Se repite en Venezuela la Alemania entre 1949 y 1990

12 Agosto, 2017

Por:

Jaime Granda

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

En Venezuela parece repetirse lo de Alemania entre 1949 y 1990, y no es casualidad que el partido del Estado allá se llamaba Partido Socialista Unido de Alemania.

Apegados a la imparcialidad y vacunados contra todo fanatismo, podemos reconocer que el grupo gobernante en Venezuela se ha anotado varios puntos en estas dos primeras semanas de agosto de 2017.

Dice que no hay dinero para comida y medicinas, pero se ha gastado una fortuna en contratar nuevos directores de escena para montar un noticiero que invade todos los canales de televisión en horario estelar, además de las abusivas cadenas de radio y televisión, y ha mostrado al mundo que tiene gente que respalda sus locuras y sonríe a las cámaras.

Todo eso complica la situación de los venezolanos, cuyos salarios quedaron rezagados frente al costo de la Canasta Alimentaria Familiar que en julio rozó el millón y medio de bolívares.

Esa realidad, agravada por la altísima inflación y la escasez de alimentos básicos y medicinas, parece no formar parte de la discusión entre el grupo que se aferra al poder y el grupo que trata de desalojarlo desde hace 18 años.

Los puntos que se anotó la cúpula gobernante al cumplir con sus amenazas a través de la cuestionada Asamblea Constituyente, por supuesto, repercuten en la aceptación popular del grupo opositor más visible como es la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Son muchos los que desde hace años le han recordado a esa oposición lo dicho por Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Varios profesionales que inicialmente apoyaron a la actual cúpula gubernamental dijeron la semana pasada que se necesita un acuerdo que impida otra frustración para esa masa que exige cambio, pero “no tiene conducción política certera y que está esperando una guía coordinada y eficiente para poder lograr el restablecimiento de la democracia en el país”.

El alcalde de Baruta y abogado constitucionalista, Gerardo Blyde, advirtió el lunes que “el ciclo de las marchas y los trancazos se agotó. Hay que llegar al más humilde”.

Entrampados en el plan gubernamental que huele a asesoría cubana, los partidos políticos de oposición parece que no les queda otra que aceptar, como escribió la semana pasada el doctor en Historia Moderna, Georg Eickhoff, quien vivió de 2008 a 2013 en Caracas, el rol determinante del PSUV. Los otros partidos pueden participar en elecciones, como las regionales; pero el partido del Estado controla el poder, muy especialmente el poder militar y los alimentos. El historiador agregó que eso pasó en Alemania entre 1949 y 1990 y agregamos que no parece casualidad que el partido del Estado allá se llamaba Partido Socialista Unido de Alemania.

En cuanto a los comentarios de la comunidad internacional, la mediación del Vaticano y los esfuerzos de los organismos internacionales para corregir al actual desgobierno en Venezuela, eso puede quedar solo en lo simbólico como cuando el Papa Pío VI excomulgó al entonces emperador y envalentonado invasor Napoleón Bonaparte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: