Después de balbuceos, el Gobierno retomó la ofensiva política

Análisis. La confrontación podría arreciar en los próximas semanas, en el intento de los bandos por imponerse en la actual batalla

Publicado en: Venezuela

25/05/2017 02:24 AM

Por:

Carlos Subero

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

Share to Facebook<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />Share to TwitterShare to WhatsAppShare to CorreoShare to Más…

La calificada gesta opositora de casi dos meses en calles de los estados del país, la ofensiva de movilización callejera de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), cambió el tono del juego político y puso a la oposición a comandar en la agenda, pero no ha logrado el objetivo final: el Presidente y el gobierno chavista continúan en ejercicio y hasta ahora no hay negociación que vislumbre tender en contrario.

La situación de los barrios populares es de escasez y carencia. Pero, al menos en la capital no se ha verificado una participación importante de estos sectores en el cúmulo de protestas, en los actos de agitación política, porque han estado casi todos sectorizados en lugares específicos de clases medias.

Si así las cosas, las protestas callejeras no prometen lograr mucho más allá de lo que han logrado ya políticamente durante estos dos meses transcurridos –además- con un saldo trágico de más de 50 muertos, ratificado por la Fiscalía.

Ante esta situación, el propio vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), diputado Freddy Guevara, en un discurso ante las masas en la autopista el pasado sábado, anunció que, si “esta presión no funciona” , habrá que prepararse para “paralizar indefinidamente a Venezuela”. Esto implicaría un paso más complejo que organizar las movilizaciones de calle, donde se ha enfocado la acción opositora.

El gobierno estuvo –obligado por las circunstancias- casi todo el tiempo a la defensiva. Desde los primeros días de abril, El chavismo lució desencajado ante la demostración de fuerza de la oposición en las calles. Incluso no atinaba a abrir algún camino alternativo, sino solo se le veía tratando de apagar fuegos, focos de violencia, y reiterar amenazas de cárcel para el presidente de la Asamblea, diputado Julio Borges.

El llamado a diálogo no le sirvió al presidente Maduro y en las primeras semanas no acertó ninguna otra idea que le ayudara en el apuro político originado por las multitudinarias concentraciones opositoras y los focos de revuelta.

La Constituyente como arma ofensiva

Hasta el 1 de mayo, cuando pasó a la ofensiva con la idea de la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente y puso el tema en el debate público, avalado ya por el Consejo Nacional Electoral, que promete votaciones para finales de julio.

La realidad de este jueves 25 de mayo, es que el diálogo está roto y sin perspectivas, la protesta callejera está estancada y el Gobierno ha comenzado a avanzar en su plan constituyente que –de tener éxito- lo enrumbaría a retomar la estabilidad que tenía en marzo y que ahora anhela.

Por eso, la lucha política se prevé arrecie en las próximas semanas. Si el gobierno se afianza en la idea constituyente, la MUD perderá algo o mucho de lo ganado, en réditos políticos, desde que se iniciaron las protestas de calle.

Los 540 constituyentes prevén instalarse durante la primera semana de agosto en el salón Elíptico del Palacio Legislativo Federal, allí mismo sesionan los diputados de la Asamblea Nacional, que en términos legales se mantienen en desacato.

El futuro de estos parlamentarios quedaría muy comprometido. Incluso, podrían quedar en posición de ser defenestrados.

Es claro que la MUD intentará recuperar terreno perdido e impedir que continúe avanzando institucionalmente esa Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que sería otra amenaza adicional al funcionamiento de los 112 diputados opositores de la actual Asamblea Nacional. Hay que observar los anuncios de la MUD por estos días y el comportamiento de la calle.

Por esto, sin que se vislumbre un acuerdo, los próximos 60 días prometen ser tortuosos, en el enfrentamiento, e incluso podrían ser decisivos en el final que tenga esta nueva batalla entre el chavismo y la MUD, que ambos bandos quieren dar pronto por terminada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: