Archivos de etiquetas: EduardoSemtei

Pompeyo: Nuevas tareas y reuniones Por Eduardo Semtei @eduardo_semtei

Jun 25, 2017 7:18 am
Publicado en: Opinión

Eduardo Semtei @eduardo_semteiEduardo Semtei @eduardo_semtei

Estimado Pompeyo, amigo Santos, querido Maestro. En nombre de los venezolanos de bien en donde fuiste Patriarca, de los demócratas en donde fuiste Ejemplo, de los constitucionalistas en donde fuiste Guía, de los amigos en donde fuiste Paradigma, de los socialistas en donde fuiste Bandera, de los luchadores en donde fuiste Baluarte, de los soñadores en donde fuiste Bastión, de los amantes de la paz en donde fuiste Patrón y de todo ser viviente venezolano o no, que te conoció en tus diferentes roles, que supo de tus artículos punzantes y demoledores, que siguió durante un corto o un largo tiempo tu trayectoria de Titán de Esperanzas te pedimos no descuides ni un solo instante, desde tu asiento de oráculo en El Cielo, tu labor de guía y vigilante del proceso venezolano. No le quites los ojos de encima a la camarilla de un solo apellido: Rodríguez, Vivas, Jaua o al gang de dos apellidos: Arias Cárdenas, Chacón Escamillo, Cabello Rondón.  Son peligrosísimos esos delegados de Satanás.  Y además, están, por ahora, aliados. Aunque sabemos, por fuentes serias y responsables, ya tú lo podrás confirmar al estar Omnipresente en sus cuitas y laboratorios del Mal, que están a punto de apuñalarse por la espalda unos contra otros.  Haz una mesa redonda con Domicio Ulpiano, Cesare Beccaria y Hans Kelsen para que redacten un documento explicativo de qué es y para que sirve una Asamblea Nacional Constituyente que el gobierno parece no entender. Reúnete por favor con Gandhi, con Mandela, Martin Luther King, con Churchill y conversa con ellos las salidas políticas a esta grave crisis venezolana donde asesinan a sangre fría y con odio visceral a nuestros muchachos y los jerarcas del crimen aducen justificaciones despreciables. “El acoso a La Carlota es la razón del homicidio de Vallenilla” y también “No se trata de un vulgar ajusticiamiento por razones políticas sino de un uso desproporcionado de la fuerza” Habla, te lo pedimos por la Paz de la Patria con Simón Bolívar y con el Mariscal Sucre para que por tu intermedio ellos denuncien por ante El Creador su total separación de este torpe y cruel sistema político que conlleva hambre, miseria y corrupción. Diles que esperamos confiados sus pronunciamientos severos contra el uso indebido de sus imágenes, de sus historias, de sus hazañas. La denuncia ante el usufructuo de sus proezas libertarias.   Reúnete con John Miner Keynes, con David Ricardo, con Adam Smith, Maza Zabala y tantos otros grandes economistas que hoy regentan con sabiduría la riqueza del Reino de los Cielos para que sus sabios consejos lleguen frescos a las mentes de nuestros economistas más responsables en la difícil y larga tarea de reconstruir una economía pulverizada, destruida, oxidada.  Donde la inflación del 1000% es la más alta del mundo seguida por Sudan del Sur con 200%  país que enfrenta una cruenta guerra civil.  Una economía que se hunde en una recesión espantosa, que año tras año exhibe menos bienes y menos servicios. Querido Pompeyo consulta con Sigmund Freud, con Jung, con Skinner para que nos orienten en el conocimiento de las aberradas y perversas mentes, las abstrusas personalidades  de muchos de nuestros gobernantes de forma tal que podamos alcanzar con ellos un diálogo productivo, esperanzador, pacífico.  Habla con Job Pin, con Leoncio Martínez, con los hermanos Aquiles y Aníbal Nazoa para que con sus sobresalientes inteligencias y fino humor nos deparen algunas sonrisas en este mar de dolor  y desaliento que ensombrece  la mayoría de los hogares venezolanos. Pregúntales a los sabios médicos como Galeno, Alexander Fleming, Louis Pasteur y Robert Koch como recuperar nuestros hospitales que hoy se estremecen de mengua, sin ninguna dotación, llenos de desperdicios, muchas veces sin agua ni electricidad, cómo sacarlos del marasmo destructivo en donde se encuentran hoy. Estimado Pompeyo, sabemos por tu pasantía en la tierra que no te abruman para nada las tareas que te estoy solicitando en nombre de millones de venezolanos. Sé que tendrás tiempo para reunirte con tus amigos Luis Bayardo, Freddy Muñoz, Caraquita Urbina, Moisés Moleiro  y tantos otros hombres que representaron una izquierda inteligente, un socialismo democrático, unos luchadores honestos. Cuando amanezca nuevamente en Venezuela y el Arco Iris de la Libertad alumbre el suelo patrio allí estarán ustedes, en el sitio exacto desde donde nace esa bella bandera multicolor, como ejemplos del tesoro que representaron sus vidas. Hasta siempre Gran Maestro.

Eduardo Semtei: Carta de una fiscal a un tribunal

19.06.17, 7:40 am / Editor /

thumbnaileduardosemtei

CUANDO ME SABÍA TODAS LAS RESPUESTAS ME CAMBIARON LAS PREGUNTAS

Cumplir la ley no es asunto fácil en Venezuela. Los artículos de la Constitución más perfecta del mundo son como de goma. Elásticos. Diosdado la estira para un lado y Jorge para el otro. Algunas damas  muy encopetadas la usan para reemplazar las gomas de sus  sostenes y enaguas.  Cada día hay más enchufadas. El famoso tribunal  de marras la convirtió en boligoma. (Para los iletrados; boligoma fue un producto de juego infantil, de forma esférica, que rebotaba para donde le daba la gana. Una pelota loca parecida al comportamiento de Hermánn Escarrá, que salta y saltimbanquea de allá para acá y de acá para allá. En los Estados Unidos lo llamaban Silly Putty, no a Escarrá, me refiero al boligoma. Vaya usted a saber por qué. Entendemos lo de Silly pero lo de Putty…) Por cierto, hablando de Escarrá, el hombre ha hecho una fortuna tanto posando para Botero como litigando asuntos casacionales, si se puede usar tal termino. Pues resulta que como les digo una cosa les digo otra,  que por allá, a finales del 2015, Diosdado comandando el Grupete de los Avispados eligió a medio mundo como magistrados del Tribunalote. Del de arribota. Y lo hizo de manera exprés.  Uno dos y tres el pato más chévere, el pato más chévere, como si se tratase de una canción. Y eso que se le dijo que no hay cama para tanta gente. Lo hizo violando con sumo placer y éxtasis uno que otro artículo, de esos fastidiosos de la Constitución más mejor del mundo.  En aquella época, once upon a time, invitaron a la Catira del Ministerio Público a firmar el Acta de Legalización del Entuerto Exprés Jurídico-Sexual (no les voy a contar nada sobre mis razones para bautizarlo de tal manera) La Catira puso los cinco dedos de la mano derecha totalmente extendidos. Encogió seguidamente el pulgar, el índice, el anular y el meñique dejando estiradito el dedo medio para luego apuntar con tal dedo, como si fuera una arma letal, al Contralor Bobolongo y al Defensor Musculito, exclamando a viva voz ¡Míquiti! que yo voy a firmar esa vaina.  Y la fulana Acta corrieron a esconderla en las mazmorras del Poder Ejecutivo. Justo debajo de lo que llaman en el  SEBIN “La Tumba”. Esa  Acta desgraciada, puño y letra bien mamada, que ella no firmó permaneció secreta un buen tiempo. Sus colaboradores, me refiero a los de la Catira, en una arriesgada maniobra,  propia del más puro espionaje de la KGB y la CIA lograron extraer de la Oficina de Musculito la original del Acta  que pronto sería conocida por las masas venezolanas. ¡Que pena con el vecino! La Catira se lo tenía escondido. Un verdadero misil al centro del poder corrupto. Sorpresa y sorpresa. Prontamente el Terror de las Cantinas Militares, el diputado Carroña acusola de insania y leyó frente al público sediento de la verdad los 3 artículos, los 3 artículos, los 3 artículos, donde se demostraba lo que se demostraba. Fue una exhibición de sabiduría. Era el oráculo en persona. El mismísimo Salomón reencarnado en Carroña Vuitón.  Pero volviendo a la Catira y su escopeta de 12 tiros. Inició una serie de demandas contra la constituyente y el nombramiento de los “Rapiditos” por ante el tribunal de los mayores, cuyos libelos tardaban entre 24 y 36 horas en su redacción y eran rebotados en materia de minutos, por la Sala Plena, la Sala Constitucional, la Sala Electoral y la Sala de Fiesta etc.  con los argumentos más disparatados, excéntricos y esotéricos.  Veamos algunos de ellos,  utilizados  para rechazar las solicitudes de la Catira. “Es una inepta acumulación de pretensiones” Nunca supimos si la ofensa era contra la Catira o contra la demanda. “Está pidiendo muchas cosas”  “Esa materia es cosa juzgada” “Eso ya lo dijimos el año pasado” “Interpreta mi silencio” “Si sigue en esa pedidera va presa” ¡Ay Señor! pero la Catira le sobran los guáramos y les espitó “El día que se repartió la cobardía yo no aparecí” Le cortaron la luz a su oficina. Le retiraron el teléfono interministerial. Le retiraron el avión que tenía asignado. Los carros blindados. La amenazan. La acosan. La ofenden. Todo ello sucede en La Tierra de la Fantasía pues al unísono de esta sampablera el presidente, emulando a Nerón en su amada Roma, mientras arde la  patria en protestas y en manifestaciones, no se cansa de cantar y bailar. ¿Carroña; será esto insania?  Las 4 Comadres Electorales por su parte, que sufren  un extraño proceso de envejecimiento y encogimiento premaduro, digo prematuro,  y postmaduro, le disputan al tribunal superior el dudoso título del Reinado de la Lisonjería y la Rampante Complacencia Oficial. Las   Comadres edulcoraron una pastilla de cianuro ofreciendo elecciones de gobernadores cuando se sabe que la llamada Constituyente será un rebaño de  verdugos cuyas primeras medidas ya fueron anunciadas por Trucutú y su Mazo; Destitución de la Fiscal y eliminación de la inmunidad a los diputados de la Asamblea Nacional y donde el carácter histórico y democrático de las gobernaciones será sacrificado en el Altar del Odio.  Esto todo está en desarrollo. Siempre hay salidas pacíficas y democráticas, pero recordemos que aquellos  polvos  traen esos lodos. Estoy seguro que la  Catira no cesará en su empeño de adecentar la política venezolana y si hasta ayercito no se había plantado de frente  a los corruptos hoy si lo está haciendo ¡Y de que manera! Ahora bien, los magistrados exprés y las 4 urracas parlanchinas  seguirán hundiéndose en el pantano de la historia y fabricando su torcido camino, empedrándolo con violaciones flagrantes a la constitución,  que a lo largo de 2000 años siempre ha terminado mal. Si yo fuera uno de ellos andaría chorreado de cara al futuro. Como repetimos siempre; calle y negociación. Que bueno sería que se constituyera un grupo parecido al de Contadora. Países amigos de Venezuela. No amigos de la MUD y tampoco del PSUV. Un grupo  por la paz, la democracia y la constitución.  Cuando son la bayonetas las que imponen un referéndum o una constituyente muere  temporalmente la democracia.

@eduardo_semtei

Ahora o nunca ¿Guerra o negociación?

Eduardo Semtei's picture

Miércoles, 24/05/2017 – 07:22

Quienes pronuncian esa frase como si fuera un conjuro mágico que anuncia la caída irremediable del gobierno ante la exitosa marcha de las masas incurre en engaño, quizás en autoengaño. Nuestros arrojados combatientes para el enfrentamiento final son adolescentes armados de piedras, escudos de madera y zinc y un par de cohetones. No suman 300 en todo el país. Del otro lado unos 100.000 hombres fuertemente armados.

Pasan los nuestros entre los marchistas, con su vestimenta características, algunos con máscaras antigás y son aplaudidos por los manifestantes que ven en ellos la salida. Ven pero no miran. Atavismo ultrista. En el fondo muchos piensan que mientras más asesinatos ocurran, mientras más muchachos mueran, más cerca está la victoria. Es ahora o nunca repiten torpemente sin meditar seriamente lo que dicen. Mientras son vitoreados y admirados por su arrojo, ni uno solo de los marchistas los acompañan. Los ven pasar, los saludan pero no los siguen en sus temeridades. No obedecen a ningún partido. No siguen las instrucciones de la MUD. Tienen total autonomía. Libertad para cerrar calles y avenidas. Y para participar en procesos de incautación, que son muy parecidos a los saqueos. Los pequeños comerciantes han sufrido en carne propia el despojo de sus negocios. Estos hechos deforman la imagen de protesta pacífica que todos queremos mostrar a nivel nacional e internacional. La distancia entre los millones de venezolanos protestando en la calle y los jóvenes de casco, capucha y guantes es notoria.

Es evidente. Algunos comerciantes de Altamira y Chacao han advertido la existencia de grupos de encapuchados que le ofrecen protección para no ser víctimas de saqueos. A veces en las avenidas los conductores son invitados a colaborar, o conminados. Es una desviación perversa. Pareciera flotar en el ambiente el deseo de un golpe de estado animado por el sacrificio de los jóvenes. Anhelan una “insurrección militar de las buenas” ya que la chavista fue una “insurrección militar de la malas” Sueñan que el ejército se va a dividir y la parte buena defenderá la constitución a sangre y fuego y derrotará a la parte mala. Están bajo la pesadilla de un régimen militarista y sueñan con otro que lo sustituya. Mayor paradoja imposible.

Esa teoría no es muy convincente, incluso se le puede anteponer el dicho según el cual es mejor un malo conocido que un bueno por conocer. Pero allá en el fondo, la mayoría sueña con un despertar bonito según el cual el ahora o nunca se transformaría como por encanto en un ahora. Los más desesperanzados meditan seriamente sobre la necesidad de una guerra, de un enfrentamiento civil, de una conflagración entre hermanos. Del otro lado, el miedo oprime corazones y nubla razones. Se ve en los ojos de sus principales hombres y mujeres el pánico ante el futuro. Tienen terror ante la ley. Pavor ante la venganza que la suponen incontrolable. Su visión del futuro es cárcel, persecución y muerte. Acarician la idea de una batalla masiva donde haya ganadores y perdedores. Esos dos grupos: Los desesperados y los acobardados se convierten paulatinamente en fieles creyentes de la hipótesis del enfrentamiento, se necesitan mutuamente y aumentan en cantidad en virtud que la gran mayoría de los políticos y partidos tienen miedo de completar la frase Ahora o Nunca con un corto pero poderoso estribillo…ahora es el mejor tiempo para negociar una salida democrática, constitucional y pacífica. Las condiciones objetivas internas y externas nunca fueron tan positivas y alentadoras. Hay millones protestando y hay docenas de países apoyando. Siempre la paz será superior a la guerra. Siempre se puede evitar una guerra.

A los demócratas nos interesa un cronograma electoral que fije las elecciones regionales, municipales y presidenciales. A ellos les importa su salud, su familia y su existencia material. Nadie quiere morir, aunque esa opción va avanzando en las conciencias. Estamos a tiempo de evitar una autopista de sangre donde todos seremos perdedores y ninguno de los dos bandos será capaz de eliminar al otro por los siglos de los siglos. Ejemplos sobran: Nicaragua, Argentina, Chile, Francia, España, Alemania. Jugar con fuego no es precisamente un acto de bondad para con nuestros semejantes. Hay entre los dirigentes de la oposición la tentación de sobresalir como el líder más aguerrido, valiente y temerario. Hay en el gobierno la tendencia entre sus dirigentes de brillar como el más tramposo, hábil e inescrupuloso.

Otra rivalidad que conduce al incendio, a las atrocidades de la guerra. Los valientes contras los inescrupulosos. Por allí tampoco hay salida democrática, constitucional y pacífica. Y eso hay que meditarlo. Observarlo sin mayores apasionamientos. Con el mejor esfuerzo de la razón y el análisis objetivo. Si el Rey está desnudo que no sea un niño inocente que lo advierta. Estamos adicionalmente acorralados en un tercer submundo. Unos gobernantes que se sienten dueños de todo el poder y quieren seguir detentándolo y otros que se sienten fuera del poder y quieren tenerlo todo sin que sus contrapartes puedan reservarse o merecer algún área de poder. Del grupete de lo tengo todo y tu nada, por un lado, y por el otro la cofradía del no tengo nada pero lo quiero todo no puede salir nada pacífico, nada democrático, nada constitucional. Guerra y muerte. Nuestros dirigentes en la oposición tienen miedo a un rechazo de los radicales a las ideas de negociación. Diálogo, paz y negociación han sido convertidas en ideas y palabras malditas tales que, quien las pronuncie quedará condenado a los infiernos del desprecio y a la cueva de la cobardía. No hay ningún conflicto en la historia de la humanidad que no haya dado paso a conversaciones y negociaciones. El más notorio: VietNam.

Lamentablemente, el diálogo en Venezuela se inició con tres grandes taras: La oposición sin una agenda clara, sin propósitos definidos y sin negociadores entrenados. Los facilitadores sin experiencia, excesivamente remunerados y sintiéndose actores de una gran película internacional con sus burdas exhibiciones. Recuerden a Zapatero cada dos o tres semanas reunido con Maduro en ropa deportiva. Y por la parte oficial, del gobierno, unos delegados con una inmensa caja llena de trampas y sorpresas. Un “Triálogo” muerto al nacer. Vamos todos a recordar y aprender del proceso de Contadora. Vamos a repetir lo bueno de esa iniciativa y ponerla en práctica. México, Colombia, Panamá y Venezuela se reunieron en Isla Contadora, Panamá, el 07-01-1983, para buscar salida al conflicto armado en El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Se llamó el Grupo Contadora. Más tarde en 1985 se sumaron Perú, Argentina, Brasil y Uruguay para constituir el Grupo de los 8 que felizmente influyó en forma determinante para darle fin al conflicto y adelantar los procesos electorales, democráticos y constitucionales. Aquí se podría ensayar una salida semejante. Eso sería una buena recomendación de la OEA en lugar de los radicalismos e intercambios de peñonazos verbales entre Maduro y Almagro. La OEA salió del bobo chileno al karateka uruguayo. ¡Que par de dos! Quizás si la ONU envía un Comisionado Especial se abran más pronto los caminos hacia un buen final. Todo está por verse. @eduardo_semtei
Eduardo Semtei

Eduardo Semtei Alvarado: Los héroes del chavismo, Haiman El Troudi Douwara

 

7 mins ago Opinión

thumbnaileduardosemtei

Solía ir a fumar tabacos con sus amigos íntimos a un lugar de lujo situado en Las Mercedes donde acompañaba sus bocanadas de humo con exquisitos licores.  Los tabacos en ese sitio de fumadores se cotizan en dólares. Haiman prefería siempre el Cohiba  Robusto Supremo Edición Limitada 2014 de 100 USA $ la unidad, el Cohiba Behike 56 de 250 dolarcitos  cada uno  y el Davidoff Edición Exclusiva y Limitada que según el presidente de la firma  fue creado mediante una mezcla única, que incluye tabaco de relleno de la  Florida Sun Grown Tobacco. Esta mezcla muy especial y única aprobada y mezclada por Davidoff conmemora el 20 aniversario de Corona Cigar Company y su éxito en la industria del cigarro. ¡Ay Señor! Este es un poquito más caro; 350 verdes la unidad.  Allí Haiman meditaba sobre su extensa obra. Él es humilde. Sencillo. Típico árabe que vende barato señora.  En su autobiografía, bueno digamos que en su perfil internáutico, si acaso podemos usar tal palabreja,  o más bien electrónico, computacional, wikipédico o whatever, se define a sí mismo con estas sencillas palabras. Soy ingeniero y como tal tengo ingenio. Mucho ingenio. Imagino cosmogonías y tesoros. Me veo entrando a la cueva de Ali Baba, gritando la frase “Ábrete Sésamo” me parece un grito a la libertad. “Oro, Socialismo y Dólar” Allí veo a Merentes abriendo las puertas del BCV donde se guarda el oro, o lo que queda, y yo entro triunfante y de pronto todo es mío.  Nací en Barinitas en 1970. Tengo 46 and counting. Por ahora soy  Diputado a la Asamblea Nacional, pero no he asistido nunca ni voy a asistir a esa cueva de locos.  No me interesa para nada. Sabias palabras aquellas que afirman: un metro de Miraflores mide igual que 100 kilómetros de Asamblea Nacional. Esa fueron vainas de Maduro para sacarme del Ministerio. Fui Ministro del Poder Popular para Transporte Terrestre y Obras Públicas. A cargo pa´bueno caracha.  Duré un añito en el cargo. Como rinde el tiempo en ese puesto público. Soy escritor aunque ustedes no lo sepan. Ni lo sospechen. Nadie nunca ha comprado un libro mío pero eso no importa. Un tío mío leyó el primero y me felicitó. El Poder Ejecutivo  mediante la Imprenta Nacional imprime miles y miles de mis escritos que alumbran las mentes del gobierno. Mis sabias palabras son una orientación obligada. He aquí un listado corto de mi extensa obra y un breve resumen de su significado histórico y dialéctico.  Ser capitalista es mal negocio. Allí demuestro mediante un algoritmo cuántico que ser rico es malo. La pobreza es felicidad. Es el camino al Cielo como lo dice el Corán o la Biblia o Confucio, no recuerdo bien, a lo mejor fue mi papá.   Yo soy la excepción. Soy rico de cuna, de cama, de hamaca y de catre. Empresas de Producción Social. Instrumento para el Socialismo del Siglo XXI. Su nombre lo indica. PDVSA, SIDOR, Lácteos Los Andes, Agropatria, las cementeras, son todas grandes empresas mundiales, están a la cabeza de los rendimientos y las ganancias, altísima productividad.  Somos el ejemplo para el mundo.  Los abastos Bicentenario aplastan a cualquier cadena gringa como Wall-Mart o Sears. En ese libro presento una serie histórica con basamento econométrico para demostrar lo que demuestro.  Y también hay fotos de la tienda de mi mamá. Herramientas para la participación.  En el discurso del libro examino el alicate, el destornillador, el martillo, la chícura, la llave inglesa y la tenaza como las mejores herramientas para participar.  Es uno de los libros que más me gusta de mí mismo. Inteligencia Social y Sala Situacional. La verdad que no recuerdo un carajo de qué se trata ese libro y menos como pude ligar la inteligencia social con una sala situacional.  Creo que me fumé una lumpia. Senda pea tenía. Y Chávez me felicitó. Que pena con el vecino. El Salto Adelante.  La nueva etapa de la Revolución Bolivariana. Estábamos precisamente frente a un precipicio cuando dimos el salto. Nos volvimos guater. En el fondo lo que persigue esta magna obra es comprobar que la Revolución es Permanente como decía León Trotsky. Siempre está comenzando de nuevo,  con un motor, dos motores, tres motores, 14 motores. Rectificación. Reimpulso. Revisión. Re-rectificación, re-reimpulso, re-revisión, re-re-rectificación y así como el cuento del elefante que mecía sobre la tela de una araña. Tiene 1500 páginas y está dedicado a mi amada esposa viene con 20 tickets del Metro de Caracas y dos pasajes del tren del Tuy.  Para comprender la revolución bolivariana. Vano intento el que hice. Este vainero no lo entiende  nadie. Convertir a un país petrolero en los años de más alto precio del crudo en este desierto de bienes y carencias de servicios, sin agua ni electricidad,  de alacenas y neveras tristes y abandonadas, de humanos hurgando basura, de niños muriendo de mengua y sin medicinas, de viejos desesperanzados,  será “In saecula saeculorum” un verdadero misterio. Historia de la Revolución Bolivariana. Describo con maestría y elegancia las gestas históricas de Chávez, Arias Cárdenas, Diosdado Cabello y Tarek El Aissami.  Es como hablar de  Napoleón, Alejandro El Grande, Charles de Gaulle  y Yasir Arafat.  Son igualitos y de como un puñado de hombres dementes y hasta criminales  volvieron en pocos años un país rico en esta vaina que es hoy Venezuela. Y tengo Golfo de Sepias.  (Para escribir ese poemario me fumé otra lumpia. No recuerdo de dónde   diablos salió el nombre sepia. Parece que es un pez o un color o un mineral o una novia que tuve llamada Sahra Al Sepia.  Quién sabe) Un poemario que deja pálido a Jorge Luís Borges. Y a cuanto poeta mejunje se compare conmigo. Para muestra un botón; Yo si soy un arabito/Cantando las frases mías/Le rindo tributo   a un mito/Que se llama Chávez Frías. Soy investigador submarino. Piloto. Surfista. Compositor. Modelo. Pintor. Escultor y hago falafel, bassbousa y hummus.  Fui Ministro de Planificación y ven que arrechamente planificado está el país. Director del Despacho de Chávez donde despachamos los miles de millones de dólares en regalos a todos los dictadores del mundo. Miembro del  Fondo OPEP donde hay una escultura en mi honor. Gobernador por Venezuela del Banco Mundial donde deje lazos inquebrantables y una gran relación económica que nos permite manejar la deuda externa con facilidad y tener las puertas abiertas del mundo financiero internacional. También estuve en el Banco Interamericano de Desarrollo haciendo lo mismo, es decir nada. Fundador del Centro Miranda donde se han formado los pandilleros más famosos de los grupos armados y los colectivos.   Jefe del Tercer Motor que se fundió par´diablo  Ex Director de Relaciones Nacionales de la Presidencia de la República, donde tuve muchas relaciones de todo tipo, incluso de aquellas,   Ex director y asesor de los Ministerios de Planificación, Educación Superior y Comunicación e Información, de allí mi obra imperecedera,  Cofundador y directivo del Instituto Universitario de Tecnología de Barinas y sus alrededores y  lleva mi nombre.  Autor, coautor y compilador de diversos trabajos académicos, políticos y literarios para la Academia Sueca de Ciencias y la Fundación Nobel.  Y fui el Presidente del Metro de Caracas que de vaina no lo llevé a medio metro. De las 10 estaciones nuevas que planifiqué después de 10 años solo se ha terminado una, es que Odebrecht es una vaina arrechísima.  Ni terminan los trenes. Ni los puentes.  Ni las represas. Y después de esta humilde autobiografía los venezolanos nos preguntamos ¿Dónde carajo fue a parar Haiman con sus ahorros que no aparece ni se nombra para nada?  ¿Será que Odebrecht tiene algo que ver con esa desaparición repentina?  ¿Dónde están los 98 millones de dólares que repartió? Eso lo sabremos en el próximo libro de El Troudi How to get away quitly and live happily and very rich

@eduardo_semtei

Opinión – LaPatilla.com

Compartir en:

Manual para políticos saltadores

  1. Home
  2. Opinión
  3. Columnista

 

Eduardo Semtei

LA OPINIÓN DEEduardo Semtei@eduardo_semtei

 

23 DE ENERO DE 2017 12:34 AM

Ustedes muy bien saben que al mundo político llegan en general dos grupos distintos de humanos. Bueno, hay excepciones honrosas. Los bichitos que vienen a enriquecerse, a degradar el oficio, y los más, aquellos quienes tienen cierta responsabilidad con su familia, su país y con la vida planetaria en su más amplio concepto. El partido de gobierno se ha nutrido de inescrupulosos de toda uña, pelambre y presentación. Mire que hay bichos malos por donde se mire y también, dato que confirma la regla, se encuentran, buscando con lupa, algunos con la moral alta y la ética intacta. Seamos justos. No es cierto que en la tarima opositora solo hay santos, carmelitas descalzas, niños de pecho y hombres probos, y del otro lado todo lo contrario. Nunca son todos los que están ni están todos los que son. Pero oyendo las sabias palabras de tres grandes hombres, ejemplos para el manual que indica el título del artículo: el curita Arias Cárdenas, el gordito Ricardito Sánchez y Sir William Ojeda, puedo intentar redactar uno que otro discurso, usted sabe, como para que practiquen. He aquí unos ejemplos:

Algunos tratando de brincar la talanquera para UNT. Estimado Manuel Rosales, emperador del Zulia y marqués de Maracaibo y familia. Nunca antes estuvo la patria más orgullosa de uno de sus hijos que cuando usted con gallardía, inteligencia y arrojo entregose a los esbirros del régimen para ser encarcelado. Dejando una marca de desprendimiento y sacrificio. Todos sabíamos que su inquebrantable actitud, su altísima moral y reservas humanas harían que los meses de cárcel, injusta ciertamente, le parecieran siglos a sus seguidores aunque a usted no lo hizo mella alguna. Así son los grandes hombres. Ahora que se encuentra a las puertas de una presidencia bienvenida, aunque el pueblo zuliano en una sola voz le ruega que vuelva al Palacio de las Águilas, me es propicio reconocerle sus inagotables cualidades de hombre público. Nunca olvidemos que usted es de la misma estatura que nuestro Libertador Simón Bolívar. Y que conste que no busco dónde enchufarme.

Devolviéndose de la oposición para el chavismo. Querido y amado presidente Maduro. Mariscal y generalísimo Diosdado. He regresado al campo de batalla rojo arrepentido de haber comulgado con sectores de derecha, apátridas, escuálidos. Sus últimos y esclarecedores actos me han convencido, esta vez y para siempre, de que la verdad se pasea engalanada por los rincones de Miraflores. El decreto magistral sobre el billete de 100 bolívares que desbancó a piratas y terroristas pasará a la historia como una muestra de sabiduría económica. Estoy seguro de que ni el mismísimo Karl Marx hubiese llegado a tan brillantes conclusiones que abren nuevas esperanzas para nuestro pueblo en plena redención. El sistema de distribución CLAP se fundamenta, como se sabe, en los más avanzados principios matemáticos y estadísticos sobre teorías de cola y el preciado alimento llega con una precisión de reloj suizo a las puertas de cada hogar pobre sin que el beneficiario tenga que comprometerse para nada con propósitos proselitistas o intereses subalternos. Y al sustituir la OL por la OLP y luego la OLP por la OLHP y más lueguito la OLHP por la OLHPP está marcando la historia. Así, así, así es que se gobierna.

Del chavismo para la oposición. Dr. Leopoldo López. Inmaculado Chúo. Mis estimados y grandes doctores en Política. Hijo celebrado de Harvard. Virtuoso del discurso y maestro de maestros. Periodista de la verdad y verdugo de la comunicación y Radar de los Barrios. Vengo de las entrañas de un monstruo que devora perros, ovejas y pastores. De afilados colmillos, desde donde cuelgan las más preciosas joyas provenientes del delito. Quiero entrar arrepentido al más pequeño lugar del más pequeño partido político opositor. Quiero entregar mi sudor y esfuerzo a la construcción de un mañana prometedor, vigoroso en el esfuerzo productivo y afincado en sagrados principios democráticos. Y haré todo lo que esté en mis manos y más allá para sellar para siempre las posibilidades de que otro aventurero militar pueda nuevamente poner su satánica mano en el pomo de la puerta del salón presidencial. Yo tampoco quiero cargo ni mando, como dijo el hombre aquel.

Brinco de unos partidos opositores para PJ. Presidente Borges. Ilustrísimo Guanipa. Sus acertados pasos en la vida cotidiana de la República Bolivariana y su presencia en el teatro de las naciones me han convencido de que PJ es el partido del futuro. Su amarillo brilla en alcaldías y gobernaciones con mayor destello que la propia Bandera Nacional. Juro por la lealtad eterna que no estoy interesado en participar en funciones de gobierno, ni ser miembro de ningún nivel del Poder Legislativo. Ni candidato a nada y si llego a diputado será de vainita. Solo me inspiran el sacrificio, la honra de ser su servidor y el orgullo de ser uno de sus fieles testigos en cada uno de los actos donde ustedes participen a lo largo y ancho del país. Dios salve su paciencia y prudencia por los siglos de los siglos. Su firme e inmutable posición sobre el diálogo y las movilizaciones populares deberían ser grabadas en el mármol de la historia para contemplación y adoración por las próximas mil generaciones.

De opositor moderado a radical. Estimada María Corina. Magdalena de la justicia. La Juana de Arco latinoamericana. La Napoleona de Caracas. Nunca estuvo la oposición más plagada de timoratos, de pusilánimes, de indecisos y hasta de cobardes. Solo su voz, con la fuerza de mil guerreros como Atila, es capaz de levantar a un pueblo sediento de justicia y de venganza. Me sumo a los grandes movimientos de masas que la acompañan por donde usted camina y me niego a creer en la sarta de falsedades y patrañas que los medrosos riegan con sus voces apagadas, según las cuales usted no pasa del 1% en las intenciones de voto para presidente. Pues bien, la acompaño en su decisión magistral y ecuménica de no asistir a ningún acto electoral hasta que no estén enterrados en los calabozos más oscuros los delincuentes del CNE que se burlan del alma del pueblo. La violencia de la justicia siempre será celebrada. La democracia no puede limitare a llorar a los caídos. Prefiero una manada de ovejas guiadas por una leona como usted que un ejército de felinos abanderados por una de esas ovejas de la oposición. Cuente conmigo, con mi vida, con mis bienes, conmigo y mis circunstancias.

De militar activo a militar retirado. Pueblo venezolano. Debo reconocer que el expresidente Chávez no se encuentra entre los vivos y no volveré a mentir diciendo que “Chávez vive”, “la patria sigue”. Mucho menos “patria, socialismo o muerte”, pues parece que la última de esas tres palabras es la que se cumple con mayor rapidez. Además, estoy totalmente de acuerdo con el referéndum revocatorio. Las armas de la República Bolivariana deben ser empuñadas para defender al pueblo y no para aterrorizarlo. Yo tengo mis ahorritos que fui sumando bolívar a bolívar desde que me gradué de teniente. Nunca participé en compras militares de armamentos y menos de provisiones. Tuve que morderme la lengua durante largos años ante el temor de que los organismos de seguridad militar ahogaran mis esperanzas de libertad pero ahora soy libre como el viento y soplaré a favor de la oposición. Pero que la vaina sea sin tiros ni granadas ni cañones.

El salto de Semtei a la oposición. Bueno señores. Yo salté la talanquera desde los terrenos pantanosos del PSUV cuando el presidente Chávez ofreció “gas del bueno” para los estudiantes. En esos tiempos la talanquera estaba altísima, tuve que usar garrochas Skypole, Pacer FX y Mystic. Mis compromisos históricos y vivenciales con las universidades y el movimiento estudiantil, desde donde han salido docenas de calificados dirigentes que pueblan todos los partidos opositores, hicieron insostenible mi permanencia en una organización que amenazaba y despreciaba mi Alma Máter. Eso fue por allá en 2007. Hace 10 años. Como dije antes, cuando yo salté la talanquera estaba bien alta: Chávez consolidado, todo el poder en sus manos, saludable, precios petroleros buenos, etc. Ahora la talanquera está bajita, casi se arrastra por el piso. Con un brinquito uno se pasa. Así que a los idiotas que me acusan de querer regresar al chavismo, al propio tiempo de recordarles su progenitora con una buena mentada, les digo que, si nos fuimos cuando el chavismo era superpoderoso, mal podemos ahora regresar cuando se está hundiendo. Y Avanzada Progresista ha dado innumerables pruebas de su compromiso con la unidad y respeto a los acuerdos. He dicho, carajo.

“Promesas olvidadas e incumplidas en diciembre de 2015” por Eduardo Semtei

 

 

“Promesas olvidadas e incumplidas en diciembre de 2015” por Eduardo Semtei

09/01/2017 5:32 AM Opinión

Eduardo Semtei/@eduardo_semtei

Entenderán ustedes, queridos lectores, que me refiero a las promesas hechas por distintos personajes en diciembre de 2015 con el propósito de alcanzarlas a lo largo del año 2016 y, por tanto, enero de 2017, es fecha propicia para realizar una evaluación. Yo me enteré de tales historias por distintas vías, todas legales y basadas en los principios morales del PSUV. Nada de hackeo. Por mi parte mantengo la promesa que cuando lleguemos al poder, y a la usanza de los yanquis en relación con no usar el número 13 para conjurar maldiciones y para señalar los pisos de un edificio, pues ellos pasan del 12 al 14, la inminente presidencia opositora prohibirá el uso del número 28 en loterías, rifas, calles, casas, edificios, billetes, placas de vehículos, cédulas de identidad, cuentas de botiquines, cumpleaños, etc. Cada mes tendrá dos veces el día 27. Las razones por las cuales mantengo esa promesa son privadas, la gente no tiene por qué conocerla, ni en su origen ni en su desarrollo, y me gustaría que permaneciera en el anonimato como lo es ahora. Empecemos.

Diosdado Cabello. Prometió ser más simpático y pinga que lo logró. Rogó al Niño Jesús que le permitiera pasear por distintos países sin que la DEA lo molestara. Falla total. Esperó pacientemente asistir a alguna fiesta (por lo menos, va dos veces al mes a jolgorios y bochinches) en los que lo saludaran con respeto o ir a cualquier restaurante de moda sin sentir la mirada de desconfianza y rabia de las masas. Míquiti. Anjá y que los mejores banqueros del mundo lo ayuden a cuidar sus dineritos producto de su trabajo y sacrificio. Y nada que es un contento.

Jorge Rodríguez. Rogó que le aparecieran dos hermanos más para nombrarlos Ministro de la Defensa y Ministro del Interior. Le aparecieron fue arrugas en la ojeras e impiedad en el alma. Deseó desesperadamente que Smartmatic le regalara manque fuera una accioncita de la empresa y nunca se supo si lo logró o no. Observó pacientemente los encontronazos y enfrentamientos entre Maduro y Diosdado para arrimarse a ganador y quedó oscilante entre uno y otro. Cambió de bando religiosamente cada cinco días sin que ello significara algún interés personal o pecuniario.

Tibisay Lucena. Confiaba en que la rampa por la que baja cada cierto tiempo, aunque ahora no le gustan para nada las elecciones, fuera modificada de manera que su recorrido tardara, por lo menos, seis años y un día, de esa manera, si el PSUV pierde las próximas elecciones presidenciales, como ciertamente va a suceder, anuncie su famosa frase “tendencia irreversible” cuando ya se haya agotado el tiempo del nuevo presidente recién elegido. También estaba confiada en que Socorro no le siguiera pisando los callos, hablando mal suyo, criticándola en exceso y poniéndole tachuelas a su asiento como en bachillerato. Todo se derrumbó.

Jesús Chúo Torrealba. Soñaba con que los partidos del llamado G4 (¿G de guapetones, de gafos o de gandules o de…?) no se odiaran tanto entre sí y que PJ y VP se amaran los unos a los otros. Qué carajazo se llevó. Estuvo meses en el teléfono esperando que Zapatero lo llamara con una noticia buena y se quedó en sus treces, y finalmente se confesó con el nuncio narrando sus peripecias para quedarse como jefe de la MUD, aunque Voluntad y AD lo quieren siquitrillar. Henrique Capriles. Prometió promover el revocatorio. Prometió promover el revocatorio. Prometió promover el revocatorio. Prometió y no logró llevar a feliz puerto el revocatorio. Hizo un llamado a la calle, pero no lo hizo, pero medio lo hizo, pero casi lo hizo. Prometió una lista de corruptos, vendidos, traidores y espías del gobierno dentro de la MUD y seguimos esperando.

Leopoldo López. Su mejor deseo no se cumplió. Libertad. Mantuvo su posición. Divaga entre radical y dialogante. No le disgusta la idea de Lilian como candidata a vainas.

Cilia Flores. Que les soltaran a los sobrinos y se quedó pálida con la sentencia. Que le regalaran carteras lindas. Zapatos caros. Relojes finos. Vestidos soñados. Y para sorpresa de todo el mundo tuvo zapatos caros, relojes finos, vestidos soñados y carteras lindas. Y además se la pasa en una viajadera por ese mundo de Dios.

José Vielma Mora. Cerró la frontera. Abrió la frontera. Cerró la frontera. Abrió la frontera. Persiguió a opositores. Persiguió a opositores. Cerró la frontera. Abrió la frontera. Se le acabó el año en esa pendejera. Qué ladilla con Vielma.

Tarek William Saab. Que le salgan muchos músculos. Que le crezcan muchos los músculos. Que sea un musculoso. Un tatuaje de Chávez en el pecho. Un tatuaje de Maduro en la pierna. Otro tatuaje en otra parte del cuerpo. Una estrategia defensora del puesto. Que no se le chorree el tinte del cabello. Que no lo anden llamando mucho para defender presos políticos. Henry Ramos Allup. Se sentó seis meses a ver el cadáver de su enemigo pasar, pero no pasó nunca. Se desgañitó insultando a medio gobierno y no sucedió nada. Lanzó su candidatura a presidente de la República. La relanzó. La rerelanzó. La rererelanzó. Está de acuerdo con el diálogo. No está de acuerdo. Sí está. No está. AD va al diálogo. AD no va. AD sí va. Verga, Henry, decídete para el 2017.

Ramón Muchacho. Está bajo en las encuestas. Está más bajo en las encuestas. Quiere ser gobernador de Miranda. Sí quiere ser gobernador. Le gustaría ser gobernador. Está planificando ser gobernador.

Nicolas Maduro Moros. Ummh. Que cada venezolano interprete mi silencio. Quedan en el tintero: Henri Falcón, Andrés Velásquez, Tareck el Aissami, el TSJ, el CNE, y para usted de contar… Mientras tanto, 80% de los venezolanos, casi 25 millones, simplemente esperaba que bajara la delincuencia, la inflación desapareciera, se acabara, la corrupción, hubiese comida en mercados y supermercados, agua corriente en su casa, electricidad segura, unión nacional, transporte barato y confiable, unas fuerzas armadas apolíticas y profesionales, unos poderes públicos independientes y en equilibrio, una cárceles dignas de humanos, una administración pública honesta y trabajadora, libertad para los presos políticos, una Pdvsa eficiente, poderosa y dedicada a su negocio, un CNE moral, una TSJ ética… Y nada de esto pasó. Nos quedamos con las ganas. Pero que la voluntad de cambio y progreso no cambie ni disminuya un ápice. ¡Vamos duros este año 2017! ¡Ya despunta el nuevo día!

El Nacional, 9 de enero de 2016