Publicaciones de la categoría: REPORTAJES

Venezolanos al límite: hambre del otro lado de la frontera

Miles de personas sobreviven como pueden en Cúcuta y otras ciudades de Colombia, que cada vez recibe más inmigrantes; crece el rol de la Iglesia para asistir a los que perdieron todo

Nicolás Maduro

Francisco Batista/DPA

Maduro, ayer, en su habitual programa de los domingos

Por DANIEL LOZANO | LA NACIÓN | ARGENTINA

26 DE JUNIO DE 2017 08:50 AM | ACTUALIZADO EL 26 DE JUNIO DE 2017 08:53 AM

“Yo me voy a quedar en Cúcuta, aunque no me quede ninguna plata para guardar. Aquí mi hija come y tiene pañales. En Venezuela solo comíamos plátanos y auyama [calabaza] y sus pañales eran de trapo.” José Muñoz tiene 27 años y es de Barinas, la cuna de la revolución, donde trabajaba en la construcción.

El joven venezolano carga hoy en sus brazos a su hija, Kelyángel, de siete meses, con un ojo mirando a quién puede vender uno de sus chupetines y con el otro oteando el horizonte para que no le caiga encima la policía. Normalmente su mujer se encarga de ella, pero Carmen Castillo, de 23 años, también está vendiendo unos cuantos semáforos más adelante. José puede sacar tres dólares limpios al día, y tan contento, pese a que él y su familia resisten amenazados por la mendicidad.

“Solo vivimos esperando que cambien ese gobierno, han saqueado Barinas y han saqueado Venezuela”, resume Muñoz con tristeza, pero sin una migaja de odio. Al igual que miles y miles de sus compatriotas, sobrevive como puede en las calles de la capital colombiana más importante de la frontera. Esta ciudad es hoy paradigma de la tragedia venezolana, el espejo donde se miran quienes llegan a sus calles desesperados, hambrientos, sin otra cosa que la esperanza. Una ciudad abatida por una crisis humanitaria que sus gobernantes no quieren reconocer por miedo a no saber cómo enfrentarla.

No existen estadísticas fiables de cuántos venezolanos malviven hoy en la frontera, pero el representante colombiano en la OEA dijo la semana pasada que 20.000 venezolanos atraviesan todos los días los más de 2.000 kilómetros de frontera entre los dos países. La mayoría regresa a las horas o a los días, tras comprar los alimentos que no encuentran en su país. Pero varios miles se quedan en Colombia y por lo menos 20% de ellos, los más desesperados, lo hacen en Cúcuta. Investigadores afirman que en Colombia ya viven al menos 1 millón de venezolanos.

El padre colombiano Hugo Suárez entona una oración para pedir “por la paz de nuestros hermanos venezolanos”. La situación es tan extrema, “mientras los políticos hablan y hablan”, que a los creyentes solo les queda invocar el poder divino y arremangarse dispuestos a contener la ola de la desesperanza que amenaza con inundar Cúcuta y el Norte de Santander.

“Estamos en zozobra y caminamos hacia el caos”, explica el padre Suárez ponderando sus palabras. No han pasado todavía un mes desde que su parroquia de San Pedro Apóstol y la diócesis inauguraron la Casa de Paso, muy cercana al famoso puente Simón Bolívar, para regalar un almuerzo diario “porque atraviesan la frontera hambrientos y llegan hasta aquí pidiendo comida”. El comedor, que era mensual, ha pasado a llenarse todos los días, dependiendo de donaciones y de solidaridad. El día que más consiguieron se ofrecieron 1.700 platos de comida, con una media en estas semanas de 500. Gente de paso, que come y se va y que no vuelve.

“Estoy admirada, las bodegas están aquí llenas de alimentos, es una bendición”, exclama atónita una mujer que pareciera haber llegado de otro mundo hasta la Casa de Paso. Pero no, es venezolana, el país bendecido con las mayores reservas de petróleo del planeta, las más grandes de oro del continente y las terceras de gas y coltán.

La Iglesia Católica y voluntarios colombianos y venezolanos se han convertido en el batallón de los primeros auxilios. Los ecos de su labor, titánica, llegaron hasta Roma. A través del obispo del Norte de Santander. “El papa Francisco nos ha felicitado y nos ha bendecido”, dice padre.

Los desheredados de la revolución caminan las calles sin rumbo definido, ni siquiera saben las exigencias legales y las dificultades que van a encontrar. Vendedores de golosinas y agua, malabaristas, limpiacristales y fruteros improvisados con acentos caraqueños, zulianos, llaneros y hasta de Punto Fijo, la península situada a casi 800 kilómetros de Cúcuta. Como Juan Manuel Sánchez, que era chef internacional, y Jaiker Salas, estilista en Yaracuy. Como Félix Sánchez, operador de buques de la armada, y Eneida Oviedo, técnica de laboratorio.

El gota a gota migratorio del año pasado se ha convertido en las últimas semanas en un diluvio. “Solo un ciego puede minimizar lo que aquí ocurre”, resume el padre italiano Francesco Bortignon. Su fuerza lidera a un grupo de sacerdotes y voluntarios al frente de la Casa de la Migración, de varias escuelas y del comedor de urgencia para chicos inaugurado hace unos días en uno de los barrios marginales junto al aeropuerto.

En las Comunas 6 y 7 los venezolanos están levantando sus vidas en ranchitos peores de los que dejaron más atrás. Una “situación límite, pero si las cosas cambiaran en su país, te aseguro que 80% volvería corriendo”, sentencia Bortignon.

TAGS

Nicolás Maduro

¡CON PETRÓLEO ARRODILLAN MENDIGOS! Así se gestó boicot a condena de Venezuela en cumbre OEA

DolarToday / Jun 26, 2017 @ 5:00 am

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />FacebookTwitterGoogle+GmailCopy LinkMás…14

¡CON PETRÓLEO ARRODILLAN MENDIGOS! Así se gestó boicot a condena de Venezuela en cumbre OEA

Todo transcurría según lo previsto. Los discursos de los diplomáticos solo parecían la tediosa antesala de una condena sin precedentes al Gobierno de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), el organismo más crítico con el chavismo en la región. Los 23 votos necesarios parecían amarrados cuando El Salvador tomó la palabra.

-En nombre de la democracia, que se dé un espacio, un receso, lo que sea.

El reclamo del canciller, Hugo Martínez, fue aceptado entre las miradas cariacontecidas de algunos ministros. La reunión de cancilleres se detenía 45 minutos. La derrota se había consumado.

México había preparado el terreno para llegar a la Asamblea General y salir victorioso. El pasado 31 de mayo, los cancilleres de la OEA aplazaron su reunión en Washington en aras de llegar a un acuerdo sobre las dos resoluciones que había sobre la mesa: la promovida por México y 13 países más –los más poderosos de la región- exigía la liberación de los presos políticos, el cese de la violencia y que no se celebrase la Asamblea Nacional Constituyente, que el chavismo prevé para el próximo 30 de julio. El segundo texto, impulsado por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), era mucho más tibio y apenas pedía el diálogo entre el chavismo y la oposición. En ningún caso exigía la liberación de los presos o hacía referencia alguna a la Constituyente.

La negociación estaba en marcha. Por delante, dos intensas semanas. Había que dar un paso más allá de los pronunciamientos de esa suerte de G-14 y del activismo del secretario general de la OEA, Luis Almagro, que este sábado anunció que dejará la OEA el día que haya “libertad en Venezuela”. De lograr sacar adelante la resolución, México se apuntaría una gran victoria para su diplomacia, ausente de América Latina en las últimas décadas. La diplomacia mexicana recurre a Contadora frecuentemente para recordar los tiempos en que su prestigio internacional le permitió ayudar a lograr la paz en Centroamérica.

Nada más aplazarse la reunión del 31 de mayo comenzaron las negociaciones, según la reconstrucción que se ha hecho a partir de la versión una decena de fuentes, entre embajadores, diplomáticos de diversos países y miembros de la OEA. Ambas partes acordaron crear un pequeño grupo de negociadores para agilizar las conversaciones: Estados Unidos, Brasil y Perú, por una parte; Barbados, Guyana y Antigua y Barbuda, del lado caribeño. Antes de llegara a Cancún se reunieron al menos cuatro veces. México prefirió no participar directamente en los encuentros. La crispación con el Gobierno de Venezuela ha aumentado en los últimos meses. La crisis ha derivado también en un tema de política interna, toda vez que al partido gobernante, el PRI del canciller, Luis Videgaray, le sirve para azuzar al principal candidato de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha mostrado tibio ante el Gobierno de Maduro. Pese a no participar, México estuvo al tanto de estos encuentros a través del embajador ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, un diplomático con más de 30 años de experiencia.

Hasta la madrugada del domingo, solo unas horas antes del arranque de la cumbre, las delegaciones intercambian llamadas, mensajes y borradores sobre la condena a Venezuela. El último texto había suprimido la mención a la liberación de los presos políticos y sobre la Asamblea Constituyente apenas se pedía que se reconsiderara su celebración. A unas horas del comienzo, México había logrado humo blanco. Se lo confirmó a varios representantes del G-14 el embajador de Antigua: “Podéis estar tranquilos”. Se había conseguido lo impensable semanas antes: al menos 10 países apoyarían la condena a patrón petrolero. Las posibilidades de superar el umbral de los 23 votos necesarios eran muy altas y México pensaba ya en lograr un resultado abultado, con el apoyo de El Salvador.

Para entonces, Venezuela se había puesto en marcha. Había llegado a Cancún con una delegación de casi 20 personas, la más numerosa. Comenzó entonces la embestida contra la débil diplomacia caribeña, una suma de islas endeudadas y dependientes del petróleo bolivariano. La presión fue total. Delcy Rodríguez, en su última misión como canciller, se vio con todas las delegaciones y consiguió una reunión con el Caricom en pleno, algo que no se le concedió a México.

El humo blanco se fue oscureciendo con el paso de las horas. La estocada definitiva ocurrió durante la reunión de cancilleres. Después de horas de discusión, El Salvador pidió un receso en la sesión. Aseguraba que ellos sí, pero otros países –San Vicente y las Granadinas, Haití o Dominica, entre otros- no habían visto el nuevo texto. La sesión se detuvo casi una hora.

Al regreso, solo seis países caribeños votaron a favor del texto. Otros tantos se abstuvieron, entre ellos Antigua y Barbados, cuyo embajador había garantizado los apoyos horas antes. República Dominicana y El Salvador, dos países a los que Venezuela ha puesto en el radar para una posible mediación con la oposición, también se abstuvieron.

La posición del país centroamericano irritó sobremanera a México, según varios de los presentes. Los anfitriones se sintieron, en cierta manera, traicionados por un país de su órbita de influencia. Unos días antes, había impulsado en Miami una reunión al máximo nivel entre los países centroamericanos y Estados Unidos. Mexico dio por hecho que el gesto de promover aquel encuentro sería recompensado.

Igual de hiriente, aunque no tan sorprendente, fue el cambio de posición de los países del Caribe. Venezuela desplegó su artillería diplomática para llevarlos a su terreno. El as en la manga del Gobierno bolivariano sigue siendo el oro negro. De nada sirvió el trabajo de las semanas previas. Ni siquiera que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borge, en un reciente viaje a Washington tratase de convencer a algunos de estos países. “A ustedes no les interesa una Venezuela que no sea próspera”, les advirtió. Dio igual. El Gobierno de Maduro no tuvo que ofrecer más petróleo, bastó presionar con la deuda para atraer a los timoratos. Solo entre República Dominicana, Haití, Granada y Antigua y Barbados suman más de 2.100 millones de deuda con Venezuela a través de acuerdos en el marco de Petrocaribe. El Salvador debe más de 900 millones de dólares, según información oficial. “Nunca vi un ejemplo de cubanización en la diplomacia de un país tan profunda como esta”, asegura un diplomático al tanto de las negociaciones.

La impotencia la consumó Estados Unidos. La ausencia en el último momento del secretario de Estado, Rex Tillerson, fue un jarro de agua fría. Su participación, coinciden los consultados, incluso entre los críticos, hubiese podido cambiar el panorama. La Administración Trump decidió enviar en su lugar a John Sullivan, vicesecretario de Estado, confirmado en el cargo a finales de mayo.

-Estados Unidos no hizo su trabajo. No había nadie al otro lado. Pensar que te puedes sumar a un esfuerzo y no incorporar a la caballería es absurdo, resume uno de los embajadores consultados

Las dudas sobre el interés, y la capacidad, que tiene el Gobierno de Trump en mirar hacia América Latina, más allá de Cuba o las provocaciones hacia México quedaron evidenciadas en Cancún. Su esfuerzo se centró en tratar de sacar adelante la creación de un grupo mediador, con la resolución ya tumbada. Tampoco se logró. No obstante, el vicepresidente, Mike Pence, aseguró este jueves que estaban “francamente decepcionados por la inacción de la OEA en la crisis de Venezuela”.

Las declaraciones de Pence fueron el colofón a la incapacidad, una vez más, de un organismo regional de ponerse de acuerdo ante una realidad que, día a día, desde hace años, golpea sin cesar. El 90% del continente no pudo con el 10%. El continuo ir y venir en el enmoquetado recinto de Cancún, un resort del Caribe mexicano, contrastaba con las imágenes que llegaban de las calles de Venezuela, donde las protestas se encaminan a los 100 días y rondan los 80 muertos. Un día después del último revés al país, un oficial venezolano asesinaba de un disparo a bocajarro a un manifestante. Tenía 22 años.

Por Javier Lafuente / El País de España

Fuente: La Patilla

Michael Penfold: Es difícil pensar en una negociación que sea voluntaria en Venezuela

By Carlos Crespo @CarlosCrespoR

25 Junio, 2017

El especialista en economía política indicó que el país atraviesa una crisis institucional y un colapso económico y social que puede prolongarse en el tiempo.

Caracas. El doctor en economía política por la Universidad de Columbia (Estados Unidos), Michael Penfold, explica que Venezuela atraviesa una “crisis institucional”, precedida por un colapso económico y social que ha llevado a la pérdida de más de un tercio del Producto Interno Bruto (PIB). En este contexto, añade, se enmarcan las protestas que se han prolongado por casi tres meses y el intento del Gobierno de imponer una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a la que se opone la mayoría de los ciudadanos.

El profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) considera que la propuesta de la Constituyente puede llevar a que Venezuela continúe en una “escalada cada vez más anárquica” y advierte que los “conflictos de desgaste”, como el que experimenta la nación, pueden prolongarse en el tiempo, lo que irá haciendo “más dramática” la crisis. Es difícil pensar en una negociación voluntaria en Venezuela, es decir, que las partes entren voluntariamente a ese proceso, argumenta.

¿Hay algún caso de países que hayan atravesado una situación como la de Venezuela?

—Lo que pasa es que aquí todos estamos operando bajo la visión de que esto es un conflicto de desgaste, que con el tiempo alguien va poder imponerse y va poder ganar, y pareciera que eso puede llegar a no ocurrir. Creo que el Gobierno está apostando equivocadamente a que el tiempo va a derrotar a la gente y se ha encontrado con una ciudadanía que ya tiene, en situación de rebeldía, 80 días en ese proceso y el Gobierno apuesta también que con el tiempo va a avanzar con esta Constituyente y, en la medida que pasa el tiempo, uno observa mayores resistencias sociales, no solo políticas, sino incluso militares a esta idea de buscar esta vía como mecanismo de solución política a un problema que tiene que ser resuelto de manera democrática y acorde a la constitución actual.

Esta idea de que estos conflictos de desgaste terminen es riesgosa, hay muchas sociedades en las cuales los países se quedan estancados en estos procesos y más en un país como el nuestro, en el que no hay instituciones, donde no hay árbitros y no tenemos capacidad de dirimir los conflictos democráticamente o políticamente. Esto hace que todo el proceso venezolano tenga unos riesgos muy grandes, añádele a eso el contexto social y económico que estamos viviendo y eso dispara la preocupación de la comunidad internacional. Esta es una situación que ya se escapó de las manos. Donde los imponderables son cada vez más grandes, donde pueden ocurrir eventos que pueden llevar al país a una situación aún más delicada que la que incluso estamos viviendo.

En ese sentido, me parece terriblemente irresponsable por parte del Gobierno haber insistido en esta ANC en la forma como lo ha hecho, porque ha puesto al país en una situación terminal, porque buena parte de la ciudadanía percibe que el 30 de julio el país se está jugando su futuro completo. Es una manera de ir escalando el conflicto venezolano sin abordar el problema que tiene que ver con el cumplimento de la Constitución y que el país se pueda encausar, dentro de un marco institucional, que sea acordado entre las partes y eso es fundamental entenderlo.

Entonces lo que vive el país puede prolongarse en el tiempo.

—Sí, yo creo que ese un riesgo real que tenemos. No estoy diciendo que se va a prolongar inevitablemente pero sí veo que hay un peligro muy grande de que esto termine prolongándose si no buscamos una salida política, sobre todo porque esta crisis tiene un sustrato económico y social muy profundo y que solo se está deteriorando. La economía este año va decrecer más de 10 puntos del PIB, estamos ya en una economía hiperinflacionaria, los salarios reales se siguen erosionando, es decir, tienes una situación que se sigue deteriorando muy aceleradamente en un contexto institucional prácticamente inexistente.

Eso que describe dibuja un escenario muy explosivo. ¿Hay posibilidades de que se dé una negociación para frenarlo?

—La estructura del conflicto político venezolano es de tal magnitud que es difícil pensar en una negociación voluntaria en Venezuela, es decir, que las partes entren voluntariamente a ese proceso. Me da la impresión de que en la medida en que la crisis se vaya haciendo más dramática, en la medida en que el Gobierno vea que, incluso implementando una ANC que es claramente autoritaria, va a vivir una crisis de gobernabilidad aún más profunda que la que tiene hoy y que la presión internacional y que la presión de factores internos vayan creciendo, esa posibilidad se puede abrir.

Lee también

Diosdado Cabello: La Constituyente es indetenible y puede asumir las funciones de la AN

La negociación tiene un problema que tiene que ver con el fracaso de octubre del año pasado, con la suspensión del referendo revocatorio y hay razones de fondo que permiten racionalizar por qué la gente es tan escéptica con ese proceso. En primer lugar, porque no percibe voluntad real, además, percibe que esos procesos de negociación pueden ser manipulados. El proceso de negociación de octubre del año pasado careció de reglas, de mecanismos de verificación, de mecanismos de comunicación formal y de un desarrollo adecuado de la agenda.

Se pudiera retomar ese proceso con una mediación distinta, que en buena medida puede emerger de estos acuerdos que estamos por ver dentro del marco del sistema interamericano que gestiona la Organización de los Estados Americanos (OEA) y quizá no tanto la OEA, sino a través de generar el consenso político regional para crear este grupo de contacto a nivel de países, que puedan facilitar ese proceso en Venezuela. Sin embargo, el Gobierno ha hecho esfuerzos muy grandes por bloquear esta posibilidad a nivel internacional.

En todo caso, eso va requerir de una formalidad muy grande y de una concesión del Gobierno muy importante, porque es muy difícil entrar en ese proceso sin que se muestre un gesto de buena voluntad que haga ver que el cambio es definitivo. Debe irse con una visión no solamente de que la negociación es posible sino que es irreversible, que ninguno de los dos lados va a volver a buscar sus alternativas. El Gobierno ha estado bloqueando continuamente estas posibilidades, la suspensión del revocatorio, la posposición de las elecciones regionales y locales, la indefinición del cronograma electoral y ahora con esta ANC. Si no otorga esa concesión inicial, ese proceso de negociacion no puede tener la credibilidad necesaria, por más buena voluntad que pueda haber del lado internacional a través de este grupo de contacto, a través de un proceso que va a requerir de mucha formalidad, de muchas reglas para poder llevarlo a buen puerto y que al final, creo yo, debe ser sometido a un proceso referendario por parte de la población, porque al final esa negociación es bastante simple.

Esto no es un conflicto como el centroamericano o el colombiano, tampoco como el sudafricano. La negociación en Venezuela es una negociación de garantías por votos, esa es la negociación. Lo que la complejiza es el contexto económico y social en que se da esa negociación, ¿Cómo se logran esos acuerdos? Suponen reformas constitucionales, hablar de amnistía y justicia transicional, suponen hablar de calendario electoral, de programas de estabilización económica y de emergencia social y supone hablar del tema de los presos políticos. ¿Cómo abrimos el espacio formalmente para que eso pueda ocurrir en un contexto económico y social como el que vivimos? Vivimos en una situación en la que el Gobierno percibe que una vez que abandone el poder probablemente sea perseguido y una oposición que ve que no puede acceder al poder porque las salidas democráticas son bloqueadas permanentemente.

¿Qué ocurre con la negociación? Que divide a la opinión pública: 54 % de la población percibe que no hay nada que negociar y poco más de 37 % percibe que es necesario negociar. Es una negociación, no un diálogo, la tienes que vender de tal forma, que tampoco implica una desmovilización ciudadana, que fue lo que ocurrió en octubre. La oposición planteó la negociación como desmovilización y en la mente de los ciudadanos negociación es desmovilización. Creo que eso es lo que hace que el proceso sea muy problemático. Al interior del chavismo también es problemático, porque hay grupos del chavismo que perciben que los resultados de esa negociación no necesariamente los va a beneficiar y, por lo tanto, van  a ser perjudicados y tampoco la quieren y perciben que tienen mecanismos alternos como esta ANC para imponer un modelo profundamente autoritario.

Una salida de este tipo requiere ser construida pero, para eso, por un lado tienes que hacer una concesión que muestre que el proceso es creíble e irreversible y necesitas contar con algunos formalismos. No podemos manejar el conflicto a lo caribe como manejamos las cosas en Venezuela. Requerimos un mínimo de formalidad y un apoyo internacional para garantizar ese proceso y la verificación de esos acuerdos.

Lee también

Padre de Fabián Urbina: Mi hijo fue vilmente asesinado por un GNB que por cobardía le disparó

Al mismo tiempo, pienso que una negociación se tiene que dar alrededor de un marco de distinción alrededor del tema económico y social, que le permita al país abordar los desequilibrios macroeconómicos y sociales que ha dejado un modelo de controles de cambio y de precio y una población que está sometida a niveles de escasez tremendamente altos y a un deterioro de su nivel de ingresos que es injustificable.

¿Solo un pronunciamiento militar podría detener la Constituyente?

—A mi juicio, dos cosas pueden detenerla: la primera es la dinámica ciudadana que tiene que ver con las características de su movilización, en la medida que la ciudadanía se movilice porque lo considera antidemocrático, ilegítimo o inconstitucional y en la medida que lo haga en una escala lo suficientemente grande. En esa misma medida la presión para detener ese proceso va ser más grande. También tienes las fracturas dentro del chavimso y el mismo mundo castrense que van a hacer que ese proceso pueda llegar a frenarse.

El Gobierno tiene un problema con la Constituyente: ¿Cómo la retiro sin ser derrotado? En ese sentido creo que esto que se está cocinando a nivel internacional puede ayudarle a crear una plataforma para poder presentar ese proceso de negociación, pero solo si ese proceso es creíble y hace una concesión muy importante.

Para mí es muy difícil pensar que vamos a poder entrar en una negociación sin haber liberado a todos los presos políticos, no concibo entrar en una negociación con unas fichas de negociación que incluyen a uno de los principales lideres políticos del país, lo cual es algo sencillamente inadmisible, pero al mismo tiempo creo que si hay una concesión de ese tipo, realmente importante y sustantiva, el Gobierno pudiera estar dando una señal de que ese proceso de negociación es irreversible, y puede ayudar a que la oposición acepte entrar siempre y cuando se dé en un marco en el que esté ese formalismo, o esos mecanismos de verificación, donde hay acuerdos mínimos para manejar el tema económico y social y se aborden los temas de Derechos Humanos y presos políticos en Venezuela. El Gobierno se lanzó por una calle que a mi juicio es ciega, al final con la ANC se va encontrar con una situación mucho más difícil que la que vivimos en este momento.

¿Pudiera generarle problemas internos a la hora de ver que grupo domina la ANC?

—Tu logras estabilidad cuando logras fusionar el poder de facto con el poder de jure, en este momento el poder facto en Venezuela y el poder de jure en Venezuela están quebrados. El poder de facto no está claro, se está recomponiendo a la luz de una dinámica electoral y política que estamos viviendo y el poder de jure, como lo ha dicho la Fiscal: la Constitución de 1999 cesó, no está operando. Convocar a una Constituyente en ese escenario, con la idea de que esa Constituyente va poder barnizar este poder de facto y de jure, es totalmente ilusorio, porque eso no refleja la realidad del país. Estás utilizando, para solucionar el problema del país, que es un problema institucional, económico, social, un instrumento que sirve para otra cosa, en un momento en que el Gobierno es minoría, es una minoría importante, pero una minoría. Esta Constituyente es como una especie de fortín, un lugar en donde se van a refugiar, donde van a ganar poder de negociación, pero el resultado de ese proceso va a ser caótico, porque no hay esta imbricación entre el poder de facto y el poder de jure en Venezuela y puedes terminar con dos asambleas, dos fiscales, dos tribunales, en una situación de gobernabilidad tremendamente compleja. Todo eso en medio de una situación económica y social que se agrava semana tras semana y pareciera que el Gobierno desconoce y que no quiere abordar. Para poder abordar esa crisis, que es estructural, necesitas un acuerdo mínimo. El Gobierno está sobreestimando, de manera muy peligrosa, las implicaciones de la Constituyente. Está subestimando los riesgos que ese proceso Constituyente puede llegar a tener.

¿Qué evaluación hace sobre el papel que está asumiendo la fiscal Luisa Ortega Díaz?

—Creo que ella ha sido tremendamente hábil. En primer lugar en ver que la Constituyente supone una ruptura y no una continuidad con la Constitución de 1999, por la forma como se está convocando, por no utilizar un referendo consultivo, por no acotar los tiempos, por el sistema electoral que se utilizó, por la selección arbitraria de sectores, porque no tenemos garantía de cuál es el alcance de esa Constituyente, por la falta de controles democráticos y participativos. Ella ha sido muy hábil en lograr construir una crítica jurídica y política al proceso que básicamente lo deslegitima. Puede que el TSJ gane y bloquee cada uno de los recursos pero, en la práctica, cada vez que el TSJ bloquee el recurso deslegitima políticamente ese proceso Constituyente. Creo que está logrando posicionarse de una forma que, políticamente, es muy interesante.

Lee también

Aseguran que el BCV continúa en la búsqueda de fondos

¿Cómo ha visto la actuación de la MUD? Parece haber distintas posturas sobre como asumir una eventual negociación con el Gobierno.

—La oposición, en la media que la ciudadanía la perciba como cercana y que perciba que está conectada con su petitorio, va ir capitalizando, como de hecho creo que ha venido capitalizando, la situación actual. Hay unas debilidades importantes. Después de octubre hubo un quiebre entre el liderazgo opositor y sus bases, y fue un quiebre que se solventó sobre todo a partir de la generación de diputados más jóvenes, que decidieron acompañar a la ciudadanía en la ola de protestas que se inició en abril y eso abrió un camino, digamos, de reconexión entre ese liderazgo emergente y esa ciudadanía. Ahí hay un punto muy importante. Sí creo que si la oposición no es capaz de mantener la unidad el efecto de las fracturas internas y de la dinámica interna del chavismo se anula. Solamente en la medida en que tu tengas una oposición que es percibida como unitaria vas a poder capitalizar las dinámicas internas dentro del chavismo y poder canalizarlas de manera alternativa para poder buscarle una salida a las situación actual del país. ¿Cuál es esa modalidad? Yo no la sé, aquí todo el mundo habla como si en las modalidades de la transición hay unas mejores que otras. La verdad es que esas modalidades las define la coyuntura histórica, no la define ningún grupo. Pretender que aquí va haber un factor, uno solo, que va a lograr articular el proceso en una dirección, me parece que es más deseo que realidad. Si la oposición no es capaz de mantener un criterio unitario, proyectar futuro y generar nuevas alianzas, porque también está claro que tan solo con las fuerzas que tiene no es suficiente para lograr ese quiebre histórico. Necesitan ampliar la plataforma. En ese sentido la ANC es una gran oportunidad para la oposición, si la sabe utilizar adecuadamente. Es la oportunidad de estructurar un frente nacional por el rescate de la Constitución que abarca a grupos que van mucho más allá de los que tradicionalmente apoyan a la oposición. Ahí se abre una gran oportunidad, pero eso supone también readecuar la calle a esa realidad. Para que esa calle también sea más participativa tanto en su alcance como en su profundidad social. Tiene que haber un reajuste importante.

¿Qué significa reajuste de la calle?

—La lucha contra la convocatoria de la Constituyente no es una lucha solo de la oposición, es una lucha del chavismo y un chavismo que es democrático también, porque tampoco lo podemos negar, esa es una realidad. Como lo acomodas en el plano de la dirección política y movilización ciudadana es muy importante. En la medida que logres eso, el alcance y profundidad de la movilización social va ser mucho más impactante e importante y, por tanto, la probabilidad de que logres frenar este proceso va ser cada vez más alta. Yo sí creo que sería un error, por parte del mundo opositor, pensar que esta es una lucha que solo le corresponde a la oposición cuando vemos que hay grupos muy importantes y relevantes en las esferas del chavismo que también están en este mismo proceso y veo con mucho interés, en el ámbito de la sociedad civil, grupos que empiezan a aparecer, que son mucho más plurales y empiezan a aparecer estos vínculos entre estos dos grupos, para enfrentar un proceso que ambos perciben que los va afectar a ellos, no solo en sus derechos políticos, sino en su capacidad de que el país pueda llegar a restaurar la Constitución y la normalidad democrática, algo que en el marco de esa Constituyente, es imposible.

Fotos y video: Francisco Bruzco

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 22.06.2017: ALTO: Sobre el alto mando militar

22.06.17, 12:36 am / RunRun.es /

MayorGeneralSergioJoséRivero

ALTO

¿PEOR DE LO MISMO?:

Para aquellos que sintieron un respiro cuando Maduro, en su acelerado cambio de la estructura militar antes del 5 de julio, sacó a Benavides de la comandancia de la GNB y le quitó el CEOFAN al ministro Padrino, vale la pena señalar que quien asume la comandancia de la Guardia y viene de ser jefe de la REDI oriental ha estado muy ligado a los colectivos armados de la revolución, fue el comandante de la Guardia del Pueblo y fue vinculado a la llamada masacre de Barrio Kennedy. Sus fotos con los jefes de los paramilitares del “proceso” inundan las redes. Lo relacionan con el circulo de los generales Reverol y Carvajal. Otro nombramiento, el del M/G Suárez Chourio, para comandar el ejército es otra confirmación de que Maduro se resistirá en el poder cueste la sangre que cueste. Este oficial lo vinculan a Cuba desde que el “eterno” vivía. Una de sus frases repetidas es claro índice de su compromiso con este retroceso institucional en todos los órdenes: “Se hace lo que sea para mantener la revolución, no importan las consecuencias”. En medio de todo esto se ha incrementado la vigilancia a los cuadros superiores de las FANB. Ha llamado la atención que a algunos superiores les hayan asignado escoltas de la Casa Militar para mantener informado a Miraflores de forma directa. En México -donde la reunión de la OEA rechazó diez propuestas de Venezuela destinadas a acusar a varios estados miembros de situaciones internas de sus países con el fin de molestarlos y desviar la atención de la emergencia venezolana- contaron que la intemperante canciller llevaba escoltas de ese componente y no de los civiles que acostumbra. La represión exagerada no cesará. La propia Fiscal General Ortega Díaz discrepó de la aceptación de Reverol del “uso indebido y desproporcionado de la fuerza” al calificar de homicidio la muerte del joven de 17 años Fabián Urbina el pasado lunes en Altamira. Por el caso hay tres sargentos de la GNB detenidos tras haber quedado registradas sus acciones contra los manifestantes desarmados en los medios libres y en los testimonios digitales de algunos de sus compañeros…

LA FISCAL:

De mi entrevista a la doctora Luisa Ortega en @circuitoexitos extraigo algunas frases contundentes: Resulta grotesca la parcialidad que tienen algunos magistrados, una parcialidad sospechosa; Venezuela corre el mayor peligro de su historia republicana; Presumo que en La Haya hay un expediente sobre violación a los DD.HH. que se puede medir con cinta métrica; Advierto a la población: esto es la muerte del derecho; Voy a avanzar hasta donde la legalidad lo permita; Quizás se está cerrando la última puerta de la democracia que es el Ministerio Público … se está desmantelando el Estado de Derecho, estamos más bien en un estado de terror”…

runrunesmedio

runrunesbajo

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 22.06.2017: Bajo: Autobuses Yutong

22.06.17, 12:36 am / RunRun.es /

Autobuses-yutong

BAJO

GUAGUAS MILLONARIAS:

Un Ministerio para el Transporte, un Sistema Integral de Transporte Superficial, el Metro de Caracas, el Fondo Nacional de Transporte Urbano y una Misión Transporte conforman la espectacular burocracia roja y corrupta que impide ante fiscal, tribunal, comisión de la Asamblea o medio de comunicación alguno poder descifrar a dónde y cómo se han extraviado los millones de dólares gastados con los buses rojos chinos, los famosos Yutong, y el porqué del calamitoso estado de mantenimiento y funcionamiento en que se encuentran. Todo es opaco, oscuro, en secreto. Ha sido uno de los mayores y más emblemáticos negocios que Hugo Chávez lideró con los chinos, teniendo como operador estrella al ministro Haiman El Troudi, quien por lo demás jamás ha dicho públicamente nada a este respecto. Desde uno de los organismos arriba señalados nos informan detalles de que también están en pico de zamuro otros 35 millones de dólares destinados para este año 2017 a la adquisición de repuestos. En breve, se nos precisa, no habrá suficientes repuestos para atender lo que queda de la flota operativa. La lucha intestina entre burócratas, representantes y comisionistas es tan grande que en los últimos días se viene desmantelando una muy frecuentada oficina en el Parque Humboldt y una de las partes prepara acusación ante el TSJ, con obvio apoyo de uno de los más reconocidos magistrados chavistas del máximo tribunal, el cual manifiesta trasparente orgullo de no ser ni ciego, ni sordo, ni mudo ante hechos de corrupción. Nos señalan que son tantos los actores chavistas involucrados que Maduro ni siquiera puede pedir una investigación, menos mandar preso a nadie. En los hechos, los buses rojos rojitos -que tanto alardeó Chávez y tanto prometió Maduro a través de la mil veces anunciada fábrica de autobuses en Yaracuy-  conformarán una más de las tantas fantasías mil millonarias que dejaron en bancarrota al país, y al ciudadano de a pie con el peor servicio de transporte que conozcamos en muchos años. Por eso aprovechan de quemar algunos buses parados por falta de repuestos en lugares donde manifiestan los demócratas en todo el país para entonces acusarlos de ser los incendiarios. La farsa vive, la farsa sigue…

SANTOS YORME:

Fue su nombre de guerra en la clandestinidad cuando la dictadura de Pérez Jiménez. Venía del comunismo soviético y tuvo la valentía con otros compañeros de denunciar a la URSS cuando la invasión de Checoslovaquia. Hombre íntegro y demócrata a carta cabal, con un gran sentido de humanismo y de amistad y solidaridad para con todos. Se fue tras una vida histórica el amigo Pompeyo Márquez. Ejemplo de hombre público. Saludos a los suyos…

runrunesalto

runrunesmedio

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 22.06.2017: MEDIO: Todos van presos

22.06.17, 12:36 am / RunRun.es /

Detenidos2017

MEDIO

TRIBUNALES MILITARES:

A pesar de las órdenes impartidas a los fiscales militares por parte de la Fiscal General Militar, Siria Venero de Guerrero, para que los tribunales militares no acepten casos de la justicia ordinaria, algunos superiores, entre los que está el presidente de la Corte Marcial y Circuito Penal Militar G/B Henry Timaure Tapia, giran instrucciones para que no se haga caso a esa directriz y acepten los detenidos. Bajo el lema “todos van presos” ya vantres centenas de presos que deberían ser llevados a la justicia ordinaria. Converso con un funcionario y me dice que hay ordenes de acusar a los detenidos en manifestaciones como incursos en el delito de “asalto al centinela” y así contrarrestar la nueva postura del Ministerio Público. En ninguno de esos casos se ha “atentado contra un funcionario que esté resguardando una instalación militar, o un lugar de combate en una guerra”. De 306 expedientes solo hay 6 con delito militar y siguen detenidos sin hacer caso ni a la FGR ni a la FGM. Risa han dado las evidencias de algunos detenidos llevados a esa militarización judicial: uno llevaba tres pollos beneficiados y otro tenía en su carro 6 cajas de cerveza.

runrunesalto

runrunesbajo

Rocío San Miguel habla de los cambios en el Alto Mando Militar y la pérdida de poder de Padrino López

21 Junio, 2017 resistencia Opinión 0

Nicolás Maduro movió sus piezas dentro de los componentes militares esta tarde. Uno de los cambios más resaltantes fue el de Vladimir Padrino López, quien fue ratificado como ministro de la Defensa pero removido de su puesto como jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb). Así perdió poder dentro del Alto Mando Militar, al dejar “el cargo más importante dentro de la FANB de carácter operativo”.

Los cambios en el ámbito castrense podrían conllevar a una radicalización en las medidas adoptadas por los militares, ya que el predecesor de Padrino, el almirante Regimio Ceballos, es “mucho más férreo”, alertó la abogada Rocío San Miguel, presidente de la ONG Control Ciudadano.

Rocío San Miguel comentó que sorprende la ratificación de Padrino López al frente de la cartera de Defensa, a menos que sea temporal, porque el tiempo que lleva en el cargo “rompe todos los precedentes históricos”. También agregó: “Hay que ver cuáles son los vínculos y pactos que atan a Padrino al sector Defensa”.

Especuló que tanto Padrino López como Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz, podrían ser candidatos en las elecciones regionales. Asimismo, la defensora de derechos humanos advirtió sobre la militarización del país y un posible aumento en las violaciones de los derechos humanos por parte de los militares.

Remoción de Benavides

Antonio Benavides Torres también fue removido del cargo de comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), trascendió que podría asumir el Ministerio de Petróleo y Minería para ejercer un mayor control sobre la explotación del Arco Minero. Fue reemplazado por el mayor general Sergio Rivero Marcano.

“Rivero Marcano tiene una hoja muy cuestionada en materia de derechos humanos. Se le vincula a los hechos en el barrio Kennedy, cuando ocurrió el secuestro y asesinato de los estudiantes; fue comandante de la Guardia del Pueblo, acusado de excesos en el plano electoral; y fue relacionado con hechos de torturas en la extinta DIN, actual Dirección General de Contrainteligencia Militar”, denunció San Miguel.

La presidente de Control Ciudadano expresó su preocupación por las designaciones de Maduro de este martes, con énfasis en el cargo que asumirá Rivero Marcano. A su juicio, habrá un aumento de la represión para controlar a la población a través de los militares.

40.000 funcionarios más

Nicolás Maduro adelantó que 40.000 nuevos efectivos se incorporarán a los cuerpos de seguridad del Estado: la mitad para la GNB y la otra para la Policía Nacional Bolivariana. Control Ciudadano ha alertado desde hace dos años sobre el acelerado mecanismo de formación para las tropas profesionales, obviando el tiempo necesario para la correcta formación.

Foto Cristian Hernández / EFE

“La GNB durante el mandato de Maduro ha aumentado y duplicado su pie de fuerza, ha subido a cifras sin precedentes en la historia (…) Un incremento precipitado trae problemas en materia de insubordinación y respeto a los derechos humanos”, dijo San Miguel en una entrevista con El Nacional Web.

Por último, advirtió que con la incorporación de los 20.000 efectivos asciende a casi 100.000 la cantidad de funcionarios castrenses. Además, recientemente se ha evidenciado la utilización de armas de fuego por parte de los militares en las manifestaciones, lo cual está prohibido.

“Queda de parte de los venezolanos cuidarse frente al uso de la fuerza militar. Esperemos que no saquen al Ejercito”, concluyó.

ABEL LÓPEZ vía El Nacional

Pedro Nikken, expresidente de la CIDH: "¿Seremos tan ineptos en Venezuela que tenemos que esperar a que se derrame la sangre de decenas de miles de compatriotas para conversar?"

Daniel García Marco (@danigmarco)BBC Mundo, Caracas

  • 12 minutos

Una joven con un cartel que dice "No más sangre"Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionPese a los 74 muertos contabilizados ya por la fiscalía, las dos partes parecen muy lejos de sentarse a buscar una solución.

¿Cuánto más se tiene que agravar la situación en Venezuela para que gobierno y oposición se sienten y negocien?

Tras dos meses y medio de protestas y 74 muertos, según la fiscalía, Pedro Nikken, que fue presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y mediador en el proceso de paz que puso fin a más de diez años de guerra civil en El Salvador, considera que la solución será dialogada. Pero para ello falta tiempo.

“Lo que uno percibe es una lucha muerte. O eres tú o soy yo. Cada una de las partes necesita derrotar a la otra absolutamente. Sin embargo, esa no es Venezuela”, dijo Nikken en una entrevista con BBC Mundo.

En un ambiente de fuerte polarización, el abogado de 72 años, que se define como opositor, rechaza hacer caso a las fuerzas extremas de ambos bandos.

Pedro NikkenDerechos de autor de la imagenBBC MUNDOImage captionPedro Nikken fue presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y supervisó el proceso de paz en El Salvador en los años 90 del siglo pasado.

Más allá de la grave crisis económica que atraviesa el país, la oposición acusa al gobierno de haberse convertido en una “dictadura” y reclama elecciones.

Por su parte, el gobierno, que promueve una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución, condena la violencia de unas manifestaciones que califica como actos “terroristas” de una “derecha” que pretende desestabilizar al Ejecutivo y promover una intervención extranjera.

Nikken analiza en diálogo con BBC Mundo las acusaciones de violaciones de derechos humanos en Venezuela y compara su experiencia en El Salvador con el momento actual en su país.

Usted es experto en la defensa de los Derechos Humanos. ¿Qué opina cuando ve las imágenes de los guardias nacionales portando armas de fuego y disparando?

Hombre en llamasDerechos de autor de la imagenAFPImage captionEl 20 de mayo, unos manifestantes prendieron fuego a un joven que murió dos semanas después.

Yo creo que esa imagen no revela un hecho aislado, sino que es finalmente testimonio gráfico de cosas que han venido sucediendo en estos tres meses de protesta (…)

Debería llamar la atención de la línea de mando de la Guardia Nacional. No son hechos aislados (…) Si un día ocurre una cosa anormal, y al día siguiente vuelve a ocurrir y al día siguiente vuelve a ocurrir, la línea de mando no está exonerada de la responsabilidad.

Aunque los manifestantes les hayan lanzado cócteles molotov, bombas lacrimógenas de vuelta, ¿el baremo para juzgar a las fuerzas del orden debe ser mayor?

Nunca es igual y sobre todo cuando estas manifestaciones empezaron sin ningún tipo de proyectiles, que han sido la respuesta a la violenta represión de la Guardia Nacional.

No es que justifique, pero quien siembra vientos recoge tempestades. Han lanzado una escalada de violencia y entre gente joven se produce una reacción. Los jóvenes no tienen la obligación de proteger a nadie, de respetar los derechos de nadie.

La Guardia Nacional se supone que es un cuerpo para garantizar los derechos de todos y el derecho a manifestar es constitucional y ha sido vulnerado repetidas veces.

¿Qué importancia pueden tener estos hechos para el desarrollo del conflicto?

Toda violación a los derechos humanos acarrea responsabilidad para quien la comete. Y eso aplica para el hechor, pero también para la autoridad que lo cobija, porque no lo ha previsto o no lo ha sancionado. Es tan responsable como quien actúa directamente.

Un guardia nacional con una arma en la mano.Derechos de autor de la imagenAFPImage captionLa muerte por un disparo de un manifestante el lunes ha puesto aún más en tela de juicio la actuación de la Guardia Nacional durante las protestas.

¿Y qué consecuencias políticas?

No quiero especular demasiado, pero en el ámbito internacional esto hunde aún más la imagen del gobierno de Venezuela (…) Las consecuencias políticas hay que medirlas en la imagen del gobierno frente al país y la comunidad internacional como un gobierno democrático, que era algo sumamente importante de la imagen de la revolución bolivariana. Eso ahora se derrumba.

Esto debería tener algún tipo de consecuencia en la fuerza armada. El ejército no ha estado participando en la represión de las marchas. Los militares no pueden salir uniformadas a la calle a causa de estos excesos.

Despiertan reacciones adversas en la sociedad. Siempre guardamos un gran respeto por el uniforme y la carrera de las armas. Yo creo que eso se está perdiendo y eso tiene consecuencias en la institución, que no está acostumbrada a jugar el papel de villano en la sociedad.

¿Cuál es el desenlace de esta situación?

No lo veo todavía. Lo que uno percibe es una lucha muerte. O eres tú o soy yo. Cada una de las partes necesita derrotar a la otra absolutamente. Sin embargo, esa no es Venezuela.

En las capas intermedias de la población no hay ningún deseo de matarse los unos a los otros. Nadie ve una solución en eso. Y en los liderazgos estoy seguro de que hay sectores muy importantes que ven la necesidad de encontrar en cierta armonía una salida de esta encrucijada en la que nos encontramos.

Hombre simpatizante del gobierno.Derechos de autor de la imagenAFPImage captionLa polarización entre gobierno y oposición lejos de aminorarse se acrecienta con el paso de los días.

¿Cuánto más se tiene que agravar la situación para que los dos entiendan que hay que negociar?

Ese es el problema. Todas las guerras terminan o en la victoria aplastante de una parte sobre la otra, la cual suele ser desastrosa, o en una negociación como en El Salvador o en Guatemala. Lo que pasa es que tienen que caer no 75, sino 75.000 muertos para que eso ocurra.

¿Seremos tan ineptos que tenemos que esperar que se derrame la sangre de decenas de miles de compatriotas para sentarnos a conversar? Me rehúso a aceptar eso. Hay que hacer un esfuerzo, así parezca ahora lejano e imposible, hay que buscar espacios de diálogo, poner a la gente a hablar (…)

Quien apuesta a las victoria total está dispuesto a la derrota total ¿Y si pierdes la guerra? Es una apuesta de vida o muerte a costa de muchas vidas.

El aplastamiento de una parte sobre la otra va a despertar los temores de la sociedad. Venezuela es ahora una sociedad que está atravesada por el miedo a que gane el otro, y una sociedad no se puede construir sobre la base del miedo. Hay que desmontar el miedo, que genera más odio.

En El Salvador, y usted fue testigo, dos bandos que eran irreconciliables se sentaron y llegaron a una solución. ¿Qué similitudes ve entonces con el momento actual de Venezuela?

Se sentaron impulsados por la convicción de que ninguno de los dos podía ganar, por una gran reflexión de parte de la derecha y de la izquierda y por el asesinato de los sacerdotes jesuitas.

Pedro NikkenDerechos de autor de la imagenBBC MUNDOImage captionEl abogado Pedro Nikken alerta sobre el ruido que hacen las voces extremistas de ambos lados.

Pero hasta que no hubo una guerra no fueron capaces de sentarse…

Ah, no, claro. Una guerra que duró más de diez años.

¿Es difícil pensar entonces que se van a sentar en Venezuela antes de que haya un hecho sangriento mayor?

Le tengo miedo a una rebelión popular con la fuerza armada dividida. Y no estamos tan distantes de que eso pueda ocurrir. A mí no me gusta decirlo, pero la fuerza armada es otra vez el gran árbitro.

Es la que tiene el poder real en un momento en el que todas las instituciones están desquiciadas. Es la única que parece que no está completamente desquiciada. Espero que sea árbitro para cumplir y hacer cumplir las leyes de la República.

ManifestantesDerechos de autor de la imagenAFPImage captionLos jóvenes opositores que están en la vanguardia de las manifestaciones se enfrentan a las fuerzas de seguridad pertrechados por escudos y máscaras antigas.

#CaigaQuienCaiga La Columna OPINION: ¿Que juego jugamos? Por @angelmonagas

Angel Monagas Seguros y Banca

Destacados Nacionales Nacionales Opinión Política Regionales

19 junio, 2017 Davy Sari

ajedrez-politico

Los días pasan y la fecha de la realización de la elección de miembros de la constituyente, peligrosamente se acerca. En la oposición se dice que no va. Las marchas y las acciones de protestas no cesan. Los muertos tampoco dejan de aparecer. El gobierno sigue ganando, teóricamente hablando la Guerra Política. Ya el problema de estos que nos gobiernan, no es electoral. No les importa la popularidad. Saben que no la tienen, ni la tendrán. Para lograrlo necesitan un gobierno que le otorgue “la mayor suma de felicidad al pueblo”. Es imposible con la visión de país que nos gobierna. Por eso ellos solo juegan a mantener el poder. Así son históricamente los comunistas y sus dictaduras totalitarias. La desaparecida Unión Soviética y la actual Cuba son un buen ejemplo. La democracia termina por ser incomoda a quienes gobiernan como Stalín, como Fidel, como Mao.

Son excelentemente buenos en hacer lo malo.

La última jugada del gobierno tiene “piquete”. No es fácil. La oposición esta como el viejo sabio del cuento, donde un niño lo quiere engañar y esconde en su mano un pájaro y le pregunta ¿Está vivo o está muerto? El viejo sabio debe responder pero sabe que ante cualquier opción que escoja, el niño apretara o aflojara el puño de su mano, decidiendo él y no el viejo, el futuro del animal. Inquieto el joven pregunta y el viejo sabio responde: “Será lo que tu decidas”.

A mi juicio, una situación similar vive el pueblo venezolano y en especial, sus líderes. Sin analizar se decidió no participar en la elección constituyente y si esta se realiza, asumiremos todos las consecuencias. Lo mismo pudiera suceder con la decisión de participar o no en las elecciones de Gobernadores.

Muchos plantean igual, no ir. No analizan. No discuten. No revisan escenarios. Y antes de que los radicales sin leer completo, me hagan trizas, es un error responder emocionalmente a una jugada bien planeada, no por Maduro, sino por quien lo dirige desde la isla.

Muchos no quieren ni negociar, ni dialogar. Es de alta traición para ellos plantearlo. Mientras nuestros jóvenes siguen muriendo en las calles. El gobierno caerá por estos desordenes o por un golpe de estado, señalan dentro de sus justificaciones. Salvo mejor información, soy contrario a ceder espacios y actuar sin pensar.

No ir a la elección de Gobernadores implica perder una nueva posibilidad de derrotar al gobierno. Como respuesta aducen que no hay ninguna oportunidad de ganar, como si en estos 19 años de falsa revolución, la oposición no hubiera ganado ningún espacio. 

Hemos ganado Gobernaciones, Alcaldías, Concejales, Legisladores Regionales y Diputados a la Asamblea Nacional. En peores circunstancias, con un PSUV en el pasado fortalecido. Hoy en esta crisis, con un Maduro rosando el 10% de popularidad, ¿Es más fácil perder? Probablemente yo desconozco otros argumentos y de seguro recibiré esos aportes en las críticas.

CREEMOS O NO EN EL TSJ

Si estamos aceptando ir al Tribunal Supremo de Justicia. El mismo integrado por Magistrados inscritos en el PSUV y que ahora Luisa Ortega “redescubrió”.  Es un TSJ “ilegitimo” pero acompañamos y firmamos el escrito de la Fiscal.

Sigue funcionando la Asamblea Nacional, espacio que ganamos en Diciembre del 2015, a pesar de que ninguna institución gubernamental le presta atención. Allí están nuestros diputados. Devengando un sueldo a través de una Fundación, creada por Diosdado por cierto. Algunos como los diputados de Lara, con camionetas y escoltas asignados. Otros recorriendo el planeta cobrando en dólares del Parlasur y del Parlamento Andino.  ¿Por qué no renuncian los diputados? Si son un “cero a la izquierda, ¿Por qué siguen allí?

Simple respuesta: Es un espacio conquistado y no se puede por las buenas ceder.

EL JUEGO QUE JUGAMOS

¡Ah! si entonces la postura es no caer en trampas, no legitimar, no hacerle el juego al gobierno, pues abandonemos todos los espacios y vámonos a la resistencia completa, sin inmunidad, sin escenarios que defender, sin miedo a jugárnosla completa, abandonemos nuestra zona de confort. No quiero ver privilegios para nadie. 

Deben RENUNCIAR de inmediato los actuales Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Legisladores y Concejales. Bajo el razonamiento de no participar en ninguna elección, es lo mismo estar y no ir. A lo sumo en unos meses serán destituidos, cuando se instale el parapeto constitucional.

A mi juicio, no hay argumentos válidos. Si usted gana una gobernación y después lo quitan, es lo mismo que harán con los actuales en muy poco tiempo.

LOS RADICALES ENTONCES TIENEN RAZON

O se es completa oposición, resistencia, o no se es nada. Ese es el mensaje que me dan cuando de plano y sin analizar dicen que no vamos a las elecciones de gobernadores, ni vamos a “negociar”, ni hablar, ni nada. Calle y calle.

Muchos como yo, no tenemos opción. No podemos emigrar. Vivimos la crisis en intensidad. Yo no puedo enviar a mis hijos al exterior. Yo no puedo recorrer Europa, América, y “echarme palos parejos” en los mejores hoteles del planeta. SI caigo preso, no puedo aportar a una nómina de policías para que me traten bien, me dejen tener celular e internet.

Seguiremos en espera de lo que decida la OEA, ONU o de que mañana salga el Comandante del Ejército a decir, que no respalda la constituyente.

No se puede perder la esperanza.

También hay queridos amigos de la MUD, que reinventarla, alimentarla.

CAPRILES PIENSA DISTINTO

capriles y henry ramos

Acierta el líder Mirandino cuando asoma esta posibilidad, buscando garantías sobre la permanencia de los gobernadores, ante la inminencia de la constituyente. Capriles y Henry Ramos, últimamente conversan mucho.

GUERRA AVISADA

Para los que comparan Venezuela con Ucrania, ciertamente en Venezuela ha protestado más gente que en el lejano país. Solo que en aquel, no se avisaba y fue permanente, sin retorno. Guerra avisada solo seguirá produciendo muertos del lado más débil, en esta guerra desigual.

RUMORES DE GOLPE

Mis conceptos obedecen a situaciones que tal vez desconozco. Henry Ramos Allup, aclara que la oposición no busca dar un “golpe”, sin embargo, alerto que  el mismo “…está rodando en los cuarteles”. Recordé la historia de Acción Democrática en 1945 y 1948.

LUISA ESTA MONTADA EN SU CANDIDATURA

Trabajadores de la fiscalia

¿A Presidenta? ¿A Gobernadora? ¿A jefa de una Junta de Transición? Todo es posible, en este país algunas veces “sui generis” en cambios políticos. Ahora la Fiscal y su esposo, como la desaparecida YVKE Mundial “No tiene miedo”. La mencionada pareja sabe que su “cuero” peligra, si llegase el parapeto constituyente a instalarse.

Globovisión es su portaviones. Su aparato comunicacional. Hoy se lanzó su primer discurso, tipo Chávez cuando demostró lo que siempre fue, un fracasado militar. Luisa ante su nómina de simpatizantes del ministerio público, hablo del hambre, de los problemas de la gente. Es una Luisa política.

La verdadera Luisa empieza a aparecer.

Como dice “ingenuamente” y sin desparpajo la diputada Gaby Arellano “Se quitó la chaqueta del PSUV y se puso la de la constitución”.

De hecho, Luisa y su pleito con el gobierno, más el “rollo” de Diosa Canal contra Osmariel, ocuparon la atención mediática en la semana que culminó.

CARABOBO

No sé si reírme o molestarme. Diosdado Cabello estuvo en Valencia y señalo  “esta es una batalla contra la violencia como forma de hacer política”. Cabello, llegó a respaldar a sus candidatos al Parapeto constituyente encabezado por el Gobernador en separación Francisco Ameliach.

COJEDES

Confusa la situación de la oposición. El PSUV mantiene una posición cercana al 30% y la oposición luce aún muy dispersa entre los diversos liderazgos. A pesar de esto, en el eje de la carretera, tradicionalmente chavista, hoy en día, gana un opositor. Pudiera ser Alberto Galindez, Dennis Fernández o Alexander Mireles; mientras que Gonzalo Mujica cede posiciones ante los dirigentes antes mencionados.

ZULIA

Trabajadores Control de solidos protestan 19 junio 2017

DENUNCIA: Quieren injustamente, despedir progresivamente a los trabajadores de Control de solidos que laboran en las gabarras en el lago de Maracaibo. Hoy nuevamente tomaron la calle frente al Edificio Miranda de PDVSA y acusan de esta arbitrariedad, a José Ramos, Abelardo Barriga, Marcial Matheus y Edgar Gamboa. Son más de 50 trabajadores los afectados y según los denunciantes, la empresa no tiene presupuesto para seguir con las operaciones normales en el lago y en tierra. Por eso quieren recortar presupuesto afectando a los padres  de familia que hacen vida en lo que queda de la  industria petrolera.

MUNICIPIO SUCRE: Lamentamos y denunciamos la arbitrariedad cometida en la madrugada de este jueves 15 de junio, cuando allanaron las casas de dos dirigentes de la MUD Sucre, ambos pertenecientes a la tolda política Un Nuevo Tiempo, uno es el concejal  Manuel Solarte, el otro  el Secretario General de la JDS Frank David Solarte.

Sígueme en twitter, Instagram y periscope como @angelmonagas. Correo para denuncias: caigaquiencaiga@protonmail.com

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 20.06.2017: MEDIO: Encuestas

20.06.17, 12:36 am / RunRun.es /

venezolanos2

MEDIO

DURA REALIDAD:

Los resultados del Flash Nacional de la encuestadora Pronóstico -de Francisco Bello- dan cuenta de la negativa percepción de la gestión de Maduro al frente de Miraflores: 73,80% la ve negativa, un 13,4% regular y solo un 2% muy bien y 9,8% bien. La consideración sobre “cómo están las cosas en Venezuela” arroja un 3,9% bien y 0,7% muy bien. 94,8% de regular a muy mal. 54,1% de los chavistas califica que “las cosas están muy mal en el país”.  La comida y el dinero que no alcanza son los dos problemas principales. 7 de cada 10 entrevistados acepta haber cambiado sus hábitos alimenticios, de los cuales un 98,1% admite “para peor”. 4 de cada 10 venezolanos no comen las tres veces al día. Los entrevistadores concluyen que la gente siente vergüenza de reconocer el nivel de su propia crisis y se expresa más libremente cuando se les habla de la situación en general o de las carencias ajenas. Si la pregunta hubiera sido “¿cuántas veces come la gente a su alrededor? Las respuestas hubiesen develado una situación aún más crítica. En la región capital donde se ejerce el poder el 98,4% prefiere una salida distinta a la que ofrece el gobierno. Las elecciones generales propuestas por la MUD tienen 46,2% de apoyo; un gobierno de Unidad Nacional 20,7%; una salida de fuerza 14,7%; elecciones al final del período de Maduro 11,5% y la propuesta constituyente solo el 6,6%. El 86% de los consultados considera negativa para el país la Constituyente sectorial y comunal de Maduro & Cia. Para completar la radiografía nacional solo 1 de cada 10 venezolanos cree en el presidente Maduro para salir de la crisis. ¿Será que todavía creen que con más represión y muertes le van a doblar el espinazo al pueblo, a los mas pobres, que ya no aguantan y no saben cómo sobrevivir a esta guerra económica y social auto infligida y con un discurso agotado en 18 años de promesas no cumplidas cargadas todas de la más feroz y descarnada corrupción de toda nuestra historia?…

CORRUPTA REALIDAD:

Converso con el padre de un joven guardia nacional, muy preocupado por la violencia a la que los han obligado a actuar contra otros jóvenes de su misma edad en las marchas de estos setenta días. No justifica los robos de dinero, celulares y zapatos a la gente que golpean o detienen. Pero me explica que tienen más de dos meses sin descanso, sin bolsas Clap, sin sus quincenas a tiempo. “con solo un celular robado y vendido solucionan el mercado bachaqueado de por lo menos dos semanas, dependiendo del modelo” …

runrunesalto

runrunesbajo