Archivos del mes: 20 agosto 2017

@Elangeologo: Intervenir, ayudar y arreglar

Los cuentos mal echados ya no son creíbles, se juega con la tristeza de un pueblo que esta sedienta de salir de una crisis sin precedentes en Venezuela, todo lo que se ha dicho en contra de la ayuda del imperio contra atacado, es falso de toda falsedad. El soporte que brindaran es altamente efectivo en situaciones tan criticas como la que estamos viviendo, los argumentos que se expondrán nada tiene que ver con invasiones.

Las asesorías que se fueron a buscar en la isla oscura, traerán consecuencias y son totalmente opuestas a lo que el buscador quería encontrar; alertar, prevenir que no se caiga en enfrentamientos absurdos, nunca se debió hablar de no escuchar las propuestas eficaces que saldrán a la palestra.

La ambición personal no llegará a ningún lado, todo formará parte de un final inesperado de acontecimientos que ni el más hábil de los políticos en el mundo puede, ni siquiera imaginar. Las compuertas de una nueva época para Venezuela, están por abrirse y los hechos que sucederán en los próximos días así lo demostrarán.

Se remueve la conciencia militar que aún queda y se establecerá una línea no sospechada y mucho menos vista desde el ángulo de un golpe de estado, todos aquellos que están conectados con situaciones irregulares, por decir algo, tendrán que llegar a negociar para la disminución de sus penas; aunque se trate de ocultar la verdad, el que dijo algo sobre desaparecer a un ser humano en el imperio, tendrá que correr duro y sin escatimar en nada, pues debajo de las piedras lo encontraran.

El retractarse, el disculparse, será la orden del día, la nulidad de los hechos, así como el gran fraude pasará a la historia, no habrá manera de ocultar, ni tampoco de deshacer las malas intenciones y las ganas de seguir destruyendo a un país y menos este pueblo, que no se lo merece.

Llegó el tiempo donde el rio vuelve agarrar su cauce, donde la gente trasciende la calle para darle paso a la evolución de una verdadera protesta, la protesta de una resistencia que ya no cobrará más vidas, que ya con el dolor del alma, tampoco devolverá a los caídos pero si dará luz a la nueva Venezuela con nuevos políticos y con mujeres que siempre han estado pero ahora más valiosas que nunca.

La mujer que habla, tendrá el papel que le corresponde, el del lado opuesto al interés personal, tendrá el papel reconocido internacionalmente de ser la persona con más claridad para determinar el futuro cercano del país, sin protagonismos falsos, ni tampoco carencias de ningún estilo. Dios con nosotros.

TIPS DE PROSPERIDAD:

Pues el Señor ama la justicia y no abandona a quienes le son fieles. Pero destruye a los malvados y los dejes sin descendencia. Salmo 37:28.

UN CON TODO:

Pregunta:

Mi nombre es  Yamilet Álvarez. Nací el 09/08/1966. Catia La Mar -Vargas. Un con todo.

Respuesta:

Yamilet eres Caballo de fuego. Tu vida avanza según tus ánimos. Despierta ya te tocan grandes desafíos.

Pregunta:

Mi nombre es Ottilde Porras Cohen. Nací el 29/03/1951. Caracas – DC. Un con todo.

Respuesta:

Ottilde eres Conejo de metal utiliza un activador Dragón. El cansancio es espiritual, es sanado a través de la oración profunda. Orar es la consigna para ti en estos días.

Pregunta:

Mi nombre  Noreni Villalobos. Nací el 20/06/1957. Maracaibo – Zulia.  Un con todo.

Respuesta:

Noreni eres Gallo de fuego. Debes utilizar un activador Dragón. Todo lo que estaba estancado empieza a evolucionar, recibirás una noticia maravillosa de un familiar cercano.

Solicita un con todo al uncontodo@gmail.com; con tu nombre, apellido, fecha de nacimiento y de donde nos escribes.

PROSPERIDAD Y CRECIMIENTO HUMANO:

Escuela de Angelología. “Conectándote con tus ángeles”. Mayor información: 04142499586 / 02126218430. Email: Saludparatualma@gmail.com. Cupos Limitados. Caracas.

Información de Citas con el Angeologo:

Teléfonos: +58 2126218430 / +58 4142499586

Twitter: @Elangeologo

Instagram: Elangeologo

Página web: http://www.juancarlosavila.com

Ni contigo, ni sin ti

Opinión

La Unidad salió resquebrajada, cuando no partida, del deslave que ha sufrido la oposición democrática. No es la primera vez que ante desavenencias normales en toda relación política democrática, organizaciones que siempre han tenido una relación titilante con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), deciden apartarse de su seno culpando de la ruptura a los otros miembros por tomar decisiones colegiadas que no son de su agrado.

Como es de rigor, la separación se anuncia con el cejo fruncido y el dedo índice apuntando erguido a los culpables, mientras se deja caer la constancia de haber sido víctimas de una traición de esas que apartan a los hombres y alejan las ciudades desde que las sandalias de Héctor y Aquiles se cubrieran de polvo homérico.

Nadie se alegra con el portazo airado del hijo adolescente que amenaza con no regresar salvo que le otorguen preeminencia sobre el control remoto del Directv o del escachalandrado sistema de sonido, afónico y electrónicamente mal portado. ¿Qué va a ser de ti, lejos de casa? Se lamentaba Serrat, hace decenas de cédulas de identidad atrás.

La razón del nuevo alboroto separatista es la decisión de la MUD de inscribir candidatos para las elecciones regionales que el Consejo Nacional Electoral (CNE) atrasa y adelanta à volonté para tratar de minimizar el daño que le harían al régimen de llegar a realizarse. Es un brasa ardiente para todos: para el CNE y sus propietarios que temen su realización, y para quienes en 2016 desestimaron su potencial para la lucha opositora en nombre de otras urgencias.

La resistencia de mucha gente a participar  en las elecciones regionales se sustenta en la pregunta mágica: ¿Otro proceso electoral con el mismo CNE? Con lo cual se deja caer la acusación de que al participar, se estaría avalando al mismo organismo y al régimen que montó el fraude constituyente. O más tajante: ¡Dictadura no sale con votos! Y, atención, es gente de rango intelectual y probidad moral quien así razona.

Del otro lado, se responde que no se pueden entregar espacios de lucha, y que hay que bregar palmo a palmo en la difícil actualidad, y no en una realidad virtual donde la institucionalidad democrática sería impecable. Hay que obligar al gobierno a contarse o a esquivar el bulto una vez más, no dejarle la cancha libre, se sostiene, con razón. 2005, 2005, 2005 se vocea como el número perdedor.

En medio de tanto jaleo, la realpolitik de los ciudadanos en las regiones, en los estados y municipios del país que habitan y sufren, será quien decida la validez de participar o no en unos comicios que los afecta sobre todo a ellos. No deberían ser unos dirigentes aposentados en Caracas quienes determinen el destino de las elecciones regionales.

De llevarse a cabo, a pesar de los obstáculos que siembre el CNE, es harto probable que el país opositor salga a votar contra viento y marea oficialista como sucedió en el pasado. Quienes hoy dudan, lo harán con el pañuelo en la nariz, y quienes se fueron dirán que siempre estuvieron allí. Así de fascinante es la política.

Ni contigo, ni sin ti…

@jeanmaninat

JEAN MANINAT

Lector y amigo de sus amigos.

86 ARTÍCULOS

JeanManinat

JeanManinat

VENEZUELA HIPOTECADA: UN PAIS ENTRAMPADO EN SU DEUDA EXTERNA

MARIA AUXILIADORA DUBUC P. | Agosto 20, 2017

Para nadie es un secreto la crisis política económica y social en la que se encuentra inmerso nuestro país, una realidad que hoy en día atrae la atención de los demás países del mundo. La situación en Venezuela pinta mal, protestas, escasez de alimentos y medicinas, en fin, nos encontramos en un estado de profunda tensión e incertidumbre, pero sobre todo de inestabilidad, producto de una confrontación política entre chavistas y opositores, que trae consecuencias nefastas de cara al tema económico, a la hora de las negociaciones de la deuda que Venezuela sostiene con países como Rusia y China.

A la fecha, China y Rusia han sido los principales prestamistas de Venezuela, con una exposición de deuda actual de unos 50.000 millones de dólares entre los dos. China concedió una línea de crédito de alrededor de 60.000 millones de dólares a Venezuela entre 2007 y 2014, con garantía de entrega de petróleo a futuro. Entonces, el barril se cotizaba a 100 dólares, pero con la caída de los precios del petróleo por debajo de los 50 dólares desde 2015 y las dificultades de Venezuela para producir los barriles necesarios, Pekín cortó discretamente el crédito. China recuperó parcialmente la deuda, aunque todavía falta saldar “una buena parte” de ella.

En el caso de Rusia, la Cámara de Auditoría rusa anunció que en 2017 el presupuesto gubernamental de ese país, tendrá un agujero de 954 millones de dólares (53.900 de rublos) debido al incumplimiento en el pago de la deuda por parte de Venezuela. La historia es que Rusia concedió un crédito a Venezuela de 4.000 millones de dólares en diciembre de 2011 para financiar el suministro de armamento. Hasta 2015 Venezuela pagaba el crédito sin retrasos, pero a partir de marzo de 2016, la situación cambió, de modo que en septiembre del año pasado el gobierno ruso aprobó reestructurar la deuda venezolana, así las cosas, el protocolo del 2016 estableció que Venezuela le debía a Rusia 2.840 millones de dólares a esa fecha, incluyendo deuda vencida e intereses y la forma en que Venezuela pagaría la misma. De esta manera Moscú retrasó el pago de 530 millones de dólares para 2019-2021, pero con relación a la otra parte de la deuda, 362 millones de dólares, el país caribeño se comprometió a pagarla el 31 marzo de 2017, sin embargo, Venezuela no cumplió con su obligación, de modo que Caracas y Moscú han vuelto a negociar la posibilidad de reestructurar la deuda venezolana.

Rusia se muestra altamente preocupada por la situación de inestabilidad que impera en Venezuela, por lo que a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores ha expresado ya en varias ocasiones su deseo que la situación se resuelva a través de la vía constitucional y se ha mostrado en contra de las injerencias externas en los asuntos internos del país, sobre todo porque se trata de uno de sus “socios clave” y su “aliado” en América Latina. Ejemplo de ello es que Putin alza la voz cuando Washington le impone sanciones a Venezuela porque sus negocios están en riesgo, de modo que acusa a Estados Unidos de ejercer presiones políticas sobre Venezuela y advierte que la desestabilización de ese país sería una amenaza tanto para la democracia venezolana como para toda la región.

Los expertos rusos están divididos a la hora de valorar el futuro de las relaciones ruso-venezolanas, algunos más optimistas opinan que aun cuando cambie el presidente la oposición debe ser pragmática y tratar de mantener los contratos que ya hay con otros países en virtud de los beneficios que producen, mientras otros más pesimistas, opinan que entregar más dinero a Venezuela equivale a “resguardar dinero en una casa en llamas”, dado que la Asamblea Nacional, con una mayoría de la oposición, es contundente a la hora de fijar posición, mostrando su irritación por el apoyo de Rusia principal proveedor de armamento y material bélico, al régimen de Chávez y de Maduro, de manera que amenazó con no aprobar ni pagar sus proyectos.

