Archivos de etiquetas: ElNuevoPais-Zeta

La división favorece al Régimen que quiere crear desesperanza en los venezolanos

20 Agosto, 2017

Por:

Aixa López

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Debemos seguir el camino democrático para cambiar de Gobierno, por eso no debemos caer en la trampa del Régimen de abstenernos en las elecciones porque con ello lo favorecemos.

La Asamblea Nacional Constituyente instalada por el Gobierno pretende obligar a los poderes a que se subordinen ante ella para tener control supremo sobre los poderes constituidos y obligar a acatar decisiones que violentan el ordenamiento jurídico vigente.

Todos los factores democráticos que hacen vida en la coalición opositora coincidimos, analizada la forma ilegal e inconstitucional como había sido convocada dicha elección, en no participar en dichos comicios y denunciar por todas las vías (nacionales e internacionales) a los integrantes del Gobierno quienes, saltando todos los impedimentos establecidos en nuestro ordenamiento jurídico, armaron su tinglado constituyentista para hacerse del poder que originariamente reside en el pueblo.

Como estrategas de la maldad política instalaron a las personas que designaron como constituyentistas, empezando desde ese mismo momento la neoinquisición para perseguir a quienes pensemos diferente y clamemos por un cambio pacífico y electoral. Es inmoral ser defensor y ahora acusador. Empezaron por defenestrar a la legítima titular del Ministerio Público, quien vela por la legalidad en el país, encargando “provisoriamente” a quien hasta ese momento presidía la Defensoría del Pueblo y quien por sus acciones nunca defendió al pueblo que clama justicia y libertad.

La directiva de la inquisición constituyente ha sumado fuerzas con el “Fiscal Provisorio” para ser la ejecutora de la persecución que llevan a cabo empezando por la fiscal Ortega Díaz y su esposo, el diputado a la Asamblea Nacional Germán Ferrer. Esta cacería de brujas seguirá persiguiendo a los dirigentes que han osado disentir y acompañar al pueblo que exige vivir en democracia. Es el caso que se avecina para nuestros dirigentes que han sido postulados para ser electos como gobernadores en los 23 estados del país, ya que el Gobierno tratará de impedir que nuestros dirigentes regionales sean ungidos por la voluntad popular en los comicios electorales cuya fecha el CNE debe anunciar pronto.

El Gobierno pretende hacer una exhaustiva revisión de las credenciales y prontuarios para verificar que nuestros candidatos no estén incursos en lo que ellos llaman “Crímenes de Odio”, que no son más que un certificado de buena conducta que quieren propulsar para ir sacando del paso a quienes punteen en las regiones. Por ello debemos crear conciencia de que hoy más que nunca debemos estar unidos y apoyar las decisiones que tome la dirigencia política, ya que esta división solo favorece al Gobierno que quiere crear desesperanza en los ciudadanos que anhelan cambios para que se abstengan de votar en los próximos comicios.

Nuestra meta es que por vía pacífica y electoral cambiemos de Gobierno. Tenemos la oportunidad de ir cambiando las estructuras perniciosas enquistadas en los gobernadores que solo escuchan el mandato del Presidente de la República para perpetuarse en el poder, sin importarles que sigan cayendo las calamidades en la familia venezolana. Debemos ser responsables con nuestros planteamientos y seguir el camino democrático. La abstención solo favorece al Gobierno, que sabe que perderá las gobernaciones en los 23 estados del país.

@aixaconcejalccs

EL RETO DE LAS ELECCIONES REGIONALES

20 Agosto, 2017

Por:

Henry Ramos Allup

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

El diputado Ramos Allup llama la atención al informar que el Régimen está usando toda clase de trampas para enlodar las decisiones de la Oposición y así provocar una alta abstención que le permita ganar las 23 gobernaciones.

En acatamiento del inequívoco mandato popular expresado por el pueblo venezolano el pasado 16 de julio, los partidos validados que formamos parte de la MUD, decidimos participar en las elecciones regionales. Y de conformidad con el compromiso suscrito por todas nuestras organizaciones, inscribiremos en su momento candidatos unitarios seleccionados sea por consenso o en elecciones primarias, y lo haremos en esta oportunidad a través de las tarjetas de los partidos que validamos nuestra inscripción en el CNE, visto el ardid del gobierno de invalidar la tarjeta de la MUD en siete circunscripciones electorales, hasta ahora, y la emboscada que nos tenían preparada para anularla totalmente después de que estuviera impresa en el boletón electoral, dejándonos sin tarjeta y sin candidatos. De paso, véase ahora la previsión de haber validado nuestros partidos, hecho por el que los abstencionistas nos habían acusado de traidores y colaboracionistas.

No obstante la artillería desatada por tales factores para ensuciar nuestras decisiones, el panorama es cada vez más claro como creciente la intención de los ciudadanos de ejercer su derecho al voto para derrotar al gobierno.

No es paradójica ni meramente casual la coincidencia con el régimen de estos factores que dicen adversarlo, ambos afanados en  inhibir  nuestra concurrencia a estas elecciones. Para estos, la razón de fondo es que con la abstención quedarían perfectamente mimetizados y apuestan a eso porque no tienen partidos ni candidatos. Es la actitud absurda de preferir que el gobierno obtenga 23 gobernaciones por forfeit antes de que las ganen candidatos opositores. La  imbécil actitud  de preferir el mal común que es el consuelo de los tontos.  Las  elecciones sólo son defendibles, claro está, cuando ellos o ellas son candidatos. De resto, cualquier participación electoral debe considerarse traición. Pero si son consecuentes con su actitud de hoy, están obligados a mantenerla también en las elecciones de los 335 alcaldes y las presidenciales, si es que el régimen se atreve a convocarlas.

Y desde el punto de vista del régimen, nuestra abstención, que empujan por todos los medios y con todos los recursos ilícitos a su disposición, sería la situación perfecta para ganar por forfeit las 23 gobernaciones que perderían si concurrimos: el gobierno sería el principal beneficiario de la abstención opositora y por eso la estimula de distintas maneras, sea alimentando las intrigas, ofensas y contradicciones entre factores verdaderamente opositores y otros que simulan serlo, sea inventando normas y requisitos ilegales, inhabilitaciones de candidatos y demás, que dificultan cada vez más la concurrencia y aumentan la irritación e incluso las vacilaciones. Eso lo tenemos claro quienes estamos convencidos de que vamos a salir de este gobierno asumiendo las elecciones que están en la Constitución como también lo tienen quienes por sentirse tan derrotados como el gobierno en caso de que haya elecciones, apuestan a salidas de facto que lo que hacen es arrimar agua al molino del régimen. Y si el mayor problema que confronta el universo gigantesco que por razones diversas rechaza este régimen (que según todas las encuestas de opinión ronda el 85%), es que se viera condenado a dividir fuerzas contendiendo en dos frentes, el externo contra el gobierno y el interno en el campo de la propia oposición, debemos dejar que el quintacolumnismo divisor continúe languideciendo por sus propios hechos.

En Venezuela se desarrolla a toda velocidad un golpe de Estado

20 Agosto, 2017

Por:

Mitzy Capriles de Ledezma

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

En Venezuela se está ejecutando a toda velocidad un golpe de Estado, manifiesta la esposa del alcalde metropolitano Antonio Ledezma.

Con el consabido discurso según el cual los pueblos deben darse sus propios gobiernos, los actuales cabecillas del Régimen pretenden justificar la violación de los más elementales derechos humanos. Debe quedar claro que una cosa es la soberanía de cada nación para darse su propio destino democrático, y otra pretender arroparse con la consigna de “la autodeterminación de los pueblos” para empaquetar todo tipo de vejámenes a una ciudadanía que lucha para rescatar la libertad que se nos va escapando en medio de la humareda de gases lacrimógenos y los estruendos de disparos de los esbirros al servicio de una camarilla dispuesta a liquidar todo vestigio de democracia.

Torturar a los presos políticos, desaparecerlos, juzgar a civiles en tribunales militares, montar expedientes con pruebas forjadas y sembradas, usar los tribunales como instancias ocupadas por “comisarios políticos” nada tiene que ver con ese principio, como lo advirtiera en una oportunidad el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, citando el derecho de gentes que, en todo caso, debe prevalecer sobre las pretensiones de los gobiernos de justificar acciones político-militares que soslayan a pueblos indefensos. Por eso el mundo ha reaccionado solidariamente con los venezolanos que son acribillados salvajemente por las fuerzas represivas, que no toleran protestas más que fundamentadas.

No pueden estar de espaldas a la trágica realidad de millones de venezolanos que padecen hambre; de gente que se convierte en noticia mundial porque muere por carecer de medicinas en un país que ha dispuesto de una colosal fortuna en petrodólares; que en vez de usarse para asegurar comida, salud y bienestar general a favor de la ciudadanía, se desvió a los bolsillos de aprovechadores que han saqueado las arcas de la república con la patente que les entrega la mal llamada revolución bolivariana.

Es público y notorio que en Venezuela se desarrolla a toda velocidad un golpe de Estado; que sus actuales mandatarios se apoyan en las armas confiadas a los militares que más bien deben, por juramento constitucional, resguardar nuestras instituciones, en vez de apañar que las mismas se desdoblen en herramientas para golpear a la sociedad de espíritu democrático. Es sabido que pisotean la Carta Magna, que se dan “Constituyente a la carta”, seleccionada del menú que tienen como código de operaciones los regímenes dictatoriales.

¿Elecciones? Sí, pero a su manera y cuando mejor les convenga, con árbitros que pitan a favor del Gobierno, jugando en una cancha demarcada con los colores del oficialismo. Mientras tanto hablan de paz, pero matan, secuestran y usan a los presos políticos como rehenes. Retan a la oposición a competir, pero ellos escogen a sus competidores, inhabilitando a los contendores incómodos. Y de paso, si pierden meten preso a los alcaldes o gobernadores que no se arrodillan a sus condiciones indecorosas para los que tenemos dignidad que cuidar.

Electores deben aprender que discurso bonito no garantiza comida

19 Agosto, 2017

Por:

Jaime Granda

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Hasta que los electores no aprendan que discurso bonito no garantiza comida, sus países seguirán perdiendo oportunidades.

Aprovecharse de la ingenuidad de un pueblo no es nada nuevo. Aunque la ingenuidad no es un mal exclusivo de América Latina y de África, son los dos pedazos del planeta donde mayores beneficios han aportado a quienes han aprovechado esa debilidad.

Lo lamentable es que los siglos pasan y los ingenuos siguen ocupando grandes espacios en esos lugares y terminan siendo clave del destino de cada pueblo. A futuro debe pensarse en perfeccionar los sistemas electorales para que solo puedan aspirar a los máximos cargos aquellos que hayan demostrado su honestidad, su capacidad de trabajo, de convivencia y de solidaridad con el resto de su especie, sin convertir gobiernos en parcelas excluyentes que terminan condenando a la pobreza extrema a millones de personas, además de los perseguidos, encarcelados, asesinados y expulsados.

Eso es parte del retrato de un país como Venezuela, cuyas entrañas siguen repletas de riquezas y sin embargo no hay dinero suficiente ni en los bancos para que la gente pueda comprar su pan de cada día y todo lo demás que necesita un humano del siglo XXI para convivir en paz con sus semejantes.

Lo hemos repetido muchas veces, pero sigue siendo el ejemplo claro de la clase de gobernantes que tiene Venezuela desde 1999.

Desde hace más de 18 años, esos gobernantes se comportan como el típico obrero que cuando cobra su salario y horas extras se va con los bolsillos llenos a donde pueda mostrar que tiene dinero. Unos van a lugares con mujeres y otros a sitios de apuestas con carreras de caballo o cualquier otro deporte. Aunque ganen alguna apuesta, lo que se repite cada día de cobro es que regresan a sus casas con los bolsillos vacíos. Luego pedirán prestado a su jefe inmediato o a la propia empresa hasta que les nieguen eso por falta de pago.

Esos obreros parece que de la Biblia solo leyeron lo que dijo Timoteo: “El amor al dinero es raíz de toda suerte de cosas perjudiciales”.

Por eso despilfarran en horas todo lo que reciben y aunque  son electores, como otros, siguen creyendo que el pan les llegará del cielo y son captados por el populismo. Parece que hasta que los electores no aprendan que discurso bonito no garantiza comida, sus países seguirán perdiendo oportunidades para elevar su grado de desarrollo y garantizar mejores niveles de vida a sus habitantes.

En Venezuela se ha demostrado que la economía es la que termina imponiéndose a la política, especialmente si la política la manejan irresponsables que creen que pueden seguir en el poder, afianzados solamente en repetidas  promesas de bienestar futuro, sin cumplir con sus trabajadores, con sus proveedores y sus socios económicos. Hay que estar claro que no hay socios ideológicos. Hay socios económicos y, si no reciben los pagos que esperan, se alían con el supuesto enemigo si les garantiza recuperar el dinero que dan por perdido. Dicen que Rusia y China han preferido negociar con EEUU el futuro de Venezuela, antes que con un gobierno mala paga.

@jajogra

En América Latina se adelanta un plan de dominación del comunismo internacional

19 Agosto, 2017

Por:

Columnistas Invitados

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

La problemática venezolana es un asunto de interés continental que si no se resuelve eficazmente ahora afectará la soberanía de los demás países de la región.

Por José Curiel

En medio de la tremenda crisis económica y social del pueblo venezolano y la política de brutal represión del Gobierno hay que resistir. El Régimen actual es insensible ante el dolor humano y no le importa el hambre, las enfermedades ni la muerte de la gente. Sólo le interesa implantar a sangre y fuego un sistema político, económico y social que ha fracasado en todo el mundo. Bastan algunos ejemplos dramáticos: después de 73 años la Unión Soviética fracasó; después de 44 años, Alemania Oriental; después de 43 años, Polonia y siguen fracasando las dictaduras de Cuba, transcurridos 58 años, y Zimbabue, después de 30. Venezuela, después de 18 años va por el mismo camino ¿Qué más ensayos perversos queremos? Hay que resistir para salir de este infierno. Churchill fue un ejemplo de resistencia victoriosa.

Winston Churchill fue designado primer ministro del Reino Unido en mayo de 1940, cuando ya Alemania se había apoderado del continente europeo. Sólo la Unión Soviética y Gran Bretaña permanecían libres. La “luftwaffe” (la fuerza área) alemana bombardeaba permanentemente a Londres y a otras poblaciones de Inglaterra.

Contrariamente a la política de apaciguamiento de sus predecesores, Churchill decidió resistir. Y así convocó al pueblo británico a luchar aunque costara sangre, sudor y lágrimas. Luego, la invalorable presencia de los aliados lo respaldó en su intento de liberación de Europa, que culminó en 1945 con una gran victoria.

Salvando el tiempo y el espacio, en América Latina se adelanta un plan de dominación del comunismo internacional, expuesto cínicamente por Fidel Castro en el llamado Foro de Sao Paulo en 1990. Se trata de establecer una base con suficientes recursos -en este caso petróleo- que financie ese macabro plan. Por eso es su intento de terminar de apoderarse de Venezuela, utilizando su economía para ese propósito y no para el bienestar del pueblo venezolano.

Hay que estar claros: el problema nuestro no es únicamente local. Es un asunto de interés continental, que hay que analizarlo en el marco de la geopolítica. No se pararán en Venezuela sino que seguirán apoderándose de los países, continuando posiblemente  por Colombia. Los gobiernos democráticos del continente están claros: no se trata solamente de la supervivencia del pueblo  venezolano sino también de la de ellos como países libres y soberanos.

¿Qué hacer?

Los venezolanos debemos seguir luchando cada vez con más brío y exigir y agradecer la mayor solidaridad de las democracias del continente para salir de este ejército de ocupación de comunistas cubanos, rusos, chinos e iraníes que han invadido nuestra Patria.

Nuestros  compatriotas  han pagado su  cuota de sangre, sudor y lágrimas. ¡Pronto llegará el momento de la liberación!

Los gobiernos no deben caer en la trampa del Régimen de retirar sus embajadores

19 Agosto, 2017

Por:

J. Gerson Revanales M

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Los gobiernos no deben caer en la trampa del Régimen de hacer que retiren sus embajadores, porque ahora más que nunca Venezuela necesita de la comunidad internacional.

Para vergüenza nuestra, un nuevo escarceo diplomático se dio esta semana con la declaración de persona no grata del embajador de Venezuela en Lima. Curiosamente, hay que recordar que luego de las batallas de Junín y Ayacucho, la municipalidad de Lima en 1825, en reconocimiento de su gesta emancipadora, le otorgó al general Simón Bolívar el título de Libertador junto con una Espada de acero, revestida de oro, brillantes y rubíes, forjada por un orfebre llamado Chungapoma.

Esta extraordinaria pieza militar, conocida como la Espada del Perú, junto con el Sol del Perú y el Medallón de Washington, forman parte de las joyas del Libertador, las cuales (desde la época del presidente Carlos Andrés Pérez) fueron expuestas permanentemente al público en una bóveda a la entrada del BCV. Mezquinamente, el profanador del Panteón las retiró y hoy (ante la crisis económica que atravesamos) no sabemos si terminarán en alguna casa de empeño del pasaje Capitolio. La república usaba entregar una réplica de esta espada a los oficiales, al momento de su ascenso a general. En cambio, hoy la revolución estila regalarle copias chimbas “made in China” a dictadores y granujillas por su identidad con el Régimen.

Regresando al tema que nos ocupa, el retiro de embajadores frente a un Régimen que no entiende ni respeta las normas diplomáticas, es un craso error. En gobiernos democráticos como el de Rómulo o Caldera, el retirarle un embajador era algo inconcebible que prendía las alarmas en la Casa Amarilla. Una cosa es llamar a un embajador a consulta para conocer en profundidad el hecho que amerita tal llamada y otro retirarlo definitivamente como protesta, que es lo que busca y desea el Régimen como trampa para autoaislarse. En casos como el de Marruecos, Israel y EE.UU ha sido imposible la acreditación de un nuevo embajador.

Una de las funciones de las misiones diplomáticas es la presencia y el informar a sus capitales; por ello, además de los embajadores existen los agregados económico, social, militar y político. Es así que en situaciones como la que atraviesa Venezuela, las embajadas más bien deben aumentar su personal como testigos de las violaciones al orden democrático y constitucional, falta de medicinas y seguridad. Recuérdese el triste caso de la hija de un diplomático que fue muerta en una alcabala policial.

El Régimen, al provocar el retiro de los embajadores, busca no tener la presencia de los representantes personales de los otros Jefes de Estado al ser esta una de las cualidades personales de los embajadores. No así los encargados de negocios.

Los gobiernos, en esta hora aciaga de la democracia, no deben caer en la trampa del Régimen de hacer que retiren sus embajadores. Venezuela necesita más bien de la presencia de la comunidad internacional, de los cuerpos diplomáticos, de los organismos internacionales, de los corresponsales extranjeros para que informen a cuatro vientos que en Venezuela (con el uso perverso de unas instituciones al servicio del Régimen) se acabó con la democracia.

La ANC nació como un engendro inútil al país

18 Agosto, 2017

Por:

Rafael Simón Jiménez

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

La Asamblea Nacional Constituyente nació como un engendro fraudulento y nunca le prestará al país algún servicio positivo o útil.

La Constituyente descalificada y espuria, lejos de significar mayor estabilidad o gobernabilidad al régimen de Nicolás Maduro, solo ha servido para agudizar la conflictividad y para que desde dentro y fuera de Venezuela se multipliquen las voces que la repudian y descalifican como una burda maniobra que solo servirá para acelerar el descrédito de un gobierno caído en los mayores niveles de impopularidad jamás conocidos en nuestra historia.

Alcanzar la paz, vendida por los promotores del fraude constituyente como el objetivo de la reunión de un cuerpo ilegalmente convocado y tramposamente electo, aparece ahora como un argumento igualmente mentiroso, por cuanto las primeras iniciativas del cuerpo asambleario han estado destinadas a reforzar el atropello, la arbitrariedad y los desafueros que han caracterizado a los verdaderos dueños del circo en Miraflores, iniciándose con la destitución de la valiente fiscal Luisa Ortega Díaz, quien ha asumido una actitud encomiable en defensa de la democracia y el estado de derecho, y en denuncia del pillaje y la violación de los derechos humanos, que son marcas indelebles de este Gobierno.

Nada que no sea acumular mayor repudio, desafección e impopularidad puede esperarse de una ANC que nace con un repudio superior al 80 %, y que solo reproducirá la incapacidad de la cúpula podrida del PSUV, para confrontar el desastre que ellos mismos han gestado en dieciocho años de destrucción y saqueo. Nada podrán hacer para aliviar siquiera el desastre de la economía, la voracidad de la inflación, la devaluación acelerada de la moneda, la erosión de las reservas internacionales, el desabastecimiento, la carestía, la especulación y sus secuelas sociales: el hambre, la exclusión y la carencia de medios elementales para la subsistencia.

Lejos de promover cualquier política encaminada a remediar la grave crisis fraguada con el mensaje del odio y la discriminación, la Asamblea Constituyente reproduce el estilo irrespetuoso, pugnaz, agresivo a contravía del diálogo, los acuerdos, la tolerancia y el respeto que como requisito para la paz y la convivencia exige la inmensa mayoría de los venezolanos. El lenguaje escatológico, soez, grosero y odioso ya ha estado presente en los primeros mensajes y acciones de quienes solo están en esos curules mal ganados para cumplir a pie juntillas las órdenes que bajan del verdadero centro de poder.

Sea cual sea el tiempo y las deliberaciones de la malhadada ANC, sus actuaciones y resultas están destinadas a tener una corta vida. La redacción de un nueva carta fundamental y los actos que se asuman desde el denominado “poder originario”, para que sean viables, necesitan estar respaldados por una amplia legitimidad y consenso, avaladas por un gran acuerdo que traducido en pacto social pueda ser asumido por el conjunto de la nación.

Lo que mal comienza, mal termina. Y lo que nació como un engendro fraudulento y tramposo nunca podrá transformarse en algo que pueda prestar al país algún servicio positivo o útil.

¿Será que los cinco rojos rojitos del CNE darán fecha para elecciones de gobernadores y concejales?

18 Agosto, 2017

Por:

Julio Balza

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

¿Será que los cinco rojos rojitos del CNE darán fecha para las elecciones de gobernadores y concejales? *El 90 % de la población está de acuerdo con el Presidente del TSJ de aumentar la pena máxima a 50 años.

Todos nos preguntamos cuál es el jueguito y la mamadera de gallo que han puesto en práctica los cinco personajes que dirigen el CNE. Hasta la fecha no sabemos qué día del mes de octubre se celebrarán las elecciones a gobernadores de estado y consejo municipales. De verdad quisiéramos saber dicha fecha. ¿Será que van a seguir con las trampas y las triquiñuelas, puestas en evidencia por la misma empresa Smartmatic? Señores rectores del CNE, no continúen jugando con candela, ya que para nadie es un secreto que el pueblo sabe que esa Asamblea Nacional Cconstituyente (ANC) es puro cambur y p…

***

Una de las pocas encuestadoras serias que quedan en el país realizó un trabajo de opinión en casi todo el territorio nacional a la propuesta hecha por el magistrado Maikel Moreno, quien ante la ANC solicitó que sea aumentada la pena máxima a 50 años por los delitos de homicidio, terrorismo, secuestro, robo, violación y traición a la patria, entre otros. Según dicha encuesta el 90% de los encuestados está totalmente de acuerdo con la propuesta hecha por el presidente del TSJ Maikel Moreno. A mí que me perdonen pero yo le pondría más años.

***

Señores de la MUD y los partidos que la componen, déjense de comiquitas con estos tira y encoje en todos los estados para designar a los candidatos a dichas gobernaciones. La verdad es que se ven peores que los maduristas. Están dando un espectáculo que da vergüenza. Se sabe que el oficialismo cuenta con todo el ventajismo y el apoyo del CNE. Escojan los candidatos por elecciones primarias o por consenso para así seleccionar a los mejores y más aptos y poder derrotar a los del Psuv que no los quieren ni en su casa, los cuales saldrían derrotados por paliza. Así que dejen la pendejada y únanse para poder demostrar que realmente somos mayoría. Ellos lo saben, por eso están poniéndoles tantos obstáculos a los candidatos. Unidad, unidad y más unidad. Apuesto a la unidad con todo y las trampas del CNE.

***

Lo que está sucediéndole a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz no es para contentarse, Se veía venir y era “vox populi” dentro del alto gobierno que a quien se le ocurra volteársele a la robolución le pagarán con la misma moneda que a la familia Ferrer-Ortega. Justicia Divina.

***

Los invito a escuchar “Arroz con mango en la radio” por RadioUno1340AM, de lunes a viernes de 12: 00 a 1:00pm

Estados Unidos ha resuelto tomar medidas no autorizadas por la ONU

18 Agosto, 2017

Por:

Leopoldo Puchi

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Estados Unidos no puede tomar medidas de presión política y económica que no estén autorizadas por la Organización de Estados Americanos (ONU), manifiesta el sociólogo Leopoldo Puchi.

Entre Estados Unidos y Venezuela no existen litigios territoriales  ni comerciales, lo que es por lo general la causa principal de graves conflictos. Por supuesto, existen visiones distintas sobre políticas públicas en materias como la económica, social y ambiental o sobre la forma de funcionamiento de las instituciones de cada uno de los Estados, pero estas diferencias no pueden ser consideradas como causantes de situaciones conflictivas, como lo demuestra la historia y el hecho mismo de que  estos países tienen relaciones cordiales con Estados de distinto signo, bien sea Arabia Saudita, El Salvador o Vietnam.

Por supuesto, está en la conveniencia de Estados Unidos que Venezuela, por su ubicación geográfica y sus riquezas naturales, haga parte de su dispositivo geopolítico. Sin embargo, el interés venezolano no es el mismo, pues le interesa desarrollarse como país autónomo e independiente. La diferencia sobre este punto es la razón de la actual disputa, aunque esta tensión pudiera encauzarse hacia la convivencia por medio de mecanismos de cooperación.

Ahora bien, en este momento Washington no admite la separación de Venezuela de su dispositivo geopolítico, a pesar de que estamos en una etapa histórica distinta a la Guerra Fría. Por ese motivo geopolítico Estados Unidos se ha propuesto ocupar directamente funciones propias del Estado venezolano, como lo indica la decisión de 2014 de aprobar en el Congreso estadounidense una “Ley de protección de los derechos de los venezolanos”, lo que contraviene el principio elemental según el cual población y territorio están bajo la  soberanía única del Estado de cada país.

No hay normativa internacional vigente que permita esta actuación, bajo ningún argumento. Es un asunto tan grave como sería el caso si el Congreso de Colombia aprobara una Ley de protección de las costas venezolanas o la Asamblea venezolana aprobara una ley de protección de los trabajadores argentinos. Este tipo de hechos, se traduzcan o no en actos materiales concretos, es causante automático de litigios y conflictos en cualquier parte del mundo.

Ahora hemos llegado al punto extremo en el que el presidente de Estados Unidos ha resuelto tomar medidas de presión política y económica no autorizadas por la ONU, y ha amenazado con una intervención de sus fuerzas militares con el fin de obligar a Venezuela a tomar decisiones internas de carácter político e institucional distintas a las aprobadas por su propio Estado.

Sólo cuando existían los protectorados o territorios dados en fideicomiso por la ONU podían admitirse estas actuaciones. Pero Venezuela no tiene la condición de protectorado o fideicomiso, por lo que Estados Unidos está en la obligación de revertir la ley señalada, dejar de lado las medidas de embargo comercial, no amenazar más con el uso de la fuerza y pasar a un esquema de diálogo para superar la situación. Las relaciones entre Estados se rigen por leyes que deben ser respetadas.

La soberanía es indivisible

16 Agosto, 2017

Por:

Carlos Canache Mata

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

El exparlamentario Carlos Canache Mata suscribe el comunicado de la MUD rechazando la posibilidad de una intervención militar estadounidense y condena la presencia cubana en posiciones clave de la administración pública.

A Luis José Oropeza

El pasado domingo 13, la oposición democrática, representada por la MUD, emitió un comunicado en el que fija posición sobre una eventual acción militar de Donald Trump contra Venezuela, rechazando “el uso de la fuerza o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela”, así como también rechaza la intervención e injerencia de Cuba en nuestra política interna y en la Fuerza Armada Nacional (FAN). A este respecto, la MUD nos recuerda que “Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba, no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno”. La coalición opositora designó su texto con el significativo título “La soberanía es indivisible”.

En un informe especial preparado para Human Rights Foundation for Cuba se señala que la penetración cubana en Venezuela “es abrumadora”. Causa alarma que en el sector militar la penetración sea de “miles de militares cubanos, incluyendo 3 generales, 12 coroneles y tenientes coroneles, 6 capitanes de fragata y otros 25 oficiales de distintas graduaciones, y 4.500 soldados de infantería en 9 batallones, uno de ellos acantonado en Fuerte Tiuna”. Que yo sepa, la dictadura de Maduro, que ya no se pone una hoja de parra para tapar su ignominia, no ha desmentido esa presencia antillana castrista en la FAN. En cambio, pudimos leer este 13 de agosto, fecha de nacimiento de Fidel Castro, que, en su cuenta en Twitter, «en el día de su cumpleaños, nuestro @Ejército FANB recuerda a Fidel Castro, líder incansable de la lucha antiimperialista ¡Que Viva Fidel!». Pena ajena.

También se ha denunciado la presencia cubana en posiciones claves de la administración pública. La injerencia se advierte en las notarías, en los registros, en los servicios de salud pública (¿cuántos miles de médicos y profesionales de la salud?), en el área deportiva, en los servicios de seguridad e inteligencia y contrainteligencia, y hasta en las directrices de políticas económicas que nos han llevado al precipicio económico.

Con sumisión colonial, la dictadura venezolana le envía casi regalados a la dictadura cubana, la nueva metrópoli, poco menos de 100.000 barriles de petróleo (hubo una reducción por la crisis de PDVSA), además de otras ayudas. El comunicado de la MUD toca otros aspectos que afectan nuestra soberanía cuando apunta que “se desangra el país con políticas entreguistas y se abandona el territorio en las fronteras o espacios en reclamos históricos como el Esequibo”.

Tiene razón la oposición democrática: la soberanía es indivisible.