Archivos de etiquetas: ElNuevoPais-Zeta

A esos venezolanos que arriesgaron sus vidas luchando y que hoy sufren del destierro

Créditos de la Imagen: EFE

Los exiliados escapan de la terrible escasez de alimentos que deja muertos en los hospitales y se ganan la vida en otras latitudes con sacrificios.

Desde que Antonio fue secuestrado en febrero de 2015, inicié un recorrido por el mundo para dar a conocer la situación que se sufre en Venezuela. No me limité a dar detalles de su injusta prisión, sino que le daba prelación a la narrativa que incluía a todos los perseguidos, que son esos millones de exiliados a quienes dedico este escrito. He constatado cómo sufren familias que se han separado. Son millones de mujeres y hombres que salieron con el corazón desgarrado, sabiendo que se enfrentaban a una vida desconocida, porque no tenemos experiencia de inmigrantes, más bien fuimos puerta abierta para recibir a legiones que fueron bien acogidas bajo el cielo patrio.

En cada visita a ciudades de EEUU, Suramérica, Centroamérica o Europa, me reencontré con venezolanos que al vernos con la bandera tricolor nos abrazan y se van en llanto compartido, evocando ese gran país que tenemos y que hoy está sumido en la pobreza, de la que huyen para no ser víctimas de secuestros, atracos o la muerte.

Los exiliados escapan de la terrible escasez de alimentos que deja muertos en los hospitales y que ha aumentado en 260%, la desnutrición que para agosto trepó la alarmante cifra de 15%. Los exiliados no salen a “pasear”. Tienen miedo de ser contados en ese 91,8% de muertes violentas por cada cien mil habitantes, que nos coloca como un país que registra muertes letales 3,6 veces mayor que las de Colombia y Brasil. Por eso no me limito a hablar de los 487 presos políticos que continúan privados de su sagrada libertad, porque fuera de esa Venezuela encarnecida, hay millones de compatriotas ganándose la vida con sacrificios.

A esos venezolanos que arriesgaron sus vidas luchando y que hoy sufren del destierro, vayan estas palabras de aliento y admiración, porque sabemos cuánto padecen añorando a esa tierra que nos parió. Sé que no se arrepienten de sus esfuerzos y sacrificios, como me decían Oscar Pérez y Carlos Ortega en Lima, después de haber asistido a un encuentro con el presidente Pedro Kuczynski.

Sé, también, que este sacrificio no será en vano, que lo que hoy están desarrollando los exiliados en los confines del planeta es una suerte de “Plan de Becas Gran Mariscal de Ayacucho Autofinanciado”. Porque esos venezolanos exiliados están aprendiendo. Están asimilando nuevos conocimientos, inéditos hábitos, capacidades para esforzarse, y una vez que regresen serán los protagonistas del gran rescate de Venezuela con sus experiencias adquiridas. Esos exiliados que no nos han olvidado, porque cada vez que se les pide que voten lo hacen, aunque les pongan el centro de votación a más de 2 mil kilómetros de distancia, esos que participaron en el plebiscito del 16 de julio, esos que no se rinden y que tienen legítimo derecho a opinar de todo cuanto sucede dentro del país que les duele en el alma, harán con nosotros la alquimia maravillosa para levantar esta gran nación, lavándole el rostro a nuestro gentilicio, devolviéndole la pulcritud a nuestros símbolos y rehaciendo con trabajo creador la Venezuela que nos merecemos todos.

 

Anuncios

Votar es un derecho que cada quien ejerce según su conciencia

Respetamos la decisión de quienes quieren participar en las elecciones regionales, por eso no contrariamos llamando a la abstención.

La política es una ciencia que se supone fue creada para servirle al ser humano, sin distingos. Por eso se habla de procurar siempre el bien común, y para ello son necesarias las ideas concentradas en proyectos viables y bien articulados. También las agrupaciones partidistas con militantes y dirigentes con capacidad de defender sus principios y exponer sus bases programáticas. Esas toldas políticas tienen que trabajar al lado de la ciudadanía a la que prometen servirle con abnegación. La solidaridad, los valores y sueños de producir cambios positivos deben presidir los actos de unos y otros, incluidos los factores de la sociedad civil.

La competencia para ganarse el favor de los ciudadanos es cada día más intensa. Se ha dicho que hay movimientos que desarrollan propaganda antipolítica para desprestigiar las organizaciones con las que luego compiten, porque suele ocurrir que esos voceros se desparraman en denuestos contra los “políticos” y aparecen trasmutados en los nuevos pioneros de una corriente virginal por la que no navegarán los vetustos partidos que critican.

Esa es una contradicción que pone al descubierto un doble juego que despierta dudas en la gente, que observa el panorama y busca alternativas confiables para que la representen. Por eso se prefiere a aquellos que, sin simulaciones, se meten en la lucha política proclamando sus postulados, sin fingir falsos escrúpulos por asumir roles como directivos de un partido. La antipolítica pareciera estar incubada en las estructuras de los partidos y circulando en las venas de sus directivos. No hay cosa que más desprestigie a un partido y le baje las acciones a un dirigente que las incoherencias conque se presentan ante la ciudadanía, sin sonrojarse, por desdoblarse de un día para otro, desdiciéndose fríamente de sus dichos.

Con esto no queremos decir que sea inapropiado cambiar de opinión cuando es justificado hacerlo. Pero una cosa es cambiar de opinión una vez, a hacerlo reiteradamente, lo cual sería propio de tontos o “vivos” que ven sus intereses en la ruta que transitan. En el caso de Antonio y de quienes lo acompañamos en sus tesis políticas, siempre dijimos que para producir un cambio urgente hay que cumplir el mandato que nos dio el pueblo el 16 de julio. Recordemos que ese plebiscito fue legítimamente convocado por la AN.

Pudiéramos decir: “No es la abstención estúpido, es el fraude”. Es allí donde deben poner la mirada quienes decidieron tomar ese atajo de participar en las elecciones regionales, decisión que respetamos y no contrariamos llamando a la abstención, porque votar es un derecho que cada quien ejerce según su conciencia. También advertimos que los mismos que fueron capaces de perpetrar el fraude más escandaloso en la historia política de Venezuela, deben estar guisando sus artimañas para repetir una dosis proporcional al nuevo desafío. Es insólito que por unos votos cuestionados en una mesa de votación en Amazonas se mantenga en desacato la AN, mientras que la constituyente sigue rampante después de que los directivos de Smarmatic admitieran desde Londres, que por lo menos más de un millón de votos eran chimbos en las cuentas ficticias del 30 de julio.

La gira relámpago del Sr. Maduro no tiene sentido

La gira relámpago de Maduro es una muestra más de su aislamiento regional y búsqueda de “amigos con derecho” sobre nuestros recursos naturales.

Como si fueran pocos los problemas que acosan al país, Maduro emprendió como el Catatumbo una gira relámpago, no por las riberas del Sur del lago sino por varios países fuera de la región: Argelia, Rusia, Bielorrusia y Turquía supuestamente para fortalecer las alianzas de desarrollo compartido con estas naciones.

En primer lugar, cabría preguntarse ¿qué quiere decir el Sr. Maduro con “desarrollo compartido” con países con los cuales no existe ningún tipo de historia, cultura, hábitos o sistema político? Argelia es uno de los países más ricos de África. El 42% de sus exportaciones provienen de la venta de gas, el 33% del petróleo y el 19% de refinados. Sin embargo, es un país con un largo sufrimiento que no acaba de lograr un desarrollo económico y social y se encuentra expuesto a fuertes tensiones con el islamismo más radical.

Bielorrusia está gobernada por Lukashenko, elegido presidente hace más de dos décadas en las primeras y únicas elecciones democráticas de ese país. Castiga con la cárcel, el exilio o la muerte política a quienes se le oponen. Cualquier parecido es simple coincidencia.

Turquía es en el presente el país con más periodistas arrestados. Su economía se encuentra estancada y se ha creado una gran inestabilidad social que preocupa particularmente a Europa.

Finalmente Rusia, a diferencia de los chinos, no busca posicionamiento político. Putin como exagente de la KGB sí juega todavía a revivir las tensiones Este-Oeste con conflictos locales como Siria, Ucrania, Corea del Norte. Por eso desubicaciones como las de Maduro le permiten ampliar el tablero de la “guerra Fría”.

La gira del Sr. Maduro, en un momento en que el país se encuentra al borde no de un golpe, una invasión o intervención sino de algo más grave, como un estallido social, no tiene sentido. Según sus propias declaraciones, iría a “coordinar planes de trabajo relacionados a los temas agrícola, energético, en torno a la OPEP, así como aspectos diplomáticos y políticos con la Unión Africana y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)”.

La pregunta que surge de esta fugaz gira es ¿qué busca Maduro cuando el único país de la OPEP que visitará será Argelia, país que ocupa el noveno lugar dentro de la Organización con 1.059 Mb/b, cuando los catorce miembros de la Organización producen en su totalidad 32.970 M b/d?

Un segundo cuestionamiento a este improvisado paseo es el ALBA, mecanismo que perdió vigencia con la muerte de Chávez el 5 de marzo de 2013 por ser un proyecto personal y dejó de existir con la caída de los precios del petróleo. ¿Qué interés puede tener la Unión Africana con el ALBA y sus miembros caribeños si no expresó la menor solidaridad con los últimos desastres naturales.

Este intempestivo tour tiene una sola razón: ante la exitosa gira de la directiva de la Asamblea Nacional por las principales capitales europeas, Maduro no se podía quedar atrás por lo que fue a parlotear con sus amigos dictadores.

A nueve días de las elecciones a gobernadores ambos bandos se creen triunfadores

A nueve días de las elecciones a gobernadores ambos bandos se creen triunfadores. Excelente gira la del magistrado Maikel Moreno a China. Señoras del CNE, no jueguen con candela.

A solo nueve días para las elecciones a gobernadores las cartas están echadas y tanto la MUD como los rojos rojitos se dan como ganadores con todo y que los últimos sondeos de opinión le dan una amplia ventaja a la MUD. Pero ustedes saben que no deben confiarse ya que se enfrentan a un enemigo mañoso y nada honesto. Nos queda cumplir con Venezuela y comportarnos este 15-O a la altura, porque nos estaremos jugando la democracia. Señores, elecciones en paz.

***

Un llamado a la directiva de un tal CNE para que juegue limpio y así se lleven a cabo los comicios regionales a realizarse este 15-O en total calma. Es para que las señoras del CNE eviten cualquier tipo de triquiñuelas y obstáculos que ya están bien rayadas. No provoquen la ira de un pueblo que está arrecho pasando más trabajo que ratón en ferretería. Señoras dueñas del CNE, ya ustedes pasaron a la historia de este país como lo peor que ha tenido el CNE. Ahí les dejo eso.

***

Hablando de las elecciones para gobernadores. Los del PSUV que van a la reelección de verdad, verdad y sin que me quede nada por dentro son bien descarados y no tendrían ningún chance de repetir en sus estados a menos que este pueblo se haya vuelto sinvergüenza. Son malos y su gestión ha sido pésima. No queda duda. Para la muestra un botón. No se los nombro porque ustedes saben quiénes son. Busquen los estados que están más en ruina y lo mismo va con los aspirantes a gobernadores por ese partido.

***

Fuentes dignas de todo crédito del alto Gobierno, pase lo que pase, este próximo 15-O el señor Nicolás Maduro hará una poda en todo el gabinete ejecutivo en vista de que para nadie es un secreto que la mayoría de sus ministros le han resultado un total fracaso y esos enroques no son más que un fracaso tras fracaso, con todo y la asesoría de Iglesias que también debería irse con su música para España. En esto estaría de acuerdo la base trabajadora del PSUV. Nicolás, mueve la mata pero desde la raíz.

***

Al César lo que es del César. Tanto simpatizantes del Gobierno como opositores reconocen el éxito de la gira realizada por el presidente del TSJ, Maikel Moreno en la República China. Allí se reunió con su homólogo y el de Rusia, entre otros, y en sus ponencias, en diferentes actos, fueron muy bien recibidos por los altos jerarcas de la justicia a nivel mundial. Esta información me ha llegado por distintas fuentes que quede claro. Aquí todo no es malo. Buena esa Maikel.

***

Les invito a escuchar “Arroz con Mango en la radio” de lunes a viernes de 12 a 1:00 pm por Radio Uno 1340AM. No se lo pierdan.

 

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Demócratas enojados con el voto

7 de Octubre de 2017

A tan solo una semana de las elecciones regionales vemos como aún hay quien sataniza el voto. La memoria corta ha sido el “talón de Aquiles” de los venezolanos. En el año 2005 cuando la oposición se negó a acudir a las elecciones parlamentarias cometió su primer gran error, con ello permitió que se desenvolviera este entorno de narcoestado. Descuidaron el balance y les anotaron fácil.

Si bien es cierto que difiero completamente de los dirigentes que en su discurso ofrecen acabar con la inflación y los miles de problemas que existen en el país, ya que a mi juicio eso solo es posible con una política de Estado nacional, y para llevarse a la práctica debemos salir de toda la “cúpula roja”, también es real que este es un paso para debilitar la fuerza del Gobierno, y abandonar el voto no es ni será una opción. Las bellas promesas le han hecho daño al país, pero me he percatado de que la mayoría de los políticos de esta generación no entienden un esquema de política que no contemple la demagogia, el populismo y las utopías con tal de ganar la aprobación de las mayorías.

La diferencia entre las elecciones de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y las regionales es muy amplia. En la ANC se pagaron y se dieron el vuelto, aquí en las de gobernadores tendrán que ponerse las alpargatas con la maquinaria que la MUD posee para auditar y movilizar. Son escenarios distintos y ante esto si debemos tenerle confianza a la Unidad.

Este final de año y comienzo del 2018 será muy impredecible, pero lo certero es que la dinámica política toma cada vez más el rumbo de la negociación, gracias a presiones internacionales y a la falta de dinero. No existen medios para otro tipo de salida o tal vez no ha llegado el grupo correcto que sepa dirigir toda esa masa dispareja que se encuentra en el país.

Las sanciones de Canadá tienen una importancia significativa, lo sucedido con el “Coco” Sosa revela con más claridad las disputas o llamémosle guerra interna dentro del Gobierno. Las próximas sanciones vendrán de la Unión Europea y están frenadas esperando los resultados de las elecciones del 15 de este mes.

La realidad es que el mundo democrático nos apoya, y es nuestro deber manifestarnos y luchar desde nuestra trinchera. Cada uno está haciendo su trabajo desde su espacio y así se debe continuar. Estos meses serán los más fuertes, la inflación nos golpeará y el ambiente navideño perderá su aprecio. Pero todo esto es necesario, si no aprendemos de esto, no aprenderemos ni en la otra vida.

 

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

No derrochar en adornos, en apariencias es aprender a jerarquizar nuestras necesidades

La llamada “revolución bolivariana” es una gran oportunidad para aprender a jerarquizar nuestras reales necesidades.

El ser humano es el único animal que gasta gran parte de sus recursos, muchas veces en perjuicio de su comida u otra necesidad básica, para adquirir cosas inútiles. Eso que llaman adorno. En el caso venezolano eso se exacerbó durante los 40 años de imperfecta democracia, pero mejor que lo que se vive desde 1999. Lo interesante de todo esto, más allá de los planes de algunas potencias para apoderarse de nuestras riquezas naturales, es que lo que estamos viviendo con la llamada “revolución bolivariana” es una gran oportunidad para aprender a jerarquizar nuestras reales necesidades y aprovechar todo lo que la naturaleza nos ha brindado para construir un país verdaderamente moderno. Básico partir de que no somos iguales y a lo largo de la Historia, el que más aporta o más trabaja, por ley natural, debe ganar más que quien ni siquiera se prepara para hacerse responsable de su propia vida.

Esta es una oportunidad para aprender a no derrochar en adornos, en apariencias, sino para invertir nuestros ingresos en cosas útiles para uno mismo y en la medida en que podamos cubrir nuestras necesidades seremos útiles a todos porque nadie tendrá que, a su vez, desviar lo suyo en limosnas o supuestos actos de solidaridad, ni habrá políticos que nos manipulen con la comida, el vestido o el techo.

Todo lo anterior es en el plano físico, pero también hay cosas inútiles en el plano espiritual o teórico, que terminan siendo prejuicios que obnubilan la mente de muchos, especialmente de gente que quiere imponer sus creencias a los demás y si llega al poder no le importa mentir a través de los medios de comunicación social.

Al principio dijimos que eso de comprar adornos se exacerbó en los venezolanos durante los 40 años de nuestra imperfecta democracia y ahora eso ocasiona barreras que dificultan los ajustes necesarios para asumir la realidad que nos rodea y que nada tiene que ver con lo que digan los canales de televisión, las emisoras de radio ni los medios impresos al servicio de esa supuesta revolución.

Algo de eso planteó al finalizar septiembre, Renny Yagosesky, PH en psicología y escritor, en relación con la interacción de los venezolanos en las redes sociales.

El especialista dijo que vivimos en una situación de incertidumbre y nuestro sistema mente-cerebro no puede vivir con la incertidumbre. Como “necesitamos certezas y las buscamos donde sea posible. Para nosotros la certeza es la información y la forma de conseguirla más fácil son las redes sociales”.

Además, hay también una necesidad de catarsis, es decir “expresar nuestras emociones: rabia, miedo, ansiedad, culpa, tristeza”.

Todo eso influye para que Venezuela sea el “país que tiene más celulares per cápita en el mundo”, aunque cada día sus precios los colocan fuera de toda posibilidad de adquirirlos de forma honesta. Eso agrava el estrés por la incertidumbre porque no se puede exhibir el celular en cualquier lugar que pueda despertar los instintos de algún resentido social. Yagosesky dejó claro: “Cuando una persona se siente mal le resulta incomodo que alguien esté pasándola bien”.

@jajogra

La medida de EE.UU contra el régimen de Daniel Ortega

Créditos de la Imagen: laprensa.com.ni

En 2016 se realizaron elecciones generales en Nicaragua, dichas elecciones no tuvieron resultados sorpresivos, debido a que el único candidato importante era Daniel Ortega, quien con apoyo del Poder Electoral y Judicial sacó del camino a la oposición y ganó así su tercer periodo al frente de Nicaragua con su esposa como vicepresidente.

Esto sumado a los hechos de corrupción, lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico fueron los causantes de que el Congreso de Estados Unidos (EE.UU) elaborara un proyecto de ley que sanciona al gobierno nicaragüense. Este proyecto denominado Nica Act, fue aprobado este martes por la Cámara de Representantes y ahora pasa al Senado para su aprobación y entrada en vigencia.

Para la excandidata a la vicepresidencia, socióloga y coordinadora del Frente Amplio por la Democracia (FAD), Violeta Granera Padilla, en entrevista exclusiva para El Nuevo País, “Ortega ha implantado en Nicaragua una nueva dictadura como en los años 80, controlando todos los poderes del Estado” y es por eso que los congresistas actuaron contra él y su régimen.

¿Qué es este proyecto de ley denominado Nica Act?

El nombre de este proyecto de Ley es Nicaraguan Investment Conditionality Act, conocido popularmente como Nica Act, ya fue aprobado por unanimidad en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y será discutido en el Pleno en los próximos días, para luego ser remitido al Senado.

Tiene dos componentes: condicionar los préstamos multilaterales de organismos internacionales y la ayuda de agencias estadounidenses a la celebración de elecciones libres, respeto a los derechos humanos y libertad de prensa, salvo en el caso de proyectos con fines sociales, como educación y salud, y el apoyo a la sociedad civil. Y mandatar al Secretario de Estado de Estados Unidos a presentar al Congreso un informe sobre el supuesto involucramiento de altos funcionarios del Estado de Nicaragua en actos de corrupción y violaciones a derechos humanos.

¿A qué se debe la creación de este proyecto de Ley?

Al empeño del régimen de Daniel Ortega, actual presidente inconstitucional, por perpetuarse en el poder a través de fraudes, violaciones a la Constitución e irrespeto a los principios de la democracia contenidos en la Carta Democrática Internacional, de la cual el Estado de Nicaragua es suscriptora.

Ortega ha implantado en Nicaragua una nueva dictadura como en los años 80, controlando todos los poderes del Estado. Con la única diferencia que el mismo se ha vuelto, de manera corrupta, en uno de los mayores capitales del país, para lo que ha fomentado un sistema corporativo dictatorial que le ha sido funcional. Pero, además, está caminando a una dinastía familiar, que se hizo evidente con la imposición de su esposa, Rosario Murillo, en la vicepresidencia de la República y sus hijos en la dirección de importantes dependencias de Gobierno.

En esta ruta le ha sido muy útil la cooperación venezolana, la que hasta hace dos años fue de $500 millones al año y el intercambio comercial con el régimen de Chávez, todo ello manejado de forma discrecional. Al mismo tiempo, ha mostrado una fijación con la “guerra fría” del pasado, estrechando lazos militares con Rusia y poniendo a Nicaragua en un riesgo y consecuencias que ya vivimos los nicaragüenses. Los Congresistas americanos están decidiendo no seguir apoyando a un régimen de esta naturaleza.

¿Qué consecuencias traería la aprobación de esta Ley a Nicaragua?

El solo anuncio de la Nica Act en septiembre del año pasado ya provocó un deterioro en la confianza de la inversión privada. Por lo tanto, es un riesgo político que tendrá serias consecuencias económicas. El régimen ha reaccionado de manera inadecuada, poniendo énfasis en el absurdo reclamo a los Estados Unidos de la indemnización por un fallo de La Haya de los años 80, a la que el Estado de Nicaragua renunció oficialmente en los 90.

Si bien es cierto que han blindado la inversión pública, por el momento, con préstamos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), frente a la posible falta de préstamos del FMI y el Banco Mundial, insisto en que la inversión privada directa, tanto nacional como extranjera, que es la principal fuente de crecimiento económico y de creación de empleo, se vería seriamente afectada. Y este riesgo será mayor con la lista de corruptos que serían señalados 60 días después de aprobada la ley.

Los nicaragüenses estamos preocupados, pero el responsable y el que debería de preocuparse y ocuparse del país porque controla todas las decisiones políticas, por el momento no ha dado señales concretas y publicas de estarlo.

¿Cuál son sus expectativas con respecto a esta ley?

El mejor escenario sería que el dictador Ortega asuma su responsabilidad política en esta Ley y abriera la posibilidad de elecciones libres, tal como lo manda nuestra Constitución. Este no es asunto que atañe únicamente a la Nica Act. Es un justo reclamo de la mayoría del pueblo de Nicaragua.

Pero por el momento no hay ninguna señal en esa dirección. Estamos a las puertas de un nuevo fraude en elecciones municipales del próximo noviembre. El régimen no hizo ningún cambio para generar condiciones de respeto al voto popular, salvo la invitación a la OEA para observar, en un proceso de negociación bilateral cerrado, con muchas restricciones para el diálogo con los sectores nacionales independientes, e imponiendo un jefe de misión que como observador del Consejo de Expertos Electorales de América Latina (CEELA), avaló los fraudes anteriores.

El panorama no es bueno. La mayoría de los analistas políticos coinciden en que, con esta actitud de Ortega, la aprobación de la ley en el Senado será inevitable.

¿En qué tipo de actos de corrupción están involucrados funcionarios nicaragüenses?

El asunto de la corrupción en Nicaragua no se remite únicamente a malversación de fondos públicos nacionales. Tiene que ver con el lavado de dinero, el narcotráfico, el financiamiento ilícito, y el dinero público no reportado.

Estamos hablando de crimen organizado con vínculos con organizaciones delictivas internacionales. Recientemente hubo un testimonio ante la Comisión del Senado para el Control Internacional de Narcóticos, por el investigador Douglas Farah, quien recomendó una investigación exhaustiva de las transacciones financieras de la venezolana PDVSA y sus filiales en Centroamérica, como Alba de Nicaragua (Albanisa), ante posibles actividades de lavado de dinero procedentes de la FARC. Esto es muy grave.

Si bien en Nicaragua hemos visto señales de lavado de dinero y por supuesto de la alta corrupción del régimen a través del trabajo del periodismo investigativo y algunas ONGs, sin duda, dada las condiciones, el gobierno de Estados Unidos tiene mayores herramientas para investigar este tema.

Es inevitable que un régimen dictatorial como el de Ortega, con aliados de tan mala reputación como la suya, ponga al país en el radar de la comunidad internacional. Pero los vientos que soplan en Centroamérica ya no son favorables a la corrupción, dichosamente.

Se habla que esta acción es por las medidas del Gobierno de Nicaragua y que hasta que no se corrijan no cesarán. ¿Qué tipo de acciones son necesarias para detener esta decisión del congreso?

La única salida es la que los nicaragüenses estamos demandando desde hace 10 años. Iniciar la democratización de Nicaragua con elecciones libres y transparentes para luego abordar con legitimidad los graves problemas que enfrentamos, no solo políticos sino también sociales y económicos. Déjeme decirle que este es un régimen excluyente política y socialmente.

La Nica Act tendría consecuencias económicas, pero de ninguna manera eso es una novedad en un modelo que no ha caminado por la senda del desarrollo humano sostenible. Seguimos siendo el país más pobre del continente y los beneficios de la estabilidad macroeconómica que con mucho sacrificio del pueblo se ha logrado a través de 26 años, luego del desastre provocado por Ortega en los 80, no ha llegado a la mayoría de la población.  En el Frente Amplio por la Democracia estamos convencidos de que hay que cambiar este modelo y someterlo al imperio de la Ley antes de que sea demasiado tarde y las consecuencias lleguen a ser más graves e irreversibles. Para eso estamos trabajando.

¿Cuál es la situación actual de Nicaragua con respecto al Gobierno?

Es sabido nacional e internacionalmente que desde el 2007, con la llegada de Daniel Ortega al poder, Nicaragua está bajo un régimen dictatorial corrupto, empeñado en mantenerse a través de consecutivos fraudes.

En la última farsa de las supuestas elecciones generales del 2016, en la que Ortega se impuso por tercera vez consecutiva como Presidente, más del 70% de la ciudadanía se abstuvo de votar, dando un mensaje claro de rechazo al sistema.

Este rotundo NO es lo único que pudo ser observable, y la gente lo entendió. El régimen conserva fuerza a través de sectores poderosos que han sido intimidados o cooptados. Pero su legitimidad ha venido decreciendo aún entre sus mismos afiliados y aliados. Ahora lo que toca, en nuestra opinión, es resistir y protestar cívicamente, no seguir jugando con las cartas de Ortega en farsas electorales y fortalecer alianzas amplias para forzar condiciones que permitan elecciones libres. La salida electoral debe evitar que el país vuelva a caer en el círculo de la violencia que ha teñido de sangre la historia de mi país.

No votar es fortalecer la continuidad de Maduro y todo lo que representa

Todos debemos votar el próximo 15 de octubre para impulsar el cambio que permita la reconstrucción de Venezuela. No votar es fortalecer la continuidad de Maduro.

Para el próximo 15 de octubre están convocadas las elecciones de gobernadores en todo el país. Esta es una gran oportunidad para que quienes impulsamos un cambio político convirtamos estas elecciones regionales en un gran plebiscito nacional en contra de la gestión de Maduro, lo cual se logrará si ese día votamos para demostrar el alto rechazo popular a este gobierno y convertir ese resultado en la plataforma que nos conduzca al cambio político que inicie la reconstrucción nacional.

La decisión del electorado en este proceso está más clara que nunca. Se trata de decidir si se vota por los candidatos que representan el cambio político de la situación que vive el país, o si votan por los candidatos de Maduro, o se abstienen que es lo mismo, para fortalecer este modelo de gobierno que ha destruido la economía, el derecho del pueblo a la alimentación y a la salud, a las instituciones democráticas y los valores éticos de nuestra sociedad.

Para lograr la mayor participación, que es la garantía principal de un triunfo contundente en todas las gobernaciones, es necesario concientizar y motivar a quienes tienen derecho al voto y quieren un cambio para que no sean víctimas y cómplices sin quererlo de la estrategia central del madurismo en estas elecciones, que consiste en desmotivar a los opositores para que no voten porque el gobierno está consciente de que el único chance que tienen de ganar algunas gobernaciones es que muchos opositores se abstengan de votar.

Por eso el gobierno, para lograr su propósito continuista, está financiando con dinero de la corrupción una intensa campaña en las redes sociales, a veces repetidas por tontos útiles de la oposición y en otros medios de comunicación, para desmotivar a sus opositores, de vacunarlos con la desesperanza para que no voten y por esa vía ruedan campañas de descalificación de muchos dirigentes de la oposición que han hecho esfuerzos permanentes y honestos para producir un cambio en Venezuela con la finalidad de estimular el desencanto, la sospecha, la desconfianza, en relación a esos dirigentes y en las posibilidades de cambio a través del voto.

Esta operación sicológica, sino estamos alertas para derrotarla, puede inclinar a muchos venezolanos de buena fe que no quieren la continuidad de este gobierno a conductas contrarias a sus intereses porque la falta de reflexión, la rabia ante lo que está ocurriendo y la impotencia los puede conducir a creer las mentiras de Maduro y sus estrategias, y a quienes las repiten para hacerse los informados, más que a los líderes que seriamente y exponiéndose a los ataques personales luchan por un cambio de gobierno. Por eso recurrimos a la racionalidad de todos los opositores, sabiendo que la vía electoral es la que nos ha traído triunfos y ha debilitado al gobierno que tanto daño le ha hecho a los venezolanos.

No votar es fortalecer la continuidad de Maduro y todo lo que representa. Votar es abrirle las puertas a una nueva Venezuela con la unidad como base de su reconstrucción.

barbozaomar@yahoo.com                                         

 

El hambre y la crisis económica arropan a la población en general

Venezuela experimenta la peor crisis económica de su historia y Maduro, viendo que el pueblo pasa hambre, comete el peor crimen negándose a aceptar ayuda humanitaria.

Con el chavismo-madurismo llegó el hambre. Duele hondo encontrar en la calle niños mendigando comida o buscándola en los pipotes y bolsas de basura. No es una pena ajena, porque como cantó Andrés Eloy cuando se tiene hijos “se tiene al hijo de la casa y al de la calle entera… se tienen todos los hijos de la tierra”. Nos avergüenza que las fotos de la tragedia motiven, con razón, la alarma del mundo. Según información de Cáritas de Venezuela, “la porción de niños con déficit nutricional en algunas de sus formas (desnutrición aguda, leve, moderada, severa y riesgo de tenerla) aumentó de 54% en abril a 68% en agosto de 2017”. Es una agresión a los que son el futuro de la nación.

El hambre y la crisis de seguridad alimentaria arropan a la población en general. En entrevista concedida a BBC Mundo a fines de septiembre, el economista venezolano Ricardo Hausmann, Director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, en EEUU, declaró que “el salario mínimo, que en Venezuela cubre a muchísima gente, pasó de comprar 53.000 calorías al día a comprar 7.000 calorías al día; entonces básicamente no hay forma de alimentarse con los salarios que están pagando, no porque no hayan aumentado los salarios nominales, sino porque la inflación en alimentos ha sido fenomenal”. En efecto, el Cendas acaba de informar que la Canasta Básica Familiar aumentó a 2.938.277,19 bolívares en agosto, con un incremento de 895.185,20 Bs. en comparación con julio. Somos los campeones de la inflación en el planeta.

Hausmann considera que “la crisis económica en Venezuela es la peor que se haya conocido en el hemisferio”, mayor que la vivida en el llamado período especial de Cuba (después del derrumbe de la Unión Soviética y del cese de la ayuda que ésta le entregaba) y a la vivida por varios países latinoamericanos en el pasado. La explicación es clara. Unas políticas fracasadas han provocado una contracción económica que ya va para cuatro años consecutivos con una caída del PIB per cápita de 40%, respecto al 2013, y ahora no hay un ingreso de divisas suficiente para importar bienes y servicios del consumo esencial. No ahorramos divisas durante la bonanza petrolera y, además, sextuplicamos la deuda pública externa, ubicada en unos 178.000 millones de dólares, que incluye la deuda financiera y las deudas no financieras. El régimen dictatorial, al recortar las importaciones en un 75% en comparación con el 2012 para priorizar el pago del servicio de la voluminosa deuda externa, a fin de evitar el embargo de activos en el exterior, condena a los venezolanos al hambre, gracias a la escasez y al desabastecimiento que campean en los anaqueles de los centros comerciales, a los que se suma la imparable escalada inflacionaria. Solo en el conuco mental de los jerarcas de la dictadura puede sembrarse la idea de que con un “plan conejo” se superaría la crisis alimentaria proteínica.

Por su parte, la asignación de divisas para medicinas cayó más de 90%, en relación con el 2016, y, en decisión patética, Maduro y su camarilla se niegan a aceptar la ayuda humanitaria externa.

Los últimos meses del chavismo

24 Septiembre, 2017

Por:

Rafael Poleo

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Créditos de la Imagen: Prensa Presidencial

Una de las pocas veces que el madurismo dice la verdad es cuando protesta porque hay una confabulación internacional para derrocarlo. Esa confabulación -llamémosla así para no detenernos en exquisiteces- existe e incluye a todas las naciones importantes de Europa y América más China y Japón. De peso y significación sólo faltan Rusia y la India. Ésta no se mete en el pleito y los rusos sólo están pendientes de que les paguen. Por supuesto, esa confabulación tendrá éxito. El madurismo como régimen no tiene ni la más pequeña posibilidad de sobrevivir y cada día que pasa sus jerarcas tienen más comprometida su situación personal. De los cuarenta que están en la lista de Canadá, parte de la operación en la cual es clave el Grupo de Lima, sólo se salvará del calabozo el que afine su garganta denunciando a sus cómplices. Tampoco hay otra esperanza para sus testaferros y asociados. Será una razzia pavorosa ejecutada en nombre de los derechos humanos, animada en realidad por los errores garrafales que Chávez, creyendo que él era Chávez, cometió en el planteamiento estratégico de su revolución. Veamos.

Los factores reales de poder en Europa y América no podían seguir mirando con la boca abierta el avance de los dos poderosos enemigos que amenazan destruir la Civilización Occidental: el narcotráfico y el fundamentalismo islámico. La tolerancia de Obama, aquel presidente que pidió perdón porque Estados Unidos ganó la Segunda Guerra Mundial en vez de hacerlo el nazismo y el criminal estamento militar japonés, no refleja la naturaleza real de la primera potencia del planeta, que por algo ha cuidado de mantener el más eficaz aparato militar conocido en la Historia, capaz de destruir en un par de horas a sus enemigos potenciales. Sus aliados importantes -porque lo demás es monte y culebra-, Alemania y Francia, terminarían por actuar conforme a su dura experiencia histórica, como en efecto lo han hecho.

Llevado por su narcisismo y su ignorancia, Chávez se dejó arrastrar al sueño de gloria que le indujo Fidel Castro. Gobiernos débiles en Estados Unidos y Francia le dejaron hacer y no se hubieran ocupado de él si no hubiera pretendido convertir a Venezuela en un santuario del narcotráfico y una base del terrorismo islámico. Cuando Chávez fue eliminado y Castro puso a Maduro en su lugar porque era el más manejable entre los jefes chavistas, ya no hubo vuelta atrás. Es una historia por escribir, con Diosdado y José Vicente tratando de que el régimen entrara en razón mientras puertas afuera fingían ser los más radicales. Pero ya la suerte está echada. A Diosdado por fin lo pusieron en la lista y José Vicente está muy mal de salud.

Por cierto que esta situación hace aún más aconsejable votar el 15 de Octubre, porque la situación va a cambiar en los próximos meses y sería un fastidio que, por culpa de los abstencionistas, quedaran estorbando algunos gobernadores chavistas.

Por cierto, me pregunto cómo algunas inteligencias de visión universal, como Antonio y María Corina. no se dan cuenta de esto. Lástima. Si no reaccionan ya, quedarán sentados en la cuneta. Cuenten que si paso por ahí les daré una colita.