiliados a la organización Riqueza Responsable, promotora de la carta, que es como la venezolana Dividendo Voluntario para la Comunidad (DVC), creada por un grupo de empresarios liderados por Don Eugenio Mendoza en 1964, y cuya misión es “integrar esfuerzos de la iniciativa privada y agregar valor a los procesos de responsabilidad social de las empresas, en alianza con las organizaciones de desarrollo social (ODS), autoridades, empresas y comunidades, con el fin de desarrollar acciones que mejoren la calidad de vida de las personas en nuestro país”.

@jajogra

 

Los “hombres nuevos” creados por la revolución chavista son en la realidad funcionarios corruptos

Los “hombres nuevos” creados por la revolución chavista son en la realidad funcionarios corruptos y jóvenes que matan a sus padres por dinero.

Al cumplirse en octubre 100 años de la revolución soviética se plantean discusiones sobre las ideas de Carlos Marx, sus  pronósticos sobre el comportamiento de los mercados y su errada convicción de que el capitalismo cavaría su propia fosa.

El problema de los dueños de medios de producción que se apropian de la plusvalía y maximizan ganancias a expensas de los trabajadores y consumidores, sigue vigente. Pero peor es cuando unos resentidos se apoderan de los medios de producción y priorizan llenar sus bolsillos, mientras esos medios quiebran y millones de trabajadores pasan hambre y mueren de mengua.

Marx desmontó el cuento de Adam Smith que el capitalismo se autocorrige. Las crisis recurrentes de la economía apuntalan esa observación. Igualmente no se discute que la historia es una lucha de clases antagónicas y la clase obrera debe aprender a defender sus derechos, evitando ser manipulada por políticos que la abandonan cuando llegan al poder. El epitafio sobre la tumba de Marx en el cementerio de Highgate en Londres es claro: “Trabajadores del mundo, uníos”.

Si el Estado, en vez de equilibrar las relaciones entre empleadores y empleados o entre productores y consumidores, se convierte en un organismo de propaganda política y centro de corrupción de la cúpula, nunca surgirá el hombre nuevo que deseaba Marx y siguen prometiendo los seguidores de la fracasada revolución soviética. El ideal comunista es un hombre altruista, sencillo y obediente. Pero todo cambia cuando ese hombre tiene acceso a las riquezas de cualquier Estado, sea Rusia, China, Cuba o Venezuela. El problema es capitalismo o socialismo, sino que en la mayoría de los hombres persiste la idea de convertirse en abejas reinas que comen mejor, viven mejor y viven más que los zánganos y las abejas obreras.

En la Venezuela de hoy apreciamos que lo del hombre nuevo no ha funcionado. La farsa ha convertido a policías y militares en matraqueros, a los administradores en negociantes, a los encargados de la justicia en cómplices, al igual que a muchos políticos. Jóvenes desorientados matan a sus padres o abuelos para despojarlos y luego se hacen peores en las cárceles administradas por pranes protegidos por un gobierno al que prometen defender. Esos pranes disfrutan de privilegios y pueden secuestrar y amedrentar al que revele sus comodidades.

@jajogra

Influencia rusa en Venezuela debería servir para reivindicar a Miranda

La actual influencia rusa en Venezuela debería servir para reivindicar a Miranda, gran protegido de Catalina La Grande.

Durante los tres primeros días de este noviembre se realizó en San Felipe, capital del estado Yaracuy, un Congreso de Historia Nacional e Internacional, pero temo que no abordaron cosas tan interesantes como la influencia de Rusia en Venezuela desde 1787.

Resulta que en enero de ese año, Francisco de Miranda estuvo frente a frente en Kiev con Catalina La Grande. Miranda tenía 36 años y la zarina 58. La protección y los privilegios recibidos por Miranda por parte de Catalina han despertado muchas historias. Catalina le pidió que se quedara en Rusia y le prometió ayuda para la lucha contra el Imperio Español. Miranda duró unos meses allá, pero lo dejó todo por buscar la independencia de Venezuela.

La influencia de Rusia en nuestra Historia es tal que nuestra bandera nacional, traída por Miranda, es copia de la bandera rusa, aunque en las escuelas no nos hayan dicho la verdad.

Retornando a la Venezuela de 2017 cuando Rusia es protectora del gobierno de Venezuela, uno pudiera pensar que en vez de “Revolución Bolivariana”, ese proyecto debería denominarse “Revolución Mirandina”.

Pero, los mitos sobre Bolívar pesan mucho en nuestra mente y además facilitan la manipulación de un pueblo en el que hasta sus intelectuales son engatusados fácilmente en nombre de Bolívar. Miranda, por el contrario, recorrió mundo, participó en guerras de varios países y aprendió a valorar la paz. A pesar de sus excelentes modales y conocimiento de varios idiomas, algunos nobles europeos y rusos rechazaron la sinceridad cruda de Miranda, quien, por lo visto, no aparentaba sino que decía lo que consideraba pertinente.

Todo eso nos lleva a otro episodio de nuestra Historia amañado en los textos escolares para no afectar el mito de Bolívar y los niños bien de Caracas que siempre despreciaron a Miranda porque era hijo de un tendero.

Algo de eso está pasando ahora con los gobernadores que conciliaron con el Gobierno para asumir los cargos asignados por el voto popular.

Parte del mito de Bolívar incluye su Decreto a muerte que el 8 de junio de 1813 asomó en Mérida, cuando dijo: “Nuestro odio será implacable y la guerra será a muerte”.

El decreto emitido una semana después concluye así: “Españoles y canarios, contad con la muerte, aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de Venezuela. Americanos, contad con la vida, aun cuando seáis culpables”.

Ese radicalismo domina todavía hasta las mentes más lúcidas de Venezuela y se muestra en la polarización entre chavistas y opositores. Los gobernadores que aceptaron juramentarse ante la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente sufren ese radicalismo que influyó para que los niños bien de Caracas entregaran a Miranda al gobierno de España porque buscó dialogar con los realistas y evitar tantas muertes que hoy lucen inútiles porque seguimos sin libertad económica, libertad cultural y con la libertad política empeñada. El Precursor de nuestra independencia murió el 14 de julio de 1816 en La Carraca, en Cádiz, España.

@jajogra