El gobierno de Vladímir Putin utiliza su posición como prestamista para ganar control sobre las reservas de crudo del país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), dicho sea de paso, las reservas más grandes del planeta, mientras el régimen de Nicolás Maduro sigue recurriendo a Rusia, su más cercano aliado, en busca de dinero para financiar pagos de bonos, importaciones y hasta medicinas, luego de que China redujera sus préstamos a Venezuela por la deuda acumulada y la corrupción que enfrentan las firmas del país asiático que operan en Suramérica, así es como la administración de Maduro se ha vuelto cada vez más dependiente de la nación rusa.

Muchas empresas rusas de armamento y energía tienen una presencia destacada en el país, desde principios de año, la estatal de Petróleos de Venezuela (PDVSA) ha negociado en secreto proyectos petroleros que incluyen la participación de la empresa rusa Rosneft, la cual ha invertido cuantiosas sumas de dinero en el país durante los últimos diez años, y planea transportar petróleo venezolano a la refinería Essa Oil, situada en la ciudad india de Vadinar. Rosneft ha tomado el camino de aprovechar los tiempos difíciles de Venezuela como una oportunidad de compra de activos petroleros de alto valor a largo plazo, Rusia entonces se comporta más como un depredador que como un aliado. Prueba de ello es que Rosneft agregó un piso a su oficina en Caracas y ha incrementado personal, ha contratado a profesionales de PDVSA y ha traído a más ejecutivos rusos a Venezuela.

La expansión ofrece un sorprendente contraste: mientras los empleados de Rosneft trabajan en elegantes oficinas, la gente en la calle come de la basura. Rosneft actualmente participa en cinco grandes proyectos petroleros venezolanos en la faja del Orinoco -el mayor reservorio de crudo del país-, tres en el lago de Maracaibo y un proyecto en el Golfo de Paria y también está en conversaciones para cambiar su colateral en la refinadora estadounidense Citgo, propiedad de Venezuela, por acciones en campos de gas, petróleo y productos refinados del país sudamericano.

La realidad es que Maduro busca sin fundamentos seguir hipotecando a Venezuela, recurriendo cada vez con más fuerza a los rusos para sobrevivir, sin embargo, se cuida y no publica los informes acerca de las deudas con Rusia, de modo que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) ha estado negociando en secreto al menos desde principios de este año con su par rusa Rosneft, todo lo cual hace muy cuesta arriba saber la dimensión de la deuda, dado el secreto de Estado que rodea las finanzas de Maduro.

Los números de PDVSA son inciertos, pero si sabemos que le ha ofrecido a los rusos jugosas participaciones en hasta nueve prolíficos proyectos petroleros, así PDVSA paga con crudo una parte de la deuda acumulada a Rusia y China, lo cual obliga a Maduro a aceptar negociaciones leoninas que pueden afectar la producción, llevando a Venezuela al foso. La presión por parte de Rusia y China ha jugado un rol importante en las decisiones políticas de Nicolás Maduro, así la reciente instalación de la polémica Asamblea Nacional Constituyente (ANC) fraudulenta, un suprapoder leal al mandatario, órgano por encima de todos los poderes, sólo integrada por chavistas, representa un golpe bajo pero certero al sector petrolero.

Por otro lado, Estados Unidos, bajo cuya legislación están redactados los contratos de la deuda venezolana, no reconoce a la Constituyente, a la que considera una herramienta “ilegítima” de la “dictadura” de Maduro. Las refinerías venezolanas en Estados Unidos, pertenecientes a la red de Citgo, han sido puestas como garantías en los préstamos rusos. Pero, para colmo de males, el gobierno estadounidense podría vetar la transacción en caso de impago por razones estratégicas y de seguridad nacional.

Los analistas venezolanos consideran que el país ya se encuentra en default interno, el gobierno debe casi dos años a todos los jubilados y pensionados que viven fuera de Venezuela, retrasa pagos a los órganos gubernamentales, alcaldías y gobernaciones y tiene muchas dificultades para pagar la importación de alimentos y medicinas. La verdad estamos ante un auténtico callejón sin salida.

La situación es que los prestamistas podrían bloquear activos -como refinerías, tanqueros y cuentas- de PDVSA mientras la crisis humanitaria tiende a profundizarse. Hasta ahora, el gobierno de Nicolás Maduro ha recurrido siempre a medidas extraordinarias para cumplir con sus obligaciones, priorizando los pagos de deuda sobre cualquier otro, incluso las tan necesarias importaciones de comida y medicinas. Pero la producción de crudo y los ingresos que genera han venido declinando, las reservas internacionales se han reducido a 10.000 millones de dólares la mayoría en lingotes de oro bien guardados en Caracas.

De modo que la merma en la producción petrolera venezolana y la baja de los precios del crudo dificultan el pago de los compromisos, en especial con China y Rusia que han comenzado a recortar la ayuda financiera al régimen de Maduro. Analistas coinciden en que la única opción de Venezuela es renegociar su deuda, pero el rechazo internacional a la Asamblea Constituyente -al que se sumaron la Unión Europea y una docena de países latinoamericanos- es sin duda, un obstáculo.

El Kremlin sólo puede esperar llegue el final del drama venezolano y preguntarse si Donald Trump va a imponer un embargo al petróleo venezolano. Esto llevaría probablemente al rápido colapso del régimen Maduro, pero también afectaría a los consumidores estadounidenses. En mi opinión, “Los gobiernos socialistas siempre provocan un desastre financiero. Siempre se les acaba en algún momento el dinero ajeno”. Esta cita de Margaret Thatcher es la que mejor describe la Venezuela de hoy en día, el mal llamado “socialismo bolivariano” está que revienta bajo la presión del creciente número de ciudadanos en situación de protesta, hartos como estamos de la galopante inflación, la escasez de alimentos y medicamentos y la violencia desenfrenada en todo el país.

Con cada mes que transcurre, y con cada pago que el país hace, la posibilidad de caer en default se ve más cercana. Continuar pagando la deuda de la forma en que está reestructurada acarrea graves efectos colaterales, como la disminución de importaciones y la creciente dificultad de producción para las empresas venezolanas, que empeoran aun más la grave crisis humanitaria. Lo cierto es que de Venezuela no poder pagar la deuda, tendremos que asumir consecuencias graves para el Estado y la población, esto es, el empeoramiento de la ya muy golpeada economía venezolana, en virtud que el mismo paralizaría las relaciones comerciales y se interrumpirían las exportaciones, lo que dejaría al país aislado del resto del mundo y los anaqueles de los supermercados y las farmacias, más vacíos que nunca.

Los pocos bienes que puedan conseguirse podrían ser impagables, pues se prevé una caída del poder adquisitivo y un aumento del precio del dólar paralelo lo que conllevaría a que el bolívar finalmente rompería el techo de la hiperinflación. La noticia no es alentadora, el default es prácticamente inevitable, tras la implantación de un modelo económico errado, la cesación de pagos es el único camino posible, por lo que estamos ante una bomba de tiempo.

Para detener el default, hace falta apretarse el cinturón y comenzar a tomar las medidas concretas y correctas a los efectos de sanear la economía, destinadas a reformar las políticas económicas del Estado y reestructurar la deuda. Es imprescindible la unificación de los tipos de cambio y la apertura del mercado de divisas al país, motivar la producción nacional, sanear la economía y las cuentas del Gobierno. Se requiere además la reestructuración de la deuda con los tenedores de bonos que permita el pago de manera ordenada. En segundo el Gobierno debe evitar las sanciones del Departamento de Estado americano a toda costa, pues sus consecuencias serían devastadoras.

Sin embargo, es a todas luces improbable que el régimen, advierta la gravedad de la situación, asuma con responsabilidad el asunto y corrija los entuertos y los líos económicos en los que nos ha metido. Ni las violentas protestas callejeras, ni los más de 100 asesinatos en las manifestaciones, ni la creciente tensión por los más de 600 presos políticos en las cárceles venezolanas acabaran con Nicolás, sin embargo, me late que los venezolanos tampoco hemos entendido claramente lo duro de la crisis económica que se nos avecina, más escasez de alimentos y medicinas, más inseguridad, desempleo y anarquía, el futuro no es nada promisorio y a los venezolanos nos tocaran más sacrificios y penurias.

La posibilidad de que el gobierno de Maduro no devuelva los 100 mil millones de dólares a los prestamistas internacionales, encabezados por China y Rusia, es más que probable, es en mi humilde opinión, y constituye un factor desencadenante para la caída del régimen, de modo que con esta perspectiva, me parece que está claro cómo terminará el drama venezolano.

@mauxi1

Desconocer y desobedecer a títeres y colaboracionistas


opinión

Jesús Petit Da Costa

Jesús Petit Da Costa

20 Agosto, 2017

Somos el único país de América cuya economía decrece a extremos nunca vistos, lo que indica su ruina. Somos el único país de América con escasez de alimentos y medicinas. Y el único con hiperinflación, la mayor del mundo. A consecuencia de ello, somos el único país de América con empobrecimiento general de sus habitantes. Somos el único país de América que padece “crisis humanitaria” por hambruna y desamparo en materia de salud. Estamos sufriendo, pues, la peor crisis económico-social que registra la historia nacional, razón suficiente para la salida forzosa de Maduro y su gobierno títere.

Pero sucede que somos el único país de América gobernado por otro. Nos gobierna Cuba teniendo de parapeto a un gobierno títere. Somos el único país de América donde se está implantando el comunismo. Y con este fin el gobierno títere es una tiranía despiadada. Somos el único país de América y del mundo bajo la tiranía de la delincuencia organizada. Somos el único país del mundo donde el narcotráfico detenta el poder político. Somos el único país de América donde se practica el terrorismo de Estado con bandas paramilitares. Somos el único país de América gobernado por una organización criminal, puesta al servicio de Cuba para el sometimiento de los venezolanos. Somos el único país de América donde se violan todos los derechos humanos, estando los ciudadanos en el mayor desamparo. Somos el único país de América con presidente y vicepresidente incluidos dentro de la Lista Clinton por violadores de los derechos humanos y por narcotráfico. Estas circunstancias, unidas a la crisis socio-económica, justifican forzar la salida urgentísima de Maduro y su gobierno títere, pero al mismo tiempo estas circunstancias la hacen imposible por vía electoral.

¿Cuál es la vía? La que impuso el pueblo a la MUD-AN, que se vio obligada a dar estos pasos iniciales: 1) Declarar (en oct-2016) roto el orden constitucional invocando el 333, por lo cual el gobierno títere es “de facto” desde entonces; 2) Declarar la falta absoluta de Maduro por abandono voluntario (09E-2017) con fundamento en el 233, a consecuencia de lo cual Maduro es un usurpador, que además preside un gobierno títere “de facto”; 3) Desconocer la autoridad de Maduro y de los demás poderes públicos (junio 2017) convocando a la desobediencia civil (350), lo que significa que todos los demás poderes públicos son ilegítimos.

Para confirmar que este es el camino correcto que debe seguirse hasta las últimas consecuencias, con el pueblo en la calle, fue convocada la consulta popular del 16-J, cuyo resultado es vinculante u obligatorio para la MUD-AN. Resultado: el pueblo dio la orden terminante de renovar todos los poderes públicos (desde luego, comenzando por la presidencia constitucionalmente acéfala) y convocar a los militares a respaldar el restablecimiento de la vigencia de la Constitución, reconociendo así que la salida será cívico-militar. Y para ratificarlo el pueblo hizo manifiesto, con la abstención masiva y militante en la elección de la inconstitucional Constituyente Comunista, su desconocimiento a la autoridad del gobierno títere y su voluntad de practicar la desobediencia civil.

Para sorpresa general el cogollo colaboracionista de la MUD-AN decidió participar en las elecciones regionales incurriendo así en desacato a los citados acuerdos de la propia AN y a la orden dada por el pueblo consultado el 16J. Este desacato de la MUD-AN, igual al de los títeres de Cuba, nos obliga a desconocer también su autoridad y a desobedecerla. Y a coincidir con Ledezma y María Corina en abstenernos en las elecciones regionales, continuando así la desobediencia civil activa y masiva a la cual nos convocó la AN en junio pasado invocando el 350.

Acatemos las decisiones de la AN y del plebiscito del 16J y por ello declarémonos en desobediencia civil contra títeres y colaboracionistas absteniéndonos en las elecciones regionales.

@petitdacosta

La resistencia democrática se activa

opinión

Ronny Padrón

20 Agosto, 2017

Al tiempo de la profundización de la dictadura socialista en gobierno, a través de la Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta, emergió la necesaria resistencia democrática activa, continua y permanente, movimiento político orientado en exclusiva al restablecimiento del orden constitucional conforme a los artículos 333 y 350 de la Carta Magna.

Encabezado actualmente por la dirigente María Corina Machado Parisca, esta corriente de pensamiento y acción, aún en proceso de consolidarse como el referente en la lucha por la liberación de Venezuela, cuenta en su haber con el anhelo de supervivencia de los más de 7 millones de venezolanos que el pasado 16 de julio encomendaron al parlamento la renovación de todos los órganos del Público Nacional conforme a la Carta Magna, para allanar el camino a la celebración de comicios presidenciales que dieran como resultado un gobierno de unidad nacional. Ante la omisión parlamentaria frente a tal mandato, – existencial al tiempo presente -, la Resistencia Democrática se ve en la necesidad de configurar otros caminos a lo inmediato, para el logro de tal objetivo.

No debemos escatimar esfuerzos ni recursos para alcanzar la liberación nacional, tal como lo enseño el Libertador en tiempos de la Independencia, en el entendido que el socialismo en gobierno jamás la concederá pues la esclavitud del contrario está en su razón de ser. La resistencia es permanente, y su devenir continuo; la batalla de las ideas es la primera por alcanzar en una guerra por la libertad.

Ora y labora.

caballeropercivall@gmail.com

Antipolíticos vs libertadores

opinión

Dimitry Belov

Dimitry Belov

20 Agosto, 2017

¿Antipolíticos?

La gente que llama antipolíticos a quienes proponen vías diferentes a la MUD contra los criminales del PSUV y que apoya esta vez la protesta a través del abstencionismo. Olvida varios puntos vitales de enfoque: el primero, es que la política significa comprometernos como ciudadanos en los asuntos de todos, y nuestras opiniones son parte de ello, al participar estamos haciendo política. Lo segundo que olvidan, es que, la coalición de partidos de oposición es también una oposición de mayoría socialista -es como curar un cáncer sumamente invasivo con uno de más lento avance-. Lo tercero, es ver como en las últimas siete elecciones nos han vendido ofertas electorales engañosas, basta con recapitular las elecciones del 2013 hacia acá, para darnos cuenta que poco o nada hacen cuando llegan a los espacios a los cuales los ciudadanos comprometidos con la libertad de la nación los hemos llevado. Así pues, que “antipolítico” es aquel que no quiere que nos expresemos como ciudadanos de mentes libres.

Tenemos que asumir el papel de Libertadores

Una parte considerable de la MUD, emulando a algunas cobardes naciones durante la Segunda Guerra Mundial, claudicó a espaldas de los ciudadanos. Soy responsable cuando afirmo que cualquier análisis del comportamiento del bloque socialista de la “Mesa de la Unidad Democrática” nos lleva a decir que sí hubo un acuerdo entre la cúpula chavista con algunos líderes de otros partidos. Que sí se negoció “la permanencia del chavismo” hasta el 2019, a cambio de más gobernaciones para esa “oposición”.

La asamblea nacional constituyente se hizo ya de la figura de presidente para el antes y el después de las regionales, Maduro ya está depuesto y no es más que el tonto útil. La oposición probablemente se hará de la mayoría de las gobernaciones. Con ello nos venderán que fue una victoria para mantener el juego vivo, mientras el chavismo creó ya todo un sistema de nuevos situados que les dará poca o ninguna asignación de recursos y mucha responsabilidad a los nuevos gobernadores. La gente los señalará por su mala gestión y así llegaremos desgastados, divididos y molestos a las presidenciales soñadas del 2019 donde con Leopoldo López, María Corina Machado y Capriles inhabilitados, aparecerá el “niño mimado”, me refiero a la candidatura de Ramos Allup (a quien por cierto sugiero se le abra una investigación seria que aclare el informe de Alek Boyd en relación a su participación en la corrupción del sector eléctrico y de Pdvsa).

Así veremos al turco Ramos Allup de presidente, con un vicepresidente quizá sacado del saco de los delfines de Diosdado, como Luisa Ortega Díaz, Rodríguez Torres, Pollo Carvajal o Francisco Ameliach (¿o ustedes de verdad piensan que hay chavistas arrepentidos?)

Abstención ciudadana contra la farsa

Ante este escenario de acuerdos para tapar la corrupción de lado y lado, les digo que sí existen otros caminos, sí hay otras vías.
La abstención esta vez es un acto no sólo necesario, sino patriota. Si no queremos seguir dándole largas a los espirales de impunidad, de economía deficitaria e inflacionaria.

Quienes nos abstengamos habremos de ser más y por lo tanto debemos asumir el papel de libertadores, para darle fuerza a la Coalición por la Libertad de Venezuela.Al mismo tiempo que se terminan de adelantar los acuerdos con Colombia, Perú, Ecuador y Brasil de una participación más activa en la intervención de Venezuela. Pues es con resistencia local y apoyo de los ejércitos de América del Norte y del Sur que se abrirá la vía para sacar a esos criminales narcotraficantes del poder. De hecho, cuatro países tienen una responsabilidad histórica de devolvernos el apoyo.

Si queremos romper con el esquema de mediocridad y si queremos ver una Venezuela desarrollada, nuestro camino pasa por quebrar ambas cadenas, por seguir la ruta que nos indica el himno nacional, por armar la coalición internacional que nos apoyará en el camino hasta deponer la cúpula narco dictatorial que hoy tiene secuestrado el futuro de Venezuela.

Coordinador general para asuntos internacionales de Compromiso Ciudadano

@dimitrybelov

Asamblea Nacional derogada

opinión

Luis Edgardo Mata

Luis Edgardo Mata

20 Agosto, 2017

Sí, los constituyentitas derogaron la vigencia y viabilidad de la Asamblea Nacional.

El régimen a través de la figura de la Asamblea Nacional Constituyente le da un golpe de estado a la AN arrebatándole la facultad para legislar.

El falsamente calificado poder constituyente actúa y se quita del medio a un Parlamento nacional elegido por más de 14 millones de venezolanos.

Pero, ¿a alguien le extraña esta acción? Para nada es sorpresiva, es parte de un guion que ya todos los venezolanos intuíamos.

La Asamblea Nacional fue asaltada por un régimen que no respeta las leyes ni la constitucionalidad del país; estamos ante un sistema de facto en el uso del poder.

Ahora bien, los diputados nacionales debe defender su institucionalidad, aplaudo la iniciativa de Julio Borges de llamar a una sesión urgente para discutir la última decisión de un órgano espurio.

Y además, como debe ser, invitó a miles de venezolanos a acompañarlos en la sede del Poder Legislativo nacional.

La Asamblea Nacional ha sido bombardeada por el Tribunal Supremo de Justicia, y aún en el discurso del gobierno se sigue hablando del fulano desacato; además, es víctima de la acción persistente e ilegal de la Constituyente.

Lo que en verdad quiere el régimen, con esta última medida, es encrespar los ánimos entre las filas de la oposición e incentivar el sentimiento abstencionista.

¿Para qué votar si igual nos quita lo que ganamos? Justamente esta es la pregunta que desean sembrar en el corazón y en la mente de la inmensa mayoría de los venezolanos para imponer en esta medida una elección sin oposición.

El régimen juega, y lo hace con rudeza y milimétricamente. Desde Miraflores no zurcen sin dedal.

Con la prácticamente inhabilitación de hecho de la Asamblea Nacional tiene dos objetivos: Aumentar la presión política en contra de la disidencia democrática, y desanimar a los electores de la democracia y de la libertad.

Mi invitación a todos aquellos que lean estas líneas es que se animen más, mientras más ataques y atropellos, nosotros debemos permanecer firmes y avanzar.

Si nos golpean y avanzamos, a la final son ellos los que se llenarán de temor; serán ellos los que corran a esconderse porque serán arrasados democráticamente por una mayoría que saldrá a votar para las regionales.

Aquí en Anzoátegui, y lo digo con propiedad, no podemos calarnos nuevamente a Aristóbulo Istúriz nuevamente sentado desgobernando a nuestra amada tierra.

Y les aseguro que el candidato del hambre perderá, porque hasta los mismos dirigentes del oficialismo le cobrarán el hecho de su mal gobierno y el haber abandonado la gobernación.

@luisedgardomat

¿Dos Venezuela en desencuentro?

opinión

Antonio José Monagas

20 Agosto, 2017

Aunque no deja de ser contradictoria tan cruel realidad, lo cierto y lamentable es que, en un mismo territorio, se trabaron dos Venezuela. Además, en seria pugna. La del oficialismo: apoyada por el poder militar y policial. La de la oposición democrática, apoyada por la fuerza del pueblo contestatario en la calle. Aún así, configuran dos países en franca confrontación cuya rivalidad sólo ha conducido a agravar problemas acumulados. Así como a crear otros tantos.

Es absurdo no reconocer que son infinitas las cosas capaces de unir a los venezolanos, más que separarlos en fracciones. Aunque igual pudiera decirse, en facciones crudamente rivales razón por la cual se vive en un clima de permanente y tenso enfrentamiento que deviene en momentos de violencia de toda índole como el que en efecto se vivió de modo continuo, desde el primero de abril del año en curso.

En fin, en los venezolanos se ha condensado una especie de rechazo por el otro que no comulga su misma identidad política. El problema si bien tiene una explicación que se pasea por la psicología social, igualmente toca razones profundamente políticas. Pero también deberá reconocerse que toca razones políticas equivocadamente encaminadas por el rezago que todavía se vive a consecuencia de la antipolítica sembrada en la consciencia de venezolanos desapegados de valores morales y carentes de la voluntad necesaria para haber contribuido con la recuperación del país en las últimas décadas del siglo XX.

Indiscutiblemente, esta situación endureció sensibilidades al extremo que se distorsionó el sentimiento de venezolanidad inculcado a través del valor Identidad que con esfuerzo algo de ello se sembró en las últimas décadas del siglo XX. De esa forma, se generaron cruentas dificultades al momento de intentar reconocer al otro como igual, vecino o coterráneo. Fue, justamente de lo que se aprovechó el régimen, malamente apodado “revolucionario” para dividir la sociedad en distintos segmentos. Para ello, procuró inyectarle el odio necesario al venezolano para entonces partir al país en dos grandes “toletes”.

Puede decirse que desde inicios del siglo XXI, con el peso del gobierno revolucionario sobre las espaldas del país, se hizo “cuesta arriba” seguir compartiendo espacios con quienes por causas políticas, se identificaba con ideologías contrarias a las que formaron parte del gentilicio venezolano. Comprender que vivir alguna diferencia no significaba vivir separados o intentar cualquier tipo de agresión que incitara violencia, no logró entenderse como criterio habitual de vida del venezolano.

Pero tampoco el régimen se compadeció del hecho de que la sociedad venezolana venía compartiendo una historia, un espacio y una cultura. A pesar de todo, la “revolución” fue insolentemente atrevida al darse a la tarea de hurgar sobre sentimientos y esperanzas que habían coadyuvado a la construcción de este país. Por supuesto, con defectos y fortalezas, propios de toda nación, de toda sociedad, de todo hombre. Hoy, las distancias se han pronunciado tanto que deberá hablarse de la fútil y detestable pugna entre dos importantes grupos poblacionales. O acaso es que las circunstancias obligan a hablar de ¿Dos Venezuela en desencuentro?

El fraude de los Estados de Bienestar

opinión

Leocenis García

Leocenis García

20 Agosto, 2017

Venezuela está próxima a salir del modelo socialista que destruyó el país. Eso no admite discusiones. El Gobierno y su proyecto es inviable. Bastará que el mundo deje de venderle balas y fusiles, y lo único que sostiene al Gobierno, se habrá caído.

Este es un Gobierno que se mantiene a punta de pistola; con balas y sin votos, con redes clientelares y sin pueblo.

Ante ese panorama se plantea qué modelo construir. Somos muy, pero muy pocas las voces que apostamos por una economía sin regulaciones y un Estado limitado. Del resto la clase política, pide más controles, y los socialdemócratas que ya fracasaron tiene como proyecto, y muestra del éxito que pueden lograr, los llamados Estados de Bienestar.

En 2006, Jeffrey Sachs sostuvo, en una publicación (Scientific American), que las ideas del economista F.A. Hayek habían sido refutadas por las socialdemocracias nórdicas: «En las democracias fuertes y vibrantes, un genuino Estado de Bienestar no es un camino de servidumbre sino un camino a la justicia, a la igualdad económica y la competitividad in- ternacional» (Sachs, 2006), y en 2016 el ex precandidato demócrata Bernie Sanders, quien se autodenominaba socialista, no encontró reparo en reconocer su admiración por el modelo económico de la «Tercera vía» y el «Estado de Bienestar» de los nórdicos.

Ahora, aclaremos las cosas, ciertamente Noruega, Dinamarca y Suecia (2016 fecha del análisis) gozan de índices de criminalidad sorprendentemente bajos y una envidiable esperanza de vida. Sin duda, se trata de países sumamente prósperos económicamente, pero lamento aguar la fiesta diciéndoles que esto no lo deben, como pregonan algunos, a un modelo redistributivo.

Todos estos predicadores ignoran su historia e instituciones. Estos países tienen una población homogénea, elevados niveles de confianza, participación civil, responsabilidad individual, y sobre todo una enorme cultura del trabajo. La inobservancia de estos elementos esenciales que anteceden al llamado «Estado de Bienestar», como lo ha explicado Nima Sarandajr, investigador del Centre for Policy Studies y PND del Royal Institute of tecnology de Estocolmo, permite que se extienda un cliché sobre el «Estado de Bienestar».

Durante la Edad Media (perdónenme que haya pegado este brinco tan grande), a los agricultores que representaban a casi toda la población europea, les fue difícil sobrevivir a las inclemencias del clima en la península escandinava. Fue entonces por física necesidad que se desarrolló en Escandinavia una sólida elite del trabajo y la responsabilidad individual.

Muchos campesinos, eran propietarios de la misma tierra donde labraban, a diferencia de los labriegos carentes de propiedad privada que vivían en el resto de Europa, así, distando completamente del modelo feudal del pacto de vasallaje presente en los demás reinos europeos, los escandinavos eran dueños de la misma tierra que los alimentaba. Es decir, para aterrizar, había una real conciencia del derecho de propiedad.

Pero fue solo hasta finales del siglo XIX, cuando particularmente Suecia abriga las ideas liberales que compaginan con sus instituciones preexistentes. Ahí disparó su crecimiento económico con cifras inauditas. Abrió la puerta al libre comercio y se alejó de la intervención del Estado en la economía.

Este periodo se enmarca desde 1870 hasta 1970. Época en la cual se hace evidente el intervencionismo en la economía hasta llegar a su clímax en 1980, con una agresiva estatización de la economía.

Paradójicamente, justo cuando Margaret Thatcher trataba de salvar a Gran Bretaña de la ruina económica, desmantelando el Estado asistencialista implantado desde tiempos de Attlee, Suecia vivía un proceso completamente distinto, equidistante de la política conservadora británica. Suecia comenzaba una agresiva política social casi con confiscatoria. El impuesto a la riqueza fue particularmente dañino. Precisamente eran las empresas familiares –aquellas que habían vuelto a Suecia un país próspero- las más perjudicadas, estancando el crecimiento.

Para el 2004, -cuando reinaba el llamado «Estado de Bienestar», de las cien empresas de mayor facturación en Suecia, treinta y ocho eran locales, de esas 38, 20 habían sido fundadas entre 1914 y 1970, y solamente 2 después de la década del 70. Creo que esta es una buena imagen de lo que intento demostrar. Nada nuevo.

El clímax socialdemócrata vivido en Escandinavia podía definirse en una palabra: Fracaso. No hubo prosperidad cuando el Estado creció de manera desorbitante y consumió cerca de la mitad del PIB, más bien la prosperidad existente fue producto de una estructura anterior y no del éxito de las políticas asistencialistas.

Ante las crisis del mundo moderno, la socialdemocracia, no parecen estar yendo en dirección correcta. Como he demostrado en esta síntesis histórica, Venezuela ha sido un país cuya clase política ha sido de izquierda, (unos partidos más, otros menos). Los partidos en Venezuela son todos partidos socialdemócratas, con algún grado de radicalismo menor o mayor. Y ahí, tienen su obra. Bastará aterrizar en el aeropuerto de Maiquetía y estará ahí ante sus narices, un país en ruinas.

El mundo pareciera hoy vivir una época de retroceso para estas ideas, pero claro está, aún es pronto para analizarlo. Cuando el PSOE, el partido socialdemócrata español, cayó en crisis en 2016, retirándole apoyo a su secretario Pedro Sánchez, toda Europa parecía tener un revés para esta «práctica». Los bajos índices de popularidad del presidente socialista francés Francois Hollande, ante el avance del Frente Nacional de Marine Le Pen; y la reaparición del rancio conservadurismo con inclinaciones al populismo de derecha, encarnado en Nicolas Sarkozy, era otro ejemplo.

Por otra parte, el reforzamiento del liderazgo de Jeremy Corbyn (67 años) al frente del partido Laborista Británico, tras el BREXIT, en junio de 2016, determinaba el giro más izquierdista de una formación socialista igualmente golpeada por procesos electorales.

El partido alemán SPD, de los socialdemócratas ha tenido reversas frente al auge de los populismos de derecha, particularmente del partido Alternativo para Alemania (AFD) y otros grupos extremistas fortalecidos por la crisis socioeconómica europea y los prejuicios sociales contra la inmigración, especialmente en la llegada de los refugiados.

La crisis de los refugiados y el auge de los extremistas populistas, principalmente, en el Este europeo, es otro síntoma de la socialdemocracia europea.

San Pablo, en una de sus epístolas, a los cristianos les dice: «Hermanos, por eso os digo, analicen todo y quédense con lo bueno» y más adelante dice: «No es para ser esclavos que sois cristianos, el evangelio es para ser librados».

Y sin duda son ideales fundamentales, para entender cómo estamos aquí y por qué. Algunos estúpidos dicen que no leen historia porque de nada sirve. El hombre comete errores porque no conoce la historia, su pasado y está condenado a repetirlo.

Asaltan la Asamblea Nacional

opinión

Manuel Corao

20 Agosto, 2017

Desde la implementación por parte del Consejo Nacional Electoral de la consulta contraria a la Constitución nacional de una Asamblea Constituyente Comunal legislativa y de gobierno para regir los destinos de la nación sobre unas bases comiciales violatorias, la meta era eliminar la Asamblea Nacional.

Tal ANC pretende sustituir de hecho mas no apegado a derecho en sus funciones a la actual Asamblea Nacional electa democrática y constitucionalmente a través del voto directo y secreto de los ciudadanos en edad de sufragar, como en efecto lo ejecutó el día de ayer arbitrariamente.

Apoyados en el ejercicio de las armas y la represión, solo les queda a los diputados en ejercicio aguantar la arremetida brutal junto al pueblo que los apoya a pesar de los errores producto de participar en elecciones regionales, sin explicar debidamente la iniciativa al pueblo.

Nefastas consecuencias para la nacionalidad se vislumbran por tal proceder del poder electoral y ahora la invasión a la Asamblea Nacional.

Para este año 2017 supuestamente se llevarán a cabo en alguna fecha los comicios para la escogencia de autoridades regionales en Venezuela.

En igual período de tiempo, figuradamente los venezolanos sufragarían designar legisladores locales; pero ya no lo harán por cuanto un parapeto nombrado

Asamblea Nacional Constituyente Comunal dispuso lo contrario para disminuir la presencia de activistas adversos en el ámbito proselitista.

También en el 2018 hay serias dudas sobre la opción del presidente de la república quien sustituirá a Nicolás Maduro, por cuanto una entelequia o persona se le pueda ocurrir adelantarlas, suspenderlas o eliminarlas.

Ante tales incógnitas electorales generadas desde la administración comunista, los ciudadanos de igual manera se enfrentan al maniobrar de la oposición cuando algunas organizaciones sorpresivamente convocan intervenir en los comicios del patio desalentando los rechazos de calle.

Maduro Moros equivocadamente celebra el abandono de los andenes por tal convocatoria como un triunfo cívico-militar de su administración.

Al conversar con militantes se notan eufóricos por los posibles resultados de la cita en octubre conforme arrojan las encuestas en cuanto a las preferencias del elector.

Tales evaluaciones no toman en cuenta las bases comiciales en cuanto a las estructuras de los votantes aprobadas por ente electoral para fundar la ANCC.

Estos asientos limitan quienes pueden ser escogidos, como también la constituyente ya arroja a capricho las condiciones que deben regir para que los aspirantes a Gobernadores puedan aspirar.

Al expresar los dirigentes de la oposición que asistirán a las elecciones regionales convocadas por el cuerpo colegiado oficialista, los partidos políticos se someten a la autoridad gobernante.

Todo ello debe interpretarse con cruda realidad; no es lo que los aspirantes expresen, cuenta solo lo que el ente colegiado decida cuando en gana les venga.

La razón decepcionante para el común de quienes en las calles protestan es concentrarse la dirigencia en los actos comiciales omitiendo la lucha contra el ilegal parlamento que al final puede decidir de no ver garantizado previamente su triunfo, la realización de la disputa interna.

Vale en realidad todo este esfuerzo y víctimas arrojadas en la confrontación por la libertad y la democracia en Venezuela, al presentarse los de Primero Justicia, Adecos, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo a disputarle al comunismo posiciones en un proceso donde el árbitro esta vendido al contrincante; se pregunta el vecino.

Los venezolanos exigen se organicen manifestaciones populares de sufragio y cambios en la totalidad de los poderes conforme al mandato emanado de los casi ocho millones que participaron el pasado dieciséis de julio en la cita adversa.

La Asamblea Nacional dio largas a la designación de rectores del Poder Electoral, el nivel combativo al cual se comprometió por la libertad de los presos políticos y el establecimiento de un gobierno de transición.

Mientras el padre llora al hijo muerto, la madre voz en cuello reclama el daño causado por torturas al menor por pedir libertad, el vástago ruega por la medicina que calme el dolor físico de su ser querido, el abuelo huye despavorido ante el hampa común, el mundo apoyando el retorno a la democracia; el parroquiano no entiende como van a participar en unas elecciones sin ley. Ante el asalto al ente legislativo, los venezolanos imploran a los seres libres del mundo acudir en su auxilio