JORGE VILLASMIL|Ni viene el gran líder, ni va a insurgir el pueblo humilde

6 de Junio de 2017

Es una idea común en la mayoría de los análisis políticos de mayor divulgación insistir en la supuesta necesidad que tiene la oposición política y, sus diversas fuerzas, de ser representada por un Gran Líder, al estilo de Chávez o Betancourt por mencionar algunos. Sin embargo no creo que esto vaya a suceder o que realmente tenga alguna utilidad y, ello porque, el anhelo del líder carismático, el hombre fuerte o el gran caudillo que supuestamente pone orden en el caos, tan arraigado a nuestro imaginario colectivo nacional, no es otra cosa que nuestra manía autoritaria de personalización radical de la política producto de nuestro infantilismo colectivo, en el cual, somos como niños que necesitamos un padre rígido que nos lleve de la mano por el sendero que debemos transitar, idea arcaica que en los albores del siglo XXI debe ser superada con premura.

En este contexto de calamidad general, tenemos la responsabilidad de apostar por el desarrollo de liderazgos civil-democráticos de tipo colectivo; esto es, despersonalizados, al estilo de la sociedad civil organizada para la resistencia activa, las universidades públicas y privadas o los partidos políticos de oposición, espacios simbólicos de vanguardia para el debate y la elaboración de propuestas concretas, algo para lo que no está preparada nuestra cultura política en su obsesión por seguir atada al Gendarme Necesario.

Otra idea recurrente que no comparto, es la que afirma que el cambio de modelo que todos aspiramos no va a prosperar hasta tanto los sectores populares no se integren masivamente a la protesta. Cosa que creo tampoco va a suceder por distintas razones. Hay que recordar que estos sectores fueron secuestrados ideológicamente por el chavismo con un profundo trabajo de reingeniería mental, hasta el punto de ser despojados, en buena medida, de su capacidad crítica y contestataria ante el poder dictatorial que los oprime. Por otro lado, la oposición tampoco ha sabido hasta ahora enamorarlos de su proyecto político de cambio estructural.

Por estas razones difícilmente el golpe de gracia al orden dictatorial venga de estos sectores. Ahora la responsabilidad recae en la clase media –clase que no está supeditada a un estrato socioeconómico exclusivamente- con mayor conciencia democrática como resultado de su formación profesional y su concepción moderna del mundo. Esta situación de revisión de nuestros postulados teóricos para el análisis, me recuerda a lo sucedido en su momento con la insigne Escuela de Frankfurt que agrupo en su seno a los más grandes filósofos alemanes del siglo XX. En su revisión de la teoría marxista clásica, orientada bajo la influencia del psicoanálisis, esta escuela le quitó al proletariado su protagonismo mesiánico en los procesos revolucionarios y le asigno inusitado protagonismo a otros sectores sociales emergentes en el siglo XX, como los movimientos estudiantiles, mejor dotados para impulsar las transformaciones venideras. De ahí el mayo francés de 1968.

Creemos que los cambios venideros, no solo debe limitarse a la salida de esta clase política corrompida del ejercicio del poder, deben implicar también y fundamentalmente el impulso decisivo a los cambios mentales y conceptuales necesarios a nivel de representaciones sociales y cultura política que le den vida a un nuevo contrato social, basado en el mejoramiento material, moral e intelectual de los venezolanos en el marco de una dinámica sostenida de desarrollo de nuestras fuerzas productivas, todo ello con el propósito superior de la reconstrucción nacional. Proceso en el cual, la clase media venezolana de la mano con su liderazgo político democrático va a desempeñar un rol fundamental por ser una clase altamente capacitada dispuesta al trabajo que se resiste a vivir de las dádivas del sistema.

@villasmil564|Historiador|Politólogo|Profesor de la Universidad del Zulia.

Director de Formación Política e Ideológica de PUENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: