Archivos del mes: 31 mayo 2017

EXPIACIÓN DE @LORTEGADIAZ

Redacción 5/31/2017 02:37:00 p. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest


Expiación de @lortegadiaz

Respetada Fiscal General,

En momentos cuando Usted es centro de atención, por un comportamiento inusual en su condición de Fiscal General, prendando a un sin número de adeptos y no menos detractores, en conversación con un joven y valioso preso político, Alexander Tirado, el Gato de Aragua, “condenado a 8 años por protestar pacíficamente con un megáfono”, hallé lógico darle un voto de confianza, el cual necesariamente implica una expiación por los quebrantos contra la Carta Magna y el pueblo venezolano, que le ha dado por reconocer en fecha reciente, creando expectativas no del todo satisfechas en virtud de su magnitud y trascendencia para la vida democrática del país.

Es comprensible la necesidad de propiciar espacios de encuentro que conduzcan a la reconciliación nacional retomando el hilo constitucional, y con buena voluntad, como la que Usted tendría, todo se puede arreglar en orden a ese loable objetivo, siendo menester aclarar que despertar después de tantos años, lo que habría ocurrido en su caso, es un reconocimiento a que todo lo hecho contra la sana administración de justicia fue en colaboración con quienes hoy se aferran al poder, por ende, su responsabilidad es mayor en la supresión de prácticas nocivas para el ejercicio de derechos civiles y políticos, admitiendo la reparación de todos los daños, particularmente aquellos ocasionados a los presos políticos, porque ahorita es época de rectificar, como lo ha dado a entender marcando distancia del régimen.

En este momento que Usted está rectificando, me permito pedirle que reconozca las irregularidades procesales consumadas en la Causa N° 5M-1081-09 del Tribunal 5° de Juicio del Estado Aragua en perjuicio de Kamel Salame, por las cuales se inició la investigación penal N° MP-181762-14 y el Expediente Administrativo Disciplinario N° 150296 de la Inspectoría General de Tribunales contra la Juez de la causa, claros indicios de las metidas de pata en este caso, que hasta hoy, mayo de 2017, ha sido un proceso retaliativo con un contenido eminentemente político, un claro hecho de violación a derechos humanos en Venezuela, ya que el Sistema Judicial carece de elementos punitivos contra Kamel Salame, especialmente desde el 17/11/2014, cuando el Despacho a su cargo desestimó sobre la presunta comisión del delito de legitimación de capitales o delitos relacionados con narcotráfico por los cuales lo encarcelaron, generando un cambio de circunstancias desechado para no dejarlo en libertad.

Siendo un hecho público, notorio y comunicacional que Usted está rectificando, demuestre que va hacer un acto de justicia en este caso de uso excesivo de prisión preventiva que rebasa los 10 años, está en sus manos porque ya lo reconoció en fecha 17/11/2014, cuando mandó a quitarle a Kamel Salame la etiqueta de narcotraficante que colgaron en el portal web del Ministerio Público, de igual modo ordene darle un beneficio procesal porque no está incurso en ningún tipo de delito, además cumplió con el mínimo de la pena que pudiesen llegar a imponerle y está en grave estado de salud sin atención médica. Eso fue un capricho del Gobernador de Yaracuy, Julio César León Heredia, en un manejo de emociones potenciando el aspecto sádico del proceso revolucionario, por eso esperamos que Usted haga un acto de justicia. Esta es una invitación a lograr que los derechos humanos se hagan valer en Venezuela.

Su atento servidor,

José Luis Centeno S.

P.D.: Por si llegara a necesitar mayor información sobre mi persona, algo que habría requerido días atrás, le sugiero revisar el Caso “N°. AA10-L-2008-000067”, “Expediente Principal N° 1 de la Sala Plena” del Tribunal Supremo de Justicia.

José Luis Centeno S. (@jolcesal)

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica jolcesal@hotmail.com, el teléfono 0426.1529612 o por mi cuenta en Twitter @jolcesal

Anuncios

UN POCO TARDE

Redacción 5/31/2017 03:22:00 p. m.

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

UN POCO TARDE

Las FARC están iracundas porque no quieren cumplirles lo prometido en el Acuerdo Final que suscribieron con Santos. Y por una vez, habrá que decirlo, tienen razón.

Acontece que un poco tarde los Ministros de Santos leyeron la barbaridad que convinieron De La Calle y sus muchachos y se han dado cuenta de lo que significa cumplir semejante barbaridad.

El primero en descubrir lo que contiene el dichoso papel fue Min Chirrinchi, como llamamos al Ministro de Agricultura que se emborracha con esa espirituosa bebida cuando se reúne con los indígenas de su tierra para atender sus peticiones. Dicho sea al paso, y valga el recuerdo para poner de manifiesto la calidad del sujeto, el mismo que hablando del Director de una de las organizaciones gremiales más importantes del país, dijo ante el Congreso de la República que le ha cerrado la jeta. El estilo es el hombre, decía la gente culta de Popayán, donde por accidente nació este lamentable personaje.

Pero no andamos para pequeñeces ni detalles. A lo que vamos es a descubrir el tamaño del problema que tiene el Gobierno con el capítulo del Acuerdo que se refiere a la Reforma Agraria y que implica, lisa y llanamente, la abolición de la propiedad agraria en Colombia.

Minchirrinchi es un hombre basto y tardío, pero no totalmente irresponsable. Y por eso ha retocado el proyecto de ley que desarrollaría el capítulo pertinente del Acuerdo, para salvar, por lo menos en parte, el colosal problema  de las tierras que plantea. Y para dejar viva, así sea parcialmente la propiedad privada en el campo y algún espacio por donde respire la empresa de capital nacional o extranjero que le permita comer a las próximas generaciones.

Las medidas del nuevo proyecto no son suficientes, claro está, pero son además inconstitucionales porque el Acuerdo lo incorporaron a nuestra Carta Magna por la dichosa vía del Fast Track. En otras palabras, que tienen razón las FARC cuando exigen que la Ley Agraria recoja el principio de la empresa familiar y comunitaria, la expresión comunista, mil veces repetida en el Acuerdo, que nos condena a una propiedad minifundista, anacrónica y perversa, que deje en manos de las FARC y sus organizaciones de base la disposición sobre la tierra.

El asunto es enorme, como que nos lleva en línea recta a la guerra civil y a una pobreza rural que se exprese, como la de Venezuela, en la pérdida total de la productividad agrícola y en las colas interminables que hacen nuestros hermanos venezolanos para conseguir un trozo de pan. Y Santos no sabe qué hacer ante el dilema de cumplir el Acuerdo y pasar a la Historia como el Premio Nobel de la guerra y las hambrunas en un país de tierra fértil, o de romper la columna vertebral de la “paz” que firmó.

El Presidente de FEDEGAN, al que el Ministro de Santos le dijo ante el Congreso que le había callado la jeta, ha tenido la paciencia de comparar la Ley de Chávez que arruinó el campo venezolano con el Acuerdo y la Ley que lo desarrollaría en Colombia, para encontrar pasmosas similitudes. No podría ser de otra manera, porque ambos textos vienen preparados de Cuba, el mentor espiritual de la paz de Santos. Solo que Santos nunca entendió lo que estaban firmando Jaramillo y De La Calle, allá en La Habana. Lo acaba de descubrir, porque alguien tuvo la paciencia de explicárselo y lo que eso valía para estos dolorosos finales de su Gobierno. Un poco tarde, sin duda.

Pero el tema está ahí, a la vista, y no se soluciona con groserías de Ministro. La propiedad privada en el campo colombiano se acabó, aunque se morigeren y traicionen unos cuantos postulados del Acuerdo Final celebrado con las FARC. Y la  cuestión, de hecho, ya se tradujo a nuestra amarga realidad presente. Nos hemos dado a la tarea de averiguar cuánto vale un pedazo de tierra en Colombia y el resultado es dolorosamente homogéneo y persistente. La tierra no vale nada, porque nadie sería tan insensato de pagar un peso por una propiedad que sería expropiable como parte de las tres millones de hectáreas prometidas para el “Banco de Tierras” del Acuerdo, o para completar las siete millones que se normalizarían para completar los minifundios que resulten de ese proceso jurídico.

El daño está hecho. Los efectos catastróficos de esta locura ya empiezan a notarse. Sus correctivos son imposibles y el país anda pensando en las frivolidades de campañas que no le dicen nada a la gente, por lo apresuradas y carentes de contenido.

Fernando Londoño

Marcos Hernández López: La Constituyente comunal: Gran estafa electoral

May 31, 2017 2:26 pm
Publicado en: Opinión

Contexto Venezuela Mayo 2017 / El pasado 1 de Mayo el presidente Nicolás Maduro convocó una nueva Asamblea Nacional Constituyente con la intención de buscar la paz en Venezuela, ¿Usted participará con su voto en la escogencia de sus miembros?

hercon

El gobierno ya no sólo se conforma con violar la Constitución al no convocar un referendo consultivo para aprobar ir a una Asamblea Constituyente Comunal y refrendar las bases comiciales. Es un axioma los sistemas electorales son imperfectos, pero en Venezuela el CNE crea métodos para lograr de manera efectiva, la minoría gobierne a la gran mayoría. Con la convocatoria a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente Comunal, el gobierno proyecta tener la mayoría de los constituyentitas con sólo 12,3% de los votos RE, según nuestro último trabajo de campo.

El presidente Maduro busca alternativas excluyendo a la mayoría de los venezolanos, apunta hacia una propuesta con la que él podría convivir, porque lo poco que le queda al gobierno son las lealtades interesadas de las comunas. La Asamblea Constituyente Comunal convocada por Nicolás Maduro el pasado 1 de Mayo, no aparece en la Constitución, es evidente con el llamado a Constituyente es evitar eventos electorales. Es decir, la intención del Gobierno es desmontar la posibilidad que el pueblo elija directamente a sus gobernantes, modelando el sistema político cubano.

Nuestra investigación reveló que 79,9% de los venezolanos no tienen intención de participar con su voto en la escogencia de los miembros de la asamblea nacional constituyente propuesta por el mandatario nacional. El 73,3% considera que el Consejo Nacional Electoral está parcializado y siempre favorecerá con sus actuaciones al gobierno. En el tema de la propuesta de una nueva Asamblea Constituyente se devela 75,5% cree que Maduro utilizará esta constituyente como mecanismo legal para instaurar un modelo de gobierno autoritario. En el análisis emerge la significación de la idea intrínseca de convertir a Venezuela en un país socialista bajo el modelo cubano, es rechazada por 75,5% de los venezolanos, incluyendo a los propios a los chavistas según las filtraciones de nuestro estudio de opinión pública. Las personas manifestaron están en contra de los planes para instaurar medidas de corte socialista y comunista en el país, todo se proyecta hacia una concentración del poder aún mayor de la que ahora existe y el control Estatal sobre el aparato productivo y eliminación de elecciones en todos sus contextos, estas ideas estarían concretadas, según la mayoría de venezolanos en la agenda de la nueva ANC – “Madurista”…traje a su medida.

En síntesis, la convocatoria del jefe de Estado es una estafa a la Carta Magna, no se le pregunta al pueblo si quiere o no la Constituyente Comunal, atenta contra el artículo 347 de la Constitución. Más de la mitad de los constituyentitas, gravitan entorno al PSUV, serán electos por seguidores del Presidente, no por el pueblo en general, esta realidad viola el principio de pluralismo político y universalidad del voto del artículo 2 de esta misma legislación. Sin duda, cada vez con menos postura democrática y dispuesto a lo que sea para aferrarse el poder, el primer mandatario nacional saca de su chistera una nueva jugada y la pone en el tablero de ajedrez político, dejando en vilo, una vez más, tanto las competencias de la Asamblea Nacional como la realizaciones de las elecciones regionales (Vencidas) y municipales… presidenciales

Correo: hernándezhercon@gmail.com

Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores

Visita nuestra web: www.hercon.com.ve

“Militares y el fantasma de Zamora” @pabloaure ¡Hasta cuándo!

LA PROTESTA MILITAR (II)

¡Hasta cuándo!

Militares y el fantasma de Zamora

@pabloaure

De seguir las cosas por el camino que van, pareciera que en algún momento el fantasma de Ezequiel Zamora ciertamente recorrerá tierras venezolanas. Me refiero al surgimiento de algunos movimientos secesionistas que traten de impulsar la independencia de determinadas regiones. Ya hemos visto algunas aproximaciones sobre lo que digo. Los gochos ya lo han insinuado. Los barinenses también hicieron algo similar.

Esperemos no llegar a esos episodios, pues serían escenarios para más derramamiento de sangre.

Así de crudo, como lo leen, pueden ponerse las cosas en el país. Hasta ahora no hay guerra. Lo que hemos visto es una matazón a mansalva por parte de militares y colectivos que acribillan a ciudadanos, a lo sumo armados con escudos de latón, una máscara para protegerse de los gases lacrimógenos y una piedra manifestando su descontento. Eso sí, lo que también hemos notado…

Ver la entrada original 880 palabras más

Fuerza Armada, Pdvsa, paramilitares y economía. Por: Eddie A. Ramírez S.

LA PROTESTA MILITAR (III)

Fuerza Armada, Pdvsa, paramilitares y economía

Eddie A. Ramírez S.

Resolver estos cuatro problemas es un requisito sine qua non para que un nuevo gobierno logre gobernabilidad y enrumbe al país por la senda del desarrollo. ¡Menudo trabajo! No caben medias tintas, deben solucionarse al unísono. Nada hacemos intentando vender soluciones mágicas. Los rojos pasaron mucho tiempo acumulando estiércol en los establos de la Nación y no contamos con un Hércules que desvíe las aguas del Alfeo y el Peneo para limpiarlos. Por ello debe ser una acción conjunta.

La Fuerza Armada está sobrecargada de generales. Según Guaicaipuro Lameda, ya llegan a casi dos mil. Lo peor no es el número excesivo, sino la calidad intelectual y moral de los mismos, consecuencia de la masificación con fines político- partidista. La corrupción, incluido el narcotráfico y el contrabando, está minando a nuestra Fuerza Armada y la brutal represión de la Guardia…

Ver la entrada original 674 palabras más

Rubén Osorio Canales: La dictadura es militar

OPINIÓN,

por razonnethace 2 horas

La dictadura es militar

Lo que aquí tenemos es una dictadura militar movida por múltiples razones, entre ellas: el lujurioso apetito con que han ejercido el poder, el miedo a la justicia terrena y la imposibilidad  de irse con sus respectivas fortunas a otro lugar del planeta

Rubén Osorio Canales

Desde el momento mismo en que Chávez puso pie en tierra cubana a su salida de Yare, Fidel supo que el destino de este país, hasta ese momento democrático, lo podía manipular a su antojo. Nadie puede negar que desde su llegada al poder Hugo Chávez y la camarilla cívico militar que lo acompañó subordinaron la soberanía de Venezuela a los intereses y directrices castristas, ese mismo grupo que de manera deliberada convirtió a la Fuerza Armada en un partido político, dispuesto a hacer de Venezuela un territorio de su exclusiva propiedad, meta que hasta ahora van logrando, a pesar del repudio de la inmensa mayoría de los venezolanos.

Desde un primer momento uno de los grandes propósitos del modelo dirigido por Fidel y adoptado por Chávez, fue poner en el camino de los hombres de armas, los tentáculos abrazadores de la intolerancia, de la corrupción, de la arbitrariedad y el abuso de poder, hasta traerlos a esta orilla en la que los militares de manera deleznable han quedado atrapados en una guerra contra el pueblo y muy especialmente contra la juventud venezolana en una represión con órdenes de extinción.

Lo que hasta ahora hemos visto, lo que hemos escuchado desde la propaganda oficial no deja lugar a dudas: estamos ante uno de los momentos más tenebrosos de nuestra historia patria,  con el agravante de que mientras el discurso oficial grita y habla de paz, los militares que lo apoyan de manera muy condicional, sus fuerzas pretorianas, sus colectivos con  francotiradores incluidos, matan a los manifestantes a bala sucia, con tanquetas, disparos de lacrimógenas, metras y plomo en sustitución de pedigones, sin piedad de ningún género y la cúpula del terror, de cara a la galería y para esconder su inmenso miedo, bailan salsa mientras con la represión derraman la sangre de un  pueblo indefenso.

Basta ver cómo se ensañan contra un joven cuyo único delito es tocar el violín en las cercanías de un piquete de guardias transformados en criminales por el discurso fanático de la intolerancia,  de cómo obliga la represión a buscar  el escape por las aguas putrefactas del Guaire, o como un soldado pasa la tanqueta con intención asesina sobre el cuerpo caído de un estudiante  indefenso.

Lo que aquí tenemos desde hace mucho tiempo es una dictadura militar movida por múltiples razones entre las cuales destacan: el lujurioso apetito con que han ejercido el poder, el miedo a la justicia terrena que les caería en el caso  de perderlo por tanto crimen cometido y la imposibilidad  de irse con sus respectivas fortunas a otro lugar del planeta.

Por lo tanto nada detiene el proyecto de destrucción iniciado hace  más de veinte años.  Allí los vemos desconociendo a una Asamblea Nacional elegida libremente por el pueblo, sacudiéndose un referendo revocatorio que habría cambiado para bien el curso de la historia, intentando matar la constitución, y con ello a la democracia, y ahora pretendiendo montar una constituyente sin la participación del pueblo y prometiendo unas elecciones que nunca celebrarán porque con esa constituyente que pretende montar como un tributo a la indecencia constitucional, determinará que esas elecciones, o no se celebran, o se hacen a la medida y en los términos deseados por quienes detentan esta dictadura.

Lo que en realidad está haciendo esta dictadura es montar el estado de conmoción con el cual pretenden castrar los derechos de  todos los venezolanos, disidentes o no. Allí está demostrándolo cada día la grosera y degradante verborrea militar, acompañada de actos criminales que violan todos los derechos humanos, incluido el derecho a la vida. Y ante esa realidad no nos queda otra opción que luchar y resistir, hasta que Dios nos escuche.

Se dice que la renuncia o la destitución de Maduro nos regresarían a la normalidad, pero eso es falso. Maduro es en este momento, el  para rayos del repudio popular, el escudo que esconde una pretendida impunidad militar en los sucesos que cada día van sembrando atropellos y  dejando muertos, es la ficha a mover para cuando llegue el momento en que los militares tengan que actuar sin intermediarios. El problema lo trasciende porque él es una minúscula parte de un  mural construido en ya casi veinte años por el castro comunismo en Venezuela, con todas las armas negras de la intolerancia fascio comunista, esta vez manejadas por un sector militar que no se distingue por su apego a la ética y a las buenas costumbres constitucionales.

Atroz represión con armas de fuego

Mayo 31, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

Enviar a un amigo Enviar a un amigo

JesusAlexisGonzalezJesús Alexis González.- En la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional (LOFAN) del 26/Sep/2005, se incorporó en su composición (sin estar contempladas en el Art. 328 Constitucional) tanto la Reserva Nacional para cooperar en el mantenimiento del orden interno, como la Guardia Territorial para la preparación y mantenimiento del pueblo organizado en operaciones de resistencia local, equivalente a una guardia pretoriana (cuerpo militar que servía de escolta y protección a los emperadores romanos) paralela a las fuerzas armadas regulares y con profunda orientación ideológica “socialista”. Posteriormente, Hugo Chávez en un acto político celebrado el 05/Feb/2006 en la oportunidad cuando conmemoraban los 14 años del “inicio de la frustrada rebelión militar, patriótica, bolivariana y revolucionaria”, y luego de expresar: “el 4 de febrero es consecuencia de la crisis histórica, moral, económica, política y social, como una rebelión popular que despertó al pueblo”, formuló un llamado para el reclutamiento de un millón de hombres y mujeres que serían “bien equipados y bien adiestrados en la guerra de resistencia”; en clara alusión a una concepción estratégica para la Defensa Nacional como una solución de masas para enfrentar cualquier agresión militar enemiga.

Es de señalar, que a la luz de la Resolución Presidencial No 008610 del 27/Ene/2015 se le permite a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) el uso de armas contra manifestaciones; la cual fue ratificada por el TSJ en fecha 27/Jul/2015 al señalar: “Lo que está prohibido por la Constitución es el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en manifestaciones pacíficas, no así en aquellas que sean o se tornen violentas”. Ante tal “sentencia” (¿?), nos salta una “ingenua interrogante”: ¿Pudieren ser utilizadas, de forma encubierta, miembros de la Guardia Territorial para generar violencia en las manifestaciones pacíficas y así justificar el uso de armas de fuego? Continuamos. En la Resolución No 013224, se ratifica la posibilidad de la intervención de la FANB en el mantenimiento del orden público “en la medida en que los cuerpos policiales sean desbordados”; al tiempo de poder dictar órdenes para que la Reserva Estratégica participe en el control y mantenimiento del orden interno ante un eventual estallido social, en armonía operacional con la Reserva Nacional, la Guardia Territorial o de la Milicia Bolivariana (voluntarios). El 16/Feb/2016, según Resolución No 013146 aprobada conjuntamente por el Presidente y el Ministro de la Defensa, se autoriza una reestructuración de la FANB donde, adicionalmente a conferirle al Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) el dominio sobre el sector militar, se incorpora con igual orden jerárquico a las otras fuerzas (Ejército, Aviación, Armada, Guardia Nacional) la Milicia Bolivariana la cual está integrada por la Milicia Territorial y por los Cuerpos Combatientes.

De tal forma, se facilitó la instrumentación de la triada gobierno-ejército-pueblo que en la práctica propició la incorporación del pueblo para agredir al propio pueblo luego de haberles inducido un compromiso con la cultura de las armas y por la acción militar, a la luz del “principio” según el cual la sociedad debe estar preparada para defender la Nación. A tenor de ello, y en procura de estructurar un “pueblo soldado”, en abril 2005, y bajo el enfoque de una alianza civil-militar, H. Chávez anunció la conformación de una milicia civil armada estructurada por un Ejército de Reservistas y una Guardia Territorial, quienes fueron preparados por un regimiento elite de la Guardia Nacional mediante un “programa militar” que entrenó una población civil durante 20 sábados consecutivos (con especial énfasis en la enseñanza en el uso de armamentos) para “convertirlos” en (i) “luchadores de la resistencia” y en (ii) “servidores del orden público” para, en ambos casos, combatir al imperialismo (¿?) y como un complemento de la GNB para “rechazar disturbios callejeros” ( más bien ¡protestas pacíficas!). Desde entonces, se viene sosteniendo que la intención soterrada de la incorporación masiva de los civiles a la “defensa nacional” era (como en efecto sucedió) crear una fuerza interna para (1) enfrentar a quienes se opongan a la pretensión totalitarista de los “nuevos demócratas” y para (2) defender la revolución a “cualquier costo”.

Tal entramado enfoque gobierno-ejército-pueblo, originalmente conceptualizado en favor de la “defensa nacional” (suposición de buena fe por parte nuestra), se transformó en un atroz instrumento represivo contra el pensamiento y voluntad del pueblo al cual se integró también la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y los llamados “Colectivos Armados” (en un país donde se estima que circulan unas 10 millones de armas en situación de irregularidad) hasta conformar un Quinteto Represor (GNB-PNB-Milicia Territorial-Cuerpos Combatientes-Colectivos Armados) para intentar contener toda manifestación política-social que contraríe las imposiciones del actual gobierno dictatorial; al extremo de haberse generado un dantesco escenario que muestra, en palabras del Secretario General de la OEA, “un pueblo que está siendo asesinado en las calles por las fuerzas de seguridad” (…) y por ende “un gobierno que tiene sus manos manchadas de sangre”. Esa cruel e imperdonable conducta adelantada por el Quinteto Represor, induce superior indignación al ser “cuantificado” su proceder como, p.ej. (a) más del 70% de los 58 asesinatos (27/May/17) acaecidos durante los primeros 55 días de rebelión pacífica y constitucional fueron provocados con armas de fuego, (b) un 10% de las ilusiones perdidas eran menores de edad, (c) 19 funcionarios militares y policiales han sido imputados por delitos de homicidio, tratos crueles y otros delitos cometidos contra los manifestantes y otros 18 tienen órdenes de captura que están pendientes por ejecutar, (d) existen 16 investigaciones abiertas contra grupos civiles armados, (e) se han presentado numerosas denuncias relacionadas con militares y policías saqueando, (f) 3.100 personas lesionadas, de las cuales más del 50% ha sido por acción de los cuerpos de seguridad del Estado y (g) 2.815 detenidos durante esta etapa de protestas (que han de sumarse a los 303 presos políticos). A pesar de ese reprochable y criminal proceder, el conductor de la FANB expresó (¿sinceridad, cinismo, sarcasmo o burla?) “su compromiso con la defensa de la paz y la seguridad del pueblo, bajo los principios del respeto a los derechos humanos” (AVN ,25/May/17).

Reflexión final: La rebelión popular debe continuar sin retorno hasta alcanzar la celebración de elecciones generales en 2017 (previa renuncia del Presidente), a lo cual ha de agregarse ahora el rechazo a un inconstitucional adefesio de ANC; ya que en caso contrario (A) los héroes asesinados, los heridos y lesionados quedarían como un vano esfuerzo; (B) pudiere “enfriarse” la calle, que de igual forma “congelaría” el futuro de todos y muy especialmente el de los ¡jóvenes! y (C) se mantendría la “dictadura” de la oligarquía de ricos “revolucionarios”.

@JesusAlexisGo10

PABLO PÉREZ|Sumar voluntades contra la Constituyente

31 de Mayo de 2017

La lucha contra la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente es de todos aquellos que creemos en la democracia, sin importar cuál sea la ideología que defendamos. No se trata de ser de izquierda, derecha o de centro. Se trata de impedir que se construya un modelo hegemónico que pretende acabar con la pluralidad y diversidad que caracteriza un sistema de libertades plenas. Se trata de ser venezolanos y querer a Venezuela.

La Constituyente es una jugada que ni siquiera los oficialistas que creen en la democracia aceptan y por eso se han expresado contra la propuesta importantes miembros del oficialismo, como la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, y la ex Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, además de dos magistrados del TSJ.

Y lo han hecho por varias razones, pero la principal es que la idea de Maduro es contraria a lo que establece la Constitución Nacional que claramente establece que el Poder Constituyente reside en el pueblo y no en quien ocupe la Presidencia. Debe consultarse al ciudadano y ese es uno de los pecados de origen de la misma.

Maduro y el cogollo de enchufados no quiere consultar al pueblo, porque el pueblo está bravo. Porque el pueblo está en la calle defendiendo sus derechos. Porque el pueblo está pasando hambre. Porque el pueblo quiere votar para castigar al peor gobierno de la historia del país. Porque el pueblo quiere cambio.

Por todo el rechazo que en el oficialismo genera la propuesta de la Constituyente, desde la Mesa de la Unidad Democrática debemos llamar al reencuentro de los venezolanos demócratas, sean opositores u oficialistas, para que en bloque defendamos la democracia y el derecho a votar.

No importa que tengamos diferencias ideológicas, porque lo trascendente es que todos vemos el peligro que significa la Constituyente y el efecto que tendrá en la vigencia del modelo democrático. Ni siquiera la supuesta convocatoria de las elecciones regionales maquilló los objetivos de la jugada de Maduro.

La Constituyente en manos de Maduro arrasará con todo y aniquilará, entre otras cosas, con las elecciones como el mecanismo de consulta que brinda la democracia. El momento es histórico. No dejemos que un grupo de vivos acabe con la patria. Sumemos voluntades para impedir que Maduro se salga con la suya. Opositores y oficialistas abracemos una misma causa: Venezuela.

@PabloPerezOf

Alfredo Toro Hardy: Las tres identidades de América Latina

Fran Tovar 31 Mayo, 2017 El pizarrón de Fran0

La identidad humana y cultural de América Latina deriva de la fusión de tres razas y de sus respectivos bagajes culturales. Blancos, indios y negros se amalgamaron en aquello que Bolívar llamó “una especie de pequeño género humano”. El resultado final de esta mezcla generó un producto final que resultó distinto a la simple suma de sus componentes originarios.

La arquitectura colonial barroca de México, los países andinos o Brasil, así como las esculturas barrocas de este último, se encuentran entre las grandes joyas artísticas del mundo. Estas no hubiesen podido ser producidas en Europa, América precolombina o África. Sólo la fusión de culturas pudo generar un resultado tal.

Otro tanto podría decirse del catolicismo latinoamericano, el cual emana de un sincretismo muy particular. Tal como señalaba Arturo Uslar Pietri en su Fantasma de Dos Mundos, junto a los ángeles católicos, los diablos africanos y los dioses indígenas entraron a nuestras iglesias. En palabras de Carlos Fuentes, en su Espejo Enterrado: “De la misma manera en que la diosa de los aztecas Tonantzin fue transformada en la Virgen Católica morena de Guadalupe, la diosa africana del mar, Yemayá, habría de transformarse en Cuba en la Virgen Católica de Nuestra Señora de la Regla, patrona de los marinos”.

Ahora bien, a pesar de este rico crisol, no puede equipararse la influencia cultural ejercida por cada uno de sus componentes originarios. La influencia blanca ibérica resultó claramente preponderante. De ella emanaron, lengua, religión, leyes y valores familiares. Más aún, mientras la influencia ibérica juega un papel centrípeto, las influencias indias y africanas juegan un papel centrífugo. Es decir, mientras la primera congrega, las segundas disgregan.

En efecto, los componentes indígenas y negros resultan altamente heterogéneos tanto en origen como en rasgos culturales. En el México de hoy, 66 pueblos indígenas diferentes hablan más de 70 lenguajes. En Perú, 55 pueblos indígenas hablan más de 40 lenguas diferentes. En Guatemala hay 23 lenguas indígenas en uso y en Bolivia 36. Más aun en Venezuela, donde la población indígena representa apenas el 2,2% de la total, existen 44 poblaciones indígenas diferenciadas.

Algo similar podría decirse del componente poblacional de origen africano. Los esclavos traídos a la América Ibérica provenían de un extensa variedad de tribus y regiones del Oeste de África. Tal como señalaba Darcy Ribeiro en su obra O Povo Brasileiro: “Los negros traídos a Brasil desde el África del Oeste pertenecían a cientos de grupos tribales distintos y hablaban en lenguas y dialectos no inteligibles entre sí”.

A ello habría que agregar que, en tiempos coloniales, españoles y portugueses disgregaban a los esclavos de un mismo origen para evitar rebeliones y facilitar su proceso de aculturación. Como resultado, las culturas africanas de Iberoamérica fueron creadas en la propia región a partir de la transmisión oral de recuerdos. Ello las hace aún más heterogéneas. En Cuba conviven numerosas religiones de origen africano, entre las que destacan el Palo, la Santería o el Abuka. Cada una con su propia especificidad. Otro tanto en República Dominicana con 21 religiones africanas diferentes. Y así sucesivamente.

El predominio blanco-ibérico resultó, por lo demás, claramente dominante. A lo largo del siglo XIX, una vez obtenida la independencia, el control de las élites blancas se sustentó en una profunda subvaloración de cuanto proviniese de raíces indígenas o africanas. Ello no sólo aplicaba en relación a tales culturas en su estado puro sino también a sus fusiones con el elemento blanco. Fue así que el movimiento Positivista llegó a equiparar las mismas con la “barbarie”.

Hubo que esperar hasta la Revolución Mexicana, y a la labor militante del Ministro de Cultura de la época José de Vasconcelos, para que en América Latina se revalorizara el mestizaje. En palabras de Carlos Fuentes, fue la primera vez que el país pudo afrontar la totalidad de su pasado y debió aprender a convivir con las contradicciones inherentes a su identidad plural.

Por otro lado en las primeras décadas del siglo XX surge en Perú el llamado movimiento “indigenista”, el cual miraba a dicha cultura como la fuente originaria de sus valores nacionales. Intelectuales y políticos como Manuel González Prada, Juan Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre, buscarán hacer del componente indígena la esencia de la identidad patria.

Por la misma época, un proceso similar de validación comienza a darse en Cuba en relación a la identidad negra. Alejo Carpentier resaltará la importancia de las raíces africanas en la cultura caribeña, mientras el poeta Nicolás Guillén dará origen a un movimiento poético “negrista”, que revalorizará esta fuente cultural.

Con la excepción de Argentina y Uruguay, América Latina reconoce hoy al mestizaje como fuente fundamental de su identidad y fuerza cultural, al tiempo que da pleno valor a sus fuentes indígenas y africanas.

Carlos Blanco: M de Masacre, M de Maduro

31.05.17, 7:45 am / Redacción – Caracas /

Cuando el general Isaías Medina fue derrocado en 1945 por la revolución de Acción Democrática y la Unión Patriótica Militar del mayor Marcos Pérez Jiménez, hubo un adulante que instó a Medina a que atacara la Academia Militar. El presidente respondió: “¡Yo no asesino cadetes!”. Impidió más violencia a pesar de que tal vez habría podido defender su gobierno.

En el momento en que los militares capitaneados por el teniente coronel Pérez Jiménez iban a deponer a Rómulo Gallegos en 1948, este ordenó a sus edecanes que se despojaran de las armas para no darles excusas a los que venían a arrestarlo para un enfrentamiento armado. Gallegos jamás lo habría auspiciado.

El general Pérez Jiménez, diez años más tarde, cuando la alta oficialidad se reunió en la Academia Militar, a pesar de lo criminal que fue su régimen, se detuvo un momento y decidió no resistir en la medida en que pudiese haberlo hecho. Recogió sus maletas (menos una: la de los dólares) y cruzó el cielo caraqueño en su Vaca Sagrada hacia el exilio.

Carlos Andrés Pérez recibió consejos cívico-militares para que no permitiese su trágica destitución a manos de la cuadrilla de “notables” de 1993, lo que podría haber generado una situación de violencia dada la precaria situación de opinión pública de su gobierno y con golpistas todavía encuevados dentro de las Fuerzas Armadas. CAP se negó porque pensaba que esa acción mancharía su historial democrático y traería choques de fuerzas inmanejables.

En más de 50 años los gobernantes, por distintas razones, llegaron a un límite del cual no se atrevieron a pasar. Pérez Jiménez no se detuvo por bondadoso pero, seguramente, no quiso cortar, con un final más cruento, su “puente de plata” en la huida.

Maduro, por el contrario, prefiere chapotear en la violencia que hoy sobrecoge a Venezuela, además de arrastrar en la ordalía a su grupete de civiles y militares. Lo fundamental de esa conducta criminal está en el audio de los generales que ponderan el uso de francotiradores contra la población civil: creen que son los actores de una guerra que tienen que ganar para que sobreviva el esperpento revolucionario; sobre todo, porque no hay lugar civilizado del planeta que los acoja en su fuga.

Maduro, a diferencia de los gobernantes venezolanos que vivieron situaciones límite, prefiere la sangre a su salida del poder. La obsesión por su poder putrefacto consume a su régimen y con ella arrastra al país. Los civiles forjadores de libertades están en las calles, ¿dónde estarán los militares que creen en la forja de la libertad?