Publicado en OPINIONES, Salud

Polémica dieta en autismo

Salud

Rosisella Puglisi
Escrito por Rosisella Puglisi

Nadie está realmente preparado para ser padre. No existe colegio, universidad o curso que nos prepare para enfrentar la responsabilidad de cuidar de la vida de otro ser humano. Aún menos cuando se trata de niños con autismo.

A diferencia de otras condiciones o síndromes que pueden ya ser detectadas en útero, el autismo es una condición con la que se nace, pero no se puede diagnosticar sino pasado los 15 meses de vida. De allí el mayor impacto emocional y psicológico que reciben los padres con el diagnóstico.

Los padres realmente celebran el nacimiento de un hijo sano, salen del centro de salud con la tranquilidad que todo salió bien durante la gestación, el parto y las primeras 48 horas de vida. Todo transcurre en la alegría, y normal nerviosismo de los padres, hasta que un día su hijo/a un día deja de verlos a los ojos, deja de responder el llamado de su nombre, se aísla, y deja de comunicarse.

En este momento comienza el vía crucis de evaluaciones, médicos, especialistas, terapias, situación que crea tensión emocional, familiar y económica. Un gran porcentaje de parejas rompe su relación como consecuencia del luto azul que nace automáticamente después del diagnóstico de autismo de un hijo/a, dejando una gran carga emocional, familiar, económica y de responsabilidad a la madre.

Después del diagnóstico, queda un largo y arduo camino que hay que recorrer. Innumerables las terapias que se deben realizar semanalmente: la terapia conductual, la terapia de lenguaje, la terapia ocupacional, la terapia sensorial, la terapia psicológica, el apoyo psicopedagógico, y para quienes tienen los recursos y la oportunidad, existen las terapias llamadas alternativas cuyo aporte es importante y significativo como el neurofeedback, método Tomatis, equinoterapia, delfinoterapia. Método sunrise, entre otros. 

Aunado a estas terapias el niño/a con autismo, no puede descuidar el área biológica de la condición, en ella encontramos la salud neurológica, gastrointestinal y nutricional.

La alimentación en autismo es el área más polémica y discutida. Existen grupos pro dieta y grupos en contra de las dietas en el autismo. La evidencia científica nos demuestra grandes beneficios, y la mayor parte de las madres buscan información y formación para saber que alimentos perjudican en la condición y cuáles por el contrario son beneficiosos.

La ciencia nos ha demostrado que las personas con autismo (sea cual sea su nivel de compromiso), poseen fallas metabólicas y digestivas con alimentos como la caseína (proteína de la leche de origen animal), el gluten (proteína del trigo, cebada, avena, mijo, Kamut, Centeno), y la proteína vegetal de la soja / soya. 

Muchos creen que se trata de un proceso de alergias, en realidad en el cuerpo de la persona con autismo el consumo de estas proteínas lleva un proceso imparcial de digestión, haciendo que dichas proteínas no llegue a desdoblarse en simple aminoácidos, sino quedan en forma de péptidos. Estos péptidos (proteínas semi digeridas), provocan daño intestinal, conocido como intestino impermeable, es decir un intestino vulnerable que permite la fuga de moléculas como dichos péptidos por sangre, el cual llega al cerebro atravesando la barrera hematoencefálica y resultando en neurointoxicación y neuroinflamación.

https://imagenes.iberoeconomia.es/wp-content/uploads/2018/10/29102824/gr%C3%A1fico-1.png

Una vez que se retira para siempre el gluten la soja y la caseína, el niño con autismo mejora sus funciones cognitivas, mejora la calidad y cantidad de horas de sueños, mejora la concentración, reduce o elimina la niebla mental, reduce las estereotipas, mejora la hiperactividad, mejora las evacuaciones, reduce los malestares gastrointestinales y las cefaleas.

No basta solo con retirar estos alimentos, debemos integrar los sustitutos, por ejemplo la leche de origen animal (vaca, búfala, oveja, cabra) por la de origen vegetal (arroz, almendras, coco, nueces), sustituir las harinas con gluten por harinas sin gluten, usar los granos o leguminosas, los tubérculos, como fuente de carbohidratos libres de gluten, el pan, la pasta, las galletas y postres deben ser libres de gluten y caseína.

https://imagenes.iberoeconomia.es/wp-content/uploads/2018/10/29102848/gr%C3%A1fico-2.jpg

La alimentación del niño con autismo debe ser rica en prebióticos y probióticos con el fin de mantener un equilibrio entre las bacteria benéficas y no benéficas del intestino, y evitar de este modo la tan temida disbiosis intestinal tan característica en la condición.

Debemos saber que el cuerpo del niño con autismo en la mayor parte de los casos tiende a ser un organismo, malnutrido e intoxicado.Malnutrido por factores que afectan la ingesta y absorción de los nutrientes tales como: selectividad de los alimentos por gusto, color, consistencia, la presencia de problemas gastrointestinales, la falta de independencia a la hora de comer, desinterés por el alimento, etc. Y la intoxicación por metales pesados y otros elementos debido al bajo funcionamiento de la función de desintoxicación del hígado en estos niños.

La alimentación del niño con autismo debe ser planificada y seguida por un nutricionista especializado en el área, con el fin de garantizar un adecuado crecimiento, estado nutricional, salud intestinal, y suplementación personalizada.

Dentro de las últimas investigaciones encontramos un grupo de alimentos que mejoran algunos de los clásicos síntomas del autismo: intención comunicativa, lenguaje, contacto visual, estereotipas. Se trata del grupo de las Brassica Oloracea.

Los investigadores del Hospital MassGeneral Infantil y la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins han encontrado evidencias que el tratamiento diario con sulforafano, una molécula que se encuentra en alimentos como el brócoli, la coliflor y la col, puede mejorar algunos síntomas de espectro autista. En su informe, los investigadores describen cómo los participantes que recibieron una dosis diaria de sulforafano mostraron una mejoría en dos evaluaciones del comportamiento y comunicación en tan sólo cuatro semanas.

Así, este pequeño ensayo piloto ha incluido a 44 jóvenes, entre los 13 y 27 años, que habían sido diagnosticados de trastorno del espectro autista de moderado a grave. Los participantes fueron asignados al azar ser tratados con una dosis diaria de sulforafano -extraído de los brotes de brócoli- o un placebo. Ni los investigadores, ni los participantes ni sus cuidadores sabían quién estaba recibiendo el medicamento. 

Para valorar el impacto del tratamiento, todos los participantes fueron sometidos a pruebas de comportamiento e interacción social al comienzo del estudio y en las semanas 4, 10 y 18 después del inicio del tratamiento. Éste se interrumpió a las 18 semanas, y se realizaron evaluaciones posteriores a 22 participantes 4 semanas más tarde. 

Las puntuaciones medias de cada una de las evaluaciones fueron significativamente mejores para los 26 participantes que recibieron sulforafano que para los 14 que tomaron placebo. El beneficio se observaba incluso a las 4 semanas; así, se apreciaba una mejoría en el comportamiento, y para el final del estudio, tanto el personal del estudio como los miembros de la familia, sabían perfectamente quién había recibido el fármaco debido a sus cambios en el comportamiento (mejora en factores como irritabilidad, letargo, movimientos repetitivos, hiperactividad, motivación y los gestos, la interacción social y en la comunicación verbal).

https://imagenes.iberoeconomia.es/wp-content/uploads/2018/10/29102910/gr%C3%A1fico-3.png

Rosisella Puglisi  –  @Rosisellap

Publicado en OPINIONES, Salud

Sobrevivir Nutricionalmente en la Venezuela de Hoy ¿Es Posible?

Salud

Rosisella Puglisi
Escrito por Rosisella Puglisi

Desde 2014 los venezolanos estamos afrontando el reto nutricional más grande de nuestra historia. Algunos siguen en pie de lucha, otros en este camino han perdido la batalla a la malnutrición

Pareciera increíble pensar que en pleno 2019 exista una hambruna injustificada en algún país del mundo. Mientras en algunos países se avanza a pasos agigantados en tecnología de alimentos con el fin de darles mayor funcionalidad y beneficios a nuestro cuerpo, y garantizar mejor calidad de vida a su población, en el nuestro lo único que se desea es poder “comer algo”.

El derecho a la alimentación es fundamental, vital e irrenunciable para cualquier ser humano. Todos tenemos derecho a biodisponibilidad de alimentos, es decir, poder acceder a su compra, tener el poder adquisitivo para logarlo y que además sean de buena calidad, apta para el consumo humano.

Para 2015 ya la escasez de lácteos era un hecho, sin contar con la crisis para conseguir las fórmulas infantiles. En vista del problema, el gobierno lanza una campaña de lactancia materna exclusiva para fomentar la leche materna y disminuir la demande de fórmulas infantiles, pero igualmente quedaba la brecha de niños entre los 6 meses hasta los 24 meses sin leche completa ni fórmula infantil que poder darles. De igual forma, en 2015 el venezolano borra de su consumo el yogurt, los altos costos imposibilitó hasta el día de hoy la compra de ningún tipo de yogurt, rubro que desaparece por costos inaccesibles.

Entre 2016 y 2017 la población venezolana comienza su pérdida de reservas corporales grasas y musculares progresivamente, ya que aun teniendo dinero en mano no conseguían cubrir el requerimiento nutricional necesario para el grupo familiar, facilitando las calorías y nutrientes a menores de edad, embarazadas y ancianos. Fueron años donde los alimentos aparecían y desaparecían de un día para el otro, un día ibas al supermercado y estaba lleno de leche y en dos días no conseguías más y no sabías cuando podías conseguir de nuevo, y así con muchos alimentos.

Llegado 2017 comienza el declive nutricional del venezolano, se unen dos factores que hicieron un jaque mate de nutrientes: los niveles de hiperinflación con dolarización de los costos aunados a la escasez de alimentos. En resumidas cuentas o no consigues o no lo puedes comprar porque el precio es excesivamente elevado al tratarse de productos importados. Desde este punto hasta los momentos ha sido una veloz caída libre nutricional que ha resultado en hambruna y muerte

El verdadero reto es poder comer 3 veces al día con un aporte de al menos 1 gr de proteínas de alto valor biológicos por kilo de peso corporal, que pueda al menos cubrir 1 porción de fruta y 1 de vegetal al día, y una ingesta de carbohidratos al menos de 200 gr al día con sueldos en bolívares soberanos y precios dolarizados e hiperinflación.

Ahora bien, ¿Es posible sobrevivir nutricionalmente en la Venezuela de hoy?

Los nutricionistas tenemos la responsabilidad de mantener un la población un adecuado estado nutricional, a través de la difusión de nuestros conocimientos, impartiendo educación nutricional y en el atención de pacientes, ahora bien, las herramientas son cada vez menos, los recursos se agotan y la desnutrición gana terreno. En vista de esto, como un pequeño aporte, tan solo un granito de arena, realicé una guía digital con recomendaciones nutricionales, cuyo objetivo no es indicar como nutrirnos adecuadamente, sino más bien, indicar cómo poder sobrevivir nutricionalmente antes este desastre nutricional, sin morir en el intento.

¿Qué podemos hacer?

El día que no cuente con proteína animal (carne, pollo, pescado, huevo, quesos o jamón) para suplir debe usar arroz + leguminosa + cereal para obtener proteínas vegetales que puedan de alguna manera suplir la animal. Ejemplos: arroz + lentejas + maíz, otro ejemplo arroz, caraotas y maíz

Compre en la semana le tubérculo que resulte más económico y rendidor para poder hacer arepas, empanadas, contornos, bebidas como chichas. Los tubérculos son papa, batata rosada, batata amarilla, plátano, ocumo, ocumo chino, ñame, yuca.

Cuando encuentre variedad de leguminosas o granos compre para tener variedad y combinarlos con el arroz y el maíz, ejemplo lentejas, arvejas amarillas, arvejas verdes, caraotas negras, caraotas rojas, caraotas blancas, vainitas o judías verdes, pico negro etc

Evite comprar alimentos que no sean nutricionalmente estrictamente necesarios, mejor invertir en alimentos más nutritivos por ejemplo es más importante gastar lo que cuesta un refresco en comprar fruta o verdura, es más necesario para nuestro cuerpo. Alimentos actualmente innecesarios y nutricionalmente superfluos que debemos evitar comprar e invertir en fruta y vegetales o proteínas son: refrescos, bebidas gaseosos, te comerciales, mantequillas y margarinas, mayonesas, jugos pasteurizados, salsas de tomate o comerciales, mostazas, bebidas alcohólicas, galletas, postres, dulces, chucherías y golosinas.

Las sopas son más rendidoras para el grupo familiar es una forma de cenar y no ir a la cama con el estómago vacío

Únase con sus amigos, vecinos, y familiares comprar al mayor rinde más pueden dividir los costos más fácilmente

Recorra los establecimientos que más pueda, cada quien tiene un precio diferente.

Cuando consiga fruta o vegetales más económicos compre lo que pueda y congele para que no se dañe y tener disponible.

Compre los quesos que sean más económicos o al menos el más rendidor para el grupo familiar

Compre el pollo entero es más económico que la pechuga. O también en algunas carnicerías venden los “retazos de pollo”, no son carne de tercera simplemente parte de cortes que son irregulares pero igual son de pollo y no son desperdicios, y sirven para desmechar o guisar y usarse con arroz, o relleno proteico de arepa o empanadas o pastelitos.

El huevo está costoso, pero tiene 2 ventajas la albúmina es una excelente proteína para combatir la desnutrición, y la yema es rica en vitaminas; y es la proteína más rendidora para el grupo familiar

Las albóndigas de lentejas o carne casera de lentejas son ricas en hierro y deliciosas son una opción más económica

No botes la piel del plátanos puedes preparar un sustituto de la carne molida y unir con arroz y leguminosas o  vegetal cocido

Sin duda, vivimos el desastre nutricional más grande que nuestra historia como nación, pero tenemos la fe y la convicción que pronto estaremos en proceso de recuperación y recuperación nutricional.

Rosisella Puglisi  –  @Rosisellap

Columnista

Rosisella Puglisi

Rosisella Puglisi

Nutricionista Clínico (UCV). Master en Nutrición Clínica de la Universidad Sacro Cuore di Gesú, (Roma, Italia). Especialista en Obesidad por la Universidad de Navarra (España) y Nutrición y Enfermedades Gastrointestinales por la Universidad de Barcelona (España).
Miembro de la sociedad Venezolana de Obesidad, Puglisi es Fundadora del proyecto S.O.S Nutricionista. Nutrition Coach y educadora en Nutrición, con más de 10 años de experiencia laboral nacional e internacional.

Publicado en OPINIONES, Politica, Salud

Carnaval sin Diálisis

PolíticaSalud

Feb 13, 2018

por Bernard Horande

Bernard Horande

Escrito por Bernard Horande

Reina García, de 59 años de edad, demoró ocho días esperando por el tratamiento de diálisis que requería al menos dos veces por semana.

Cuando los hijos de la Sra. Reina la llevaron a la Unidad de Diálisis El Ángel, ubicada al oeste de Barquisimeto, su cuerpo no resistió. Falleció cuando intentaban conectarla al riñón artificial.

La situación a la que son sometidos los pacientes renales en Venezuela a causa de la escasez de kits para dializarse es progresivamente insostenible. Las muertes se van multiplicando.

El Ministerio de Salud dice que garantiza la repartición de medicinas a través del número 0800SALUDYA, pero esto no es más que una mentira. La triste realidad es que la vida de 16.000 pacientes renales está en riesgo.

Más de 30 de los 129 ambulatorios de hemodiálisis distribuidos en todo el país dejaron de prestar el servicio hace pocos días debido a la falta de filtros para las máquinas, sin los cuales no hay diálisis. El resto funciona con graves dificultades.

¿El resultado? Cada día que pasa fallecen pacientes que requieren su diálisis. Una diálisis que, en una clínica privada, puede costar entre 8 a 12 millones de bolívares cada una.

Mientras los venezolanos mueren por falta de diálisis o por falta de todo tipo de medicamentos e insumos médicos, Nicolás Maduro lo que anda pensando es en los Carnavales.

Su brillante idea es repartir Bs. 700.000 (menos de 3 dólares) a quienes poseen el discriminatorio Carnet de la Patria. Quienes no lo tengan, son tratados como venezolanos de segunda.

Quizá esa cantidad alcance para comprar un cartón de huevos (la antigua costumbre de lanzar huevos en Carnaval hoy suena tan desfasada de la realidad….) y si acaso para una harina Pan y un kilo de arroz.

Esas son las migajas que la exitosísima Revolución Bolivariana le lanza al pueblo de Venezuela después de 20 años de ejercicio gubernamental.

Cabe destacar que, según la página web correspondiente, los requisitos, para recibir este Bono son dos: ser venezolano y tener el Carnet de la Patria. No, la cédula venezolana no es necesaria, esta está pasando a ser un documento casi que accesorio.

Una humilde recomendación para quienes están matando de hambre y de enfermedades al pueblo de Venezuela es que cuando la justicia los busque, tengan a mano su cédula. El Carnet de la Patria no les servirá de mucho.


Bernard Horande  –  @Bhorande  –  @BernardCoach

Publicado en OPINIONES, Salud

Jaime García: El genocidio de los pensionados del I.V.S.S.

Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Jaime García: El genocidio de los pensionados del I.V.S.S.

Fran Tovar 05-02-2018 El pizarrón Opinión0 Comments

Los pensionados del instituto venezolano de los seguros sociales (I.V.S.S), también llamados “los abuelitos”, “personas der la tercera edad”, compatriotas de la edad de oro”, etc., hoy día están viviendo su peor status socio económico jamás vivido en este país petrolero, fundador de la OPEP.

Ciertamente, la mayoría de estos camaradas padecen enfermedades crónicas intrínsecas a la edad y sobre todo necesitan alimentarse de manera balanceada para contrarrestar la pérdida de masa muscular y los bajos niveles hormonales característicos en los seres humanos cuando pasan de cincuenta años de edad.

La pensión actual asignada por el presidente de turno es de 347.914 Bs, cantidad de dinero que debe ser suficiente para alimentarse, pagar medicamentos, servicios públicos y realizar actividades de recreación. Tamaño desparpajo no tiene nombre.

Con esta insignificante pensión y esta Hiperinflación revolucionaria,  aunado al desabastecimiento de billetes, falta de medicamentos, desabastecimiento de comida, etc., Los males sicológicos y somáticos han crecido a niveles exponenciales, llevándolos inexorablemente a la muerte.

Rebuscando nuestro diccionario, encontramos el término “genocidio” el cual está definido como el exterminio sistemático de un grupo social, motivado por cuestiones de raza, religión, etnia, política o nacionalidad. Se trata de un asesinato de masas que busca la eliminación de un grupo.

Dejo a usted, apreciado compatriota en función a sus vivencias, en su parroquia, en su municipio y  en su estado si la pírrica pensión del IVSS y la inhóspita condiciones de vida que las políticas del gobierno actual ha implementado en los últimos 5 años le han sido útil a los pensionados para preservar la vida y alargar su estadía en la tierra de manera sana y en armonía.