Pestífero fraude socialista

05.06.2017 05:00 AM A estas alturas entiendo que en política lo ingenuo, lo candoroso y lo cándido, no tienen cabida

Antonio Ricóveri

Desde Puerto La Cruz.- A estas alturas entiendo que en política lo ingenuo, lo candoroso y lo cándido, no tienen cabida…Y mucho menos en un proceso tan retorcido, pestilente y malvado como ese que dieron por llamar “Socialismo del siglo XXI”… Sin embargo, muchos pensaban a principios del siglo pasado, que el socialismo sería la punta de lanza del amplio movimiento revolucionario que parecía destinado a dirigir el mundo hacia una efectiva igualdad, tanto en lo económico como en lo político.

También se decía, que lo esencial del socialismo, con todo y su pujanza revolucionaria, era el principio de la libre discusión como base del sistema, siempre al compás del beneficio colectivo hasta lograrse la transformación social que siempre había sido su objeto principal…

Pero resulta que los hechos y las emociones humanas dirigieron hacia otros derroteros la esperanza de un mundo más justo e igualitario, al punto que a los socialistas de antes y a muchos de los de ahora, les cabe una frase del gran escritor venezolano Augusto Mijares:

“Los viejos no tienen convicciones sino manías”, porque así como viejo y caduco es el socialismo, quienes rabiosamente se aferran a esta doctrina social son percibidos como carentes de convicción (pues son movidos mayoritariamente por intereses propios) pero llenos de manías, las cuales afloran en posturas testarudas y fanáticas que terminan por dejarlos malparados a donde quiera que van. Muchos de ellos, incluso, son esclavos de sus propios prejuicios, y hasta han perdido la posibilidad de ser verdaderamente libres.

Es así como luego de 18 años de imposición de un modelo desgastado (que al igual que un viejito senil se le ha endurecido el pensamiento), nos preguntamos:
¿Cómo entender que aún existan tantos compatriotas carentes de lo necesario para vivir luego de 18 años de “gesta” socialista? ¿Es acaso la actual Venezuela una sociedad más humana? ¿Se encuentra vigente el principio socialista que reza: “Nadie es anterior ni superior a la ley”? ¿Se cumplen las normas en que se prohíbe sancionar nada injusto, nada opresivo o nada inicuo?

Lamentablemente, amigo lector, en este momento estamos a las puertas de un crack social producto del colapso generalizado del chavismo/madurismo, que por solo citar un ejemplo, le viene otorgando a nuestro ordenamiento jurídico otro carácter… El carácter de la componenda y la conjura política, pues como dijera don Fermín Toro: “La ley que permita al rico ser más rico sin restricción alguna a favor del pobre… será la ley del rico. La ley que permita al fuerte el empleo libre e ilimitado de su fuerza… será la ley del fuerte. Y la ley que autorice al astuto para engañar al que pudiera, sería la del astuto”.

Al final de todo, la negativa del gobierno a medirse electoralmente, o el desconocer sus muchos errores (y seguir profundizándolos al mejor estilo de “Juan Charrasqueado”), ha dejado muy en claro que la doctrina del socialismo utópico solo ha servido en Venezuela para que se conforme una nueva casta de oligarcas, lo cual aloja en la tierra “del nunca jamás” la posibilidad de integrar las doctrinas de la libertad y la justicia social a nuestra vida cotidiana, porque a fin de cuentas, en este marasmo ideológico que solo ellos entienden, solo han prevalecido las injusticias, la corrupción, las mentiras, los resentimientos y la muerte.

Por eso hay que sacarlos del poder al costo que sea.
Así de simple

Instagram: @antonioricoveri.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: