Archivos de etiquetas: AlbertSoto

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Negociaciones con precaución

18 de Noviembre de 2017

Las negociaciones forman parte fundamental de la política y quienes se consideren demócratas abandonan este camino en última instancia, pero cuando se trata de negociar el crimen de un Gobierno que ha robado, asesinado y disminuido a un pueblo a tan solo una caja de comida al mes, cuesta congelar los sentimientos y actuar con pragmatismo.

Las conversaciones previstas para el 1 y 2 de diciembre en República Dominicana de manera formal entre el Gobierno-MUD, poseen desconfianza de ambos sectores, algo que es lógico luego de tantos intentos de “diálogo”, de acciones incoherentes y retorica sin sentido.

Maduro ayer en cadena nacional dijo que solicitará en el dialogo a la oposición que pidan a los EE.UU. un alto a las sanciones, la pregunta es: ¿la MUD legitimará los crímenes de los funcionarios implicados en delitos que no prescriben? No diré que si sucede me sorprenderé, porque desde un principio el Gobierno ha buscado un respiro a su presión económica como la necesidad de darse una ducha democrática y la MUD en su falta de coordinación y afán de poder no visualiza el panorama.

Lamentablemente la única ventaja que posee en estos momentos la oposición es la presión y las sanciones internacionales, con la perdida de gobernaciones y la no asistencia a las municipales terminaron de agotar su porción de firmeza. Es cierto que en las negociaciones ambas partes deben de sacrificar algo, pero no es estratégico bajo ningún sentido llegar a aprobar la renegociación de la deuda externa cuando este desastre fue causado por la corrupción y robo descarado del erario venezolano.

Es impensable que quienes desbancaron al país con las mayores reservas de petróleo del mundo, asesinaron a jóvenes e hicieron negocios con el narcotráfico salgan como si nada a gastarse el dinero de los venezolanos, mientras muchos comen de la basura. Por ello digo que es difícil ser pragmático.

Se acerca diciembre y la inflación es la más alta en nuestra historia, la desesperación de quienes viven de un sueldo mínimo se hace notar, el caos por la falta de transporte incrementa, la tensión vuelve a hacer presencia en cada esquina del país y no existe la posibilidad de que todo ello se resuelva en pocos meses.

Preocupa que quienes dialogan en nombre de Venezuela consideren el reconocimiento a la ANC y a evitar las sanciones que bien merecidas tienen los funcionarios del Gobierno. La división en la MUD es clara, y la situación del país empeora,  hoy Ledezma escapó de su encierro, el dólar se posicionó en 73 mil bolívares, no están claras las reglas del juego en el dialogo por más énfasis que hagan en ser transparentes.

En fin, desde mi perspectiva aún nos queda mucho camino por recorrer y lo peor acaba de comenzar, a pesar de mi critica espero que la MUD haya aprendido de los errores anteriores y amplié su visión del problema, que no reside en lo político sino en lo criminal, ya que nos encontramos frente a un cogollo delincuencial demasiado comprometido y penetrado por la verdadera injerencia que es la cubana, china y rusa.

 

Albert Soto|@albertsoto18|Periodista|Dirigente juvenil

Anuncios

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Venezuela secuestrada

28 de Octubre de 2017

Venezuela está secuestrada y la solución a través de políticas dialécticas se encuentra lejana. La coyuntura del país es compleja, pero si hay algo que se tiene claro es, que estamos gobernados por una cúpula penetrada por el narcotráfico y mafias poderosas. Los líderes opositores hacen alusión de ello, pero no profundizan, tal vez por miedo o por complicidad. En política piensa mal y acertarás, y he acertado. Las estrategias del gobierno han terminado de reventar la pata de la Mesa; la falta de visión de la MUD ha debilitado sus bases y los venezolanos se decepcionan rápido, ¿y quién no?

He sido opositor a este Gobierno desde que tengo conciencia política, y también he decidido ser opositor de esta oposición. La polarización ha vuelto muy fina la línea que los diferencia en cuestiones políticas. A ninguno se les puede criticar, a ninguno se les puede sugerir, pues, tienen las recetas mágicas, pero nunca les funcionan.

El caos que vive Venezuela es gracias al chavismo y su gobierno, es cierto, pero si han logrado llegar tan lejos es porque no existe una oposición fuerte que frene ese avance desastroso. El pensamiento izquierdoso atrasado que poseen la mayoría de los políticos del país, le limita la búsqueda de salidas; el dogma utópico descendiente del marxismo aun gangrena el cerebro de quienes lideran. Plantean encontrar soluciones aplicando la misma receta por las mismas vías con los mismos personajes. Creo que todos estamos hartos ya de eso.

El fanatismo con el que se maneja la política venezolana limita el razonamiento y nos condiciona a ser simples corderos, y discúlpenme pero yo no nací para ser seguidor de mediocres. Mi generación ha demostrado –en su mayoría- dar el paso para la evolución política en el país, y es lógico, pues nos ha tocado vivir el desastre creado por generaciones anteriores. Estamos sufriendo las consecuencias de la flojera, el conformismo, el Estado paternal, la demagogia  y el populismo extremo. Los recientes hechos de la política han demostrado que las viejas costumbres no se pierden: saltos de talanquera, incoherencias discursivas y bravuconadas defensivas intentando justificarse.

No comprendo cómo dentro de la oposición hay quienes apoyan la juramentación de los gobernadores de Acción Democrática ante la ANC. Con el discurso desgatado de no regalar los espacios, cuando la realidad es que así se conquisten los espacios ninguno les va a tumbar la plaza de millones de dólares al Gobierno. La mayoría de los venezolanos ha acudido a las elecciones tapándose la nariz y con el trapo en la boca, intentando agotar la vía democrática, pero la falta de voluntad de los rojos demuestra que por elecciones no hay cambio.

Ya se anunciaron las elecciones municipales, estrategia maquiavélica del Gobierno al dividir a la oposición. Esa es la verdadera técnica del “ratón loco”. Unos dicen que acudirán, otros que no, algunos que debe definirse un candidato presidencial. La realidad es que en el tablero de ajedrez un peón se convirtió en reina y se traslada por el a su antojo, y es el único candidato presidencial que no tiene inhabilitado la oposición. Dentro de la oposición alguien por lo menos hizo su estrategia, pero nuevamente con motivos personales.

 

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Demócratas enojados con el voto

7 de Octubre de 2017

A tan solo una semana de las elecciones regionales vemos como aún hay quien sataniza el voto. La memoria corta ha sido el “talón de Aquiles” de los venezolanos. En el año 2005 cuando la oposición se negó a acudir a las elecciones parlamentarias cometió su primer gran error, con ello permitió que se desenvolviera este entorno de narcoestado. Descuidaron el balance y les anotaron fácil.

Si bien es cierto que difiero completamente de los dirigentes que en su discurso ofrecen acabar con la inflación y los miles de problemas que existen en el país, ya que a mi juicio eso solo es posible con una política de Estado nacional, y para llevarse a la práctica debemos salir de toda la “cúpula roja”, también es real que este es un paso para debilitar la fuerza del Gobierno, y abandonar el voto no es ni será una opción. Las bellas promesas le han hecho daño al país, pero me he percatado de que la mayoría de los políticos de esta generación no entienden un esquema de política que no contemple la demagogia, el populismo y las utopías con tal de ganar la aprobación de las mayorías.

La diferencia entre las elecciones de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y las regionales es muy amplia. En la ANC se pagaron y se dieron el vuelto, aquí en las de gobernadores tendrán que ponerse las alpargatas con la maquinaria que la MUD posee para auditar y movilizar. Son escenarios distintos y ante esto si debemos tenerle confianza a la Unidad.

Este final de año y comienzo del 2018 será muy impredecible, pero lo certero es que la dinámica política toma cada vez más el rumbo de la negociación, gracias a presiones internacionales y a la falta de dinero. No existen medios para otro tipo de salida o tal vez no ha llegado el grupo correcto que sepa dirigir toda esa masa dispareja que se encuentra en el país.

Las sanciones de Canadá tienen una importancia significativa, lo sucedido con el “Coco” Sosa revela con más claridad las disputas o llamémosle guerra interna dentro del Gobierno. Las próximas sanciones vendrán de la Unión Europea y están frenadas esperando los resultados de las elecciones del 15 de este mes.

La realidad es que el mundo democrático nos apoya, y es nuestro deber manifestarnos y luchar desde nuestra trinchera. Cada uno está haciendo su trabajo desde su espacio y así se debe continuar. Estos meses serán los más fuertes, la inflación nos golpeará y el ambiente navideño perderá su aprecio. Pero todo esto es necesario, si no aprendemos de esto, no aprenderemos ni en la otra vida.

 

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Críticas democráticas

23 de Septiembre de 2017

Es increíble y hasta fantasioso como “políticos” aun no entienden la estrategia de asomar el “diálogo” cada vez que se aproximan unas elecciones. Los sectores radicales toman una posición alejada de la realidad, les encanta seguir la ruta trazada por el Twitter. El Gobierno se encuentra entrampado y busca siempre de aplicar el viejo elemento de “dividir y conquistar”.  Una oposición dividida es frágil y fácil de vencer en unas elecciones, de esa forma el gobierno de Nicolás podría darse un bañito democrático –que bastante falta le hace- y asegurar la prolongación del pseudosocialismo en Venezuela.

No veo la dificultad de luchar en diferentes frentes. La razón de ser un colectivo radica en que las tareas sean divididas entendiendo que se persigue un mismo fin. Están en su derecho quienes reclaman por la vida de los venezolanos que se perdieron en las calles, pero quien no haya entendido después del primer mes de protesta que la salida de este Gobierno no iba a darse de esa manera, estaba en otra. Un país con más de 30 millones de habitantes esperaba su libertad con protestas de 500.000 personas. No quiero empequeñecer la hazaña de los jóvenes de mi generación, porque también estuve en el frente, pero quiero que entiendan que la política de nuestro país es compleja y estamos intentando acabar sectarismo con más sectarismo.

Si pregonamos democracia ¿Qué hay de malo en cuestionar acciones de la MUD? Quienes se enfrascan en esos debates con fanáticos de la MUD sentirán que hablan con alguien del PSUV. El fanatismo cuando llega al cerebro lo carcome y destruye cualquier espacio de raciocinio propio y se deja llevar por todo lo que escucha. Nuestra situación es digna de ser analizada y en unos cuantos años los estudiosos se encontrarán con suficiente material a investigar. No hay nada de malo en cuestionar a la oposición del país, el error se encuentra en hacer todo lo que el Gobierno quiere que hagas, por ejemplo: no acudir a las elecciones regionales; difundir mensajes errados sobre el diálogo –que solo le convienen al sector más radical del chavismo-.

La política guiada por sentimientos y no por pragmatismo nos ha llevado hasta donde estamos, es ilógico creer que actuando de la misma manera que lo hemos hecho siempre como sociedad vamos a resolver esto. Por más errores que existan dentro de la Mesa de la Unidad Democrática, son los que están luchando y dando la cara en el ámbito internacional y desde su perspectiva en el ámbito nacional.

Las críticas son buenas, permiten analizarse, pero tomarla de hobbie y convertirla en una herramienta perfecta para el Régimen, no tiene nada de bueno. Presten atención a la dinámica de la geopolítica mundial y se darán cuenta que no estamos solos y que nuestro momento de resurgir pronto llegará.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Huracán Rojo

9 de Septiembre de 2017

El Caribe lucha contra diversos fenómenos naturales, y Venezuela lucha con un fenómeno más terrible: “El Huracán Rojo”.

Con nuevo aumento salarial, y nueva medida económica referente al DICOM, Nicolás demuestra su desequilibrio mental nuevamente. Los vientos tormentosos de sus medidas económicas envían inmediatamente a los venezolanos a encontrar refugio y escapar de su inconsciente manejo de la economía en un dólar paralelo que ya sobrepasa los 20mil bsf. Los precios de los alimentos comienzan a entrar en hiperinflación, pues, si el dólar paralelo sube todo sube. Así es en Venezuela.

La irresponsabilidad del Gobierno no deja ni dejará de sorprendernos. Las fuertes lluvias –causadas por los fenómenos del Caribe- han azotado distintos sectores del país, siendo más fuertes en el sur de Aragua, causando inundaciones y grandes pérdidas materiales. La alerta sigue y ninguna de las autoridades hace mención de estos hechos, se encuentran entrampados e intentan agarrar aire con su farsa de ayuda y solidaridad internacional. ¿Cómo pretenden ayudar a otras naciones cuando la propia sufre tantas adversidades?

Las sanciones económicas les han hecho un enorme daño, intentan aparentar con su usual teatro que todo está normal y están más fuertes que nunca, pero la realidad es que no encuentran como sostenerse. Todo régimen, ejercito, cartel tiene su debilidad, no todos caen por las mismas circunstancias, pero siempre caen.

Bien decía Napoleón Bonaparte: Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error. El Gobierno con sus medidas se ha ido debilitando–tampoco para confiarse-, la ANC les destruyó la poca credibilidad que podían poseer en el mundo. La geopolítica mundial conspira a favor de la democracia venezolana, el proceso es lento es cierto, pero el mundo entiende la importancia de una Venezuela libre.

El Huracán Rojo se está quedando sin fuerzas, se alimentaba de miedo, desesperanza y sobornos; el miedo se acabó, la esperanza se recupera cada día, y se están quedando sin dinero por lo cual no hay oportunidad de sobornar a los Estados que por una gota de oro negro los apoyaban.

Estos últimos meses del año serán fuertes para todos los venezolanos, en todos los sentidos, pero mucho más en el económico. Debemos estar preparados para lo que se avecina, pero si de algo estoy seguro es que este “Huracan” muy difícilmente sobreviva más allá de enero 2018.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Contradicciones rojas

2 de Septiembre de 2017

La contradicción dentro de las filas del Gobierno parece ser un requisito fundamental, no existe uno solo que no maneje el doble discurso e igual que en la ficción del 1984 de George Orwell, utilizan eficazmente el doblepensar.

Las sanciones de los EEUU a Venezuela para ellos significan una gran amenaza a la soberanía, pero donan 5 millones de dólares por la tragedia de Houston, mientras que su propio pueblo se ha visto afectado por las fuertes lluvias, el caso más grave es el de Choroní, y parece increíble pero el Gobierno no ha prestado ninguna ayuda a su misma gente. Es más importante enviar una ayuda humanitaria a quienes nos “agreden” que a nuestros compatriotas que sufren mi calamidades cada día.

Asimismo hablan de donar millones de dólares a la liga de beisbol venezolana, y se les olvidan los miles de venezolanos afectados por la escasez, falta de medicamento y la crisis económica tan grave que se vive. Las prioridades de los rojos son muy claras: mantenerse en el poder cueste lo que cueste, confundir a los venezolanos, generar caos y desesperanza.

Muchos siguen pensando que el Gobierno está lleno de brutos e ignorantes, siguen subestimándolos, si fuese así ¿por qué tienen 19 años en el poder? Los supuestos entrenamientos militares con civiles responden a su estrategia de armar al pueblo contra el pueblo. Ese entrenamiento no es para responder a una intervención norteamericana, es para apaciguar una cercana rebelión y observar realmente cual es la lealtad a la “revolución”.

Maduro y su combo se encuentra presionado, su salida se aproxima y se ven cada día más acorralados desde todos los ámbitos. El letargo existente en la “política” actual hace pensar que están fuertes, pero es una frágil fachada. El aumento de sanciones, de presiones internacionales y la exorbitante inflación se convierte en un coctel muy volátil, ya ni que hagan lo que hagan podrán detener su salida.

Ya su juego de contradicciones, caos y desesperanza se acaba. Venezuela se ha fortalecido y ha aprendido a cómo ganar ese juego macabro. La democracia pronto será recuperada, los hijos volverán a casa y nuestro país cumplirá su verdadero propósito: ser líder en este continente.

Nuestros problemas no se resolverán a priori, serán años de trabajo constante para lograr ver un verdadero cambio, pero el primer paso para ello es salir de este Gobierno, y ese paso está próximo a darse.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|El verdadero enemigo

26 de Agosto de 2017

Cada amanecer en Venezuela está cubierto con el velo de la incertidumbre. Lo político, social y económico es tan volátil como la gasolina. Las protestas cesaron, la calle ha vuelto a la “normalidad”. Un ambiente de decepción y frustración nubla el buen juicio político –y no sin razón- de la juventud venezolana, cansada de la política tradicional que es la culpable de la situación tan crítica que vivimos ahora.

El venezolano ha pasado su vida buscando culpables por las tragedias sucedidas, algo de lo cual suelo quejarme mucho, pero en este momento si debo culpar a la política tradicional de este desastre. ¿Y por qué? Sí, es cierto que no es momento para dividir ni para jugar el juego del Gobierno, pero si es momento de analizarse y examinarse a profundidad y evaluar el daño tan peligroso que estas acciones demagogas han causado en el país.

Nombraron elecciones y fue como nombrar piñata en fiesta de niños: todos se abalanzaron al centro de la sala intentando agarrar el mejor dulce. No estoy en contra de las elecciones, estoy en contra de la irresponsabilidad de algunos dirigentes al momento de explicar el porqué. Estoy en contra de que ciertos sectores opositores se manejen con los mismos vicios que hemos jurado destruir y tanto nos han hecho daño. Estoy en contra de los egos, individualismos e intereses banales. Y por último, estoy en contra de la falta de organización, estrategia y falta de solidaridad de algunos sectores.

Tantos sentimientos encontrados al ver como el Gobierno los desestabiliza por un caramelo. Lo he dicho en reiteradas oportunidades: no pueden subestimar al Régimen. Luego de instalada la Fraudulenta, varios dirigentes salieron con las tablas en la cabeza aceptando que subestimaron al enemigo, intentando ganarse al pueblo que dejo de creer en sus acciones por carecer de veracidad. Años escuchando ese “no creo que lo vayan a hacer”, y a los días lo hacen, encontrándonos con los calzones abajo.

El dilema de acudir o no a unas elecciones es fácil de resolver, y varios dirigentes han sido lo bastante sensatos en explicarlo. Los espacios no deben abandonarse y deben batallarse en diversas áreas, para ello deben de existir individuos encargados de hacerlo en cada campo. La molestia de quienes día a día lucharon en la calle, es que muchos no cumplieran su responsabilidad en la AN y ahora quieran optar por ser gobernadores.

La política necesita coherencia y responsabilidad. Quienes sufrieron la pérdida de un familiar en las protestas merecen ser informados con transparencia respecto al porqué del camino que se está tomando. La altivez con la que ciertos personajes se expresan demuestra una gran falta de empatía.

Tengo claro quién es el enemigo, tengo claro quiénes son mis compañeros de lucha, y por eso mismo, por considerarlos mis compañeros es que me permito ser tan directo. El Gobierno se debilita cada día, no podemos seguir “mientras vaya viniendo vamos viendo”, es clave estar un paso delante de las jugarretas de los rojos, así, y solo así venceremos.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|Política con cerebro y no con el corazón

12 de Agosto de 2017

La dinámica política venezolana es tan compleja como su idiosincrasia, llena de grandes contradicciones y aciertos, minada de sentimentalismo y más palabras que acciones. El anuncio de las regionales descontroló a todo el país y causo el efecto que tanto esperaba el Gobierno: dividir.

El Gobierno y sus asesores son expertos cuando de dividir y causar zozobra se trata, y el venezolano lleno del sentimentalismo que lo caracteriza parece no aprender eso. Los radicales guerreros del teclado siempre tienen algo que decir, pero nunca aportan una solución viable para el momento político, guían su análisis por utopías, sin analizar el contexto en el cual se desenvuelve el problema.  Muchos quienes dicen que el ir a las elecciones regionales es un acto de traición son aquellos que no recuerdan lo que sucedió en el 2005, cuando se optó por la abstención y el Régimen se atornilló en el poder.

Es cierto que el CNE carece de credibilidad, pero un proceso en el cual nosotros poseamos testigos, contabilicemos y movilicemos, es muy diferente a un proceso fraudulento como el de la constituyente que fue una elección del PSUV. La lógica política nos lleva a participar, porque imagínense no inscribir candidatos y que realmente ellos hagan las elecciones y ganen 23 gobernaciones, ¿Si se cambia el presidente, como se gobierna con 23 gobernadores en contra? Pero el caso es que es casi seguro que no habrá ningún tipo de elecciones, los rojos no ganan ni en sus consejos comunales, menos ganaran gobernaciones.

La lucha de nosotros se encuentra en todos los frentes, y si hemos pedido desde el comienzo elecciones ¿Cómo vamos a huirle cuando no las pongan? Y más si son constitucionales. Maduro juega con la mente de los venezolanos, su discurso intenta causar desesperanza, odio y división a quienes lo están haciendo dormir en el Fuerte Tiuna. Si peleamos entre nosotros mismos gana el Gobierno, todos los espacios democráticos deben aprovecharse, y ello no quiere decir que debamos abandonar las protestas, nuestra mayor protesta y nuestro mayor acto de rebeldía siempre ha sido votando en contra de la dictadura.

La MUD ha tenido sus errores y eso no se puede negar ni se va a ocultar, pero ha logrado unir a las distintas corrientes políticas y encaminarlas a luchar contra el Gobierno, la cual también nos permitió una AN que le ha hecho frente –no con todas sus fuerzas- al autoritarismo.

Acusarnos los unos a los otros solo le da ventaja al Gobierno, desmovilizarse solo le da respiro al Gobierno, desmotivarse solo permite que se perfeccione el discurso del Gobierno. Los cambios suelen llevar tiempo y es frustrante, pero es un tanto absurdo que muchos quieran sacar al PSUV del poder en un día, y muchos desean hacerlo por medio de las armas cuando no las hay y cuando esa misma mentalidad militarista nos ha traído hasta esta crisis.

La política se trabaja con el cerebro conectado al corazón, pero mucho corazón lleva a una muerte segura.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Dirigente juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA|El arte del engaño

5 de Agosto de 2017

Sun Tzu en el primer capítulo de su trascendente libro el Arte de la Guerra explica que ésta se basa en el engaño. “Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca”.

Venezuela se encuentra en guerra y sus enemigos son expertos en el arte del engaño. El gobierno de Nicolás Maduro ha demostrado ser un maestro cuando del caos y el engaño se trata, pues, sigue al pie de la letra el esquema cubano y las doctrinas comunistas. En estos momentos su estrategia se basa en hacerle creer al pueblo venezolano que están cerca cuando la realidad es que están lejos.

Lo ocurrido el 30J ha abierto una herida tan grande en el régimen que ni su mejor yerbatero podría detener la hemorragia. Cada día el régimen pierde aliados, y se aísla nacional e internacionalmente, ya que solo seres que carecen de gracia divina podrían participar en semejante falacia.  Pero ello no significa que aún no tengan cartas por jugar, como piensan algunos compañeros que viven desestimando la capacidad estratégica del enemigo.

Venezuela se encuentra en guerra y sus líderes subestiman la habilidad táctica del enemigo. Me cuesta creer que la instalación de la ANC, las elecciones regionales y el llamado desesperado a conversaciones hayan sido acciones aisladas que no persiguen un mismo fin.

“Si las tropas enemigas se hallan bien preparadas tras una reorganización, intenta desordenarlas. Si están unidas, siembra la disensión entre sus filas. Ataca al enemigo cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera. Estas son las claves de la victoria para el estratega”. El Gobierno previó el daño que podría causar el anuncio de unas elecciones regionales en un país tan radicalizado como el de hoy, comprendiendo el gran problema existente en la unidad: G4. Los egos y las posturas diversas al abordaje de esta nueva dinámica han generado descontento en quienes apoyan a la democracia, permitiendo que el Gobierno logré un momento de respiro, ya que toda la atención no se concentra en ellos, igual, ya a ellos los desprecian, lo grave es que desprecien a la dirigencia que los enfrenta.

La lógica es que deben inscribirse candidatos para participar en las regionales, de lo contrario volverían a participar los oficialistas solos en un proceso electoral como en el año 2005, que fue el que permitió la expansión viciosa del régimen. Lo otro lógico sería pensar que el TSJ o el CNE harían lo imposible para que se dieran esas elecciones si la oposición acepta ir. Pero el problema esta es que con este régimen no podemos jugar a la lógica, pues no tratamos con políticos serios sino con delincuentes depravados que nada quieren al país.

Por ello: “Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después; un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después”. Los supuestos a presentarse deben manejarse con seriedad y responsabilidad, y para cada uno de ellos tener una estrategia. Si se deja atrás la arrogancia, el ego y los intereses particulares y se comienza a trabajar por un interés común, el ala democrática será invencible, pues cuenta con todos los recursos, el detalle está, en si entiende la gravedad de la circunstancias que nos han llevado hasta aquí.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Secretario Juvenil del MPV Caracas

EXPRESIÓN PROGRESISTA ¿En quién creer?

29 de Julio de 2017

Entre análisis y rumores se viven los amaneceres venezolanos, pero la realidad es que la incertidumbre de no saber qué ocurrirá realmente tiene hasta al mejor analista echando caracoles.

Es sorprendente como algunos personajes políticos siguen subestimando a este régimen, que ha demostrado ser una cúpula minada de delincuentes y desalmados que nada quieren al país, que solo se mantienen en el poder por miedo a usar de por vida un uniforme color naranja. Ya emociones como tristeza y vergüenza quedaron atrás, es imposible no sentir cierto odio por quienes destruyen a Venezuela y para colmo son recompensados con réplicas de espadas, como si ser acusado de violar los derechos humanos de tus compatriotas es un honor.

Es inevitable sentirte preso en tu propio país, con un régimen que aumenta su represión cada día y con ciertos dirigentes de oposición que no logran ponerse de acuerdo en una situación tan delicada como lo es esta. La comunidad internacional nos apoya, el 90% de los venezolanos nos apoya, pero aún no tienen clara una estrategia que posea coherencia con el momento político, siguen pensando que tratan con políticos y que este es un conflicto normal entre contrincantes. Venezuela demanda seriedad y acciones con fuerza, el país no se puede dejar en manos de estos barbaros.

Hay quien dice que la constituyente no va, otros que sí, algunos que hay negociaciones bajo cuerda, pero la verdad es ¿en quién creer? El que pretenda conocer el desenlace de esta coyuntura que me diga un número y me lo juego en la lotería.

La lucha por los egos debe dejarse atrás, hay que hacerle honor al nombre “Unidad” porqué eso es lo que Venezuela solicita. Ya basta de estrategias sobre la marcha, esperando que anunciará el Gobierno para saber qué acción tomaremos. El principal problema de la política en Venezuela ha sido el popular “como vaya viniendo vamos viendo”. Las guerras se ganan con tácticas, no con discursos vacíos y streaming en las redes. Y como demócratas no podemos huirle a las conversaciones, pero creo que la conversación con este Gobierno se reduce única y exclusivamente a sus términos de rendición.

Y no, no hablo de terceras vías o de romper la Unidad, hablo de tomarse con seriedad lo que vive el país. Si no están dispuestos a escuchar críticas se están convirtiendo entonces en lo que tanto juraron destruir.

Los días más oscuros de la historia de la Venezuela contemporánea se acercan, y solamente el pueblo unido logrará vencer a la tiranía.

Albert Soto|@AlbertSoto18|Secretario Juvenil del MPV Caracas