La Bichita establece: El Soberano soy yooo…

La Constitución

06-06-2017
EDUARDO LÓPEZ SANDOVAL eduardolopezsandoval@yahoo.es

Like us on Facebook Like us on Twitter Enviar por correo


La frase “El Estado soy yo” es la expresión más pura de la concepción autocrática de la vida política. Significa que el gobernante encarna al Estado, que su voluntad es la suprema ley y que resume en su persona todos los atributos y potestades estatales


Algún aéreo comentario a la cita íntegra del Artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es suficiente para cumplir con el escrito de esta semana. Veamos: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. / Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.”.

No olvidar lo que se dice de la soberanía, que es intransferible y directa…

Comentamos:

La Bicha –la del 99-, decía que la soberanía residía intransferiblemente en el pueblo, hasta que le calló la boca la decisión de la Sala Constitucional que establece que el presidente puede convocar a la Asamblea Nacional Constituyente: “El Soberano soy yooo…”

La Bicha decía que el soberano era el depositario único de la potestad para convocar para hacer una nueva Constitución, así el Artículo 347: “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.”

Dice que el pueblo de Venezuela –es decir el Soberano-, es el depositario del poder constituyente originario, sólo él puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, y ya leímos el Artículo 5 de la Bicha, que establece que la soberanía es intransferible

Para procurar entendernos vamos a discriminar lo que dice la Carta Magna así, lo que todos podemos leer de la Constitución, vamos a decir que lo leímos en la Bicha. Diferente a lo que interpreta la inconstitucional Sala Constitucional, a ese aborto de loro rojo lo llamaremos la Bichita…

La Bicha decía en su Artículo 348, de la Iniciativa para convocar, que… (vale este paréntesis para ver que nos dice la Real Academia de la Lengua de iniciativa: “Procedimiento establecido en algunas constituciones políticas, mediante el cual interviene directamente el pueblo en la propuesta y adopción de medidas legislativas; como sucede en Suiza y en algunos Estados de Norteamérica.”), …que: “La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de la dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el registro civil y electoral.”

Pero la Bichita, que es la misma Bicha pero manoseada por los interfectos de la Inconstitucional Sala, no sólo establece que ahora la soberanía es transferible, sino que se le transfiere de una vez al ciudadano renco de Partida de Nacimiento, que no vamos a nombrar, …por Apártida.

El mundo observa como esta lectura viciada del poder en Venezuela es una jauría de perros armados de internacionales dientes con la más desértica sed de sangre de derechos humanos.

En la Bicha se establece la interpretación progresiva de los derechos del hombre. Ante el evento de la elaboración de la Constitución del 99 se le consultó al soberano si convocaban a la Asamblea para que elaboraran una nueva Constitución, y luego de elaborada ésta se sometió a su dictamen si estaban de acuerdo o no con esa redacción. Ahora la lectura que nos ofrece la Bichita es regresiva, no se consultó al pueblo.

Acerca de lo sectorial, que se opone a lo universal, que con Letras Llanas se dice: “un ciudadano un voto”, vale esta remembranza:

Todo este desastre, el principio de la catástrofe del chavismo, comenzó cuando el pueblo –ciego- le transfirió la intransferible soberanía al Poseso, recordemos: La dictadura perfecta.

La raíz del problema fue la disolución del Poder Legislativo y Judicial, y la creación de dos Poderes más, que como títeres son hechos para obedecer a una sola voz, es la cofia con la que comienza esta muerte de las colas por la harina para las arepas y el papel higiénico, el gas, la gasolina, de la inseguridad, de la falta de medicinas, de la destrucción del aparato productivo y educativo, y del engaño como política,…fue el Proceso Constituyente de 1999. Chávez ya era Presidente, y tenía la mayoría en el Parlamento, pero no eran suficientes esos poderes para causar el destrozo del país que tenemos, y en la convocatoria de la mentada Constituyente diseñó la trampa jaula. El Poseso mandó a preguntar: ¿Autoriza usted al Presidente de la República para que mediante un Acto de Gobierno fije, oída la opinión de los sectores políticos, sociales y económicos, las bases del proceso comicial en el cual se elegirán los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente? Pregunta capciosa, tramposa. Nos respondimos nosotros mismos el bebedizo doloroso que religiosamente ingerimos por esta veintena de años. Analicemos con algún detalle ¿Autoriza usted al Presidente de la República para… Acto de Gobierno …que…fije… las bases del proceso comicial? Gato por conejo. La soberanía fue transferida: “Chávez fue autorizado por los votantes para fijar las condiciones que regirían el proceso comicial… Y las fijó, entre las bases comiciales, metió una de contrabando, que establecía que: “Cada elector dispondrá de tantos votos como constituyentes a elegir”. (Balo Farías dixit).

Estos razonamientos se hicieron acerca de la estafa cumplida en el 99: “¿Qué significaba esa base comicial fijada unilateralmente? ¿Qué importancia tendría esa base comicial?: La trampa.”

Que se repite hoy.

Chávez para ese momento contaba con el apoyo del 54% de los electores del país, y con esa norma fijada unilateralmente, autorizó a los venezolanos a votar tantas veces como candidatos existieran; por ejemplo en el Táchira se elegían cuatro (4) diputados constituyentistas y los electores podían votar 4 veces , o sea, con el 54 % de votos eligió el 100% de los diputados (los 4 constituyentistas del Táchira del MVR) y la oposición con el 46% de los votos obtuvo cero diputados (0%). El chavismo nació tramposo.

Chávez bien pudo decir que por decisión del pueblo ex-soberano: el “Soberano soy yo”. Como lo dice hoy el renco de Partida de Nacimiento, por decisión de la Inconstitucional Sala.-

Con enciclopediadelapolitica.org me despido a la llanera, por si al caso yo no vuelvo. Copiamos el título del “Estado soy yo”, que es una frase atribuida al rey Luis XIV, que ha pasado a la historia como el símbolo de la autocracia más radical. Coronado rey a los cinco años, Luis XIV se convirtió más tarde en la imagen misma del absolutismo monárquico europeo… afirman que el monarca acudió al Parlamento, con traje de caza y una fusta en la mano, y dirigiéndose al primer ministro exclamó: “el Estado soy yo”, para vencer la resistencia a la aprobación de varios edictos expedidos por él. … la frase “El Estado soy yo” es la expresión más pura de la concepción autocrática de la vida política. Significa que el gobernante encarna al Estado, que su voluntad es la suprema ley y que resume en su persona todos los atributos y potestades estatales. Tal cual.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: