Venezuela: El reino del terror

Estándar

OPINIÓN

Hay que denunciar e investigar este ataque terrorista no minimizarlo porque de lo contrario se permite que la justicia quede parcializada

Venezuela: El reino del terror

 

Me urge un “revolucionario” a opinar sobre el intento de magnicidio y la “confesión” y el “relevo de pruebas”. Comienzo a dar pues mi opinión sobre lo que vi y veo hasta hoy.

 

Lo que ocurrió el sábado en Venezuela fue un acto de terrorismo. A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Cualquiera que sea capaz de emplazar bombas en espectáculos públicos llenos de espectadores, familias y niños no es otra cosa que unterrorista, pero hacerlas volar en helicópteros a control remoto es algo tanto peor: es la planificación de un grupo de psicópatas.

 

Digo helicópteros de control remoto, porque llamarlos “drones” como si habláramos de un ataque sofisticado de esos que vemos en las películas sería una verdadera audacia. Pero lo importante aquí, es que hablamos de un grupo de psicópatas que fueron capaces de hacer volar bombas sobre el centro de Caracas sin importarles absolutamente nada.

 

Sobre estos aparatos voladores, hay también que explicar que si han caído cerca de 400 drones militares multimillonarios, del lado civil no hay propietario que no sepa lo que es perder uno de estos. Cualquier profesional de filmaciones aéreas, desde el cine o la fotografía hasta la revisión de líneas de tendido eléctrico y mas allá, cualquier entusiasta del aeromodelismo –hobby que lleva más de 70 años- le podrá decir a usted técnicamente y sin espacio de dudas, cuantas cosas pueden fallar en un vuelo y lo demente de lo intentado. Sea un amateur o profesional sabe que empeora hacerlo sobre las ciudades por la cantidad de señales eléctricas que pueden interferir y hacer que caigan como una nevera, que fue lo que vi, entre otras cosas. Por eso quien planificó semejante locura, el autor o autores intelectuales no son otra cosa que psicópatas y más psicópatas quienes lo llevaron adelante, además de haber sido operados por personas sin experiencia en ese tipo de vuelos, en un día lluvioso y completamente nublado, sobre decenas de transeúntes y volarlos sobre edificios repletos de familias.

 

Por eso hay que denunciar e investigar este ataque terrorista, porque el hecho de que ocurriera en el tercer mundo, en la Venezuela donde todo lo absurdo pasa y no pasa nada porque ya es normal, no excluye la magnitud de lo ocurrido. Hay que denunciarlo repito y encontrar a los culpables porque este hecho es una llamada de alerta gigantesca, un estímulo a cuanto psicópata existe en el mundo y seguramente vio con fascinación y agrado la osadía de sus colegas terroristas. Hay que condenarlo, denunciarlo y exigir su investigación profesional como si hubiera ocurrido en el centro de una ciudad europea o estadounidense, porque si hubiera sucedido allá, nadie en el mundo estaría riéndose con los memes de lo ocurrido.

 

Insisto, este acto terrorista merece el repudio del planeta entero y una investigación seria. Y eso es exactamente lo que le pido a la Asamblea Nacional hoy, con la facultad Constitucional que tienen para investigar y así aprovechar el importante momento, pero nuevamente los veo actuando a la defensiva y victimizándose. Este hecho terrorista fue presuntamente planificado en tres países, por lo que esos países también deberían intervenir en la investigación de inmediato. La oposición política y en especial aquellos señalados mediante “indicios” que no son evidencias, son los primeros que deberían exigirle al FBI y a su contraparte colombiana una investigación sobre lo sucedido y que se unan urgentemente a la investigación en Venezuela. De este modo se colaboraría con una investigación de terrorismo internacional, que además compromete el futuro de la industria de los drones o de compañías como Amazon y el futuro de la medicina enviada por vía aérea, entre muchas otras.

 

¿Qué cree usted que pasaría si se abre una investigación real sobre lo sucedido? Imaginémonos al FBI y al DIJIN colombiano, junto a la policía científica venezolana investigando y descubriendo las verdaderas pesquisas de este atentado, que todos los implicados sean tratados con dignidad y el debido respeto a sus derechos. Por eso este acto terrorista merece que toda la oposición actúe unida y exija al gobierno que si tiene las pruebas como dice tenerlas, actúe apegado a los formalismos legales internacionales de protección de evidencias y sobre todo al debido proceso. Porque esto es clave en los países civilizados para llevar a los culpables a la cárcel. Y la oposición debe hacer valer su lucha por sus derechos y los derechos de todos los venezolanos.

 

Si hay indicios de que un presidente extranjero está implicado en el hecho, no puede éste minimizar la situación de un acto como el de terrorismo internacional, porque al minimizarlo, al ridiculizarlo, sencillamente se permite que la justicia quede parcializada. Debe exigir y sumarse a la investigación y no cesar hasta desentrañar el último resquicio de la verdad. Porque al hacer lo contrario, deja que solo sea una verdad pública la que exista y que ese juicio público se convierta en la única verdad política.

 

Por eso me sumo a la única propuesta sensata y correcta que he escuchado hasta hoy, la del señor Secretario de la OEA, Luis Almagro y entiendo muy bien por que la hace. Es una posición a la que todos los venezolanos de bien debemos sumarnos y sobre todo a la oposición política. Exijamos todos la verdad, exijamos todos una investigación sería y responsable. Porque el reino del terror, no ocurre cuando explota una bomba o hay un atentado terrorista, ocurre cuando a nadie le importa que se investigue la verdad, se respeten la Constitución y las leyes.

 

El reino del terror ocurre cuando nos brincamos a la torera que “toda persona es inocente hasta que se prueba lo contrario”  pues la Constitución (Art. 49) y los códigos hacen hincapié en lo referido a la asistencia legal, a la presunción de inocencia y a ser escuchado únicamente por sus jueces naturales que en todo caso no es la opinión publica. Que los implicados tienen el Derecho Constitucional a la reputación y el Honor de las personas (Articulo 60) y no pueden ser exhibidos y mucho menos en situaciones humillantes. Ese es un acto primitivo que debe ser condenado por la ciudadanía, por todos.

 

El reino del terror ocurre cuando importa poco el articulo 49 numeral 1 Constitucionales establece que el derecho a la defensa y la asistencia de un abogado desde la primera etapa del proceso de investigación. Que toda persona tiene derecho a ser notificada de los cargos por los cuales se le investiga, de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y de los medios adecuados para ejercer su defensa.

 

El reino del terror se impone cuando en la fase preparatoria de la investigación se violan sistemáticamente los artículos sobre Garantías del Debido Proceso contemplados en el Titulo Preliminar del Código Procesal. En especial el 7 (Juez natural) el 8 (la presunción de inocencia) el 10 (Trato con el debido respeto a la dignidad y protección de sus derechos ) y el 12 (La igualdad entre las partes) y que todos tenemos derecho a la asistencia legal desde el primer momento.

 

El reino del terror se materializa cuando se filtran al mundo “los hechos y circunstancias útiles” para fundar la inculpación de los imputados, sin permitirles participar o entregar  también aquellos que servían para exculparles. Como lo exigen la Constitución y las leyes. En fin que se vive en el reino del terror cuando a la gran mayoría no le importa la Constitución, los Códigos Procesales, ni la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

El reino del terror ocurre donde aquellos que con vehemencia acusan los abusos de Guantánamo con extranjeros, crean los suyos propios y mas aterradores.

 

¿Qué cual es mi opinión sobre las declaraciones y “el relevo de pruebas”? Mas allá que de las propias palabras no hay confesión sobre el atentado, sin abogado presente, sin sus derechos constitucionales, legales y universales respetados, lo que vi fue y es una monstruosidad, muy alejada de la Venezuela que debe ser. Una Venezuela capaz de vivir en constituyente y de forma permanente, en la ilegalidad, en la barbarie.

 

En fin, vivir sin Constitución, ni leyes. En un absoluto estado de indefensión, en vivir en un total reino del terror.

 

Le puede interesar: ¿Hacia dónde va Venezuela?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s