Víctor Álvarez: ¿Qué es una deuda odiosa?

Fran Tovar 18 Junio, 2017 El pizarrón de Fran0

La deuda odiosa es un concepto de derecho internacional que considera nulas las deudas contraídas por gobiernos cuyo uso no sirve al interés general de la nación. Una deuda se considera odiosa cuando favorece a gobiernos autoritarios y dictatoriales que actúan de mala fe y perjudican a la población.

En esos casos, el acreedor corre con las consecuencias porque lo hace en conocimiento de los daños y perjuicios que tal endeudamiento causa en la ciudadanía, ya sea porque los fondos son utilizados para reprimir protestas, comprar armas o gastarlos sin rendir cuentas. La deuda utilizada para esos fines se considera ilegítima y los pueblos pueden negarse a pagarla. Un caso reciente es el de Ecuador, donde el gobierno de Rafael Correa auditó la deuda externa y concluyó que buena parte fue contraída en términos desfavorables para el país. Ecuador desafió al FMI y al Banco Mundial y se negó a pagar 70% de la deuda.

Nos enteramos por la prensa internacional de que la Gerencia de Activos de Goldman Sachs le compró al BCV un bono de Pdvsa valorado en $2.800 millones por solo $850 millones. El bono se vendió a 30% de su valor nominal, pero al vencerse en 2022, Pdvsa tendrá que cancelar 100% de su valor, además de 6% de intereses anuales. Ese bono fue emitido en 2014 por Pdvsa para pagar el equivalente a una deuda en bolívares con el BCV. Su venta en esas condiciones no solo implica un grave daño patrimonial para el BCV -que perdió $1.935 millones en la operación-, sino que hará más pesada la deuda externa de Pdvsa. Mientras el bono se contabilizó como un activo del BCV y una deuda de la compañía petrolera, eso no tenía mayor impacto en la posición financiera neta del sector público ni en la salida de divisas. Sin embargo, al salir el bono de las arcas públicas se origina un serio deterioro de la posición financiera del país. Al rematarlo con 70 % de descuento, lo que pudo compensarse internamente en bolívares, se transformó en $2.800 millones de deuda externa.

El remate de los bonos resulta una operación desesperada y dañina para el patrimonio nacional. Pan para hoy y hambre para mañana, ya que por $865 millones que recibe en 2017, Venezuela tendrá que pagar $2.800 millones en 2022. Se trata del remate de un país que, además de la venta de los bonos de la deuda externa y de Petrocaribe con ruinosos descuentos, incluye el empeño de las reservas de oro y la entrega de la Faja Petrolífera del Orinoco y del Arco Minero del Orinoco a través de empresas mixtas cuyas condiciones la opinión pública desconoce.

A su vez, el buitre de Goldman Sachs se aprovecha del síndrome del padre drogadicto, capaz de rematar los bienes de la familia para satisfacer su adicción al poder, al que le compra deuda al precio de bonos basura. A la luz del concepto de deuda odiosa, esa acción de Goldman Sachs representa una máscara de oxígeno para un gobierno que perdió el respaldo popular y cuyo talante antidemocrático ha sido cuestionado por la propia fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, quien denunció la ruptura del orden constitucional en Venezuela, el enjuiciamiento de civiles por tribunales militares y el asesinato de manifestantes por parte de la Guardia Nacional.

Se trata de una deuda odiosa con un gobierno que conculcó el referendo revocatorio, suspendió las elecciones regionales, cerró las vías democráticas y pacíficas de expresión política y obligó a la ciudadanía a manifestar en las calles donde ha sido salvajemente reprimida, lo que ha resultado en 60 muertos, 10.000 heridos y 2.000 detenidos. A Goldman Sachs no le importó esa tragedia y solo pensó en su propio beneficio.

Llegado el momento, los ciudadanos venezolanos también apelarán a su propio beneficio y exigirán una auditoría de la deuda externa que demuestre la ilegalidad de esa operación y exija que ni siquiera se cancele 30% del valor del bono que fue pagado por Goldman Sachs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: