Archivos de etiquetas: Analitica

Qué busca la comunidad internacional en Venezuela

ABRIL 23RD, 2018 Analítica ANALÍTICA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Qué busca la comunidad internacional en VenezuelaEL EDITORIAL

En nuestro país la gran mayoría de sus ciudadanos mal conoce los mecanismos que mueven a la comunidad internacional en temas en los que esta opera de manera conjunta y unida.

Tal vez, algunos aplaudieron que Venezuela fuese parte activa en la presión ejercida por la inmensa mayoría de los paises sobre el entonces gobierno de Sudáfrica para que eliminase el oprobioso régimen del apartheid. Pero en general, en casos como el de la presión ejercida por la comunidad internacional a los militares que gobernaban a Myanmar, la actitud de la inmensa mayoría de los venezolanos fue o de indiferencia o de desconocimiento, y sin embargo esa presión tuvo éxito y en ese país se restableció la democracia.

Ahora, en el tema Venezolano, alrededor de 70 países se han manifestado en contra de las elecciones anticipadas del  20 de mayo, y han dado su respaldo pleno a la Asamblea Nacional y exigido que en nuestro país se celebren elecciones libres y justas, conforme a lo establecido en la Constitución, las leyes y las recomendaciones que el 2 de diciembre del año pasado hicieron los 5 cancilleres presentes en las negociaciones de Santo Domingo.

La coalición internacional integrada por el grupo de Lima y otros países latinoamericanos, EEUU, Canadá, la Unión Europea y 12 países, ha decidido imponer sanciones particulares a funcionarios del régimen en un intento de lograr que se suspenda la fecha del 20 de mayo y que el Gobierno acoja las sugerencias formuladas para la realización de unos comicios con las garantías requeridas para que puedan ser considerados libres y transparentes.

Hoy, la gravedad de la situación venezolana la ha convertido para muchos, en un problema de seguridad hemisférica y las acciones que hasta ahora han sido efectuadas, no solo parecieran no detenerse, sino que probablemente se incrementarán, en la medida en que el gobierno no esté dispuesto a transigir en el tema electoral.

Ya varios países de la coalición han indicado que no reconocerán los resultados de la consulta de mayo, lo que pudiera significar que no reconocerán al que salga electo en ese proceso, que ellos ya han calificado de viciado e írrito. Y pudiera resultar muy negativo ignorar esa decisión, en vista de que para recuperar y reconstruir a Venezuela se requeriere de financiamientos muy importantes, así como nuevas inversiones que no se darán si se pretende hacer caso omiso a las condiciones sobre lo que debería ser la fórmula para recuperar la democracia plena en Venezuela.

Por ello, sería importante que los dirigentes venezolanos piensen en cómo y con quiénes se deben apoyar para resolver la enorme crisis que está virtualmente destruyendo al país y no continuen asumiendo que se pueden solucionar los problemas al margen de la posición de la mayoría de la comunidad internacional.

Anuncios

La importancia de disentir

ABRIL 20TH, 2018 Analítica ANALÍTICA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

La importancia de disentirEL EDITORIAL


Según la RAE, disentir es no ajustarse al sentir o parecer de alguien. Si nos remontamos a los orígenes de la civilización, podremos constatar que la humanidad ha creado a través de los siglos numerosos mitos que le han permitido a los individuos darle sentido a su propia existencia y, al mismo tiempo, someterse a un ordenamiento superior, sin pensar en que este en el fondo no era otra cosa que un producto elaborado por otros hombres.

Así se crearon inicialmente las creencias politeistas, que luego a través del disenso de algunos se convirtieron en monoteístas, para finalmente, especialmente a partir del siglo XIX, dar origen a sistemas laicos similares a las religiones.

En todos estos casos los cambios ocurrieron porque algunos difirieron del credo imperante y formularon nuevas concepciones, y eso seguirá ocurriendo en la medida en que la ciencia continúe develando arcanos.

Hoy nuestro país, se ha intentado sembrar una idea, por demás añeja y desgastada en el tiempo, de que la sociedad podía modificarse a través de una revolución, en la cual se decreta como real la utopía de un hombre nuevo, que en todo momento sería un ser solidario e incluyente, y que no respondería a incentivos propios de su condición humana.

La verdad de los hechos ha puesto en evidencia la falacia de ese supuesto, aunque hay, lamentablemente, sectores de la población que aún -y a pesar de las circunstancias- se aferran con fe a ese mito.

Afortunadamente, cada día son más las personas que se atreven a disentir públicamente y proponen que el mito del socialismo del siglo XXI sea sustituido por otra realidad, en la que prevalezca la libertad de los individuos de diseñar su destino, eso si basándose en la idea de que todo debe ser regido por la Constitución y las leyes, que si bien es cierto que son creaciones humanas, por lo menos, se supone que aseguran un nivel mínimo de cohesión y de coherencia social.

Pareciera que la sociedad organizada no está aún lista para prescindir de los mitos, pero lo que sí luce evidente es que hay unos más perjudiciales y otros más beneficiosos para el progreso y la paz social.

Se equivocaron una vez más los pájaros agoreros

ABRIL 18TH, 2018 Analítica ANALÍTICA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Se equivocaron una vez más los pájaros agorerosEL EDITORIAL


La votación unánime de los 105 diputados de la oposición presentes en el hemiciclo de la Asamblea Nacional quebró los pronósticos negativos de los guerrilleros de las redes sociales que, de distintas maneras, pronosticaban resultados catastróficos, según los cuales, lo que resultaría era una oposición aún más dividida.

Palabras como traición, colaboracionistas y otros adjetivos se desparramaban sobre nuestros diputados. Pues bien, se quedaron sentados sobre sus falsos pronósticos al ver que todos nuestros representantes votaron para darle curso al procedimiento , que autorizará al TSJ legítimo a proseguir con el antejuicio de mérito que determinará la culpabilidad o la inocencia de Nicolás Maduro en el caso entablado en su contra por la Fiscal General de la República.

Esta no es, ni puede ser una decisión express, hay que seguir los pasos que exige la Ley, pero todo parece indicar que la AN dará su parecer favorable para que se enjuicie al Presidente de la República.

Lo menos que se puede decir es que es auspiciosa la decisión de hoy porque aclara el camino para aquel sector del país que aspira a que haya cambios, pero sobre todo para que se restablezca la legalidad democrática y que los principios prevalezcan sobre el oportunismo político.

Es hora de pensar en el futuro y ver qué podemos hacer todos juntos para contribuir a reconstruir a Venezuela, y asegurar que puedan establecerse las condiciones necesarias para una reconciliación nacional en paz.

Orquesta Sinfónica Socialista Simón Bolívar

ABRIL 15TH, 2018 ENRIQUE VILORIA VERA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Orquesta Sinfónica Socialista Simón BolívarOPINIÓN


Luego de la sentida desaparición física del Maestro Abreu, la ANC decidió reorganizar la orquesta que ahora tendrá el calificativo socialista en su denominación. Será una orquesta bailable concentrada en la salsa brava, el folklore latinoamericano y afro- caribeño, y en la música cubana. Tendrá coordinadores revolucionarios de acuerdo con sus instrumentos musicales, el nuevo organigrama queda sí:

PRESIDENTE HONORARIO:  Nicolás Maduro Moros.

PADRINO Y MENTOR: Raúl Castro Ruz.

DIRECTORA MUSICAL: Cilia Flores de Maduro

ARREGLISTA: Delsy Eloína Rodríguez.

VIOLINES: Sandra Oblitas.

CELLO: Tibisay Lucena.

CORO VOCAL. Mari Pili Hernández.

BAILARINES: Tania Díaz.

ARPA: Socorro Hernández.

MARACAS Y GUIRO: Héctor Rodríguez.

CUATRO: Adán Chávez.

BATERIA: Rafael Lacava.

FLAUTA ANDINA: Evo Morales.

FLAUTA TRAVERSA: Jacqueline Farías.

CHARANGO: Cristina Kirchner.

ESCENOGRAFÍA Y VESTUARIO: Tarek William Saab.

MECENAS Y FINANCISTAS: Diosdado Cabello y Tarek El Aissami.

CONTRALOR:  No se necesita.

CAPELLÁN: Francisco Arias Cárdenas.

CONSULTORES JURIDICOS: Luis Britto García y Hernán Escarrá.

RELACIONES INTERNACIONALES: Roy Chaderton.

El primer concierto de la reorganizada orquesta será ofrecido en Santiago de Cuba, frente a la tumba del Comandante, a fin de evaluar el desempeño de la sinfónica; el segundo – si es que se ofrece – será celebrado en el Cuartel de la Montaña, pero será sólo con arpa, cuatro y maraca

Los que voten se hacen nuestros enemigos por colaboracionistas con Maduro

ABRIL 15TH, 2018 JESÚS PETIT DA COSTA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Los que voten se hacen nuestros enemigos por colaboracionistas con MaduroOPINIÓN


Informa la prensa: El Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y el Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, dijeron hoy que no reconocerán el resultado de las elecciones venezolanas, que se celebrarán el 20 de mayo. Estas fueron textualmente sus palabras: “No vamos a convalidar el resultado electoral de mayo. No tiene ningún valor esa elección. Al señor Maduro no lo vamos a reconocer como un presidente democrático, porque hace rato que no hay democracia en Venezuela.”

Rajoy es vocero de la Unión Europea. Macri es vocero de los países democráticos de América. Entonces América y Europa desconocen la elección presidencial del 20-Mayo y advierten que desconocerán sus resultados. ¿Qué debemos hacer nosotros? Desconocer también la elección presidencial absteniéndonos masivamente. Unir el desconocimiento de nuestro pueblo al desconocimiento ya acordado por la comunidad internacional. Y con ambos desconocimientos provocar la acción cívico-militar que ordena el 333 de la Constitución, la cual llamamos CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL. Con la abstención masiva el pueblo venezolano ratificará el desconocmiento mundial a la reelección de Maduro, dando la orden a civiles y militares que procedan a dar cumplimiento al precepto constitucional.

Hecha esta advertencia por los voceros de las democracias de América y Europa, cómo quedarán los que voten? Quedarán como unos vulgares colaboracionistas, que por servir a Maduro muerden la mano amiga que nos tienden los países democráticos de América y Europa. Y al rechazar el apoyo de la comunidad internacional para nuestra liberación se declaran enemigos nuestros.

Su conducta no merece perdón. Es imperdonable. No podemos perdonarla.

Stalinismo del Siglo XXI

ABRIL 14TH, 2018 Analítica ANALÍTICA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Stalinismo del Siglo XXIOPINIÓN


José Curiel

Del libro publicado por la editorial Doubleday “La hambruna roja”, obra de la destacada escritora Anne Applebaum extraemos el siguiente relato:

“A comienzos de los años 30 del siglo pasado, al menos 5 millones de personas murieron de hambre en la Unión Soviética. El 80% de las muertes ocurrieron en Ucrania. Las investigaciones realizadas concluyen que esta tragedia no fue debida solamente a una mala planificación estatal sino que fue un programa dirigido especialmente a Ucrania y a los ucranianos, motivado a la paranoia del régimen sobre el potencial contrarrevolucionario de ese país.”

Stalin ordenó la confiscación de alimentos e impuso severas restricciones a los viajes y al comercio. También realizó una purga de profesores, escritores, artistas e intelectuales en general. El Holodomor, como fue llamado el genocidio ucraniano, fue una política de hambruna.

Salvando el tiempo, la distancia y el tamaño (pues en la superficie de la antigua Unión Soviética caben 20 países como Venezuela), los procedimientos guardan gran similitud. Aquí mueren niños y adultos por falta de adecuada atención hospitalaria y carencia de medicamentos; la desnutrición hace presa de la población, especialmente de los niños y jóvenes que quedarán rezagados por siempre en la carrera del futuro por falta de buena alimentación; se estimula el éxodo de profesionales, empresarios, intelectuales y artistas, descapitalizando al país de talentos; se arresta a los líderes y dirigentes de organizaciones democráticas; se dificulta al máximo la movilidad de sus habitantes por restricciones a los viajes y al comercio por una gran dificultad para el pago de transacciones por la casi absoluta falta de efectivo.

Su inhumana estrategia ha acelerado el empobrecimiento de la población y según recientes encuestas más del 90% de la población se ubica en el sector pobre del cual un 60% se halla en pobreza extrema.

Los venezolanos debemos impedir el propósito del régimen de perpetuarse en el poder, rechazando las elecciones fraudulentas del 20 de mayo y exigiendo nuevas elecciones con reglas claras y nuevas autoridades electorales.

¡FUERA EL COMUNISMO, DEMOCRACIA YA!!!

Sociedad hiper-violenta, hiper-neoliberal e Hiper-socialista

ABRIL 14TH, 2018 RAMÓN E. AZÓCAR A.

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Sociedad hiper-violenta, hiper-neoliberal e Hiper-socialistaOPINIÓN


La hiper-violencia en la sociedad moderna se caracteriza por ser una fuerza destinada a sojuzgar a otros para el beneficio y la satisfacción del deseo de uno; se da en contexto de amenaza, donde se asume confrontar la existencia del otro y apunta a lograr que el otro ceda y se adapte a uno. La hiper-violencia apunta a tener al otro bajo control; los otros dejan de ser semejantes y se transforman en instrumentos para usar o en enemigos a los que hay que destruir.

En los casos de violencia sexual, el eje principal no es el sexo, sino el control sobre el otro; no hay erotismo, es un juego sádico de dominio.  Desde un enfoque comunitario, la hiper-violencia responde a la frustración de los individuos para realizar sus necesidades y aspiraciones; los individuos actúan como depositarios de la situación de la comunidad, donde la violencia parece caótica y s tiene una dirección: destruir la fuente del miedo o de la frustración.

En la actualidad, el hombre pervive en una sociedad conflictivizada, donde se cultivan las necesidades insatisfechas de las personas, entre las que destaca necesidades de salud, de educación, de viviendas dignas, de seguridad, infraestructura, políticas públicas en programas sociales complementarias, una sociedad más inclusiva que no fermente más odio ni rencor, porque una sociedad del  bienestar que practican los países Nórdicos  de Europa, como es el caso Finlandia, Suecia u Noruega.

Es necesario influir en la sociedad para desarrollar acciones de tolerancia y convivencia, que disminuya la  violencia, en fin, solamente nosotros tenemos la respuesta en el día a día por la forma en que nos comportamos, nos relacionamos, positivamente y pacíficamente, nos esforzamos por ser personas de bien para que nuestras próximas generaciones se sienta orgullosos de nosotros por dejarles no riquezas materiales sino riqueza espiritual de calidad.

Por su parte, la sociedad hiper-liberal occidental, no es más que la superposición de la conducta paternalista de las misiones civilizatorias decimonónicas;  el estándar de civilización, conocida hoy día como estatalidad, revivido luego del fin de la Guerra Fría en 1991, y vuelto a surgir en la realidad contemporánea del terrorismo islámico y las posturas guerreristas de los países de comportamiento capitalista (aunque algunos como China y Corea del Norte, mantengan patrones comunistas en su sistema interno de sociedad política). Los Estados son tratados como iguales si desarrollan estalidad y democracia, percibida ésta como la imposición de las mayorías a un contexto consumista hiper-moderno.

En esta sociedad hiper-liberal, el valor humanista es sustituido por el valor materialista, en razón de apreciar la organización social y política como pequeñas empresas de reproducción de explotación y manejo indiscriminado de las políticas de producción, donde no se considera el medio ambiente ni el impacto que sobre el medio ambiente pueda tener los procesos industriales de producción. El interés es darle fuerza y músculo al libre intercambio en la sociedad, manteniendo los Sistemas Políticos que permitan consolidar el mercado y los intereses de producción en ese mercado. La democracia, por la vía de la manipulación de datos e información digital, hoy día permite la alteración y manipulación de los resultados de eventos de consulta o elección popular. En la hiper-modernidad la democracia de las mayorías se vuelve instrumento de una minoría que manipula la información y los procesos de elección.

Hoy día, se ha dado el denominado escándalo de “Facebook”; según  el norteamericano y fundador de esta empresa que ofrece el servicio de red-social, Mark Zuckerberg, ellos no se prestaron para manipular los datos y perfiles de sus usuarios, con fines de ser usados para campañas de consulta pública o electoral. Los vínculos entre Facebook y la empresa que utilizó directamente los datos, Cambridge Analytica, cuya operación la habría realizado en el 2014, utilizando los datos para influir en redes sociales. Este tipo de situaciones es la que lleva al neoliberalismo y su conducta desmedida en hiper-modernidad, a tener vulnerabilidad y al hecho de desconfiar en los medios masivos de interconexión y almacenamiento de información, en el mundo moderno.

En cuanto al hiper-socialismo, o la sociedad hiper-socialista, no es una receta para el éxito; es un transitar contrario al capitalismo neoliberal; ese capitalismo que ha pervertido la sociedad hasta sus raíces. Por ello, proponer el Socialismo en el siglo XXI, es tanto como echar en una herida abierta alcohol isopropílico: ¡de que arde, arde! Pero para comprender los caminos y luchas que esa propuesta Socialista ha tenido, es necesario que nos remontemos al segundo lustro del siglo XIX, allí, en la organización del movimiento obrero internacional, está la clave de lo que se necesita y de los errores que no se deben cometer.

Uno de los rasgos distintivos del hiper-socialismo de todo signo, es su carácter internacionalista; las doctrinas marxistas como otros pensadores sostenían que los trabajadores del mundo sufrían los mismos problemas y era por tanto necesario, aunar esfuerzos, intereses y objetivos para derrotar a la burguesía. El texto escrito en 1848 por Marx y Engels, el “Manifiesto comunista”, lanzaba una consigna clara: “Proletarios de todos los países, uníos”. Fruto de esa idea, surgieron organizaciones que intentaron servir de enlace entre grupos de trabajadores de diferentes países en pos de la consecución de la revolución universal; fueron las llamadas Internacionales Obreras: La Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) o I Internacional Obrera (1864-1876), fundada en 1864, tuvo como sede la ciudad de Londres. El encargado de redactar sus estatutos fue Karl Marx, destacando que la liberación del proletariado sólo sería obra de los propios trabajadores y que la toma del poder era prioridad para alcanzar los objetivos de emancipación y libertad. Las reivindicaciones de carácter social tomaron mucha importancia, sobre todo lo de la jornada laboral de 8 horas, pero a pesar de la euforia y motivación que se le dio a esta primera internacional, su debate fue polarizado y sufrió, a partir de 1868, con la incorporación del ruso anarquista Mijaíl Bakunin, inmensas desavenencias en lo concerniente a la lógica con que se debería tratar el asunto. Marcó la pauta el enfrentamiento entre marxistas y anarquistas, episodio decisivo en la división del movimiento internacionalista lo constituyó el fracaso de la Comuna de París (1871) y la experiencia de carácter revolucionario que surgió tras la derrota de Sedán (1870), sufrida por las tropas francesas de Napoleón III frente a Prusia y que tanto Marx como Bakunin consideran la primera experiencia real de sus planteamientos, pero con claras diferencias en su naturaleza y en las causas de su fracaso.

Esta situación llevó al movimiento obrero, en el Congreso de La Haya de 1872, a tomar acciones desesperadas de última hora para rescatar el carácter diplomático de la internacional obrera que por culpa de las acciones terroristas de los movimientos de ultraderecha, perdía apoyo popular. Los anarquistas fueron expulsados de la organización, que pasó a ser controlada por los marxistas hasta su disolución en 1876. Esta primera internacional fue decisiva en varios aspectos en lo que a la postre sería la concepción del Socialismo real; por un lado mostró la intención de los movimientos de izquierda a dialogar y hacer política; y por otra, sentenció que el carácter internacional del movimiento obrero era para promover la paz y la igualdad con justicia, muy lejos de ese pensamiento radical de algunos sectores revolucionarios.

Las razones que llevaron a ese enfrentamiento pueden resumirse en las siguientes: Marx deseaba una organización estructurada en torno a una autoridad como forma de reforzar la eficacia de las decisiones adoptadas, todo lo contrario de Bakunin que se oponía a cualquier control o jerarquía. Los anarquistas se definían a sí mismos como “socialistas antiautoritarios”. Bakunin, pensaba que los movimientos obreros sólo debían organizarse en torno a sindicatos y no intervenir jamás en política, ya que ello acabaría por desvirtuar su fuerza revolucionaria.

En este aspecto, la Segunda Internacional Obrera (1889-1916), con sede en Bruselas, albergó en su seno una amplia gama de tendencias ideológicas, aunque prevalecía una clara orientación socialista marxista. Entre sus objetivos fundamentales destacó la búsqueda de una legislación que mejorara las condiciones de vida de los trabajadores y, de forma especial, la instauración de la jornada de ocho horas. Dos de los símbolos distintivos de la identidad cultural del movimiento obrero nacieron en ese encuentro: la jornada del Primero de Mayo como fiesta reivindicativa (Día Internacional del Trabajo) y el himno conocido de la Internacional.

A todas estas, los problemas que minaron la concreción de objetivos más empinados con el espíritu de libertad proletaria, fueron de carácter interno, en este caso el enfrentamiento ideológico entre los dos grupos surgidos en el seno del socialismo marxista: El radical, compuesto por los marxistas ortodoxos, que consideraban a la revolución como única vía para destruir el capitalismo y cambiar la sociedad, Rosa Luxemburgo fue una de sus máximas representantes; y los moderados, de carácter reformista, denominado “revisionista”, que discutía algunos puntos de la teoría marxista, como el de la lucha de clases o el materialismo histórico y defendía la vía pacífica mediante la participación en las instituciones políticas. Entre sus representantes destacó Eduard Bernstein.

La Segunda Internacional acabó con el estallido de la Guerra Grande, o Primera Guerra Mundial, cuando los sentimientos Patrióticos del proletariado de los países enfrentados primaron sobre el ideal de solidaridad internacional. Por último, entre 1917 y 1943, se va a dar la tercera Internacional, última Internacional tras el triunfo de la Revolución Bolchevique de Rusia, la cual estableció criterios de vencedores: se proclamó comunista y se alejó, por tanto, de las tesis reformistas revisionistas su existencia estuvo siempre condicionada por los intereses de la naciente Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS.). El movimiento obrero internacional quedó a la deriva después de 1991 del siglo XX, cuando se desmiembra de URSS., y queda un vacío que sólo experiencias puntuales en Latinoamérica (con Cuba y Venezuela) y la propia República Rusa (en la parte norte de Eurasia), han mostrado una actitud reivindicativa y de justicia social hacia los trabajadores y trabajadoras. Es necesario motivar una nueva y definitiva Internacional Obrera que imponga los valores humanos por encima de los administrativos-financieros.

A todas estas, cuando el sociólogo peruano Sinecio López, en el 2009, argumentó que la medida del gobierno de su país que autorizaba el uso de las fuerzas policiales y sus armas de fuego contra cualquier protesta popular, era un asunto característico del tipo de desarrollo capitalista que rige Latinoamérica, al que calificó de “salvaje” y estableciendo así una identidad intrínseca con el modelo neoliberal; días después el antropólogo Jaime de Althaus, en respuesta a la postura de López, menciona una serie de evidencias mediante indicadores de crecimiento, con los cuales quiso rebatir la existencia de algún capitalismo salvaje, sino la prevalecencia de un capitalismo en crecimiento, entiéndase un “hipercapitalismo global”.

En este sentido, uno de los más destacados estudiosos de la teoría del capitalismo salvaje, el economista francés Thomas Piketty, en su más reciente libro, “Capital en el siglo XXI”, centrar la atención sobre el crecimiento de la desigualdad en las últimas tres décadas y advertir sobre el potencial riesgo de que aumentará aún más en los próximos años sino se hace algo para frenar esta situación que amenaza con hacer retroceder al mundo al siglo XIX. El autor, aborda un punto importante que es cuando la tasa de retorno sobre el patrimonio (r) es mayor que la tasa de crecimiento (g), produciendo que se acelera la concentración de la riqueza; esto es, destaca Piketty, lo que ha ocurrido en los últimos treinta años con la implantación a gran escala de los postulados del libre mercado y la desregulación financiera. El error ha sido en el uso inadecuado de los modelos de competencia que ocultan asimetrías y mercados imperfectos, y crean un primer mundo en la periferia del tercer mundo y un tercer mundo en lo más profundo de las entrañas del primer mundo.

El aporte de Piketty y su equipo, se enmarca en visualizar la desigualdad como el producto más destacado del capitalismo global, dado que en la medida que hay más desigualdad, mayor obtención de ganancia tiene el dueño del capital. Así mismo la desigualdad dispara en todos los países desarrollados una ola de confrontación y violencia, donde el uno por ciento de la población es cada día más rico, y que el cero coma uno por ciento es aún más rico, y que el cero, coma cero uno por ciento es aún más rico todavía. Esto demuestra que los beneficios reales del capitalismo quedan en muy pocas manos, y que si no se realizan intervenciones extraordinarias, la tendencia continuará en ascenso haciendo que el siglo XXI, recalca Piketty, se parezca al siglo XIX, donde las élites económicas vivían de la riqueza heredada en lugar de trabajar por ello. La solución a todo esto, expresa Piketty, sería un esfuerzo coordinado a nivel mundial para aplicar impuestos a la riqueza y dar un giro a esta tendencia socialmente destructiva.

El propio Papa Francisco, Jorge Mario Bergoglio (Buenos Aires, 1936), en su reciente visita a los Estados Unidos de Norteamérica, ha dicho: “Todas las personas tienen el derecho otorgado por Dios a un trabajo, a la posesión de tierra y a una vivienda… El capitalismo no controlado es una dictadura sutil y estiércol del diablo, la ambición desenfrenada de dinero y el servicio para el bien común queda relegado, son la causa de las desigualdades… La distribución justa de los frutos de la tierra y el trabajo humano no es mera filantropía. Es un deber moral. Para los cristianos, la carga es aún más fuerte: es un mandamiento. Se trata de devolverles a los pobres y a los pueblos lo que les pertenece…”

En una palabra, la tesis de Piketty indica que la desigualdad es intrínseca al capitalismo y, de no combatirse enérgicamente, es probable que aumente a niveles que amenazan la democracia y dejan de sostener el crecimiento económico. El análisis de Piketty coincide con la percepción científica de Karl Marx, acerca de la sociedad capitalista, donde la desigualdad y la lucha de clases marcan el colapso del capitalismo.

No hay que olvidar que Marx fue un crítico de la economía clásica, que apuntaba que la desigualdad era un proceso que disminuiría con el tiempo. El capitalismo tiene misterios que la razón desconoce, pero que Karl Marx anticipó en 1848, en su Manifiesto del Partido Comunista, escrito también por Friedrich Engels, donde destaca que el capitalismo descontrolado propaga la desigualdad.

Esta desigualdad, en la escenografía social del siglo XXI, representa la vida cotidiana, y está dominada por lo que denomina Gilles Lipovetsky, el hipercapitalismo que es la auto representación indefinida en la que el capital ha transcendido su inicial misión de producir nuevas mercancías: se ha especializado en la producción de imágenes y signos; destacando que las sociedades hipercapitalistas producen un escenario de simulación que enmascara la carencia de una realidad profunda, donde la desigualdad es el común denominador en todo el contexto de la sociedad.

Esta realidad lleva a un plano de acción absoluta al Socialismo, sobre todo en la experiencia latinoamericana. No ese socialismo salvaje que describiera en un artículo Juan Carlos Varela (El Universal, 06/05/2015), y del cual dice: “Desde que tengo uso de razón Venezuela ha estado mal, pero nunca como ahora. Siempre ha habido delincuencia y corrupción, pero no al nivel que existe en este momento. La verdad es que desde que el socialismo salvaje se instaló en nuestro país la cosa ha ido de mal en peor…” Porque se refiere a un síntoma del proceso y no al proceso en sí mismo. El socialismo en Venezuela no es el que ha dispuesto altos índices delictivos ni cajas de negras de corrupción y vicios, ha sido y es, una alternativa de orientación de las políticas públicas hacia niveles de masificación de los beneficios económicos y sociales.

Al calificarlo de “salvaje” no hace peyorativamente, sino en la necesidad de ser más agresivos con las políticas públicas, a efecto de contrarrestar la guerra económica y comunicacional, en la cual los sectores de ultraderecha han estado moviendo los tentáculos en el plano internacional. No se discuten los síntomas de un Sistema Político democrático y participativo que implica dinámica, contradicción y confrontación de clases; se discute los obstáculos y la mala voluntad de un sector político que no ha sabido ganarse a las mayorías y que pretende doblegar la dignidad y los alcances sociales de un Gobierno que no tiene todas las verdades, pero si busca equilibrar esas desigualdades y brindar a la sociedad una mejor calidad de vida.

azocarramon1968@gmail.com

Nueva política inversionista china y Venezuela

ABRIL 11TH, 2018 Analítica ANALÍTICA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Nueva política inversionista china y VenezuelaOPINIÓN


Beatriz de Majo

Cuando China diseñó y dio a conocer su novedosa iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda a fin del año pasado tuvo cuidado en dejar claro que las nuevas inversiones chinas, públicas y privadas, por fuera de sus fronteras deberían alinearse con ese magno proyecto. También el Reporte de Trabajo 2017 de China, un documento de guía estratégica anual del gobierno se refería a la necesidad de que la incursión del gran país por fuera de sus fronteras tuviera como meta apuntalar los objetivos de la Nueva Ruta de la Seda. En esa ocasión no faltaron consideraciones sobre lo que el país asiático desea conseguir en Latinoamérica para que sus esfuerzos estén en sintonía con ese magno objetivo.

Ya en este año fue el Consejo de Estado del país el que aclaró la forma en que la presencia china en nuestro subcontinente debe coincidir con la iniciativa citada. No hay espacio para interpretaciones: las políticas regionales y el accionar empresarial en la región deben estar en total concordancia con la prioridad que emana desde Beijing y todo debe orientarse hacia el soporte del nuevo Proyecto.

En terrenos conexos con lo anterior, los documentos citados que constituyen posiciones oficiales han estado enfatizando, desde fines del 2018, un tema raramente planteado: la importancia del riesgo y de su gestión.  Los expertos consideran que las malas experiencias enfrentadas por China tanto en Perú y en Venezuela se encuentran en el origen de estos cambios. A las fallidas incursiones de empresas privadas y proyectos públicos en Venezuela, en particular, se les ha calificado de “anormales” y de irracionales.

En la actualidad ya existen listas oficiales de actividades en las que una incursión no autorizada está prohibida e incluso penalizada. Este nuevo posicionamiento hace pensar que las actuaciones de las empresas chinas del sector petrolero venezolano serán muy severamente monitoreadas y sus operaciones deberán ser ajustadas a fin de lograr la “prudente avaluación de la eficiencia economica” que se ha convertido en regla.

Es así como en lo sucesivo, un trabajo prospectivo sobre los riesgos eventuales y una supervisión adecuada previamente planificada son condiciones básicas para que se expidan las autorizaciones que serán obligatorias para la exportación de capitales o de tecnologías chinos.

Lo dramático es constatar como este tipo de medidas precautelativas están llegando a destiempo en el particular caso de Venezuela, en donde lo que ha imperado del lado chino durante los años de la administración chavista ha sido un exceso de confianza que ha sido traicionado por sus contrapartes gubernamentales en las alianzas alcanzadas al interior del país.

Si a lo anterior agregamos el tema de la batalla contra la corrupción dentro de sus propias filas enarbolada apasionadamente por el gobierno de Xi, los negocios en Venezuela no deben solo estar siendo objeto a futuro de una sabia prudencia en materia de administración gerencial sino deben estar siendo observados con lupa para determinan los pretéritos enriquecimientos ilícitos involucrados, las coimas y otras irregularidades que se han producido a todo lo largo de su presencia en el país.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores deanalitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal

Cómo ser muy rico siendo muy pobre

ABRIL 11TH, 2018 Analítica ANALÍTICA

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Cómo ser muy rico siendo muy pobre

Claudio Nazoa

Cuando uno es pobre como yo, pero se siente rico, jamás podrá llegar a ser miserable ni marginal. Aunque parezca raro, la marginalidad no siempre está asociada a no tener dinero, es simplemente un fenómeno detestable que se lleva más en el cerebro que en el bolsillo. Conozco colegas pobres que a punta de talento, optimismo y curiosidad por la vida, son más millonarios que la nieta de Aristóteles Onassis. La buena vida está sobre todo, llena de la energía que produce el amor por las cosas sencillas, pero hermosas.

Para ser millonario siendo pobre, sólo debemos pensar que dentro de nosotros vive un gigante capaz de hacer todo lo que nos proponemos. Si acaso no logra conseguirlo todo de un tiro, no importa, haga todos los días un pedacito de ese todo que usted quiere lograr.

Siéntase grande y poderoso ante cualquier circunstancia por más adversa que ésta sea y aunque suene como un consejo esotérico, no olvide que lo más difícil, qué era nacer, ya lo logró; lo demás es totalmente gratis, tanto como lo es ser inmensamente rico siendo muy pobre. Entonces, como podemos ser muy ricos siendo muy pobres?

1. Es muy fácil ser millonario, por ejemplo, cuando vaya a comer, asúmalo con elegancia, sirva su plato (sin importar lo humilde que éste sea) con cariño, y póngalo bonito sobre una mesa que tenga un mantelito bien limpiecito. Use cubiertos relucientes, coloque un delicioso vaso con colores excitantes y llénelos de frutas frescas y jugosas. Recoja de la calle o arranque de su matero una o dos flores y colóquelas en el centro de su mesa, comparta su comida por más poquita que sea con la persona que usted más ame, sonriendo y mirándola a los ojos, levante su vaso y diga: ¡Buen provecho!, ría y coma pan tostado caliente ya que el pan da la sensación de poseer más de lo que se tiene y tal vez así sea.

2. Si va a salir de casa, piense en lo afortunado que es al tener vecinos tan simpáticos, no importa que eso sea embuste, lo importante es que usted pueda sentir que ellos son simpáticos. No vea el basurero ni los huecos que están en la calle, fíjese más bien en la cantidad de hermosos y frondosos árboles que hay a su alrededor y en los felices niños que juegan junto a ellos.

3. ¡No sea tacaño, amigo! Eso es muy feo, mientras más tacaño se es, más pobres y miserables vamos a ser, así que exagere regalando. Seguramente, aún haciéndolo, estará dando poco.

4. Enamórese aunque no le hagan caso, porque cuando la gente se enamora siempre se pone bonita como Jorgita y se comporta como si todo lo tuviera.

5. Toda desgracia es pasajera, no se entierre en la realidad adversa ni en las cosas que son o parecen malas en la vida.

6. Tome licor, no beba; fume, no fume; sea vegetariano, coma carne; sea ateo, crea en todo; no haga deporte, vaya al gimnasio y trote, en fin, haga todo o deje de hacerlo, pero no obligue ni moleste a otros con sus fastidiosas manías.

7. Odie la pobreza, enséñese a sí mismo y a los demás, a ser ricos de verdad. Desconfíe de quienes valiéndose de aquellos que creen ser pobres, se exhiben como un general de causas miserables de dominio.

Basta ya de exaltar la pobreza como una virtud, ya que eso sólo sirve para que la gente no se dé cuenta de lo inmensamente rica que puede ser.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores deanalitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal

Legalidad y conveniencia de las sanciones internacionales

ABRIL 11TH, 2018 VICTOR RODRIGUEZ CEDEÑO

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

Legalidad y conveniencia de las sanciones internacionalesOPINIÓN

La sociedad internacional transita hacia la constitución de una auténtica comunidad internacional en la que los intereses individuales ceden ante los comunes, entre ellos, la protección de los derechos humanos, uno de los grandes avances del derecho internacional en los últimos tiempos. Ante esas nuevas realidades surgen algunas normas y principios, mientras que otros se transforman. La soberanía ya no es la misma, tampoco el alcance del principio relativo a la no injerencia en los asuntos internos de los Estados puede interpretarse de la misma manera. La solidaridad ya no es un simple mecanismo de cooperación. Las normas superiores o imperativas de derecho internacional (jus cogen) surgen y se aceptan como obligatorias para todos.

Ante las violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos, ante los crímenes y las atrocidades de regímenes forajidos, la comunidad internacional, todos los Estados, tienen hoy el deber de injerencia, en el sentido positivo de una expresión que hasta ahora chocaba con algo sagrado: la independencia y la soberanía. La Carta Democrática de la OEA y otras cláusulas del mismo tenor insertas en distintos instrumentos internacionales autorizan y obligan a los gobiernos a expresarse y a exigir el respeto de las normas fundamentales de derecho internacional, sobre todo, esas que interesan a la humanidad, las relativas a los derechos humanos y a la protección del ambiente. No es una injerencia indebida, en definitiva, como lo afirman aquellos que se esconden tras la interpretación tradicional de algunas normas y principios para cometer sus atrocidades. Por el contrario, es una acción que se ajusta, y ello es parte de lo novedoso, a un deber de protección que se consolida, compatible con el ejercicio del principio de solidaridad internacional.

El régimen de Nicolás Maduro comete, como se constata en numerosos informes y documentos internacionales, de las Naciones Unidas y de la OEA en particular, violaciones sistemáticas y generalizadas graves de los derechos humanos que constituyen crímenes de lesa humanidad que, como dice el Estatuto de Roma de 1998, por el que se crea la Corte Penal Internacional, chocan con la conciencia de la humanidad. Ante esa violación del derecho internacional, los Estados pueden y deben, independientemente de si son o no afectados directamente por tales actos, adoptar medidas unilaterales para exigir al Estado de que se trate rectificar y garantizar el restablecimiento del orden jurídico.

De allí que gobiernos de la región y de Europa, algunas instituciones y otros órganos internacionales hayan adoptado medidas unilaterales legítimas y legales que se traducen en sanciones individuales en contra de los funcionarios responsables de violaciones de derechos humanos y de crímenes que, como apoyo al terrorismo, narcotráfico o lavado de capitales producto de alguna actividad ilícita, interesan a la comunidad internacional en su conjunto.

No estamos, de ninguna manera, ante medidas contrarias al derecho internacional. Muy distintamente, estamos ante medidas que se insertan en el derecho de la responsabilidad internacional del Estado cuyo régimen, aunque aún en formación, permite que la comunidad internacional, cualquier Estado, pueda adoptar medidas unilaterales provisionales y proporcionales para exigir el respeto del orden jurídico, en particular, cuando se trata de normas internacionales superiores o del jus cogens.

La Cumbre de las Américas es el mejor espacio para concertar posiciones en favor de la adopción de acciones que favorezcan el retorno de la democracia en Venezuela, sin que ello pueda ser considerado una injerencia en los asuntos internos del país.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores deanalitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal