Del 5 al 16 de julio

opinión

Antonio Barreto Sira

Antonio Barreto Sira

18 Julio, 2017

El 5 de julio de 1811 los venezolanos de la época iniciaron el camino de la independencia.

No fue fácil, pero ellos tenían el sueño y la convicción de que esta tierra sería liberada y su pueblo dueño de su propio destino.

En 1811 se firmó el Acta de Independencia, se tomó una decisión política que marcó el futuro de Venezuela y del resto del continente.

Los firmantes de aquel acto político dejaron una huelle en los anales de la historia de la América toda; fueron promotores de los cambios, parteros de la historia y paladines de la libertad.

Los venezolanos de esos días no tuvieron miedo y tampoco más paciencia que la denunciada por el mismísimo Libertador cuando dijo “300 años de calma no bastan”.

Ese 5 de julio, Caracas fue testigo de un acto de desobediencia política y de rebeldía popular y cívica; el pueblo venezolano tomó en sus manos las riendas del porvenir de la patria que estaba naciendo en este momento.

Ahora, cuando deambulamos por los tormentosos días del 2017, los venezolanos volvemos a ser protagonistas de un hecho para la memoria.

Cuando somos colonia, ya no del Imperio Español, sino que somos colonia de Cuba, China y Rusia, tenemos la obligación moral de liberar las ataduras de una opresión política devenido de un servilismo ideológico sin sentido.

Los venezolanos este 16 de julio volvieron a levantar el tricolor nacional y firmaron masivamente su compromiso para con el bienestar de Venezuela.

El pueblo salió a una Consulta Popular que movilizó a más de siete millones de venezolanos; fuimos millones los que le dijeron SÍ al país.

Con la misma frente en alto, con el mismo compromiso de 1811 nuevamente esta gallarda población le dio un para’o al yugo y al tirano.

Observamos los Puntos Soberanos repletos de gente que se manifestaron; vimos un pueblo en la calle y decidido, una nación entera se alzó democráticamente por el rescate de sus derechos y de su Constitución.

Venezuela se rebeló nuevamente en contra de la opresión y el desparpajo descarado e inmoral, se declaró en desobediencia en contra de un régimen que azota con hambre y miseria a toda la población.

Venezuela sigue el camino hacia la completa liberación nacional; el pueblo venezolano está demostrando paso a paso y acción tras acción que somos dignos herederos de Bolívar, Páez, Sucre, Anzoátegui y Miranda.

Y sobre todo los jóvenes venezolanos que se encuentran en las calles del país, esos guerreros de escudos de cartón y sueños de acero, son los más parecidos a aquellos que nos regalaron la autodeterminación y la libertad.

El 16 de julio inició nuestra segunda liberación nacional. Este día quedará en la historia como la segunda acta de independencia de este pueblo grandioso y valiente.

¡Qué Viva Venezuela unida y liberada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: