MARLON JIMÉNEZ ¡El plebiscito mató la ANC!

14 de Julio de 2017

El engendro heredero, ese inepto y estrafalario delincuente que Fidel le recomendó al difunto, luciendo lo que es: un desquiciado autócrata, que gobierna violentando a cada instante la CN y obliga a sus adláteres a cumplir el rol que desde Cuba se les designe; propuso una ANC ´´a la carta´´, que le permite sin la participación ciudadana, es decir, SIN VOTOS, pero con BALAS, poder perpetuarse en el poder. Esta ANC no murió al nacer; simplemente no se formó en el vientre maligno de la revolución, por una sencilla razón: no hay espermatozoides en el régimen comunista capaz de preñar a una sociedad, cuyo anticonceptivo, es que se educó y se hizo ciudadano en democracia, en el respeto del Estado de Derecho y en el disfrute pleno de las libertades republicanas. Los comunistas en el poder, jamás se imaginaron, ni siquiera los forajidos y asesinos gobernantes cubanos, que la sociedad opositora venezolana, que representa en la actualidad un poco más del 85% de la población, le saldrían al paso al engendro y su propuesta, en consideración con los artículos de la CN 5 y 70, de su anticonstitucional ANC y a sus ínfulas de poder, con la aplicación y desarrollo de un ´´plebiscito´´, que el próximo domingo 16 de julio, día de la Virgen Del Carmen, declarará oficialmente ´´la muerte´´ del régimen comunista y la ´´huida despavorida´´ del engendro, diablodado, de los Rodríguez, de los degenerados del TSJ, del CNE, del contralor, del defensor, dizque del pueblo, y de la plana mayor corrupta de la FAN, entre otros

El plebiscito, de plebil (la plebe, plebeyos, pueblo) y scito del latín (tener en cuenta); es una consulta cuyo resultado implica la manifestación de la voluntad general o popular, de forma vinculante, para legitimar una acción política de soberanía o de transformación de un Estado. El plebiscito es utilizado para someter a consideración del pueblo acciones o decisiones tan importantes para la sociedad, como la independencia o forma de gobierno antes de su ejecución. El plebiscito es una resolución tomada por un pueblo a partir de la pluralidad de votos, Se trata de una consulta realizada por los poderes públicos (en este caso en concreto, la AN, electa por más del 68% de los votos) para que la ciudadanía se exprese mediante el voto popular directo – no de las balas y fusiles- respecto a una determinada  propuesta. El plebiscito es una elección universal que nace por propuesta  de los representantes constitucionales; suele crearse a partir  de la fórmula ´´SI o No´´, donde los votantes deben responder a la pregunta o preguntas planteadas por el ente electoral nombrado al respecto por la AN. El plebiscito es vinculante y su resultado arroja una medida de cumplimiento obligatorio.

El engendro heredero, con ese pobre apoyo político que tiene es muy poco lo que puede hacer para evitar ser defenestrado del poder; la vía que se utilice, cualquiera de ella, es eficaz para su caída o su huída del poder. Estoy seguro que la renuncia voluntaria nunca se dará; para que ese hecho ocurra se necesita de una persona con talante democrático, cultivador de la paz como valor intrínseco en sociedad y es indudable que el engendro y quienes lo acompañan carecen de esos atributos. El triste papel del engendro, en continuar ejerciendo lo que desde Cuba le imponen, lo ha llevado a su tumba política, El mal que le causó al país es irremediable; el uso degenerado del poder que se hizo en Venezuela no tiene parangón continental; la forma de gobierno en donde existe una exacerbación del poder y la restricción de libertades y derechos a los ciudadanos mediante la concentración y abuso excesivo de poder político, lo catapultó al odio y al rechazo, en la conciencia de un pueblo que desea vivir en democracia. ´´Si quieres conocer a un hombre, dale poder´´ reza una de las frases más populares de nuestro tiempo, que básicamente refleja esa característica negativa del poder como sustancia degenerativa que corroe el alma de los hombres.

El triste papel del engendro en el poder político, tiene una fuerte resistencia en toda la sociedad civil: estudiantes, trabajadores, profesionales de las diferentes áreas del quehacer humano, amas de casa, partidos políticos, iglesias cristianas y otros, están esperando la hora para salir a darle un ´´parao´´ a esta realidad agobiante, que arremete salvajemente contra nuestra vida y salud. Se generó una sociedad en alerta real dispuesta a consagrarse por la defensa de la libertad y que está en capacidad, hoy día, de no darle tregua al autoritarismo y al comunismo en cualquier escenario; mucho más cuando se trata de la vida de nuestros hijos y nietos, de su futuro, del desarrollo de sus potencialidades individuales y de consolidar, para la historia, un país democrático, de libertad, de justicia, de respeto al Estado de Derecho y defensor a ultranza de los DDHH. Consagremos participando, al plebiscito, este domingo 16 de julio; es una oportunidad trascendental, como una manera inobjetable del derrumbe del régimen comunista en todas las instancias de su acción.

Marjimgar54@hotmail.com|Profesor universitario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: