Archivos de etiquetas: DomingoAlbertoRangel

Domingo Alberto Rangel: Abstenerse como vía al cambio

Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Abstenerse como vía al cambio

Merced a las redes sociales recibí unas líneas firmadas con pseudónimo donde con pésima prosa y peor razonamiento una persona me conminaba a votar… ¡por Falcón, no faltaba más!

El genotipo de las personas como quien me escribió este último ukase por lo general lo define como poseedor de una memoria corta… y en efecto… el pseudonimista apoyó su disparatado mensaje… en la última tragedia que por unos días atrapa la atención de políticos, comunicadores y especialistas.

“Si usted no vota por Falcón será que le gustan los muertos de Carabobo”… escribió antes de ser bloqueado de mi FB por necio… como si uno fuese necrofílico o pudiera cambiar el resultado de una elección solo con mi voto.

Antes de expulsarlo de mi FB sin embargo le expliqué al anónimo que lo dicho por todos los aspirantes a Presidente más bien me reafirman en mi posición de abstenerme de votar por alguno de los actuales candidatos… comenzando por Nicolás Maduro.

Y no se trata de la bobería de “faltan condiciones” sino que ningún candidato a Presidente o sus jefes de equipo… ha señalado una posible solución a los grandes problemas del país… incluyendo el de las cárceles.

La tragedia ocurrida en una cárcel de Poli Carabobo y la respuesta de los candidatos a Presidente me da la razón.

Al respecto cabe preguntarse: ¿Qué han dicho en materia de cárceles los señores candidatos?

El presidente Maduro más allá de “lamentar las muertes” en realidad no ha propuesto nada serio y quién sabe si está a la espera de que alguno de sus achichincles intelectuales urda un cuento para culpar a Trump, la guerra económica o a Uribe Vélez… por esas muertes. Mientras habla de otros temas… o baila.

Su ministra Iris Valera, chavista hasta hace poco, pone la pelambre en remojo… no vaya a ser que termine pagando los platos rotos de Lacava o del general Reverol… y no pasa de aclarar que la cárcel de Poli Carabobo no está bajo su jurisdicción… lo que equivale a soltar un “yo no fui”… pero ninguno de los bolivarianos señala el menor correctivo y en eso se parecen a los candidatos de la oposición que critican pero no proponen.

Ni Falcón, ni el enchufado economista Rodríguez, el inefable Semtei, Kiko o Claudio Fermín, venido muy a menos… pasan de la obviedad que significa culpar al gobierno… pero sin proponer soluciones a pesar de que por primera vez en una campaña electoral donde  viene en aumento el grupo de electores que razona su  voto.

Javier Bertucci, pastor de almas evangélicas, quien estuvo un tiempo tras las rejas por un asunto de contrabando de extracción… ni analiza causas ni tampoco ofrece soluciones a pesar de que los pabellones de presos que están bajo control de iglesias cristianas,  no católicas… son los que funcionan mejor y rara vez en ellos se ve un hecho de sangre.

Preso Bertucci de su terror a que le saquen a relucir el enojoso asunto que lo llevó tras las rejas… no pasa de generalidades politiqueras en relación al tema.

Con este entorno llama la atención que ningún aspirante a Presidente, ofrézcalo que se ve obvio: Digamos levantar más cárceles para que los delincuentes, hoy hacinados en franca violación de los derechos más elementales, tengan reservado un sitio seguro… donde pasar la condena… sin verse obligados él preso o sus familiares, a cancelar a precios especulativos… a los corruptos funcionarios de Reverol, Iris Valera o Rafael Lacava y otros gobernadores o alcaldes… por tener traslados a tiempo, como exige “el debido proceso”… un sitio para dormir, asearse, comer incluyendo el ingreso de comestibles, evitar que lo violen o que le manoseen la pareja durante las visitas.

Para llegar a tal meta es necesario construir más cárceles, tribunales, despachos de fiscales del MP y en general potenciar el Poder Judicial… en desmedro del Ejecutivo que consume la mayoría de los hoy escasos recursos.

¿Por qué ningún candidato propone algo así?

La pregunta en realidad es retórica: No lo harán jamás estos candidatos porque todos estos ellos, hoy inscritos ante el CNE de la señora Lucena… profesan la religión del estatismo, el socialismo, el militarismo –que es una manera de ser estatista o socialista-… es decir… todos tienen compromiso con dejar intacto un sistema de gobernar que arruinó nuestra sociedad aunque enriqueció algunos granujas.

Por esta razón y a pesar de que veo amigos trasegando caminos a la cola de Falcón… aún sin ser abstencionista… no pienso votar por ninguno.

Iré a mi centro… y esperaré a que se venza el tiempo… como lo haría todo ciudadano racional y con un mínimo de decencia… no insistan.

Anuncios

Domingo Alberto Rangel: Abstenerse como vía al cambio

Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Abstenerse como vía al cambio

Merced a las redes sociales recibí unas líneas firmadas con pseudónimo donde con pésima prosa y peor razonamiento una persona me conminaba a votar… ¡por Falcón, no faltaba más!

El genotipo de las personas como quien me escribió este último ukase por lo general lo define como poseedor de una memoria corta… y en efecto… el pseudonimista apoyó su disparatado mensaje… en la última tragedia que por unos días atrapa la atención de políticos, comunicadores y especialistas.

“Si usted no vota por Falcón será que le gustan los muertos de Carabobo”… escribió antes de ser bloqueado de mi FB por necio… como si uno fuese necrofílico o pudiera cambiar el resultado de una elección solo con mi voto.

Antes de expulsarlo de mi FB sin embargo le expliqué al anónimo que lo dicho por todos los aspirantes a Presidente más bien me reafirman en mi posición de abstenerme de votar por alguno de los actuales candidatos… comenzando por Nicolás Maduro.

Y no se trata de la bobería de “faltan condiciones” sino que ningún candidato a Presidente o sus jefes de equipo… ha señalado una posible solución a los grandes problemas del país… incluyendo el de las cárceles.

La tragedia ocurrida en una cárcel de Poli Carabobo y la respuesta de los candidatos a Presidente me da la razón.

Al respecto cabe preguntarse: ¿Qué han dicho en materia de cárceles los señores candidatos?

El presidente Maduro más allá de “lamentar las muertes” en realidad no ha propuesto nada serio y quién sabe si está a la espera de que alguno de sus achichincles intelectuales urda un cuento para culpar a Trump, la guerra económica o a Uribe Vélez… por esas muertes. Mientras habla de otros temas… o baila.

Su ministra Iris Valera, chavista hasta hace poco, pone la pelambre en remojo… no vaya a ser que termine pagando los platos rotos de Lacava o del general Reverol… y no pasa de aclarar que la cárcel de Poli Carabobo no está bajo su jurisdicción… lo que equivale a soltar un “yo no fui”… pero ninguno de los bolivarianos señala el menor correctivo y en eso se parecen a los candidatos de la oposición que critican pero no proponen.

Ni Falcón, ni el enchufado economista Rodríguez, el inefable Semtei, Kiko o Claudio Fermín, venido muy a menos… pasan de la obviedad que significa culpar al gobierno… pero sin proponer soluciones a pesar de que por primera vez en una campaña electoral donde  viene en aumento el grupo de electores que razona su  voto.

Javier Bertucci, pastor de almas evangélicas, quien estuvo un tiempo tras las rejas por un asunto de contrabando de extracción… ni analiza causas ni tampoco ofrece soluciones a pesar de que los pabellones de presos que están bajo control de iglesias cristianas,  no católicas… son los que funcionan mejor y rara vez en ellos se ve un hecho de sangre.

Preso Bertucci de su terror a que le saquen a relucir el enojoso asunto que lo llevó tras las rejas… no pasa de generalidades politiqueras en relación al tema.

Con este entorno llama la atención que ningún aspirante a Presidente, ofrézcalo que se ve obvio: Digamos levantar más cárceles para que los delincuentes, hoy hacinados en franca violación de los derechos más elementales, tengan reservado un sitio seguro… donde pasar la condena… sin verse obligados él preso o sus familiares, a cancelar a precios especulativos… a los corruptos funcionarios de Reverol, Iris Valera o Rafael Lacava y otros gobernadores o alcaldes… por tener traslados a tiempo, como exige “el debido proceso”… un sitio para dormir, asearse, comer incluyendo el ingreso de comestibles, evitar que lo violen o que le manoseen la pareja durante las visitas.

Para llegar a tal meta es necesario construir más cárceles, tribunales, despachos de fiscales del MP y en general potenciar el Poder Judicial… en desmedro del Ejecutivo que consume la mayoría de los hoy escasos recursos.

¿Por qué ningún candidato propone algo así?

La pregunta en realidad es retórica: No lo harán jamás estos candidatos porque todos estos ellos, hoy inscritos ante el CNE de la señora Lucena… profesan la religión del estatismo, el socialismo, el militarismo –que es una manera de ser estatista o socialista-… es decir… todos tienen compromiso con dejar intacto un sistema de gobernar que arruinó nuestra sociedad aunque enriqueció algunos granujas.

Por esta razón y a pesar de que veo amigos trasegando caminos a la cola de Falcón… aún sin ser abstencionista… no pienso votar por ninguno.

Iré a mi centro… y esperaré a que se venza el tiempo… como lo haría todo ciudadano racional y con un mínimo de decencia… no insistan.

El último aplauso gratuito

No es “leyenda” que todos los integrantes de la Orquesta Sinfónica Venezuela se marcharon al exterior y no lo hicieron en buseta

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Luce hipócrita el aplauso con el cual la clase política saludó póstumamente al maestro José Antonio Abreu, recién fallecido.

A decir verdad los unos, más allá de lágrimas cocodrilescas y batido de manos, dificulto que hayan perdonado el salto de talanquera dado por el más conocido de los batutas venezolanos y me refiero a Gustavo Dudamel, aventajado pupilo de Abreu, ahora con esposa y nacionalidad española, luego de tantos años gozando las ventajas que otorga ser en un país donde la miseria campea, el músico mimado, mucho más que joroperos y otros folcloristas, por las élites bolivarianas comenzando por el eterno que se fue hasta llegar al actual guardián del legado.

Los otros no olvidan aquella trágica noche, cuando RCTV salió por última vez al aire, un 27 de mayo del 2007, a las 11. 59 pm… para dar paso al Himno Nacional interpretado por la Orquesta Sinfónica Infantil con Gustavo Dudamel dirigiendo la primera trasmisión del nuevo canal.

En un país donde las dotes del abuelo por lo general se pierden antes de llegar al padre es justo reconocerle al maestro Abreu la constancia de haber cabalgado 5 gobiernos del puntofijismo, los 2 del chavismo y un par de interinatos… consiguiendo que todos estos gobiernos estatistas y populistas en diversos grados, como ahora los son el oficialismo y la Mud, fondearan el Sistema Nacional de Orquestas a pesar de las crecientes dificultades.

Sin embargo el cineasta Thaelman Urguelles se atrevió a mencionar una “leyenda negra” que acompañaría al notable recién fallecido. Yo diría que se quedó corto el vasco y también falló en escoger la palabra más indicada.

La “otra visión”, indispensable en una sociedad democrática a la hora de pesar los pro y contras de cada recurso entregado por vía del presupuesto… no puede ser calificada como “leyenda” ya que en el caso señalado por Urguelles son crudas realidades que durante la vida de Abreu jamás se mencionaron en el país aunque sobran estudios hechos por investigadores extranjeros que niegan la eficiencia y pulcritud del supuesto milagro musical.

Y en cuanto al color diría que no es el negro quien define leyenda, obra y herencia del maestro Abreu,  sino más bien los 3 colores de la bandera patria siendo que el SNO, más allá de la propaganda, no es un nicho de excelencia distinto a la sociedad que dilapidó muchos planes Marshall para terminar con ciudadanos comiendo de las basuras y millones de expatriados que huyen de tanta miseria.

Habrá a estas alturas quien me acuse de ciego o insensible… pidiendo que “vea los logros”.

Bien, esas personas que no quieren debate son las mismas que se quejan por la falta de insumos en los hospitales y también por el sueldo miserable que ganan profesores y maestros en nuestro país.

¿Podrían calcular esas buenas pécoras que vilipendiaron a Thaelman Urguelles por mencionar en su Facebook que el maestro Abreu dejaba una “leyenda negra”… cuantas medicinas o escuelas se podrían reparar con una fracción de lo que cuesta el SNO?

Sin embargo solo un maligno puede negar los logros.

Uno de ellos es financiar con recursos de nuestro presupuesto la educación musical de integrantes de las mejores orquestas del primer mundo. No es “leyenda” que todos, así cómo lo leen, todos los integrantes de la Orquesta Sinfónica Venezuela se marcharon al exterior y no lo hicieron en buseta.

Muchos de ellos aún cobran los 400. 000 Bs. mensuales que es el pírrico salario como violín, viola o fagot en esa orquesta venezolana.

Hay también quien me señala mientras escribo, pero  desde la distancia, que “los músicos son mejores ciudadanos que el resto de los mortales”… ¡esa afirmación no está basada en algún estudio serio y más bien lucen deseos de personas interesadas cuando uno sabe que músicos famosos y para dejar en paz a los vivos solo recuerdo a Paganini… llegaron a asesinar semejantes!

En realidad los logros del SNO más bien son mediáticos y quienes mejor los han aprovechado son estos gobiernos bolivarianos. Tanto que el presidente Maduro una vez conocido el deceso de Abreu, raudo anunció su voluntad de seguir con el legado, esta vez del maestro y fundador pero no del PSUV sino del SNO.

Lo triste es que la clase política en pleno, frente al hecho de la muerte de José Antonio Abreu, el creador del SNO, solo atina a dar declaraciones idiotas, que en nada se compadecen con la grave situación que pasamos los venezolanos.

Como si no se pudiera hacer algo distinto aunque ejemplos sobran.

Uno es André Rieu: Este holandés extraordinario posee y dirige la mayor orquesta privada de Europa llegando a dar conciertos con más de 150 músicos. Produce sus propios CD y DVDs y anualmente sus ingresos nunca bajan de 50 millones de dólares.

Rieu ha hecho por popularizar la música académica con su Johan Strauss Orquestra más que la mayoría de los ministerios de la cultura occidentales y hay exagerados que añaden “juntos”. Rieu interactúa con la ciudad de Maastrich uniendo sus conciertos donde las audiencias rivalizan en cantidad de asistentes con el rock… con la industria turística de la ciudad. Y nada le cuesta al estado.

La gran tragedia nacional que también es caída libre, en parte se observa por las pavadas que se han escrito a raíz de la muerte del maestro Abreu… me habría gustado leer algo escrito por opinadores duros, de otras épocas menos decadentes, como Juan Nuño, José Ignacio Cabrujas –a pesar de sus nexos con el sector cultura- y mi padre.

Como eso es imposible y en honor a otros opinadores ya dados de baja… escribí en contra de mi propia gente… estas líneas donde seguramente defraudé a quienes querían leer sobreprecios en la compra de violines, viajes al exterior donde la tercera parte de los viajeros son amiguetes, pre pagos, acompañantes y otras linduras que si son parte de una “leyenda” pero no negra sino pestilente que más bien deberían desentrañar los diputados de la Asamblea Nacional  e incluso los de la Constituyente.

Lamentablemente no lo harán… desde el punto de vista moral esos diputados son tan cómplices del actual desastre como lo pueden ser los Bolichicos o el propio Gustavo Dudamel.

Domingo Alberto Rangel: Rodríguez Torres

Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Rodríguez Torres

Fran Tovar 15-03-2018 Opinión0

Los mismos personajes que hace poco vaticinaban una invasión encabezada por Rex Tillerson ahora culpan al tejano por “hablar mucho y no hacer nada”. Y siguen su marcha, optimistas, confiando en que los extranjeros han de resolver nuestros problemas de gratis.

En este papel de “salvadores externos” que por un tiempo detentó Rex Tillerson ahora esos personajes de la política opositora colocan a Mike Pompeo, ex director de la CIA y nuevo jefe del Departamento de Estado de Trump.

Pompeo, a pocos días de la Cumbre, llega a su nuevo cargo una vez Trump, enfrentado a los tejanos del ex presidente Bush, encontró una excusa para salir del odiado Tillerson. Y con el ex de la CIA también consiguió Trump un sucedáneo de altura para que el lobby armamentista sustituya al frente del Departamento de Estado a los petroleros de EXXON.

Son minucias que en aras de la pedagogía deben aclararse a riesgo de que algún idiota proteste porque “usted –yo- mete muchos ingredientes en el escrito”.

Por otra parte no acostumbro aplaudirme yo mismo y en todo caso prefiero dejar que el criterio de otros decida, pero recuerdo que en varios de mis últimos artículos anuncié con mucha antelación los graves desacuerdos entre Trump y Tillerson.

Tales escritos me ganaron las críticas de quienes sin ningún razonamiento que sustente sus desesperados pareceres, pensaban que una invasión extranjera liderada por Rex Tillerson resolvería nuestros problemas. Qué le pregunten a los libios o iraquíes y después hablamos.

Por cierto que los desacuerdos entre Trump y Tillerson se originaron en la personalidad del Presidente yanqui y no en que uno u otro personaje difirieran sobre la oportunidad o el  momento de una invasión militar a nuestro territorio que por debido a muchas razones, incluyendo el patriotismo de no pocos venezolanos, no tiene cabida.

Pero, volviendo al presente recordemos que una semana antes de la abrupta salida de Rex Tillerson, aquí detuvieron un grupo de militares acusados de conspirar dentro de la FANB. Tal hecho  fue protestado en solitario por Rocío San Miguel, cabeza de una ONG unipersonal que se dedica a observar asuntos castrenses.

Solo es una casualidad que hayan destituido a Tillerson al mismo tiempo que viajó el gobernador La Cava a la ciudad de Washington para contratar “lobbys” y enseñarle a políticos estadounidenses las pruebas de una supuesta conspiración militar en Venezuela. En esa conspiración aparecería el nombre del general Rodríguez Torres, ex director de la Disip y Ministro de Interiores de Hugo Chávez.

Pero, más allá de casualidades, lo cierto es que sin alegrarme del mal ajeno, uno que creció con los padres escondidos, presos o exiliados por la política, no por ello creo que se deban aplaudir los malestares del general Rodríguez Torres.

Y no solo se trata de que el general ahora caído en desgracia, cosa típica en regímenes socialistas, haya sido Director de la policía política y Ministro de Interiores… eso es más insignificante que la punta de un témpano.

Se trata de que es el colmo que un grupillo de políticos que torpemente han dirigido la oposición, después de haber malbaratado viajando por el mundo, el capital que se conquistó a pulso cuando en el 2015 la oposición ganó la Asamblea Nacional… enterados del desprecio que consiguieron a causa de sus errores en el seno del electorado… piensan que recuperarán la popularidad perdida… uniéndose a chavistas tapa amarilla que no tienen nada que ofrecerle a nuestra sociedad… como por ejemplo el general Rodríguez Torres y para equilibrar las críticas desde la óptica de los sexos… incluyo la ex Defensora Gabriela Ramírez… ambos más fastidiosos que un helado de yuca.

Tener como aliado a un potencial pre candidato presidencial, aunque su método preferido sea el golpe militar más que ganar una elección, como es el caso del general Rodríguez Torres… en un supuesto frente que presuntamente ha de unir al país… es tan absurdo como declararse chavista y amigo del libre mercado.

El general Rodríguez Torres aparte de su talante militarista y golpista de alma y corazón desde que se alza con Hugo Chávez… en materia económica, y económicos son nuestros problemas, no tiene una visión distinta a la del estatismo que nos ha llevado a la bancarrota. Es decir… no lleva nada para ofrecerle a una Nación arruinada por el socialismo.

Peor, en su pasado reciente y a pesar de que ha pedido perdón por desmanes del pasado, Rodríguez Torres se ha destacado por ser violador de los derechos humanos y eso no se borra porque unos rectores sinvergüenzas y curas presuntamente ingenuos, aliados a politiqueros que buscan curules de concejal o diputado, acepten retratarse con gente como el general ahora detenido en el Sebin.

Ojalá lo traten bien aunque no tenemos casi nada en común.

Sin candidato, partido o programa

Unos sugieren que el día electoral “hay que hacer asambleas de ciudadanos en las plazas Bolívar”… otros que la gente se vista de blanco

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

La inscripción de los candidatos, salvo Maduro que a duras penas amontonó en el corto trayecto que separa Miraflores del CNE, una pequeña multitud compuesta básicamente de  empleados públicos, se llevó a cabo en la soledad de sus más cercanos colaboradores y familiares, mientras que los caraqueños ni se dieron por enterados del evento.

La mañana del martes 27, como era de esperar en una ciudad donde la brutal recesión logró domesticar el tráfico, pocos vehículos circulaban y los habitantes más bien se congregaron en los cajeros de bancos para buscar efectivo o en las panaderías donde aún hornean trigo que como sabemos una vez convertido en pan es la cena de los más pobres.

Desde tempranas horas de ese día el oficialismo congregó en la plaza de El Silencio los empleados públicos como prueba de “eficiencia” y de “respeto a los semejantes” ya que la inscripción de Maduro se llevó a cabo en horas de la tarde.

Pero, volviendo a los candidatos se puede decir que estos ciudadanos no fueron capaces de concitar las pasiones que alguna vez se vieron en los participantes de otras campañas presidenciales.

Lógico: Era de esperar pero no a causa de la real o supuesta “falta de condiciones” que aducen para llamar a la abstención los políticos y quienes les entrevistan en los medios radioeléctricos que son vitrinas donde todas las embustes florecen.

La culpa de tanta frialdad por parte del electorado quizás parezca múltiple aunque todas las causas coinciden: Si los problemas del país provienen de la economía… entonces era lógico esperar que el electorado pidiera soluciones distintas a las políticas que lograron arruinar una economía petrolera antaño envidiada.

Que se las pidiera al candidato, al partido o al programa de gobierno.

Pero, ni el señor Maduro y menos aún Henri Falcón o los otros aspirantes que retirado aparentemente el pastor evangélico, ocupan el lugar que antaño llenó en los tarjetones un candidato brujo o María Bolívar… quieren cambiar el socialismo estatista que explica nuestras actuales miserias porque eso dañaría sus intereses. ¡Por tanto… para el ciudadano decente en esta apuesta no hay candidato!

Pero tampoco hay partido: El PSUV y su GPP no pasan de agencias clientelares donde cualquier estupidez, sobre todo si viene aliñada de populismo y estatismo… puede encontrar nido… y los restos de la Mud se hallan tan divididos al punto que cada patricio que anda vendiendo la idea de reestructurar la Mud –otra vez- lo hace por su lado… y blandiendo cada uno boberías infantiles a guisa de estrategias a seguir.

Unos sugieren que el día de las elecciones “hay que hacer asambleas de ciudadanos en las plazas Bolívar”… otros prefieren que la gente se vista de blanco y rodee los centros electorales portando velas encendidas –será para que nos tomen como seguidores de la Sayona-… mientras que un ex ministro fugaz de Hugo Chávez anuncia a nombre de presuntos “libertadores” de la oposición que presentará su candidatura presidencial pero no ante el CNE… sino “ante la gente”… “para que las masas voten por él en cajas de zapatos” –que ya no existen-.

Este nefelibata, aparte de anunciar 20 dólares para cada venezolano, como bono o regalía, sugiere incluir en la “transición” a los comunistas y militares… así cómo suena… nada, para mí lo que quiere este señor es asilarse en USA siguiendo el patrón de los magistrados que escogió la Asamblea el año pasado y que ahora viven a las costillas de Almagro.

Amigos: ¡Con gente de tal talante no se llega a nada y  sucederá lo que para cualquier persona sensata está previsto!

Es decir que afortunadamente no hay invasiones extranjeras en marcha y menos aún puede haberlas cuando opositores que ayer renegaban de la posibilidad de presentarse en estas elecciones porque pronto “nos van a invadir”… ahora andan reunidos a escondidas con los hermanitos Rodríguez a ver si se postergan las elecciones uno o dos meses… para que estos politiqueros se inscriban y participen.

Tampoco hay partido y si se revisan las propuestas de gobierno de todos los comenzando por el absurdo Plan de la Patria… se llegará limpiamente a la conclusión de que tampoco hay programa por el cual dejar hasta la vida a pesar de que las condiciones “aplican”. Es triste pero todos los integrantes de la actual clase política quieren hacer lo que hoy critican.

¿Entonces qué?: Lo sensato sería unir gente incontaminada con la politiquería del gobierno y con la de la Mud… son la mayoría… y proponer algunos de estos nombres, los mejores, como candidatos a legisladores desde concejales en adelante.

Las leyes forman la base del entramado que puede permitir que una sociedad florezca… o que se marchite en medio de la politiquería, la falta de patriotismo y la desidia… tiempo hay y gente también.

¡Vale la pena preparar una plataforma patriótica en pro de soluciones de mercado para las otras elecciones que el ciudadano Cabello propuso a guisa de trampa! ¡Seguiré tocando el tema!

Un evangélico candidato

No todo será fácil para Bertucci: Tendrá que hacerse conocer como político y además debe luchar contra un entorno hostil.

Al pastor Javier Bertucci cabe agradecerle habernos librado de una campaña electoral fastidiosa a más no poder, con Nicolás Maduro de candidato y algunos enanos en el papel de tristes comparsas  cuya mediocridad hará añorar a María Bolívar.

No es el pastor evangélico un improvisado y dará que hablar: De Javier Bertucci y sus aspiraciones presidenciales supe el año pasado por vía inesperada.

Un compañero liberal que vive en Cumaná me había alertado de un evangélico que iba a incursionar en la política. Recuerdo que en aquella oportunidad irónicamente comenté algo así como “aleluya, por fin habrá un candidato que cree en lo que predica”. Hoy ese alerta se ha cumplido y Javier Bertucci anunció su candidatura a Presidente sin las medias tintas que se escuchan decir a otros opositores quienes un día anuncian que irán a la contienda… y otro mondos y lirondos aseguran que están estudiando el tema porque “no hay garantías”.

Bertucci una vez anunciada la intención se convirtió en el hashstag  más popular del país  dejando a Maduro en un lejano octavo y a la Mud fuera de carrera. El New York Times que solo nos menciona cuando nuestros mandatarios dan la cómica sin embargo se ocupó del candidato aunque lo califica como “poco conocido” y “carente de experiencia política”.

No obstante la mayor campaña de odio polarizado que registra nuestro país este pastor hoy candidato da esperanzas al ofrecer “hacer nuestra nación grande por vía de Jesús que dignifica el corazón de los creyentes”. Desde esta columna simpatizamos con este tipo de declaración sabiendo que el Nazareno aludido por el pastor Bertucci se distinguió de otros líderes religiosos por predicar el amor a todos los humanos y el perdón como vía a rectificar. Algo necesario en un país lleno de odios y donde los políticos no ofrecen soluciones creíbles.

Sin embargo no todo será fácil para Bertucci: Tendrá que hacerse conocer como político y además debe luchar contra un entorno hostil.

Nuestra situación mediática, pasando por encima de la “hegemonía comunicacional” de la cual goza el gobierno de Nicolás Maduro, semeja los días anteriores al golpe de Pedro Carmona, el retiro de los candidatos a diputado en el 2005 o los prolegómenos de las tres guarimbas que se levantaron desde que un hermano de María Conchita Alonso inauguró esa manera de protestar, aderezadas aquellas con reservistas colombianos traídos para tomar Miraflores que pasaron a la historia como “paracachitos”.

Un grupillo de comunicadores, locutoras y lectores de runas, actuando en paralelo con financistas desde el extranjero… han logrado oscurecer la campaña electoral al intervenir la libertad de los políticos de oposición a los cuales excluyen de sus programas una vez averiguada la intención de postularse. Solo invitan loros repetidores de las posiciones abstencionistas de estos comunicadores abusivos.

A escasos días para la inscripción de candidaturas estos medios, pero sobre todo los tecleadores de las páginas sociales… no conversan con políticos o gente común que piensa votar. En cambio a diario invitan políticos fastidiosos para repetir el sonsonete de “hay que abstenerse, no hay condiciones” y uno se pregunta… ¿Cuándo será que hubo las fulanas condiciones en nuestro país?

¿Recuerdan al Mocho Hernández?

El panorama mediático venezolano está oscurecido a propósito para ocultar que el calendario electoral avanza y que si la oposición no presenta candidatos… el 70 % del país molesto con la pauperización de nuestra sociedad… tendrá que observar desde la ventana cómo doña Tibisay anuncia el triunfo de Maduro.

Qué un sector de venezolanos expatriados y llenos de odios haya tomado la decisión de buscar la sustitución del gobierno por vías fuera de la Constitución… es asunto de esa gente.

Pero que pretendan que los partidos de la Mud sigan cometiendo “autosuicidios”, como alguna vez dijo C. A. Pérez, es un gran abuso. Tanto como manipular comunicadores para que saquen de los medios a quienes no ven cómo puede ganar las elecciones un gobierno con el 70 % de rechazo.

Es asunto de estos comunicadores y financistas, no del buen periodismo y menos aún “del pueblo”, el que a la mayoría de los programas en nuestros medios lleven en exclusiva a  gente como el diputado Alfonzo Marquina para que diga extrañamente “que no hay condiciones”… cuando ese mismo diputado en años anteriores ya lo ha sido, primero en el estado Sucre, luego en Miranda –sacando de la lista de postulados al entonces estudiante Jon Goicoechea que había ganado unas primarias internas-, y también en Lara estado donde incluso intentó ser candidato a gobernador el año pasado… con el mismo CNE de la actualidad.

Repito: Es asunto de ellos, no del interés de la buena prensa, si encienden cual pote de humo la estúpida discusión acerca de si el presidente Maduro irá o no a la fulana Cumbre de Lima: De hecho merced a esa bomba de humo iremos a una elección presidencial sin saber qué ofrecen los candidatos y al mismo tiempo favoreciendo los intereses de una extraña terna compuesta por Kuczynski, Maduro y la Mud.

Al bandido del presidente peruano –sobornado por Odebrecth- le interesa que en el Perú olviden el perdón a Fujimori, a Maduro le conviene que se discuta su presunto viaje a Lima no vaya a ser que le pidan soluciones a la pobreza extrema del venezolano actual. Y la Mud prefiere discutir si van a derribar el avión de Maduro antes que decidir si van a o no a las elecciones.

Pero eso puede cambiar con un candidato que cree en valores cristianos… habrá que esperar.

Domingo Alberto Rangel: La invasión de Tillerson

Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: La invasión de Tillerson

Fran Tovar 19-02-2018 Opinión0 Comments

La gira del Secretario de Estado causó más revuelo que zorro en gallinero.

Sin embargo, un Secretario de Estado aun tan poderoso no hace verano, como aquellas golondrinas.

Y si de dificultades se trata, recordemos que el boss Trump, voluble e irascible, no pasa a Rex Tillerson, y si pudiera despedirlo como solía hacer en aquel show televisivo… lo haría.

Pero es imposible.

Tillerson no contribuyó con la campaña de Trump, pero sus amistades son más poderosas que las bombas del gordito norcoreano.

No obstante, Rex tampoco puede hacer lo que le venga en gana. Él y Trump son un matrimonio que se monta cachos pero no se divorcia.

Trump es un hombre de negocios poco proclive a poner en práctica soluciones militares. Tillerson tampoco es militar. Fue boy scout, pero en el gabinete de Trump representa intereses que se lucran con la guerra.

La gira de míster Tillerson no ha sido un éxito pero tampoco un fracaso, y ciertamente es amenazadora a pesar de que los gobiernos consultados escurrieron el bulto cuando les pidieron colaborar con el pote que financiaría los gastos de una invasión a Venezuela.

Tampoco encontró Tillerson candidatos a inmolarse. Dato vital, porque Trump no quiere electores muertos.

Peor: Entre los consultados hay quienes piensan que gobernantes ladrones ponen sus barbas en remojo no vaya a ser que ellos terminen invadidos.

Aún peor: La Cofradía del Teclado anunció jubilosa: “Colombia y Brasil pronto invadirán a Venezuela”.

Y Nicolás Maduro acepta el regalo: “Nos quieren invadir”, dijo para que repitieran los ministros.

¡Sin embargo Nicolás, en vez de llamar a los reservistas, siguió celebrando el Carnaval!

No habrá invasión por los momentos, pero Brasil y Colombia cierran el flujo de miserables que huyen.

Tampoco se sabe si la MUD participará en la elección: Pero ellos son así, pintorescos, seguros de sí mismos, programáticos, confiados en sus “caminos” y en otras boberías… dispuestos a preguntarle a quien se los tope en una cafetería… ¿Habrán más abstencionistas u opositores dispuestos a votar en las presidenciales del 22-A?

Y uno pregunta: ¿Será que nadie cae en cuenta de que una invasión extranjera nos dividiría en tres toletes?

¿Será que no se percatan de que los invasores nos cobrarán a precio bachaquero la última bala utilizada?

La invasión de Míster Tillerson

Un Secretario de Estado por más poderoso que se vea no hace verano, como las golondrinas en Europa

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

El Secretario de Estado recientemente visitó varios países sudamericanos causando su gira más revuelo entre las buenas señoras y los señores retirados que zorro en gallinero.

A Rex Tillerson como a su jefe el Presidente cierta gente acostumbra interpretarlos a la carta: ¡Cualquier frase o mueca que hagan puede servir de trampolín a las esperanzas de los unos y los otros!

Sin embargo un Secretario de Estado por más poderoso que se vea no hace verano, como las golondrinas en Europa.

Y para dificultar más aún el trabajo de los y las lectoras de runas, la realidad concreta es que el Boss Donald, voluble e irascible como parece ser, a estas alturas de su mandato no pasa a Rex Tillerson y si pudiera despedirlo como solía hacer en el show televisivo que catapultó a Trump a lo más alto de la fama… lo haría de inmediato apelando incluso a cualquier motivo inventado.

¡“You´re fired Rex” es una frase que Trump seguramente medita, aduciendo cualquier bobería hasta que el texano le guiñó el ojo a doña Melania!

Lamentablemente para Trump eso es un imposible… by the way.

Detrás de Rex Tillerson, quien por cierto no contribuyó con la campaña presidencial de Donald, hay demasiado poder alineado… tanto poder que junto podría minimizar la potencia de las bombas nucleares de las que dragonea el gordito de Norcorea.

Y si Trump a la fecha ha sido incapaz de pulverizar al gordito y sus bombas… menos podrá despedir a Rex Tillerson del Gabinete.

No obstante el Secretario de Estado tampoco puede hacer lo que le venga en gana. El y Trump por lo pronto son un matrimonio que se monta cachos pero que no se divorcia.

Trump es un Presidente poco proclive a llevar a la práctica soluciones militares a los problemas. Es un hombre de negocios medio tramposo.

Tillerson tampoco es militar, solo fue boy scout donde consiguió el grado de “Eagle”, pero en el Gabinete de Trump representa los intereses de industrias que lucran con la guerra… ustedes saben.

En el recurrente caso de Corea del Norte cuyas bombas pueden apuntar tanto a USA como a la China, o al Japón, señalo que Trump lejos de pulverizar ese pequeño país… más bien ha permitido que los Juegos Olímpicos de Invierno tengan cobertura en las cadenas de TV estadounidenses… de nuevo… ustedes saben.

No obstante esos datos la gira sudamericana de míster Tillerson no ha sido un éxito pero tampoco un fracaso y es ciertamente amenazadora a pesar de que, número uno, los gobiernos consultados han escurrido el bulto por ser reacios a colaborar con el pote que financiaría los gastos de una presunta invasión a nuestro país –Doctrina Trump-.

Y, número dos, poner candidatos a inmolarse porque la Doctrina Militar yanqui para este siglo excluye que los muertos sean de esa nacionalidad.

Dejo constancia de que entre los diplomáticos consultados un grupo importante piensa que gobernantes ladrones que por estos lados abundan más bien ponen sus barbas en remojo y buscan excusas para no involucrarse demasiado en invasiones donde otros se llevarán la mejor parte.

Sin embargo esas consideraciones no fueron óbice para que la Santa Cofradía de Opositores del Teclado… celebrara invasiones por adelantado y comuniquen sueños.

“Colombia y Brasil movilizan tropas antes de invadir a Venezuela” reventaron las redes en Carnaval con renovadas mentiras.

Y Nicolás Maduro acepta el regalo: “Nos quieren invadir” dijo el Presidente y repitieron los hermanos Rodríguez y también Roy Chaderton.

A vaina para extraña esa invasión que jamás figuró entre las noticias de yahoo o de gmail y que tampoco fue tomada en serio por el gobierno objeto de la agresión… tan no lo fue que el presidente Maduro siguió celebrando el Carnaval.

No habrá invasión por los momentos pero Brasil y Colombia con sus economías golpeadas por la recesión mundial, caso distinto al nuestro, cierran el flujo de compatriotas miserables que huyen de nuestra Venezuela.

Tampoco se sabe si la Mud y sus partidos irán o no a la elección: Y esta posición no se debe en exclusiva a míster Tillerson o a Rodríguez Zapatero…

Nada que ver… sucede que a esta fecha los directivos de esta oposición tan pintoresca, tan seguros de sí mismos, tan ideológicos o programáticos ellos, tan confiados en sus “caminos” y en otras boberías… siguen dudando y le preguntan a todo ser viviente que se los tope en una cafetería… ¿Habrán más abstencionistas u opositores dispuestos a votar en estas presidenciales del 22A?

Y uno también se pregunta: ¿Será que a este, nuestro país, no lo quiere nadie?

¿Será que no caen en cuenta que una invasión extranjera pasa por dividir Venezuela en tres toletes?

¿Será que no se dan cuenta que los invasores que gentes idiotas anuncian estar dispuestas a besarles las botas… nos van a cobrar a precio de bachaquero hasta la última bala utilizada?

El país merece una oposición distinta, digamos seria y patriótica… y que la MUD descanse en paz pero eso sí… en el cementerio del este.

Tarea difícil

La tragedia ajena no me alegra pero admito que PJ se la estaba buscando. Cuando la flauta les sonaba nunca se quisieron definir

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Hay deslindes y tareas pendientes: Por lo pronto Primero Justicia, campeón de las incoherencias queda fuera del tarjetón.

De tanto ir el cántaro al agua los justicieros perdieron chivo y mecate. No podrán ir a elecciones porque su tarjeta fue incapaz de reunir las firmas necesarias y tampoco será bienvenido ese partido entre quienes sueñan con tomar el poder sin tener que contar un solo voto.

La tragedia ajena no me alegra pero admito que PJ se la estaba buscando. Cuando la flauta les sonaba nunca se quisieron definir y así ese partido no quiso ser liberal pro mercado pero tampoco socialista: Cada vez que les preguntaban sobre el pensamiento que supuestamente los inspiraba sus dirigentes escurrían el bulto definiéndose como “de centro”… ni chicha ni limonada.

Los amarillos, ahora inhabilitados, en vez de programas o ideas preferían mencionar “caminos” que supuestamente los llevarían a Miraflores pero hasta en esto fueron ambiguos: Unas veces aparentaban prepararse para ir a elecciones… otras se asomaban a las protestas callejeras. Y así despilfarraron las mejores oportunidades.

Estos muchachones no son los únicos compatriotas que se comportan como nuevos ricos comprando en un mall de Miami: Los otros partidos de la Mud por irresponsables también se metieron en un laberinto del cual no pueden salir porque en esa alianza ninguno se sacrifica por el socio lo cual en las actuales circunstancias es vital dada la calaña del adversario que nuestra democracia enfrenta.

La oposición tal como la conocemos, en las actuales condiciones no puede ganar una elección pero tampoco derrocar al gobierno porque la Mud, alianza matriz, cobija grupos que a pesar de que sus dirigentes y militantes se parecen… en la práctica se detestan los unos y los otros.

Resolver este enredo es tarea patriótica difícil pero menos que colocar un hombre en la luna.

Pero para llegar a una solución de ese enredo antes es necesario introducir grandes cambios en la oposición so pena que nuestra sociedad siga perdida en un laberinto caracterizado porque si la Mud va a elecciones… los candidatos pierden… y en caso contrario… también saldrán derrotados.

Serán los directivos de la alianza entonces a quienes les tocará  escoger cual derrota les conviene porque ellos son los responsables de que un gobierno con rechazos superiores al sesenta por ciento… tenga la primera opción electoral.

La Mud debe recibir la santa sepultura y ya se anuncian candidatos a la reestructuración. Sin embargo estos aspirantes a inmolarse deberían tener claro que una poderosa unidad debe contener factores que nunca ingresaron a la Mud como son todos los que apoyan políticas pro mercado. Pero también hay factores que deben mantenerse alejados porque son peores que el virus del AIDS.

Pero, antes de terminar con este tema cabe analizar la otra pata de la mesa, valga decir el gobierno de Nicolás Maduro.

Para quienes todos los años de este siglo estaban mirando al techo recuerdo que quien está en el poder no es un Carlos Andrés Pérez que fue separado del gobierno sin disparar un tiro, salvo los del 4-F, ahora fecha patria, o, un Caldera que se vio obligado a aceptar la candidatura del copeyano que menos le gustaba, a sabiendas de que podía ganar la elección y quién sabe si quitarle el partido y me refiero a Luís Herrera Campins.

El gobierno juega con la oposición al garrote y la zanahoria: Si son complacientes habrán pingues negociados… en caso contrario el sistema ofrece cárcel, destierro y ostracismo.

Por eso vemos con malestar y con esto vuelvo a las tareas, como unos supuestos opositores extrañamente, y señalo esto porque los gobiernos bolivarianos han llevado la polarización hasta el nivel de negarle la pensión a un opositor que se la ha ganado, repentinamente se vuelven millonarios en dólares merced a “cuotas” de petróleo que revenden. Práctica que privó en PDVSA desde los tiempos del paro petrolero del 2002. Práctica que es frecuente en cualquier área de la economía venezolana donde se trafiquen dólares baratos, permisos de importación, compras de plantas eléctricas, de alimentos subsidiados etc. etc. y etc.

Esos supuestos opositores se han ganado en buena lid el remoquete de “colaboracionistas” pero también el calificativo de ladrones.

Para los otros opositores, sobre todo para los jóvenes y la juventud como se sabe es el sector más idealista, vendrán las cárceles donde no serán atendidos por los politiqueros que los envían a protestar.

Garrote y zanahoria. Lo cual dicho de otra manera también significa, y la inhabilitación al estilo nicaragüense de PJ lo corrobora, que no vale la pena separar el trigo  opositor sobre la base de elecciones vs protestas.

Las dos vías son válidas siempre que confluyan en un programa dirigido a edificar una sociedad distinta, más productiva, eficiente y justa. Levantada sobre las leyes del mercado y la solidaridad con el venezolano más débil.

Solo estas bases programáticas serán útiles para unir militantes de guarimbas con los viejos partidos electoreros… y con liberales, conservadores, libertarios o anarquistas… pero con esa meta relativamente fácil no basta.

Mucho más difícil será deshacerse de corruptos que hacen negocios con el poder y que son la oposición leal al sistema… deshacerse de esos personajes es vital… aunque es difícil pero no queda otro remedio.

Domingo Alberto Rangel: Bayly Vs. Poleo

Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Bayly Vs. Poleo

Fran Tovar 05-02-2018 Opinión0 Comments

¡Albricias!: febrero tiene escándalo propio y debemos agradecer a los honorables Jaime Bayly y Rafael Poleo por brindarnos este divertimento que nos hace olvidar los precios de alimentos, repuestos, medicinas y la falta que hace en la señal de TV libre aquella payasada disfrazada de competencia que es la lucha libre.

Si los protagonistas del match, en vez de reconocidos fablistanes que confluyen en un programa de TV, hubiesen sido personajes desconocidos, uno podría pensar que culpable del horrible espectáculo de intolerancia y pésimo periodismo que ambos brindaron… fue el eclipse de luna llena o que quizás un agente de inteligencia chino les inyectó droga a tan serios caballeros.

Nada que ver, Poleo y Bayly hicieron lo que siempre han hecho, y sus intervenciones asemejaron las bragas de un corredor de Fórmula Uno que llevan propaganda de los patrocinantes por todas partes.

Tampoco fue una pelea definitiva: vendrá el tiempo para la reconciliación, y quién mejor para acercar a estos gemelos separados que Leopoldo Castillo. Es cuestión de esperar.

No obstante, hay un punto de vista que la prensa no ha tocado: Poleo y Bayly se dividieron el mercado al defender, cada uno por su lado, los dos elementos que dividen la MUD.

Ambos conservaron su público: Poleo fue el campeón de quienes ven una elección como una manera civilizada para acceder al poder… sin tocar, salvo por refacciones cosméticas, al sistema.

Bayly representó al golpismo irredento que desde los días de Pedro Carmona impide que se forme una oposición seria porque pregonan “unidad” y tampoco quieren cambiar el sistema.

El público no ganó nada, porque si Jorge Rodríguez es o no tan culto como afirmó Poleo… o si no lo es como dijo ese campeón del chisme y el lugar común que es Bayly… a nadie le importa.

Otra cosa sería si por algún milagro o a causa de los desarreglos de la supuesta droga china… Poleo o Bayly hubiesen dedicado el programa a explicar la causa del fracaso nuestro… y la solución… pero… eso es pedirle peras al olmo… ninguno de ellos recomendará capitalismo en ninguna dosis… y ninguno sugerirá que golpistas y electoreros no pueden ir juntos… son como el agua y el aceite.