Constituyente o guerra

05.06.17, 4:21 am / Redacción /

Los venezolanos llevamos 65 días reclamando la restitución del hilo constitucional, violentado por el Poder Ejecutivo a través del Poder Judicial. Tras el primer mes de protestas, el 1º de mayo, Nicolás anunció lo que llamó un desencadenante histórico, un concepto que lo superó pero que resumió en la convocatoria a una Constituyente, volviendo a violar la ley, pues un Presidente puede tener la iniciativa pero jamás puede convocar, salvo que la Sala Constitucional del TSJ sentenció que sí, que Nicolás es “el soberano”. El 30 de julio es la fecha decidida por el CNE para esta imposición que marcaría la disolución de la República, para elegir lo que no queremos elegir, lo que no nos permiten demostrar que no queremos elegir. En dos meses el CNE resolvió la imposición de Nicolás pero un año y medio después, Amazonas continúa sin tener diputados ante la Asamblea Nacional. La Constituyente no tiene normas, pero tiene fecha, porque así funciona el chavismo, la institucionalidad les resulta accesoria, lo importante es la narración de la propaganda, a la que también responde Tibisay Lucena.

https://youtu.be/McP2mV4kr_Q

La nada, la guerra
Nicolás anunció este domingo la ampliación de las bases comiciales de su Constituyente, como si fuese una novedad la incorporación de un referendo para la aprobación o no de la nueva Constitución que nadie quiere. Superada la comparación del chavismo con los judíos que sobrevivieron al Holocausto, hoy aseguró que algunos manifestantes opositores: “están usando unas drogas que se utilizaron y utiliza el Estado Islámico (…) captagón, es una droga poderosísima”, tratando de forzar la tesis del falaz terrorismo local, al margen de que sea Siria uno de sus mayores productores, siendo conocida internacionalmente como la droga de los yihadistas. Justo después de denunciar mucha virulencia contra la Constituyente, afirmó: “O Constituyente o nada, o Constituyente o guerra”, asegurando que su proceso es irreversible, que es el único camino que tenemos. Para no variar, mintió y aseguró que varios dirigentes de oposición se han postulado para ser constituyentes; arremetió contra el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien responsabilizó por la muerte de venezolanos en protestas y además se dedicó a atacar a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, resumiendo que las protestas arrancaron cuando “alguien dijo que había una ruptura constitucional en Venezuela. Era lo que hacía falta para la arremetida”.

El triste caso de Figuera
“Acaba de fallecer de paro cardiopulmonar joven Orlando Figuera, apuñalado y quemado en vida por mentes enfermas de odio en Altamira el 20 de mayo”, tuiteó el ministro Ernesto Villegas esta madrugada. Su terrible caso ha sido emblema para la propaganda oficial que ha manipulado su historia y circunstancias. La canciller Delcy Rodríguez‏ aseguró que “los delitos contra los DDHH de la violencia opositora no deben quedar impunes”, afirmando que Orlando fue víctima de odio racial y político. El ministro Vladimir Padrino López escribió que repudia “todas las formas de violencia que han surgido a luz de una política anti ética para llegar al poder”. El video con el testimonio de la mamá de Orlando publicado por Villegas es otro autogol para el chavismo. Que tres ministros hagan distingo de su caso solo porque es endosable a manifestantes opositores, habla de su concepto de justicia. Ninguno de los tres ha demandado la resolución de los casos del resto de los asesinados, de los heridos o torturados. La polarización mal ejercida no le resta dolor a la familia ni a los amigos de Orlando, por el contrario, lo intensifica. Venezuela necesita justicia, no más polarización.

Defensores contrapuestos
Tarek William Saab fue entrevistado por el primo de Mumm-Ra, y aprovechó el espacio para fustigar a la Fiscal General, asegurando que no fue puesto en su cargo para “decapitar o implosionar a otro Poder Público como el TSJ, porque eso sería un golpe de Estado institucional”, como si exigir aclaratorias sobre la sentencia 378 (la que asegura que Nicolás es el soberano), fuese peor que la propia sentencia. Volvió a narrar su sesgado balance de las protestas y volvió a enfocarse -en su apuesta de polarización- en la violencia de los manifestantes, la prohibición del anonimato (caras cubiertas) y el “uso” indebido de niños. Como se supone que él siempre ha hablado del uso progresivo de la fuerza, le parecen repudiables “los casos puntuales de funcionarios que violen derechos humanos”, como si se tratara de una rareza y no de la norma, mientras sigue celebrando la prohibición del uso de perdigones que ayer hirieron a decenas de personas en Montalbán.

Saab debería ver la entrevista de la exdefensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, en la que afirmó que: “Se está desmantelando el estado de derecho en el contexto de un gran pragmatismo político (…) probablemente para preservar el poder”, agregando que el reporte de las detenciones y la defensa de los DDHH lo está agilizando la ONG Foro Penal y no la Defensoría del Pueblo. Ramírez también rechazó que solo un partido político esté de acuerdo con sustituir la Constitución: “Estaríamos sustituyendo una Constitución debatida por todos los sectores del país, por una Constitución debatida por un solo partido político, dando apoyo a una sola visión de país”, rechazando que las últimas sentencias del TSJ sean un retroceso en la historia del país y que civiles estén siendo condenados en tribunales militares.

Un engaño
Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, dijo este domingo que el referéndum aprobatorio de la nueva Constitución es un engaño: “El golpe de Estado, que comenzó con las sentencias del TSJ, se quiere perpetuar para siempre con una Constituyente comunal que no tiene fecha de término, que asume todos los poderes y que quiere eliminar no solo la democracia, sino eliminar a la Fiscal, a la Asamblea Nacional, a la Fuerza Armada Nacional como la conocíamos y eliminar la voluntad del pueblo a través del voto”. Calificando el trabajo de Tibisay Lucena como increíble, vergonzoso, e indigno, aseguró que el país rechaza la Constituyente y que Nicolás trata de imponerla aún sabiendo que el propio chavismo está en desacuerdo. Convocó a los opositores a seguir en absoluta rebeldía contra la iniciativa de la Constituyente, “se trata de una lucha hoy para tener un país para siempre”.

Para este lunes, se convocó a un plantón nacional desde las 6:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. y tendrá en Caracas 15 puntos para ejercerlos. Seguimos.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores

Fuente Original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: