El destino inmediato de la renta

JUNIO 11TH, 2017 LUIS BARRAGÁN

Si te gustó, ¡comparte!

Pinterest

El destino inmediato de la rentaOPINIÓN

SIGA LEYENDO
Junio mes decisivo
La fortaleza de las diferencias
¿Adelante sin EEUU?

Numerosas páginas dan cuenta de la intensa y prolongada discusión que suscitaron los ingresos petroleros en Venezuela, favorecido el sector público frente al privado como referente de irradiación de sus beneficios. Discusión apagada por estos años,  consumada la apropiación indebida de los ingresos ya no por el Estado, sino por quienes ejercen exclusiva y arbitrariamente su dirección,  violentada la Constitución y las leyes para la formulación y  aplicación del presupuesto, a los privilegiados de este régimen les importa un bledo el destino mediato, radicalizando su utilidad inmediata.

Aligerados los controles – quis custodiet ipsos custodes – en un presente que sólo aparentemente luce ilimitado, sabremos en un futuro cercano de la exactitud de los montos de un saqueo inédito del erario público que, irremediable, tendrá que afrontar la transición democrática. El empleo de los recursos que pertenecen a todos los venezolanos ya no apunta a las transnacionales del aceite, según el antiguo discurso, sino a las mafias hábil o torpemente organizadas en la nueva centuria.

Las divisas que tanta falta hacen para los alimentos y suplementos nutricionales, medicamentos y equipos médicos, incluyendo a quienes los urgen por un trasplante de riñón, por citar un ejemplo, o el repuesto de vehículos u  otros medios de servicio básico, tienen por rápido destino la adquisición de armas, municiones y equipos antimotines que, abierta o soterradamente, abultan un principal y asombroso renglón de las importaciones. Y, entre éstas, destaca la compra de productos única y ventajosamente comercializados por los CLAP, procedentes de países que, en buena lid, no podrían competir con otros de superior calidad, aunque – colegimos – sus empresas son las pocas del mercado que se aventuran en nuestro país, generando las comisiones de rigor, al ofrecerlos con pagos diferidos, sobreprecios u otras modalidades que les permiten a contratantes y contratistas, afilar las macabras oportunidades que les abre la crisis humanitaria.

No hay empréstito que dejen de gestionar, comprometiendo la renta petrolera de los años por venir, o – en todo caso – la que permitan los leoninos convenios con China, por cierto, escasamente conocidos.  El sostenimiento por algunas horas, algunos días, algunos meses del régimen, se traduce en todo el remate posible de nuestros activos, dibujando una situación de astronómica irresponsabilidad, pocas veces vista en todo nuestro historial colonial y republicano.

Cada vez que el opresor dispara un proyectil lacrimógeno u otro decididamente letal, está zanjando injustamente el destino de los recursos que nos quedan. A la muerte de más de sesenta personas en tan pocos días, se anota la de un niño que se despide por desnutrición y la de un adulto, cuya enfermedad crónica lo va arriando con la morbidez avisada de una lentitud angustiosa.

@LuisBarraganJ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: