ASUNTO ECONÓMICO|El voto del caminante

3 de Agosto de 2017

Las teorías cuyo origen es la ciencia social inicialmente son criticadas, luego contrastadas con la realidad y después aceptadas; en este caso se pretende brindar una explicación algo más técnica de lo que sucede en una sociedad con realidades particulares.

Desde aproximadamente una semana se observó un aumento exponencial en la emigración (no se sabe si con fines temporales o permanente) para la búsqueda de condiciones distintas a las experimentadas dentro del territorio nacional.

Cuando se habla de políticas públicas automáticamente se piensa en los políticos como tomadores de decisión, sin embargo poco cuesta ubicarse en la contraparte, es decir; en esa sociedad que a corto, mediano y largo plazo experimenta los efectos de esas decisiones.

Las sociedades (o al menos en teoría) tienen la capacidad de responder a la actuación de esos actores políticos cuyos dictámenes, negociaciones, imposiciones, interpretaciones o similares; dictan el día a día de la interacción social; esa respuesta social inicialmente es ejercer lo que en Venezuela es el derecho al voto, el que hasta hace casi dos décadas consistía en decidir entre múltiples opciones, sin embargo de esas casi dos décadas en adelante cualquier proceso de elección popular se ha vuelto prácticamente una práctica dicotómica, pues solo se tienen dos opciones o tendencias, lo que paradójicamente simplifica el proceso de adosar responsabilidades o culpas, según como se vea.

Ahora bien tal como se puede extraer de lo planteado por Charles Tiebout en su concepto de Votar con los Pies, los ciudadanos tienen una tercera opción y esa es precisamente la actitud cada vez más aceptada, dadas las preferencia reveladas mediante una conducta igualmente repetitiva, como lo es la Emigración, pues aunque suene cruel, frío, indiferente, despreocupado o antipatriótico; es simplemente una respuesta muy personal como resultado de esas políticas económicas y sociales implementadas.

El concepto de Votar con los Pies implica que los ciudadanos ante las posibles alternativas que se le presentan en un proceso de votación, deciden simplemente trasladarse a otras latitudes donde se le presenten posibilidades (en el caso de los actuales emigrantes Venezolanos no tienen derecho al voto) que cubran sus expectativas, les resulte más agradable, ofrezcan mayores posibilidades de superación, establezcan mejores condiciones, estén más acordes a lo que demandan o en lenguaje común; se ajusten más a sus deseos.

Es importante destacar que en el marco del planteamiento teórico, cuando una sociedad se decanta por esta opción lo hace tratando de maximizar sus recursos, por lo que se está de igual manera enviando un claro mensaje a esos representantes dicotómicos, el cual no es otro que rechazo a su propuesta o lo que representan, siendo el mismo de tal magnitud que se prefiere emigrar a otras latitudes donde a pesar de las barreras a la entrada y no tener poder de decisión es preferible asentarse; antes de someterse a lo que internamente se plantea.

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: