Opinión: No matarás – Cardenal Baltzar Porras

En nuestra condición de ciudadanos y creyentes consideramos estructuras de pecado muchas de las situaciones que estamos viviendo, pues constituyen una fuente permanente de empobrecimiento, exclusión, deshumanización y desorientación. El creciente número de muertes violentas, de miles de heridos y la silenciosa pérdida de calidad de vida y hasta de muerte por desnutrición, falta de alimentos y medicinas, es un cuadro dramático que clama al cielo. Es un desconocimiento del elemental derecho a la vida, y por tanto, no puede calificarse sino de pecado. Recordemos la escena bíblica del primer asesinato cuando Caín mata por envidia a su hermano Abel. El fratricida fue condenado a vagar por el mundo con el sello de haber sido un criminal.

No podemos acostumbrarnos ni aceptar como algo fatal las muertes que a diario nos llenan de dolor y enlutan hogares. No podemos dejar que la impotencia, la rabia y la indignación penetren en…

Ver la entrada original 412 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: