Archivos de etiquetas: #FreddyPaz

FREDDY PAZ|Suprema felicidad

20 de Enero de 2018

En octubre del año 2013 el Presidente de la República, anunció la creación de un nuevo Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del pueblo venezolano. El cual tenía como  objetivo la “suprema felicidad social”, y después de casi cinco años de gestión, el objetivo fue otro, por cuanto le robaron la felicidad al pueblo de Venezuela.

“El despacho se encargaría, de las distintas exigencias, reclamos y necesidades de la población, de atender a los viejitos  y niños”.

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Filtered Results for You

Click Here Now To See All: acción

La verdad es que durante casi veinte años se le ha mentido al pueblo, se le ha dicho de una y mil maneras que este gobierno iba a hacer prevalecer sobre todas las cosas al ser humano y que todo sería en bienestar del pueblo, y lastimosamente hoy sabemos que cada día somos mucho más pobres.

Han transcurrido casi veinte años y tenemos un país desolado, arruinado, donde gobierna la corrupción,  privilegiando el clientelismo político y la mediocridad por encima de la excelencia. Y pasamos de ser un país productor para convertirnos en una país de expropiados, inoperante e improductivo, lleno de miseria, e injusticias.

Los venezolanos, todos los días nos levantamos de la cama con ganas de salir adelante, de trabajar por nuestra nación y con la esperanza puesta en Dios de recibir noticias en positivo para la reconciliación y el cambio de nuestro país. Esperanzado en que la situación económica mejore. Pero sentimos impotencia, por cuanto nos han robado a todos la felicidad.

Pero sin perder la fe y sin rendirnos en la lucha, por una Venezuela unida, prospera, donde la mirada del mundo vuelva a ser como en el pasado, donde la libertad y la democracia sean banderas de orgullo nacional, sin dejar de creer en el futuro, lleno esperanza y progreso cuando todo esto haya pasado. Porque aún confiamos  en gente valiosa, en hombres y mujeres trabajadores, generosos, solidarios y emprendedores, que buscamos cada día, darle un giro a esta situación tan difícil que nos ha tocado vivir. Y viviremos para  recibir nuevamente a millones de venezolanos que andan por el mundo construyendo futuro, para regresar a su patria al encuentro con sus seres queridos.

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional


Anuncios

FREDDY PAZ|Éxodo


13 de Enero de 2018

Los tiempos que estamos viviendo en Venezuela, nos hacen reflexionar y revisar el libro de Éxodo en la Biblia, dónde nos habla de cómo Dios libró al pueblo de Israel de la esclavitud que sufrieron en Egipto.

Los venezolanos claman a Dios para que nos ayude a salir  de ésta tragedia humanitaria que estamos padeciendo en el país. Reflejada en una economía colapsada; millones de hogares en condiciones de pobreza; hospitales sin recursos para salvar vidas; venezolanos comiendo de la basura; y sin acuerdos o garantías electorales para elegir en 2018 un Presidente de la República en condiciones libres, transparentes y democráticas.

La escasez de alimentos, medicinas, e inflación galopante que vivimos; a impulsado a muchos venezolanos a huir de la nación por tierra o mar hacia otros países. Ya que el costo de un pasaje aéreo está dolarizado y es inalcanzable adquirir con menguados ingresos en bolívares para la inmensa mayoría del pueblo que sufre la tragedia humanitaria.

El éxodo desesperado de venezolanos, nunca antes visto en el territorio nacional, ha originado tragedias como la ocurrida recientemente y muy lamentable, con la muerte de cuatro balseros y la desaparición de otras seis personas que naufragaron intentando viajar por mar a Curazao, huyendo de Venezuela al estilo cubano en busca de mejores condiciones de vida, en una embarcación pesquera con alrededor de unas 20 personas que partieron desde el estado Falcón.

Es muy triste, pero es una realidad; son más de tres millones de personas que se han ido últimamente de nuestra hermosa Venezuela rumbo a otros países; escapándose de la crisis humanitaria que estamos viviendo los venezolanos.

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ|Año del cambio


6 de Enero de 2018

Ciertamente la invivible situación que enfrentamos los Venezolanos, no le conviene a nadie. Ni a opositores, ni al gobierno.

La onda inflacionaria rompe estadísticas y proyecciones de instituciones y especialistas, porque la verdad es que todos la sentimos exponencialmente todos los días en nuestro bolsillo cuando requerimos comprar alimentos, medicinas, repuestos o cancelar un servicio.

Aquí no podemos seguir buscando culpables, aquí todos somos culpables; y ruego que podamos asumir un compromiso personal de cambio, que sumado sea un compromiso colectivo por una mejor Venezuela.

Absolutamente todos los venezolanos debemos entender lo que está sucediendo en el país, internalizar que la solución a nuestros problemas, no está en una bolsa de comida, un “bono” navideño o en un electrodoméstico, ni tampoco están en el “bachaqueo” o en la práctica de la mal llamada “viveza criolla”, ni en la limosna ni en el lisonjeo. La solución a todos los males que vivimos está en la valentía y en el compromiso que cada habitante de este país, asuma para lograr mejores condiciones de vida, paz ciudadana y futuro promisorio. La participación activa en los procesos democráticos que nos conduzcan al cambio deseado y la búsqueda de la sociedad que todos nos merecemos es fundamental.

No podemos seguir esperando que otro haga algo por nosotros mientras vemos sentados como la sociedad venezolana va camino al desahucio inminente.

Este año 2018 es año de elecciones presidenciales, este tiene que ser el año de las grandes definiciones democráticas hacia el cambio constitucional de un modelo de gobierno fracasado que por más de 19 años ha llevado a nuestra patria hacia el caos y la miseria.

Encaremos este año como el año de las oportunidades para torcer ese rumbo equivocado y encaminarnos hacia el futuro que todos esperamos tener, eligiendo un nuevo Presidente para todos sin distingos de ningún tipo.

Para el año 2008 nuestras reservas internacionales eran de 43.127 millones de dólares, para diciembre del año 2017, cayeron de 9.685 millones de dólares. Vivimos bajo un modelo económico lleno de improvisaciones; arcaico, fue así como desde el gobierno le han hecho creer a los venezolanos que con un decreto de emergencia económica solucionaríamos la crisis.

Nos hicieron creer que con el control de cambio, el bienestar llegaría a los venezolanos; así anunciaron en diferentes épocas 9 sistemas diferentes de control de cambio; y ahora anuncian sin soporte constitucional y legal el Petro, cuyos resultados serán los mismos, y las consecuencias directas las seguirá pagando el pueblo; si no logramos cambiar y construir una alternativa constitucional diferente este año que está comenzando.

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ|No tengas miedo

30 de Diciembre de 2017

Joel fue un mensajero de Dios alrededor del año 600 antes de Cristo. Joel le comunicó al pueblo de Israel: ¡Cuatro plagas de saltamontes han venido sobre nuestra tierra y han acabado con nuestra siembra!

El libro bíblico de Joel, relata que en nuestra propia cara nos quitaron la comida; nos quitaron la alegría… “Estos saltamontes parecen una banda de ladrones, son como un ejército que ataca por sorpresa la ciudad, y siempre ataca de frente.

Patria mía, ¡no tengas miedo! Pues Dios hace grandes maravillas. En el momento justo nos enviará lluvia de bendiciones; buena cosecha, y tendremos gran abundancia. Dios habrá de devolvernos todo lo que perdimos estos años por culpa de los saltamontes.”

La historia está llena de experiencias duras como la nuestra; pero un pueblo arrepentido, dispuesto a cambiar su manera de vivir, volviendo a confiar y adorar a Dios de todo corazón, con voluntad de trabajo y deseo de superación, han podido recuperarse en corto tiempo.

Que hubiese sido de los Estados Unidos, después de la caída de Wall Street en 1929, o de la España pos guerra en el 36 y después de la férrea dictadura de Franco; o de la Europa y el Japón luego de la gran guerra, sí sus ciudadanos sencillamente ante el hambre y la devastación hubiesen dejado de luchar por salir adelante.

Más cercano aún, tenemos el episodio del crack argentino entre los años 1998 y 2002 durante los cuales, por la aplicación de políticas económicas erradas, malos manejos y la corrupción desmedida llegó a vivir una hiperinflación de hasta el 5.000 %.

Sencillamente los ciudadanos de estas sociedades entendieron el rol determinante que jugaban en la búsqueda de las soluciones necesarias para revertir sus calamidades y jamás doblegaron su voluntad de progreso y sus ganas inquebrantables a tener una vida mejor.

Es cierto que en nuestro país existe una gravísima crisis política que amerita un cambio urgente, de un modelo que fracasó y que tiene a la nación al borde del colapso económico y social, a muy pocos pasos de una crisis humanitaria sin precedentes en nuestra historia, pero no es menos cierto, que la crisis es también una crisis moral, de inversión de valores, de conciencia, inducida desde el aparato propagandístico de un gobierno que quiere y necesita ciudadanos cada vez más sumisos y dependientes de sus dádivas, es decir “el hombre nuevo”; aquel que el gobierno le rompe las piernas, le presta unas muletas y sí no lo sigue; le quita nuevamente las muletas para tenerlo siempre sometido a su voluntad.

Somos una tierra grande y generosa, rica en recursos naturales y con un capital humano valioso, no nos dejemos arropar por la desesperanza y el conformismo porque las oportunidades de salir adelante y recuperar nuestra patria están cerca, y donde la justicia de Dios y la  ley podrán castigar al culpable y defender al inocente. Feliz y Bendecido año 2018.

 

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ|Llegó la Navidad

 

15 de Diciembre de 2017

Época del año que nos trae hermosos recuerdos, esperanza, las buenas intenciones, fantasías, regalos, luces, gaitas, estrenos, cena navideña, pan de jamón, ponche crema, intercambios, el árbol de navidad, pesebres, calendarios..!

El venezolano con lágrimas en los ojos añora esos recuerdos, añora esos tiempos, y hoy no tendremos esas navidades, la inmensa mayoría del pueblo; porque sencillamente el gobierno nos las robo.

En el Zulia por ejemplo; se adornaban las calles, avenidas, plazas, parques, se pintaban las casas, todo se vestía de luces, al ritmo de la gaita zuliana. Patrimonio cultural de Venezuela.

En estas navidades, los estrenos serán para unos pocos, la mayoría de las familias no tendrán la oportunidad de comprar ropa nueva para navidad y fin de año; no tendremos la oportunidad de preparar en familia nuestras hallacas; ni comprar los regalos para nuestros hijos; la cena navideña o de fin de año, el ponche crema y el pan de jamón quedaran en nuestros recuerdos o en los anaqueles.

El árbol de navidad, y el pesebre también se han convertido en una cultura decembrina en proceso de extinción; la actividad comercial disminuida; el calendario del nuevo año, ya no lo vemos, queda registrado en nuestra memoria.

La realidad es que hemos caído en una profunda depresión económica, política y social, producto del fracaso del gobierno; el cual nos ha robado la libertad y nos lleva por el camino de la pobreza y el subdesarrollo. Hasta el punto de pretender robarnos la magia de la navidad. Época en la cual, todos deberíamos tener alguna razón para sentirnos alegres.

Pocas celebraciones simbolizan tanta paz, tantos mensajes y sentimientos de esperanza y felicidad como la navidad. Que estamos obligados a recuperar con nuestra lucha permanente, por amor a nuestro pueblo, y levantar nuestra bandera de Venezuela para que juntos declaremos y decretemos el año 2018, como el año del cambio, del progreso y la reconciliación de todos los venezolanos.

 

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ ¡No pierdas la esperanza!

2 de Diciembre de 2017

“Cuanto mayor es una dificultad, hay mayor gloria en superarla. Los pilotos hábiles ganan su reputación a partir de las tormentas y tempestades”.

Nuestros sueños, nuestras metas siempre van empujadas por ese deseo inmaterial de lograr siempre nuestros propósitos, nuestra victoria.

acción
Secret Offers Expire Soon! Click Here Now To Find!

Aún en las situaciones más desalentadoras es la esperanza, lo que mantiene vivos nuestros anhelos por salir adelante y sortear cada uno de los obstáculos que se interponen entre nosotros y nuestros objetivos.

En estos momentos tan aciagos por los que atravesamos los venezolanos, tiempos de aguda crisis, de escasez y privaciones, de hambre, miseria y enfermedad, solo la esperanza de alcanzar un cambio para nuestro país nos mantiene de pie en esta lucha que libramos desde hace muchos  años por recobrar un país que prácticamente nos ha sido arrebatado a los venezolanos por un desmedido mal manejo del poder gubernamental.

Pero como toda lucha humana, está esperanzada en mantener viva a través del trabajo sin desmayo del día a día por lograr ese cambio a través de las vías que establece nuestra constitución, y esas vías conducen irremediablemente a las mesas electorales.

Todos y cada uno de los venezolanos somos responsables de generar ese cambio que todos deseamos, tomando verdadera conciencia de la catástrofe que estamos viviendo los ciudadanos de este país y usando el voto como herramienta para sacar del poder a quienes lo han hecho terriblemente mal, llevando a los venezolanos a pasar hambre.

Este gobierno trata de convertir una minoría precaria en una mayoría, coaccionando, amedrentando, tratando de comprar conciencias y de insuflar miedo para convertir  la abstención en su gran aliado, porque está consciente del enorme rechazo popular al que está expuesto por sus desaciertos al conducir los destino del país.

Vamos a mantener la esperanza viva, y salgamos a votar todos éste 10 de diciembre, con las inmensas ganas de recuperar y defender nuestros estados y municipios; de torcer este rumbo incierto que lleva nuestro país, hacia un camino de paz, inclusión, progreso y prosperidad, camino del cual, jamás debió salir nuestra Venezuela.

 

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ|Calidad de vida en picada

18 de Noviembre de 2017

No hay capacidad de asombro posible que nos permita a los venezolanos comprender como y porque llegamos a donde hoy estamos. Nuestra calidad de vida  ha venido decayendo de forma estrepitosa en los últimos 18 años, al punto de estar sometidos a un estado casi de supervivencia total.

No puede el ciudadano común enfrentar la inflación galopante que amenaza con irse mucho más allá del 2500% antes de finalizar el año, una de las más altas del mundo con uno de los salarios más bajos de la región. La escalada de aumentos en los precios de los productos más básicos es sorprendente, se mueven a la velocidad de un tipo de cambio que el Gobierno no ha podido o no ha querido controlar y que los triplica en cuestión de días.  Como nos alimentamos, pagamos servicios y obligaciones, educamos a nuestros hijos, proveemos salud a nuestra familia, pagamos vivienda y transporte público. Un padre o madre de familia con un salario de 177.507,00 y un bono de alimentación 279.000,00  cuando la cesta básica está llegando a los 6.000.000,00 y contando.  Es decir, el déficit estranguló nuestra vida entera…

A donde fue a parar la calidad de vida de los venezolanos que se ven imposibilitados de acceder a una vivienda digna, a un vehículo nuevo ¿Qué alguien nos explique como un trabajador que gana al mes Bs.177.507,00  accede a un carro que cuesta 30 mil dólares y más?

Pero eso no queda allí. Cuando ese padre o madre de familia tiene en sus manos ese exiguo salario, lo poco que puede comprar no lo consigue y tiene que peregrinar de mercado en mercado y hacer largas colas para mal comprar provisiones para sobrevivir.

El ciudadano común vive confinado tras rejas, porque la inseguridad no solo lo acosa en las calles, sino que también lo ataca dentro de sus casas. La impunidad campea, y pareciera que el país está en manos del hampa, como sí viviéramos un toque de queda.

La corrupción, diera la impresión que se ha legalizado, como un cáncer incurable en todos los niveles de nuestra sociedad. El venezolano está expuesto día tras día a la “matraca” o al “cuanto hay pa’ eso,” para conseguir cualquier cosa.

Que puede pensar un venezolano acerca de su nivel y calidad de vida, cuando tiene que ir de hospital en hospital para que sean atendidos sus problemas de salud y en todos siempre consigue la misma respuesta, “no hay insumos”, “no hay médicos” o “no hay ambulancia”.

Podría escribir un libro acerca de las penurias que vivimos los venezolanos, mientras que pareciera que quienes tienen en sus manos la rectoría del país, El Gobierno, se mantiene mirando hacia otro lado, y no asume con visión de progreso su tarea. En muchos casos se atienden las necesidades de otros países, mientras los ciudadanos venezolanos cada día vivimos peor.

Sigo invitando a los ciudadanos a participar, a no entregarse, a decirle a este gobierno que lo ha hecho pésimo a nivel municipal, regional y nacional, que ha permitido que un país entero este sumido en la pobreza, el hambre y la miseria. La única forma que tenemos de generar un cambio efectivo y consciente en Venezuela es participando, expresando con nuestro voto el descontento, la impotencia y la disconformidad máxima que tenemos hacia quienes nos han engañado y defraudado destruyendo a la nación.

 

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ|Amor con hambre no dura

4 de Noviembre de 2017

Con la revolución se nos fue aquel país en el cual “hacer mercado” era una actividad placentera, mercado que se hacía en familia y donde podíamos ir al supermercado o abasto de tu preferencia y comprar arroz, caraotas, carne, pollo, leche, café, plátano, frutas, pescado, enlatados, harinas, jabones, artículos de higiene personal y del hogar, de las marcas que quisiéramos y en las cantidades que nuestro presupuesto nos lo permitiera.

Ese país ya no existe. Vivimos hoy, en uno que no tiene nada que ver con esa Venezuela que nos vio crecer. En ésta ya no se hace mercado, se compra al detal lo que permita tu ingreso económico, y se busca la comida de comercio en comercio para comprar algo para comer, mas no para alimentarnos balanceado, sobrevivir con los métodos “modernos de la revolución” al estilo cubano.

El clásico arroz con caraotas, base de nuestro plato nacional, el pabellón, pasó de ser un símbolo de nuestra venezolanidad a convertirse en un lujo. El arroz escasea y el precio por las nubes, y las caraotas negras cuestan lo que cuesta un kilo de carne de primera. Quien dice caraotas, dice arvejas, lentejas o frijoles, los granos que tradicionalmente fueron tan económicos y populares, hoy son un artículo de lujo reservado para muy pocos, por su costo y escasez.

Un cartón de huevos por ejemplo, cuesta hoy, un valor superior al precio de una gandola de 36 mil litros de gasolina.

Cuando vemos que día a día los precios suben en una carrera desenfrenada podemos decir con toda certeza que la pobreza en Venezuela se masificó en medio de la mayor bonanza petrolera de nuestra historia, y las clases trabajadoras tan reivindicadas en el discurso están depauperadas en su calidad de vida.

Cómo un padre de familia que gane un salario mínimo, puede, comprar alimentos, medicinas, y vestir sus hijos en navidad. Cuando un jean “económico” tiene un costo de 500 mil bolívares, un par de calzado “económico” 600 mil bolívares, si ese famélico salario mínimo no le alcanza para nada.

Soy un firme convencido de que la sabiduría popular no falla. Son años y años de saber y miles de vivencias acumuladas desde el nacimiento de la humanidad. Aquel refrán popular que reza “amor con hambre no dura”, aplica perfectamente en este momento histórico, político, económico y social de nuestro país, que nos convoca a la unión y al cambio éste 10 de diciembre, para no abandonar la lucha por una nueva Venezuela, surgida de la base, de los municipios del país.

 

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

FREDDY PAZ|Víctimas

28 de Octubre de 2017

Después de las elecciones de gobernadores del pasado 15 de octubre, he tenido la oportunidad de conversar con gente de diferentes segmentos de la sociedad en mi estado, gente agobiada por los grandes males que hoy nos aquejan; gente que expresa escepticismo, incertidumbre y pesimismo; gente que pregunta, si habrá futuro, si vale la pena votar sin garantías electorales. Es decir, un porcentaje significativo de pueblo que tiene sentimientos encontrados, víctimas de una tragedia política, económica y social que  hoy vivimos todos los venezolanos.

Los valores  y la ética, han cedido espacio a la corrupción que se ha establecido como un flagelo que ha invadido y ha hecho metástasis a todos los niveles de gobierno, e importantes sectores de la sociedad, sin posibilidades de revertirse por ahora. Como un cáncer que, si no es extirpado con firmeza y oportunamente, terminara acabando con nuestra república. Sin importarles a los actores los problemas de ciudadanos honestos que a diario viven angustiados por sus problemas, con hambre y en medio de una miseria que crece día a día en más hogares venezolanos.

El gobierno no puede seguir buscando culpables de sus errores, debe asumir su responsabilidad, y no seguir trasladando  a terceros “guerras” imaginarias; el gobierno no puede seguir volteando la cara y evadiendo su responsabilidad ante el fracaso de su gestión. Seriamente deben asumir su responsabilidad y ponerse a la altura de lo que requiere nuestro país.

Y una vez más, en esta tierra ancha, buena y generosa, debemos dar un paso adelante todos unidos queremos lograr el cambio y las grandes transformaciones que los venezolanos nos merecemos. No podemos claudicar, es tiempo de ampliar y fortalecer la unidad democrática,  y sumar esfuerzos sin sectarismos ni intereses ajenos al bienestar de la sociedad venezolana.

Nos corresponde a todos labrar nuestro propio futuro, aunque pareciera que dependamos sólo de un milagro que nos conceda nuestro Dios, para que nos extienda su misericordia y podamos salir de esta angustiosa, pesadilla.

 

@freddyspaz|Diputado de la Asamblea Nacional

Unidad y cambio

opinión

Freddy Paz

7 octubre, 2017

Es increíble el descaro sin medida como despachan las autoridades gubernamentales los gravísimos problemas por los cuales atraviesa nuestro país. Estos señores que nos están gobernando a su antojo, como si de su fundo personal se tratase, en beneficio de oscuros intereses y en detrimento de la calidad de vida de los venezolanos.

Aquí ha habido de todo. Desde las promesas más firmes de convertir a nuestra nación en la primera potencia del continente, planes de seguridad sin resultados, gallineros verticales, agricultura urbana, areperas socialistas, rutas de la empanada; que solo sirvieron para derrochar el dinero de los venezolanos en propaganda y populismo y poner a los venezolanos a pasar hambre y tener que comer de la basura.

Destruyeron el aparato productivo del país con la expropiación de tierras productivas, intervención de empresas, dejando sin trabajo a miles de venezolanos. Devaluaron el Bolívar a límites que jamás podríamos haber sospechado con la promesa de hacer más fuerte a una moneda que hoy es más cara de producir que el valor nominal de cada una de sus denominaciones, y quizás lo más terrible: destruyeron a Pdvsa, la corporación petrolera otrora, tercera en el mundo por su importancia, al punto de que ni gasolina tenemos.

Misiones para todo, hoy en su gran mayoría inoperantes como la gran mayoría de los “Barrio Adentro”, mientras en nuestros hospitales, niños jóvenes, hombres, mujeres y ancianos mueren de mengua en los hospitales porque ni antibacteriales hay, amén de que ni se consiguen medicinas con que paliar las enfermedades de nuestro pueblo.

La infraestructura cada día es más inoperante, obsoleta y deteriorada por la falta de mantenimiento y de nuevas inversiones. Muy lejos quedaron las promesas de construcción de grandes obras, los ferrocarriles, el metro de Guarenas – Guatire, el Puente Nigale, autopistas, acueductos, oleoductos transcontinentales, repoblación de las fronteras y cuantos más elefantes “rojos”. Por no hablar de otras tantas en las que se pusieron solamente las piedras fundacionales y que sirvieron para distraer los dineros del erario público, dejando a nuestra República, con pésima vialidad, sin luz y sin agua.

Pero vemos las mismas caras, esas caras que se han repetido, durante estos casi 19 años de enchufe socialista. Ministros que han sido concejales, concejales que han sido diputados, diputados que han sido gobernadores, gobernadores que han sido alcaldes y que hoy son constituyentistas, y que pretenden volver a ser gobernadores, repitiendo el discurso guerrerista, de odio y de desprecio por lo que no huela a ellos y a sus infinitas ansias de poder, señalando con su comprometido dedo a todo lo que tengan a su alrededor para no asumir su culpa en esta crisis sin precedentes.

La culpa siempre será de otros. De la “cuarta”, de la naturaleza, de la iguana, del imperio, de los fascistas, mía, tuya, nunca de quienes han gobernado este país ininterrumpidamente por casi dos décadas.

Ahí están recorriendo nuevamente al país, utilizando los recursos del estado, haciendo campaña para las elecciones regionales, con el mismo discurso y las mismas promesas de hace 19 años. Como si fueran caras nuevas que nunca han gobernado, tratando de hacer bueno el título de aquel bolero famoso “parece que fue ayer” que llegaron al poder, pues no, lo cierto es que tienen ya casi cuatro periodos presidenciales de la mal llamada cuarta república y nos han metido en este túnel del cual tan difícil se nos ha hecho a los ciudadanos salir.

Salgamos todos con convicción, con amor a nuestro país y nuestras familias este 15 de octubre, a decirles a estos señores, que ya no creemos más en sus falsas promesas y sus mentiras, que ya no queremos sufrir más, que queremos un país lleno de oportunidades y de bienestar y futuro para nuestros hijos y nietos, que ya no queremos más familias separadas. El 15 de octubre renace la esperanza, todos a votar por la unidad y el cambio.

@freddyspaz