Sin remate no hay cambio

22/06/2017Abg. Fernando Luis Egaña

Comparte este artículo!

No creo que sea difícil de entender. Con la hegemonía encarnada en Maduro no hay ninguna posibilidad de cambio efectivo. Ninguna. Todo sería para peor y mucho peor. En lo político, en lo económico y en lo social. El país necesita que se abra una nueva etapa, o una transición hacia la democracia, con apoyo de variados sectores, incluyendo el militar. Todo lo cual no sólo cabe perfectamente dentro de la Constitución formalmente vigente, sino que además es el camino efectivo para restablecer el orden constitucional.

Tal planteamiento está en las entrañas de la protesta popular, pero no necesariamente está en los planteamientos de no pocos voceros de la oposición, que a pesar de denunciar al régimen de Maduro como una dictadura, no le piden la renuncia, no exigen que se vaya de Miraflores, más bien proponen que se cumplan los “cuatro puntos de Parolin”: respeto a la Asamblea Nacional, cronograma electoral, libertad de presos políticos, y canal humanitario para importar medicinas y alimentos; cuando es más que obvio, que esos cuatro puntos, o cualesquiera otros de tenor similar y necesario, son de imposible realización, mientras Maduro y los suyos controlen el poder.

La convocatoria a unos comicios regionales puede ser una iniciativa meramente vaporosa, con la amenaza de una “constituyente” que podría dejarla sin efecto práctico. Por otra parte, no podemos olvidar la “propuesta de Samper” –quién no da puntadas sin dedal, de hace algo más de un mes, en la que “sugería” a Maduro retirar la “constituyente” y a la Mud dejar la calle, para que entonces se procediera a un “gran diálogo nacional”. Es decir, más o menos la misma treta de otras veces, sólo que actualizada a las circunstancias del momento. No se sabe con certeza pública si tal maniobra quedó allí o ha ido avanzando en la trastienda.

Lo que sí se sabe de manera pública, notoria y comunicacional, es que casi todas las figuras del chavismo que manifiestan su oposición a Maduro, coinciden en solicitarle la renuncia y en afirmar que su salida es indispensable para superar la tragedia venezolana. Otra cosa, desde luego, es que no reconozcan que Maduro ha profundizado la tragedia que dejó su predecesor, pero en lo atinente a Maduro lucen más resueltos que, repito, no pocos de los voceros reconocidos de la acera de enfrente.

No nos confundamos. Sin la salida de Maduro por las puertas de la Constitución, o sea sin el remate, no hay cambio sino continuismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: