EFRÉN GUTIÉRREZ ¿Cómo realizar negocios en un país en crisis?

17 de Julio de 2017

Los venezolanos tenemos un doble reto para emprender en este momento. Por un lado, estamos en un país que sufre una de las más profundas crisis económicas en el mundo, caracterizada por una depresión con elevada inflación; y, por otro lado, tenemos más de 18 años experimentando la implantación de un modelo socialista en la economía, con sus secuelas de estatización y trabas a la iniciativa individual.

La teoría económica habla de dos tipos de ciclos. Un ciclo corto de entre 5 y 10 años de duración y un ciclo largo de unos 50 años, también conocido como ciclo Kondratieff. El ciclo corto, consta de cuatro fases: recuperación, auge, recesión y depresión. El auge y la depresión, serían los picos u hondonadas más pronunciadas del ciclo.

Por su parte, Kondratieff identificó tres fases en el ciclo u onda: expansión, estancamiento y recesión. Más común hoy en día es la división en cuatro períodos, con un punto de inflexión (colapso) entre la primera y segunda fase.

La crisis venezolana es tan aguda que, probablemente esté conjugando las fases recesivas de, tanto un ciclo corto como uno largo, adobada por el intento de establecer un modelo económico antiemprendedor (socialismo ortodoxo).

Según los datos disponibles, la economía venezolana cayó -3,9% en 2014, -6,2% en 2015, -18,0% en 2016 y -7,4% en el primer semestre de 2017. Es decir que en los últimos 3 años y medio, se ha reducido en más de un tercio cuando más bien, debió haber crecido, por lo menos en un 6% para mantenernos en el nivel de 2014, tomando en cuenta nuestro crecimiento poblacional del 1,5% anual.

Y, si vemos la inflación en los mismos años, tenemos que esta fue de acuerdo a los datos oficiales, 62,2% en 2014, 121,7% en 2015, 254,9% en 2016 y 176,0%(extraoficial-AN) en el primer semestre de 2017. Todo esto, cuando debió ser de menos del 10% en cada año.

Por otro lado, en el llamado Ranking de facilidades para hacer negocios 2016 (Doing Business 2016) del Banco Mundial, en una lista de 189 países, Venezuela aparece en el lugar 186, superando sólo a Sudán del Sur, Libia y Eritrea. Es decir que, somos uno de los peores cuatro países del mundo para hacer negocios, superados hasta por Haití (182).

Sin embargo, nada de esto puede ser motivo para dejar de emprender y buscar la manera de superar los obstáculos que se presentan para impulsar negocios. Ya lo dijo el empresario brasileño Ricardo Semler en su libro “Maverick: La historia de éxito detrás del más inusual lugar de trabajo del mundo”, que, él pudo lograr en una época de crisis en Brasil que su empresa Semco alcanzara durante 14 años consecutivos un crecimiento de dos dígitos. Esto gracias a un modelo de gestión que se ha convertido en tema de estudio obligado en muchas escuelas de gerencia de universidades en el mundo.

Eso ocurrió a partir de 1980. Hoy, existen más y mejores herramientas para impulsar cualquier tipo de negocios que pueden permitir, en la situación venezolana, iniciar emprendimientos exitosos. De hecho, todos los días aparecen en la prensa digital o impresa, nuevos casos de iniciativas de emprendimiento que han logrado arranques positivos.

La clave está en encontrar los productos o servicios y modelos de negocios adaptados al momento presente: hoy,  los productos o servicios vinculados a la tecnología, el software o uso de internet, el desarrollo sustentable, la vida saludable, la economía compartida, entre otros, son los que tienen mayor demanda actualmente entre la población.

Es necesario entonces, descubrir en nuestro país, cuáles son esos productos y servicios; precisar la disponibilidad y facilidad de acceso de los mismos; y, en base a la disponibilidad financiera y marco legal, incursionar en esos mercados.

En la página web Delamanoconvenezuela.com, encontramos una lista de lo que para ellos podrían ser los siete negocios más rentables en Venezuela para 2017. Estos son: Tienda online, Venta de productos ecológicos, Venta de productos tecnológicos (drones y wereables), Productos y servicios para mascotas, Desarrollo de aplicaciones para smartphones, Creación de videos y Servicios para adultos mayores.

Para 2016, la página Venezuelaendolares.com recomendó, pero también tiene vigencia para 2017: Negocio en internet o Tienda online, Prestación de servicios (alojamiento, por ejemplo, tipo posada – la afiliación a Airbnb sería una opción) y Locales de comida (alimentos o bebidas).

Otra larga lista, puede incluir: Diseño gráfico (logos y diseños web), Social Media, Asistente Virtual, Escritor independiente, Entrenador personal, Tienda de productos fitness, Negocios con potencial de exportación y Food Trucks.

Todo esto significa que existen una gran cantidad de oportunidades de negocio disponibles para cualquier persona que quiera emprender. Solo deberían saberse las fortalezas que se tienen en alguno o varios de ellos y decidirse a emprender.

Por último, es indispensable definir el modelo de negocios que se va a impulsar, a través de metodologías como CANVAS o Lean Canvas y, de ser necesario, el tipo de organización compartida que más se ajuste (cooperativa, b-corp, p2p, etc.)

@efrengut|Economista|efrenguti@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: