Generación de guerreros

Jóvenes venezolanos

02-06-2017
Pablo Chillida

Like us on Facebook Like us on Twitter Enviar por correo


JÓVENES VENEZOLANOS

No existe mucha diferencia entre los chamos de la selección Sub 20 que nos representan en Corea y los que nos representan todos los días en las calles venezolanas


Muchos creen que la política y el deporte no deberían entrelazarse jamás, y coincido, no deberían. Pero lamentablemente para aquellos que amamos el deporte y repudiamos ciertas prácticas políticas, estos dos agentes culturales han estado relacionados a lo largo de la historia.

Principalmente debido a líderes autoritarios, como Hitler y Mussolini, que buscaban prestigio mundial a través del fútbol, también por tipos como Augusto Pinochet, quien utilizó la casa de la selección chilena, el Estadio Nacional de Santiago, como sus mazmorras para realizar cuanta tortura se le ocurría. Más recientemente, en Venezuela, hemos sido testigos de cómo el camino de La Vinotinto hacia Rusia 2018 ha sido un reflejo de la crisis que vive el país en todas las esferas de la vida.

No obstante, las situaciones crónicas suelen necesitar de héroes para ser superadas, y en Venezuela, aunque escaseen muchas cosas, la valentía no ha brillado por su ausencia, sino por lo contrario, por su exceso. La juventud venezolana ha demostrado que no se esconde, que está a la altura de las circunstancias y también, que va a luchar y a dejarlo todo por el bien de su causa, de su patria.

Actualmente, la selección nacional sub 20 se encuentra disputando la copa del mundo en Corea del Sur, donde acaban de lograr una clasificación histórica a cuartos de final, algo inédito para combinados venezolanos en mundiales FIFA.

Y no solo eso. Lo han hecho ganándole a Alemania 2-0, a México 1-0 y a Japón también 1-0. Este logro no ha sido producto de la casualidad, el trabajo táctico es sobresaliente, especialmente en defensa, lo que ha impedido que los vinotintos encajen goles tras los primeros cuatro encuentros. Adicionalmente, y en palabras de Rafael Dudamel, “los resultados son consecuencia del nivel de tu compromiso” y, sin lugar a dudas, el compromiso del joven venezolano es incuestionable.

Como evidencia de esto, están los cientos de miles de estudiantes que llevan más de cincuenta días en las calles luchando por un mejor país. Han sido reprimidos, han visto morir a sus amigos, han caído y se han levantado, una y otra vez.

No existe mucha diferencia entre los chamos que nos representan en Corea y los que nos representan todos los días en las calles venezolanas. Es más, de no ser por la calidad técnica, es posible que hoy Adalberto Peñaranda estuviera utilizando su pique endiablado para eludir cuerpos policiales y no defensores.

También es factible que, sin sus dotes futbolísticos, Yeferson Soltedo pudiera estar, en lugar de paredes, devolviendo bombas lacrimógenas. Y es que no hay muchas diferencias, no importa el escenario, si la cancha o la calle, ellos igual se dejan la piel en combate. Son los mismos, son la generación de guerreros que Venezuela tanto necesitaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: