Protesta «contra el hambre» en un bastión chavista de Caracas

Junio 4th, 2017 Lady Baba

Cuando decenas de miles de personashacen sonar sus cacerolas en una manifestación multitudinaria, el ruido que producen es ensordecedor y se escucha a larga distancia. Eso es lo que ha ocurrido este sábado en Caracas, en la llamada manifestación de las «ollas vacías», que la oposición convocó en el oeste de la capital venezolana.

Por primera vez desde hace dos meses, la zona oeste de Caracas está participando en las protestas que ha convocado la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y su protagonismo ha centrado la atención de los medios. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) reprimieron con gases lacrimógenos a los manifestantes que intentaban marchar desde Montalbán hacia El Valle. La protesta contra el hambre también se celebró en otras ciudades venezolanas.

Las zonas populares de La Vega, Montalbán y El Paraíso comenzaron a desafiar los obstáculos que le habían impuesto las bandas paramilitares, conocidas como los «colectivos»,para que no salieran a protestar. El pasado viernes, los habitantes de La Vega, todavía bastión chavista, estuvieron 12 horas enfrentándose a tiros con los cuerpos de seguridad. Y este sábado se unieron a sus vecinos de Montalbán y El Paraíso a hacer sonar las cacerolas en la marcha de las «ollas vacías».

La marcha se convocó para protestar contra el hambre y la escasez de alimentos y darle protagonismo al oeste de Caracas. El hambre en los adultos (pérdida de 9 kilos) y la desnutrición infantil están causando estragos en la salud de la población, especialmente en los niños menores de 5 años de los sectores populares, que la ONG Cáritas sitúa en 11 por ciento.

Por ello las ollas vacías se hicieron sonar de manera estruendosa en un sector privilegiado del chavismo. María Cuenca, de 45 años, empleada de la Asamblea Nacional, estaba con su hijo en la marcha. «Protesto porque no hay comida, los productos básicos están siete veces más caros que los regulados y además no se consiguen. Las bolsas de comida del gobierno (Claps) vienen cada dos meses».

Un manifestante de unos 50 años, que pidió mantener el anonimato, también llevó la tapa de una cacerola, que golpeaba como si fuera el batería de una banda de rock. «Protesto desde hace hace 18 años, cuando comenzó el chavismo. Tengo los zapatos gastados de tanto marchar; ahora las ollas están agujereadas de tanto “cacerolear”. Con mi protesta le estoy dando un puntapié o patada a Maduro para que se vaya pronto».

Carlos García, un discapacitado de 30 años, iba en su silla de ruedas golpeando una sartén. «No consigo las medicinas para mi tratamiento, esto es el infierno venezolano. He participado en todas las marchas desde hace dos meses. Sé que los uniformados y pistoleros han asesinado a más de 60 personas, pero sé que si dejamos las protestas entonces no se irá Maduro».

Gases lacrimógenos en el bastión chavista

Es muy significativo que el oeste de Caracas, la zona popular chavista, se sume a las protestas que comenzaron el 1 de abril en el este de la ciudad, donde vive la depauperada clase media venezolana. La represión se ha «democratizado» y los chavistas también reciben su dosis de bombas lacrimógenas, perdigones de balas de goma, canicas y objetos de hierro y vidrios.

La oposición -que ahora representa a la gran mayoría que está en contra del proyecto constituyente de corte comunista que ofrece Maduro para cambiar la Carta Magna de Hugo Chávez- piensa arreciar las protestas para reclamar elecciones generales.

LUDMILA VINOGRADOFF / Diario ABC (España)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: