Publicado en OPINIONES, Politica, Sociedad

Ciudadanos sin ambición

Política • Sociedad

Ana Cristina García

Debo confesar lo convencida que estoy, que en Venezuela no hay posibilidades de un estallido social, y confieso igualmente mi absoluta ignorancia de qué tendría que suceder para que algo así tenga lugar. Este razonamiento no se basa en talentos adivinatorios, ni en poseer una bola de cristal, es solo observación y escucha, en distintos escenarios, estratos, condiciones y comportamientos de nuestra sociedad en su interacción diaria.

Existe un porcentaje importante de venezolanos, que no se creen ni se sienten merecedores de algo mejor, dando pie a no generar cambios y oportunidades para su vida, aceptando lo que le puedan dar u ofrecer. He escuchado a muchos opinar que a quienes les iba mal en gobiernos pasados, ahora les va peor. Por supuesto difiero de ésta opinión, no de manera absoluta pero si en su generalización, pues se han amasado grandes fortunas que están en manos de personas que no poseían nada o muy poco, y creo no estar develando secretos. Pero desarrollemos un poco mejor la expresión de “no merecedores”

Cuando un individuo no se siente merecedor de algo mejor, convive en una amplia esfera de depresión y conformidad, enlazada con pasividad, inutilidad e incapacidad. Posiblemente se perciba como términos fuertes o demasiado determinantes, pero en fin, puede que usted amigo lector esté de acuerdo o no, está en su derecho de discernir, así que continuemos.

Estar sumergido por tiempo prolongado en una depresión sin que ésta sea atendida en profundidad, va creando una sensación de estar desahuciado; si la unimos a una pasividad aprendida derivada de experiencias pasadas producto de un país en bonanza que acostumbró a cierta facilidad y a desperdiciar oportunidades de crecimiento  individual, ha ido creando una bola de nieve cuyo mensaje de arrastre es conformarse y orar a los cielos porque la situación cambie. Obviamente cualquier crisis que se tropiece con ciudadanos cuyo contenido de dinamismo, preparación, empuje, emprendimiento, confianza, visión y riesgo, es terreno para que surja un camino para la creatividad y la transformación. Quienes indistintamente a las circunstancias se han sentido incapaces para abordar los diversos desafíos, obstáculos y contrariedades, cualquier posibilidad que implique accionar y responsabilizarse les parecerán cuesta arriba e inútil.

Es de imperiosa necesidad que una persona ambicione mejoras y desarrollo para su vida, producto de su desempeño y basado en adquirir nuevos conocimientos y habilidades que impulsen su evolución desde el nivel en que se encuentre. Al contrario, cuando han comprado la percepción y el sentimiento de no ser productivos, se convierten en dependientes o parasitarios a la espera de que algo suceda o algo cambie solo para ajustarse, cazar momentos y continuar repitiendo la historia.

De observar y escuchar he aprendido que el tocar fondo es distinto para cada quien, y para el venezolano honestamente creo, que el fondo se extravió, porque si algo tienen claramente en común los estallidos sociales es la línea del basta, la línea del hasta aquí, lamentablemente es un punto donde no coincidimos ni valoramos por igual.

Ana Cristina García  –  @accristina7

Autor:

Pendiente a el acontecer nacional en busqueda de la libertad de mi pais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s