Dictadura paria y sin futuro

El Observador

Por El Observador

Agosto 7, 2017 05:00

TIEMPO DE LECTURA: 3 MINUTOS

La suspensión política del régimen chavista en el Mercosur es una de las pocas iniciativas que pueden acelerar el derrumbe del régimen

La suspensión política del régimen chavista en el Mercosur no liquida este oprobio continental pero convierte a Venezuela en un Estado paria cuyo futuro, tarde o temprano, será el colapso de una dictadura insostenible. Cada vez más aislado, no podrá mantenerse por mucho tiempo si naciones que todavía comercian con el gobierno de Nicolás Maduro disponen sanciones económicas.

Es un curso que agravará las penurias en que viven los venezolanos, sin alimentos ni medicinas, y es preferible que fueran sobre los personeros del régimen que sobre la nación. Pero es una de las pocas iniciativas que pueden acelerar el derrumbe de un régimen que ha perdido toda legitimidad por violar los derechos humanos y suprimir libertades.

Los cancilleres de los países fundadores del Mercosur acordaron la suspensión política bajo la cláusula democrática, profundizando la suspensión que ya le había sido impuesta por incumplimiento de normas del bloque. La medida fue aprobada por unanimidad, gracias a la tardía reacción de nuestro gobierno.

La administración Vázquez estuvo complaciente hasta último momento con Maduro y sus adláteres, reclamando un diálogo pacificador al cual el régimen de Caracas siempre se ha negado. El impostergable cambio de posición de Uruguay agravó disidencias internas, ya que lo rechazaron acerbamente los sectores que prefieren la dictadura a la vigencia de la democracia.

La gota de agua que rebasó la tolerancia fue la instalación fraudulenta de una Asamblea Constituyente, desoyendo llamados de gobiernos democráticos y del papa Francisco. Ese organismo no solo redactará una nueva Constitución en la esperanza de eternizar al chavismoen el poder, sino que desde el primer momento sustituyó al Parlamento legítimo y empezó a tomar decisiones que nada tienen que ver con los debates que corresponden a una Constituyente.

Como primera medida dispuso la destitución de la fiscal general Luisa Ortega, una exchavista que optó por defender la legalidad.

Con su habitual arrogancia Maduro rechazó la suspensión, que lo expone a sanciones económicas y eventualmente a igual exclusión en la Unasur y la OEA. En el organismo interamericano la mayoría necesaria para aplicar la cláusula democrática ha sido bloqueada hasta ahora por unos pocos países caribeños minúsculos que dependen del petróleo venezolano.

Y la Unasur mantiene la inoperancia que la caracteriza desde su fundación a instancias de Hugo Chávez, creador del ficticio “socialismo del siglo XXI” y responsable de haber nombrado a Maduro como su heredero. Pero la magnitud del desastre venezolano puede cambiar esa inacción. Por lo pronto, mañana habrá en Perú una reunión regional más amplia para tratar la crisis.

Sanciones económicas efectivas, especialmente si Estados Unidos suspende sus compras de petróleo, principal fuente venezolana de divisas, harán más insostenible la situación de un régimen que enfrenta este año una caída del PIB del 12%, según el FMI, y una hiperinflación de 1.000%. Y los casos de coroneles y otros oficiales que han intentado rebelarse apuntan a una fisura en la estructura militar que es el único sostén de Maduro. Aunque cada vez más aislada, su dictadura por ahora sobrevive pero se enfrenta a su colapso por la resistencia interna, las acciones del mundo democrático y su debacle económica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: