Paro General

Julio 25, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

Ismael-Perez-Vigil-1Ismael Pérez Vigil.- Es muy poco lo que se puede agregar, aclarar o comentar sobre el evento del 16J. Su éxito se puede medir en los esfuerzos de la dictadura y sus voceros para desconocerlo; por lo tanto, me parece más importante analizar que sigue después y es a uno de esos aspectos a lo que quiero referirme.

Brotes anárquicos -“dibujos libres”, como los llaman ahora- proponen desarrollar los “trancazos”, “plantones” o “paros por varias horas” que se han realizado de manera bastante exitosa cuando son parte de una actividad común y políticamente organizada, en una actividad en sí misma, en una “tranca final”, “definitiva”, “total”, “hasta que el régimen renuncie”. Esta idea surge en parte de la llamada “hora cero”, sobre la cual cada quien tiene su interpretación. Para algunos es un “momento” determinado; para otros una “escalada” del conflicto; y para otros, como estamos viendo, es una especie de “grito de guerra” para tomar la calle hasta que caiga el régimen.

Una de las variantes a lo que conduce este desarrollo, según algunos, es al llamado “paro general”. Que pareciera para algunos tener un significado mágico, al que basta invocar para que todo se arregle en el país.

Por lo que vimos en varios sectores del país cuando hemos tenido “paros” y “trancazos” por varias horas, de una vez señalo que no me parece una actividad que vaya a ser totalmente exitosa y paso a exponer mis razones, consciente de que este no es, quizás, el mejor medio para discutir el tema, pero como algunos exponen públicamente, por redes sociales o entrevistas de prensa y radio sus conclusiones y opiniones, yo quiero exponer otro punto de vista y sobre todo los argumentos.

Un éxito total de esta actividad sería que el sector empresarial y el laboral ligado a las empresas se incorporaran como tales a un paro general, total, permanente, con empresas cerradas, santamarias bajadas y trabajadores que abandonen sus trabajos y salgan a las calles a manifestar su decisión, pero me temo que esto es hoy algo utópico, difícil que vaya a ocurrir. Conozco bien al sector empresarial del país, por lo menos al industrial, tras haber sido por diez años presidente ejecutivo de una importante asociación industrial nacional, así que me tendrían que mostrar cifras muy contundentes en las cuales basan el posible éxito de un “paro general” en el que algunos están pensando y convocarlo con esta característica podría ser un error político –¡atención Henrique Capriles, María Corina Machado y Freddy Guevara!–  que pondría en peligro todo lo avanzado hasta el momento.

Pensar en una “huelga general” o un “paro general” –que son dos cosas diferentes, de las que se habla indistintamente– que se prolongue en el tiempo de manera indefinida, sin medir su eficacia política y sus posibilidades de éxito, en términos de la incorporación al mismo de empresarios y trabajadores, sería un error político que la dictadura espera que cometa el movimiento democratico. Y peor aún, dar ese paso sin contar previamente con una incorporación popular a las protestas, mucho más masiva de la que hoy tenemos, no forzada por “trancas”, sería políticamente poco eficaz y podría llevar a un estruendoso fracaso. Hasta ahora el único evento realmente masivo en que todo el mundo participó, incluidos sectores populares, fue la consulta popular del 16J. Tomar eso como un cheque en blanco para convocar a cualquier otro “evento” sería un error.

Veamos algunos pocos hechos que nos servirán para poner en contexto y aclarar porque hago esta afirmación. Independientemente de la disposición de los empresarios y sus empresas de incorporarse a un paro, hoy el sector empresarial e industrial privado, tras la expropiación y cierre de miles de empresas y la pérdida de miles de empleos, es menos significativo desde el punto de vista del empleo y tiene menos fuerza económica que la que tenía hace 15 años y el sector público por su parte ha crecido enormemente, debido precisamente a la expropiación e intervención de empresas.

Por ejemplo, más del 60% de la banca es pública y la privada está fuertemente regulada, de allí que los bancos no se incorporan a ningún paro, el sector de la construcción está casi paralizado, y estos dos son sectores que se tendría que “parar” pues emplean mucha gente. Casi todo el sector metalúrgico, acero y aluminio, es público; al igual que buena parte del sector petroquímico y todo el cementero. Es también en buena medida público y está fuertemente regulado, el sector de alimentos. Y están muy debilitados el resto de los sectores por la situación económica general del país, por el incremento de costos y salarios, regulaciones de precios a las que están sometidos, caída de la producción y el consumo, caída de importaciones por la falta de divisas, etc. Sin contar con que las fuertes regulaciones y controles que pesan sobre las empresas que las hacen muy vulnerables a cualquier presión e intervención del régimen. Sí reprimir a miles de personas en una marcha o manifestación es difícil y sin embargo la dictadura lo hace, controlar, fiscalizar, amenazar a unas cuantas empresas es mucho más fácil y el régimen cuenta con mecanismos para ello que los hemos visto actuar de manera reiterada, “eficiente” y con saña en estos años. Los empresarios no van a arriesgar sus empresas en un paro/huelga de carácter permanente o prolongado en el tiempo, que no sea respondido masivamente, pues corren el riesgo de quedar aislados, arruinados, expropiados o “marcados” como ocurrió en 2002-2003.

Con respecto al éxito en la incorporación de trabajadores al paro, al sector público es difícil incorporarlo por el nivel de control, chantaje y amenaza al que está sometido; y no son solo los empleados del gobierno central y las empresas del estado, sino también los de las gobernaciones y alcaldías controladas por el oficialismo, que son una buena parte del país y de la fuerza laboral pública, y hay muchas regiones y zonas del país en el que el empleo y la economía son generados y dependientes del estado, no olvidemos ese “detalle”.

Con relación al sector privado, como bien me dicen algunos empresarios con los que he conversado: “…que los trabajadores se paren, en la puerta de su empresa con letreros puede tener efecto mediático, si la prensa lo recoge de esa manera pero, las calles seguirán llenas de gente, el transporte igual y la gente sufriendo las consecuencias”. Y no cabe duda que muchas ciudades, cuando no se impida la circulación, con el paso de los días  se irán llenando de gente y el transporte, probablemente igual, –al menos el metro, que transporta una buena parte del contingente trabajador– por los miles, millones, de venezolanos que no se pueden dar el lujo de perder un día de ingreso y harán un esfuerzo por ir a sus lugares de trabajo, movilizándose por las ciudades y creando un efecto de que el “paro” solo es exitoso en ciertas zonas de ciudades como Caracas y otras capitales de estado.

Por otra parte, otro punto que no se debe obviar es que en el país hay millones, léase bien, millones de personas que viven de la economía informal o el trabajo por cuenta propia y de lo que ganan cada día. Día que no trabajan, día que no tienen ingreso. En el mismo sector privado, los que están empleados, hay que considerar que aunque no se les descuente el día, el día que no trabajan, en muchos casos no comen. “Ten en cuenta –me decía un empresario–  que la mayoría de la gente se alimenta en su lugar de trabajo y si no hay trabajo, si la empresa está cerrada, no comen. Estuvimos fuera 15 días… (por falta de materias primas)… y uno de nuestros empleados perdió más de 2 kilos. Lucía demacrado. Tan es así que cuando hay “trancones” muchos de nuestros trabajadores hasta se vienen caminando… (desde muy lejos)… para no perder el día y es por la comida porque nosotros no les descontamos”. Es este un factor que no se debe dejar de lado al considerar la convocatoria de un evento político que pueda tener varios días de duración y que afectará el ingreso y la actividad económica de miles de personas.

Ya lo vivimos a finales de 2002, principios de 2003, con un paro previsto para tres días y que se prolongo varios meses como producto del chantaje vociferante de los que se decían “pueblo”; varias semanas de paro, afectó muy poco al gobierno, pero debilitó enormemente al sector empresarial, al movimiento político y a toda la oposición que ya entonces tenía sobradas razones para querer un cambio en el país. Sabemos que hoy la situación del país es otra y que el régimen ya no cuenta con recursos económicos como antes para enfrentar, “romper” el paro con dadivas o demagogia. Pero aun cuentan con la fuerza física y no les importa lo que ocurra con el país. Ya lo vivimos en 2002 y 2003 y lo vemos hoy en día: el país cayéndose a pedazos, la gente pasando hambre o muriéndose por la falta de medicinas y el régimen sin tomar medidas sobre la situación social y reprimiendo a mansalva, asesinando manifestantes y como si nada ocurriera, proponiendo de manera ilegal e inconstitucional una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que no va a arreglar ninguno de los problemas del país, sino que va a ocasionar mas división entre los venezolanos y va a despilfarrar recursos indispensables para solucionar los graves problemas que padecemos.

No solo los venezolanos y los opositores somos los que estamos en la “resistencia”; el régimen también es capaz de “resistir” días y días, negando todo lo que ocurre, sin hacer otra cosa que reprimir y permitir que el país se siga deteriorando, que la gente pase necesidades y hambre y ellos como si eso no ocurriera, pues ellos no pasan esas necesidades.

Con los resultados del 16J en la mano aun estamos en la fase de “masificar” la protesta. Aun estaremos en la fase de convencer a los sectores más populares del país que es posible enfrentar con éxito a la dictadura y su proyecto de ANC, para lograr una abstención masiva el 30J. Aun estamos en la etapa de promover acciones, que por exitosas ayuden a organizar a la población mientras vencen el escepticismo, el miedo y las dudas. No sé cuáles son estas acciones, por eso apelemos nuevamente a la consulta popular, pero ahora en  “asambleas de ciudadanos” y los alcaldes en “cabildos abiertos”, que son medios de participación y protagonismo popular, de carácter vinculante según la constitución, para que promuevan acciones y actividades contra la ANC. Promovamos tareas de contacto directo, divulgación y educación con relación a los efectos perversos de la ANC. Profundicemos los resultados de la consulta popular del 16J, que movilizó millones de personas en todo el país y el exterior.

Por tanto, cabeza fría, cero romanticismos con ideas o recetas -como huelgas generales- que además se ha demostrado desde hace años que no son del todo eficaces, políticamente hablando, para enfrentar gobiernos dictatoriales. Se comprende el ansia de pasar a nuevas etapas, pero sin verdadera masificación de la protesta, por todo el país, un paro general, total, definitivo, sin que se incorpore la mayor parte de la población y con carácter de tales empresarios y trabajadores, es una aventura que puede traer como consecuencia no solo perder fuerza para luchar contra la ANC sino contribuir al atornillamiento de la dictadura.

@Ismael_Perez

Consulta Soberana y la Diáspora Venezolana

Julio 25, 2017

Print FriendlyImprimir

Compártelo con tus Amigos

Aurelio-Concheso-1Aurelio F. Concheso.- En las elecciones presidenciales de 2013, la página web del CNE registra 60,000 electores que lograron traspasar sus horcas caudinas y ejercer el derecho al voto. El esfuerzo concertado de los diversos departamentos del régimen para minimizar el voto de los venezolanos de ultramar en esa oportunidad fue ampliamente registrada. Se venía perfeccionado desde que la diáspora llego a niveles de tener peso político electoral. Incluía acciones manifiestamente abusivas, como cerrar consulados, entre ellos el de Miami, y dificultar a ultranza el acceso a los escasos consulado abiertos, a lo cual los electores respondieron viajando distancias a veces hasta de 1,000 kilómetros para ejercer su derecho democrático.

Con la Consulta Soberana del 16 de julio, sucedió todo lo contrario. El interés de la Asamblea Nacional, ente que había convocado la consulta, estaba más bien en que todos los venezolanos que deseaban hacerlo se expresaran. El resultado de la iniciativa permite, tal vez por primera vez, tener una radiografía relativamente confiable del tamaño y la extensión geográfica de una Diáspora Venezolana que, como quedó demostrado, mantiene sus lazos afectivos con su Patria: Según registran los resultados, un total de 694,000 venezolanos (12 veces más que en 2013) lograron ejercer su derecho a expresarse en las urnas, y lo que es mas sorprendente, lo hicieron en 80 países y casi 600 ciudades de todo el mundo.

Seguramente hay casos de movimientos migratorios más grandes. La emigración irlandesa hacia Norteamérica en el siglo 19 salta a la memoria, y en nuestro continente el exilio de más del 10% de la población cubana de la década de los 60 del siglo pasado, huyéndole a una tiranía que reprimía la disidencia a sangre y fuego con paredón y prisión. Pero la emigración irlandesa, como tantas otras que buscan un mejor futuro económico, se integró rápidamente al método de vida americano, y la diáspora cubana se concentró mayoritariamente en el Sur de la Florida, si bien también fue a países afines como España y la propia Venezuela.

Los resultados del domingo 16, sin embargo, revelan un fenómeno inédito y distinto a los antes descritos, cuando entre los puntos de votación uno encuentra que de los 4,000 y tantos votos emitidos en Australia, la antípoda de Venezuela, hubo más de una docena de ellos en una mesa nada menos que en la isla de Tasmania. Varias realidades se desprenden de éstos resultados:

La primera es que los venezolanos que han emigrado mantienen una poderosa conexión, no solo afectiva, sino políticamente activa con lo que sucede en el país. La segunda es que, esa conexión, por lo vasto de su extensión geográfica, es una energía potencial inmensa, para el eventual rescate económico, el día que las condiciones que propiciaron la partida se reviertan. No se trata solamente del hecho de que un número importante de los que han emigrado seguramente regresen, trayendo consigo conocimientos, experticias, y vínculos con empresas e instituciones académicas que contribuirán al desarrollo del país. Inclusive, también sucederá que aquellos que no lo hagan por diversas razones, no poco de ellas por el éxito de sus carreras en el exterior, como Rafael Reif, Presidente de M.I.T por solo mencionar uno, seguramente contribuirán a la recuperación nacional desde sus posiciones de influencia en, me atrevo a decir, medio centenar de los países más importantes del Mundo.

Claro que nada de esto va a suceder mientras quienes ostentan el poder sigan empecinados, por ignorancia o por designio, en el metódico desmantelamiento y destrucción de la sociedad y la economía venezolana, hecho que precisamente ha fomentada la diáspora. Más bien mientras ese estado de cosas continúe la diáspora, como la inflación, seguirá en aumento exponencial.

Los resultados del 16J, sin embargo, dan razones para ser optimistas, porque un país cuyos hijos han tenido que salir hacia los confines de la tierra, pero haciéndolo mantienen el vínculo que se demostró ese día, no es posible que se mantenga en las tinieblas que se le han impuesto a la fuerza por mucho tiempo.

@aconcheso

El pueblo debe defender su libertad a cualquier precio

25 Julio, 2017

Por:

Williams Dávila

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Para dirigentes de la resistencia clandestina contra la dictadura de Pérez Jiménez, como Alberto Carnevali, el pueblo debe defender su libertad a cualquier precio y con los medios que disponga.

Leyendo el documento de Alberto Carnevali de 1952 titulado “A la rebelión civil llama Acción Democrática” advierto la pertinencia y vigencia que tiene, dado el colapso que vivimos en el país, de cara a una espuria Asamblea Nacional Constituyente que quiere imponer Maduro y su claque.

Maduro saldrá del poder y es nuestro deber luchar para que el “Compromiso de Gobernabilidad” firmado por la MUD, dado a conocer el pasado lunes 20 de julio, se implemente sobre la base del mandato popular del 16 de julio, en el cual cerca de 8 millones de venezolanos votaron en la consulta popular constitucional y legítima que se llevó a cabo y que la Asamblea Nacional está ejecutando.

Carnevali describió en ese documento: “Debemos iniciar con audacia una implacable ofensiva de rebelión civil en todos los campos de la vida nacional. Todos los partidos, todos los hombres y mujeres, todos los venezolanos dignos debemos desarrollar una coordinada y certera acción multitudinaria hasta lograr poner al tirano de Pérez Jiménez en la mortal disyuntiva de reconocer la soberanía nacional o aniquilar sangrientamente a todo el pueblo Venezolano.”

Más adelante destaca lo siguiente: “Actuaremos realistamente. Con clara conciencia  de que nuestro poder no es otro que el gran poder de un pueblo enardecido porque se le ha vejado y se le ha humillado brutalmente. Actuaremos sin la menor vacilación. Sabedores de que el pueblo no tiene armas de guerra porque siempre confió ingenuamente en que las armas de los cuarteles eran para defenderlos y ahora están siendo utilizadas en su contra. Pero convencidos de que la gran tragedia política que entristece a la Nación no permite plantearse el dilema simplista de combatir con armas o no combatir… si no combatimos ahora hasta triunfar, el pueblo será esclavizado ignominiosamente por tiempo indefinido. El pueblo tiene que defender ahora mismo su libertad a cualquier precio y con los medios que tenga en sus manos”. Podemos adecuar estas palabras a nuestra situación actual como si se hubiese detenido en el tiempo.

Maduro, Cabello y compañía quieren imponer una especie de Soviet Supremo, parlamentos elegidos sin oposición, sin fecha y con voto corporativizado que al final de los tiempos resulta corrompido, burocratizado e ineficiente y lo peor antidemocrático al no reconocer al pueblo; que es el único ejecutor del poder. Y más grave aún es que legitimarán a gruesos sectores del narcotráfico dentro de las estructuras del Estado. Los cargamentos de cocaína que a diario agarran en los puertos del mundo son una muestra de la concupiscencia en los distintos sectores del Estado. Esto, sin duda, tendrá repercusión en todo el hemisferio y posteriormente abarcará otros continentes.

Henry Ramos fue claro al decir que si Maduro quiere diálogo tiene la llave: cero Asamblea Nacional Constituyente y que convoque elecciones ya.

@williamsdavila

Megadictadura objetivo de la llamada “constituyente” de Maduro y los suyos

25 Julio, 2017

Por:

Fernando Egaña

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

La megadictadura es el objetivo central de la llamada “constituyente” de Maduro y los suyos. El que tenga ojos que vea, y oídos que oiga…

La gran habilidad de Fidel Castro y su pupilo venezolano, Hugo Chávez, fue ir desmontando, paso a paso, la democracia venezolana, e irla sustituyendo, paso a paso, por una neodictadura, esto es una dictadura disfrazada de democracia. No una dictadura convencional o tradicional, sino un despotismo más elaborado y con el disimulo de ciertos ropajes democráticos, que encandilaron a medio mundo, dentro y fuera de Venezuela.

Con el chorro de petrodólares provenientes de la bonanza petrolera más caudalosa y prolongada de la historia, se facilitó mucho el montaje de la neodictadura. Tanto, que buena parte de la oposición política se negaba a aceptar la realidad del despotismo depredador, y más bien buscaba excusas para avenirse en la “normalización” de semejante engendro.

Los personajes principales que concibieron y ejecutaron el referido proyecto de dominación, ya no están en este mundo. Sus sucesores, tanto en La Habana como en Caracas, son más crasos y menos habilidosos. Además, la catástrofe humanitaria que asola a Venezuela, ha logrado desenmascarar la farsa de revolución social, y ha suscitado el rechazo de la mayoría abrumadora del pueblo a la hegemonía envilecida y corrupta que lo sojuzga.

Por eso el invento de la “constituyente de Maduro”. Para dejar atrás hasta las mismas sombras de la neodictadura, o sea el disfraz de democracia, y para asumir el control de la vida nacional de un modo que esté oficialmente por encima de la voluntad popular. En pocas palabras, tratando de instalar una dictadura sin ningún tipo de disimulos, a prueba de votaciones, e impuesta a punta de una represión barbárica.

Asombra y decepciona que todavía haya algunos voceros que forman parte del espectro opositor, que se esfuercen por minusvalorar o quitarle importancia a tal “constituyente”. Los chavistas disidentes no lo hacen, porque saben bien lo que les puede venir encima. Maduro y los suyos, al parecer, se la están jugando por entero con la denominada “constituyente”. Y es probable que se lleven por delante a gran parte de los voceros políticos que se les oponen, así éstos sean más capaces de ladrar que de morder. Ojalá no ocurra eso, pero, repito, sería probable con la imposición “constituyente”.

No obstante, el turbomotor de la protesta nacional no está en el acierto de una conducción política, sino en el hambre… Y no hambre como símbolo de la catástrofe humanitaria, sino en el hambre real, cruel, creciente, que se deriva de la escasez, la hiperinflación, el pillaje estatal, y el control del poder por parte de la delincuencia organizada. Todo lo cual se agravará con una megadictadura.

flegana@gmail.com

JOAQUÍN CHAPARRO|No hay marcha atrás

25 de Julio de 2017

El pasado miércoles la MUD anuncio un Acuerdo de Gobernabilidad, Henry Ramos Allup, dijo: “aquí tiene que haber elecciones, elecciones, elecciones y aquí tiene que haber cambio de gobierno.” Me doy por advertido, la estrategia se orienta hacia el cronograma electoral (elecciones regionales 2017, y elección presidencial 2018 ).

Henry Ramos planteó varios escenarios: 1- Un compromiso de que nos vamos a portar bien cuando lleguemos al gobierno. 2- Vamos a elegir el candidato a presidente en primarias. ¿A presidente? ¿Cuándo?

La respuesta es simple, cuando haya elecciones presidenciales. ¿Pregunto con las cuatros señoras del Ministerio Electoral CNE? Con el mismo que estamos desconociendo desde que asumimos el 350 constitucional como una forma de desobediencia civil y después de más de 115 días de protestas y más de 100 muertos, que vaina es esa. No podemos regresar a escenarios que nos planteamos hace un año atrás. Lo cierto es que el ciudadano común espera respuestas de los dirigentes de la oposición, las cuales no deben confundirlo, al contrario debe aclararle hacia dónde vamos, cual es el camino que debemos recorrer y lo más importante, cual es el plan de gobernabilidad.

Aparentemente, se percibe que la MUD está dando un giro muy peligroso de 180 grados, frente a esas pretensiones, el pueblo venezolano soberanamente emitió una respuesta contundente el pasado 16-J, que asociada a la crisis de gobernabilidad y humanitaria que vive el pueblo venezolano acelera una verdadera transición pero hacia la democracia, hacia la libertad,  la justicia social y el bien común, garante de los Derechos humanos y como una vía expedita para re-institucionalizar el país. El régimen implosiona diversos grupos con pretensiones hegemónicas se debaten el control del poder y esa división la han extendido hacia toda la sociedad, de allí, al saberse derrotados bajo cualquier tipo de elección, acuden al sombrero mágico de la asesoría cubana y desempolvaron la estrategia de la Dictatuyente Comunal.

Simbólicamente, la transición política está en marcha, la unidad debe sacar el mejor provecho posible de esta circunstancia. Los 7 millones 600 mil venezolanos que acudieron por cuenta propia a la Consulta Popular el pasado domingo 16-J  es una demostración que realmente desea un cambio de rumbo en el país, no es la Dictatuyente Comunal la panacea para solventar la crisis, es la opinión de los electores en las urnas la que decide hacia donde queremos marchar. Ya está bueno de tanta represión, de tantos muertos, y de tantos presos políticos.

Ya, el pueblo decidió 1- Rechazar la Dictatuyente Comunal 2- Iniciar la renovación de los Poderes Públicos, hoy puesta en marcha 3. Realizar Elecciones Libres e Instaurar un GOBIERNO DE UNIÓN NACIONAL para la reconstrucción del país sin dilación alguna, al grito del Catire Páez “Volvamos cara carajo”.  El gobierno está disminuido a su mínima expresión política, así lo demostró los escasos 203 mil electores que movilizaron en el simulacro convocado por el (CNE), lo cual indica que una ANC a trocha y mocha desfavorece al régimen, enluta sus aspiraciones de eternizarse en el poder y abre un nuevo camino hacia la transición democrática, unidos somos mayoría, la clave es la UNIDAD, no hay marcha atrás, la transición es un hecho, los venezolanos somos protagonistas, por eso, estamos prevenidos al bate.

@joaquinchaparro

HUGO SÁNCHEZ|Apoyen la Constituyente, sino renuncien

25 de Julio de 2017

Amenazas, y más amenazas, es el diario vivir. Si hablamos de democracia, hablamos de la oportunidad que tenemos cada ciudadano de podernos expresar libremente lo que pensamos y sentimos, Democracia es NO ser perseguido, NO tener que soportar a personas que insultan y hasta amenazan con sacar a profesionales que tiene años en sus puesto de trabajo, que se han ganado el respeto por hacer su labor como debe ser, personas que no son políticas y que nunca han estado en eso, se han dedicado a trabajar de una forma honesta, limpia y que no manejan la ideología para estar donde están, se ganaron sus puestos demostrando que son capacitados.

La semana pasada, recibí en mi WhatsApp, un sonido, grabado por alguien, se trata de una conversación que tiene una mujer, con vos de militar con unas trabajadoras de la industria petrolera venezolana (PDVSA). En el sonido se escucha a esta dama con vos de mando diciendo que el presidente Maduro giró instrucciones para que todo aquel que no se manifieste en favor de la Asamblea Nacional Constituyente que trabaje, en este caso para la muy golpeada Industria, debe redactar su carta de renuncia inmediatamente, y atenerse a las consecuencias, porque quienes trabajan y se benefician con la industria deben apoyar todo lo que el presidente diga y haga por el beneficio de la Revolución, no por el país,  por la Revolución.

Escuche detenidamente, ese audio, no me sorprende porque desde hace muchos tiempo, esta práctica se ha hecho común, quienes no apoyen alguna actividad, incluso quienes no se presenta en las concentraciones, porque hasta pasan lista, automáticamente son cancelados, botados, y sin derecho al pataleo, así es que actúa el régimen no desde ahora, con Chávez era lo mismo, aunque no se podía comprobar, con Maduro el descaro es abierto, porque se lo dicen de frente a los trabajadores y si no les gusta, pues redacten su carta de renuncia y se van.

Eso paso con el sonido de esa persona que trabaja en PDVSA, también eso ocurre en Gobernaciones, Alcaldías, Notarias, instituciones públicas, montaron una cacería de brujas contra todos los empleados públicos, entonces que les quiero decir a quienes han recibido estas amenazas, que denuncien, hagan valer sus derechos, nadie puede ser despedido y solicitarle su carta de renuncia si no está de acuerdo con algo, eso en primer lugar, en segundo término, la fuerza de los empleados Públicos es importante por qué? quizás los trabajadores no se han dado cuenta que tienen al Gobierno en sus manos.

A ver; trabajador público, se imaginan ustedes y lo digo por quienes NO están de acuerdo con la convocatoria de participación a elegir la ANC, si todos ustedes empleados públicos, no muestran miedo, se restean, se sublevan, se arrechan de una vez por todas y a pesar de todas las amenazas NO acuden a esa elección….    ¿Qué haría el gobierno, que va a hacer el Gobierno? ¿Cómo demostraría que tienen millones de votos, como soportaría la trampa con tan pocos votos reales? Y aparte… si son todos los empleados públicos… contra la ínfima minoría que son realmente fieles al gobierno… ¿Los van a despedir a todos?, ¿con estas amenazas, el régimen venezolano lo que demuestra es debilidad… cual es él Miedo?

Conozco muchos que trabajan en gobernaciones, alcaldía etc, que están bajo la acción de oficialistas, no de ahora sino de hace mucho que tienen más de 20 años laborando, fueron el pasado 16 de Julio a firmar, y les paso algo, los botaron de sus puestos, no, entonces, pa lante, demuestren que son una fuerza y que desean y quieren un cambio, porque ustedes también pasan penurias, y se tienen que aguantar a gente que llego como paracaídas y lo que hacen es joder, así que no tengan miedo son muchos, mayoría, demuestren esa cohesión, y digan expresen lo que sienten, ante la indolencia de quienes no tienen ni la más mínima causa de mejorar las condiciones de los venezolanos.

@hugosanchez73|Periodista

GERVIS MEDINA|Venezuela un Estado deletéreo y criminógeno

25 de Julio de 2017

¡Perdonen mis lectores! No escribo, nada alentador que defina el término de la situación política y económica para el 2017; todo lo contrario, después de investigar y analizar desde el punto de vista antropológico, sociológico y criminológico, la crisis que vive el país, les terminaré aguando el resto del año y las futuras fiestas de navidad y año nuevo, con las siguientes palabras y les confieso ¡no es mi intención!

Influenciado esta semana, por el periodista Guillermo Cano Isaza, director del diario “El Espectador”, quien hablaba de “una mafia sin corazón y sin alma que disponía de la vida de los colombianos en beneficio de su negocio”. En unos de sus editoriales conseguí uno de sus artículos que me ponen los nervios de punta, cuando él en 1984 visualizó lo que le venía a su país. Y que para mí análisis es lo que estamos viviendo en este momento, del cual me permito citar.

La ira, es más que justificada y no resulta mala consejera cuando ocurren hechos que ofenden a un pueblo e inmisericordemente destruyen sus valores, lo humillan, lo degradan, lo postran, por obra de los que con vileza cínica lo engañaron al pedir sus “votos” en busca de un “poder político” que utilizaron indignamente, con el apoyo de sus cómplices y alcahuetes en “empresas privadas  y en los directorios de los partidos políticos”, para delinquir en todas las formas, robando, estafando, cometiendo fraudes inconcebibles, concusión, sobornos; en suma, la lista completa de los atentados contra la propiedad ajena citados en el Código Penal.

No es sencillo, tomar determinaciones e invitar a usurpar de golpe el Poder y el Gobierno. Hay quienes ofrecen un camino llamado “salida democrática”, basado en el crimen, odio muerte y destrucción (véase “la Purga”) mi artículo anterior. Esto es producto de la vesania y locura de una sociedad que se está suicidando, que ha sido corrompida y golpeada en su moral y ética por los Gobiernos que han actuado como un “Estado deletéreo y criminógeno”.

El Estado deletéreo y criminógeno, funciona como delito organizado que genera diferentes modelos de negocios dentro del propio Estado y a su vez, los mecanismos para permitir una aparente legalidad y constitucionalidad de tales ilícitos. Existe una mezcla de cleptocracia, corrupción y narcotráfico. Además considero que éste “Gobierno” ha  llevado al “pueblo venezolano” a un axomia de debilidad moral, donde no pueda reclamarle a sus líderes sus faltas morales, porque también las han cometido. Y además justificarlos, como comentarios “ellos roban y dejan robar”  o “a mí no me den, pónganme donde Haiga”.

Estos “Estados” son controlados por una pequeña élite que está conformada por familias dominantes o pequeños  grupos de poder, que se define como un oligarca con poder político y gran poder económico oculto a través de testaferros, o una mezcla de estos. Usan fondos del Estado para pagar coimas a cambio de apoyos incondicionales de políticos, diputados, medios, periodistas, jueces y similares.

Como vemos, Venezuela es uno de los “Estados Deletéreos y Criminógenos”, donde participar en el gobierno, es una oportunidad para desarrollar negocios con aparente marco de legalidad. En la misma medida que el Gobierno crea la gran oportunidad de generar dinero de forma muy rápida y muy fácil, a través de la distorsión económica y del control de cambio, hace que todo el mundo quiera hacerlo también. Es en este sentido, que éste Gobierno es criminógeno, que promueve la  criminalidad y la desviación del Poder.

Funciona como delito organizado, genera diferentes modelos de negocios con aparente marco de legalidad, dentro del propio Estado y a su vez, los mecanismos para permitir tales ilícitos. En nuestro caso, lo están facilitando porque existe un sistema perverso, que inicia desde los órganos y entes del Estado en todos los niveles de gobierno, pasando por la venia y custodia de funcionarios que resguardan la patria (FANB), policías nacionales, regionales, municipales de investigación y prácticamente el Sistema de Justicia, está desmontado por no existir “Estado de Derecho”; lo que hace imposible que se haga justicia, o por lo menos que se haga justicia en Venezuela.

Este tipo de organización criminal,  le ha ganado la guerra a las Instituciones que poco funcionan por casos graves de corrupción, la actuación permisiva del Estado y los excesivos controles en todos los campos de la vida pública llevaron a Venezuela a ocupar el último lugar en el índice de percepción de corrupción de transparencia internacional.

La cultura del “dinero fácil” se impuso en demasiados frentes limpios de nuestro país, y no hablo ¡ya! de un Narco-Estado, sino del maridaje oprobioso del dinero y la política, dentro del marco deletéreo del gobierno, de los directorios de partidos políticos  y  agrego ahora “los bufetes  de abogados del país”; en lo que es, hasta ahora, la cumbre del clientelismo destructor. Una corrupción monstruosa, que denuncio con claridad espantable y con singular valor civil, que marca también un estruendoso contraste con el encubrimiento, la pasividad y el sometimiento de sus inmediatos antecesores, durante cuyos períodos ocurrieron muchos de los hechos aterradores, que ahora enfurecen a los ciudadanos y que me permito decir con claridad, ¡que se robaron a Venezuela!

@gervisdmedina|Abogado|Criminólogo

AMÉRICO GOLLO|La ética sobre la no injerencia

25 de Julio de 2017

La doctrina de la no injerencia, es decir, la no intervención de un estado o estados, en los asuntos internos de otro (s) estado(s) es de reciente data. Entre otras razones los estrictamente históricos temporales. Los estados modernos o naciones tal como se conceptualizan hoy son conquistas de la independencia de los Estados Unidos, la Revolución Francesa, de la Revolución Industrial. Antes de la constitución del estado moderno la manera de organizarse los pueblos, se articulaba de diversas formas. Imperios, reinados, ducados… La doctrina de la no injerencia, pues, es un aporte de relativa contemporaneidad vinculada a los desarrollos de la burguesía, tanto en el universo político como en el económico.  Sea oportuno recordar que es un aporte muy especial   de la Constitución de los Estado Unidos y   de algunos teóricos de América Latina, de Uruguay y Argentina a la cabeza.  La precisión queda en sus manos, Internet puede darle amplia información. En Europa, me atrevo a asegurar que fue Lenin el creador de este principio para preservar la revolución rusa y su desarrollo, propuesta que era explicable para imponer su modelo cultural político que tuvo un doble mérito, borrar la tiranía zarista, por una parte, y abrir la posibilidad de un nuevo modelo, el socialismo, en un solo país contraviniendo la tesis de Marx de la revolución mundial, por la otra.

Y, fue así, porque como sabemos, Marx que reconocía que la burguesía  era la clase  social más avanzada del mundo, de la mayores aportes científicos,  económicos, políticos y en la cual veía la posibilidad de existir en el mundo por encima de fronteras, identidades nacionales, lo cual  facilitaría que su clase opuesta, antagónica,  fatalmente contraria,  hacer la revolución proletaria mundial y, en consecuencia: “Proletarios de todos los países uníos” es  mandato  del Manifiesto  y constituye esta concepción el más claro principio de que, por encima de las nacionalidades, culturas, pueblos, estaba la posibilidad de realizar la revolución mundial.

Lenin “recortó” la propuesta de Marx.  Tampoco es necesario ampliar detalles, pero eso es suficiente para avizorar el tema de la razón política y en este caso también moral, puesto que las razones de clase, el proletariado mundial, estaban por encima de las consideraciones históricas, de cultura, de lengua etc.  Esto es demasiado importante porque de una u otra manera va a justificar “moralmente y por solidaridad” la injerencia en los asuntos internos de todo el mundo, para hacer la revolución. Se recordará que el catecismo de la solidaridad revolucionaria le permitió a la URSS entrometerse en cualquier parte, sea nación, pueblo, tribu, con su doctrina y en los partidos comunistas que obedecían las líneas, mandatos del Kremlin. Convertido el comunismo en una religión atea, el Kremlin devino en un vaticano, con obispos, cardenales y papa.  El caso cubano es aleccionador, esa diminuta isla tuvo participación decisiva en Angola, nos visitó en Machurucuto, y el Che murió en Bolivia, como mártir de la revolución socialista.  Y su ópera magna está mucho más que   en la injerencia en los asuntos internos de la Venezuela de hoy sino en la orientación y control en la toma de decisiones de este gobierno. La bazofia charlatana de los dirigentes del PSUV, de las FANB, del presidente Maduro o de ese execrado de dios, de dios-dado etc. no hay un solo momento en que no confiesen su gratitud a quienes de facto controlan la salud, deporte, la seguridad, con sus médicos, deportistas, entrenadores, servicios de inteligencia, y, el constante   reconocimiento   a los” valores” de la revolución cubana, que le sirve de modelo.  Somos una sola nación ha dicho algún ser de esos y hay generales que para probar sus hazañas y proezas bélicas y su abyección   a Cuba posan con la bandera cubana y venezolana testimoniando, de ese modo, la grandeza de Fidel, el gran maestro de Chávez y Raúl, el hada madrina y niñero de Maduro.

Acerquémonos a otros detalles de importancia. Además de la injerencia revoluciona justificada por su ideología libertaria socialistas, añádase las injerencias de las tendencias políticas musulmanas “abiertas” pero también   las fundamentalistas que incluyen al propio terrorismo. Hay   otras de mejor talante y mejores justificaciones, sean la internacional socialista, las democracias cristianas vaticanas, en nombre de la libertad, la democracia, etc.  que   no solo tienen permanentes injerencias en la orientación y comunión con sus jefes políticos, religiosos, en cada nación, país…etc. sino que muchas veces esa injerencia domestica a líderes locales, pero en estas eras son siempre menos turbias. Pues bien, a partir de la segunda guerra mundial, que trajo como algo diríase bueno, que el dominio territorial, económico, político de los imperios coloniales dejó lugar a la llamada descolonización, que le dio a la no injerencia justificación y más fortaleza. La ONU asumió el principio de la no injerencia como “regulador” de las relaciones entre los estados y que hizo del modelo uno entre iguales.

Pero, siempre hay un, pero.  Al lado de estas conquistas jurídicas que son el fundamento de la autonomía y sin que, al menos aparentemente, no fuese directamente un regulador de las autonomías nacionales, se aprobaron normas de un  elevado contenido ético, a saber, los derechos humanos, del niño, de la mujer,  a las que se dio condición de supranacionales, por tanto, por encima de las particularidades nacionales, culturales, etc., e, incluso  condiciones de los regímenes  nacionales. Obsérvese que hasta se aprobaron normas para el trato a los prisioneros de guerra y a la propia guerra para evitar varios tipos de armamentos, prohibiciones como el uso armas químicas biosidas.  Y en esa línea de universalización de la justicia sea buena la historia cercana los juicios de Núremberg para juzgar a los criminales nazis. Y, en fin, podíamos seguir, no como ilustración histórica sino como ejemplos de las decisiones universales por encima de los límites nacionales. El caso Pinochet es una maravillosa lección, juzgado en España para honra y gloria del Juez Garzón. Un triunfo de la ética sobre la autonomía nacional, un triunfo de la ética como injerencia legítima para sancionar los crímenes de lesa humanidad.  Los crímenes que violan los derechos humanos no prescriben y son universales.  Pudiéramos haber tocado los juicios “supranacionales” y decisiones supranacionales al narcotráfico y al terrorismo. Sin duda aleccionador en primerísima línea la muerte (que no asesinato) Bin Laden ajusticiado en su bunker y el Chapo Guzmán hoy en proceso de juicio en Los Estados Unidos.

Una injerencia de ética, absolutamente ética, fue la invasión de Vietnam a Camboya para acabar con el extermino del régimen del Pol Pot, uno de los mayores y abominables genocidios de los que se tenga conocimiento, tanto por la crueldad y el volumen de asesinados cuanto por el breve tiempo en que se cometieron.

Llegados aquí, acerquémonos al caso de la Venezuela de hoy.  Desvivimos bajo una dictadura hace ya años, pero multiplicada en maldad bajo Maduro. La hambruna que ya es general se multiplica y alcanza a toda la sociedad. Responsable de la desnutrición. De los abortos. Hemorragias, de daños severos físicos y psíquicos. La absoluta perdida de la libertad y el predominio del terrorismo de estado para generar el estado de terror. Necrofilia, alrededor de 28000 asesinaos/año. Y el asesinato a quienes legal y legítimamente adversan   al régimen. Ya más de cien jóvenes, adolescentes, e incluso niños, asesinados en las calles.  Allanamiento sin sustento judicial.  Presos políticos, torturas, que incluyen las cadenas de la tv y radio, expresiones de ilegalidad, odio, violencia. Y nadie tiene derecho réplica.   Secuestro de los medios de comunicación para exclusivo abuso de la desinformación articulada por el régimen.  Insolencia verbal con calumnias, difamación, injuria contra los opositores.  Concentración de todo poder en manos del presidente y una camarilla de militares y un insignificante grupo de civiles a su servicio. Destrucción del aparato productivo con fines estrictamente de control social y como forma de dominación, pues sustituyó el trabajo por limosna y es el régimen el dueño de la dádiva.  Responsable del exilio de miles y miles de venezolanos, que, con cálculos conservadores, está alrededor de 2 millones. Fuga de científicos y de personal altamente calificado en el universo tecnológico. Todo ello porque en el país no hay posibilidades de desarrollo científico ni económico. De la famosa lista Tascón, mediante la cual todo quien no fuese chavista quedaba condenado al ostracismo, y se incluía a su familia, hasta legar a estos días donde de macabra y descachada manera el presidente ha decidido imponer a sangre y fuego   su constituyente contra la inmensa mayoría del país, todas sus instituciones académicas, Iglesias, empresarios, estudiarnos, trabajadores. Etc.

A estos graves crímenes de lesa humanidad, se dan también en los escocidos sistemáticos, que ponen en daño perpetuo a las fuentes de agua. La entrega a empresas sin solvencia para la explotación minera sin mínima atención a los daños humanos y del medio ambiente. La destrucción sistemática de PDVSA y la entrega del Esequibo al “imperialismo” de la Republica Cooperativa de Guyana, léase Inglaterra

Intromisión grotesca en la vida de otros países. Coparticipación en el asunto del narcotráfico, injerencias mediante el chantaje perolero a buena parte de los países del Caribe, a Nicaragua, financiamientos como el asignado a Ecuador…  para comprar su abyección en la OEA y ONU. Beligerancia, tolerancia y protección a la guerrilla colombiana y a las huestes del narcotráfico, como chantaje permanente al gobierno de Santos, a quien exigió que se pusiese de rodillas, rindiese pleitesía, gratitud por los acuerdos con las FARC y quizá, por el horario diurno, no impuso la penefilia. Denuncias de todo tipo contra el imperialismo y sumisión y abyección a las decisiones políticas, militares y económicas del régimen cubano que, además, se ha tomado cargo y funciones de mando en las tales FANB mejor identificadas como FACV, es decir, fuerzas amadas cubano venezolanas. En notarias, hospitales, etc., tienen el mando.  ¡Es decir, en todo!

En este contexto, circunstancias y hechos estamos obligados a superar la conseja de que los problemas de los venezolanos los resolvemos los venezolanos solitos.  Esto es la piedra angular. Nosotros, los venezolanos estamos sometidos a la injerencia cubana, léase al dominio, a los disparates de los amamantados del foro de Brasil, a los aplausos y apoyo de regímenes terroristas…

Y entonces, Ali Primera dijo panfletario: ¡Yankee go Home!  ¡Yo digo, Deus, amicii…you are welcome!!!! Extra, ayúdeme a estudiar la globalización y veremos que la no injerencia está muerta.

Profesor universitario

EDWARD RODRÍGUEZ|El falso Mesías

25 de Julio de 2017

Es una semana histórica y crucial en Venezuela. Para el momento de escribir el artículo, el régimen de Nicolás Maduro seguía adelante, contra viento y marea con la Constituyente, en vez de negociar una salida pacífica al conflicto que ya alcanza 116 días en la calle, más de 90 muertos, un paro cívico, dos más en puerta, etc.

¿Cómo llegamos aquí?, repasemos rápidamente el origen del conflicto. Todo comenzó con un falso Mesías que llegó al poder con una popularidad avasallante, con el apoyo de la clase media y de algunos sectores económicos.

Ese falso Mesías mintió, y aun así ganaba elecciones. Veinte triunfos y dos derrotas “pírricas” como les decía, pero al fin y al cabo derrotas y también cuentan.

El falso Mesías logró equiparse y asesorarse bien en materia de inteligencia, dos hombres lo acompañaron en su transitar, le informaban con detalles cómo sus más cercanos “compañeros de revolución” se enriquecían rápida y vertiginosamente con negocios fraudulentos.

Hoy esos dos hombres no están del lado de la barbarie y vienen alertando de una guerra civil, pero los discípulos del falso Mesías siguen sin escuchar.

El falso Mesías hablaba todos días, vendía esperanza y endeudaba al país, nos inventó una guerra asimétrica, nos inventó el imperialismo yanqui, nos estafó con el cambio, con hacer justicia, pero sobre todo sembró discordia en el pueblo; y cuando le tocó partir dejó a la cabeza a unos discípulos enfermos de odio, resentimiento, división y ambición de poder.

Al final del ocaso el falso Mesías optó por el menos malo, el recomendado del barbudo, al que prepararon con una petrochequera, un avión y el cargo de canciller; como dice un amigo “algo debió tener”; sin embargo, carece de uno de los ingredientes vitales para cualquier guerrero: la sensatez.

Las decisiones las toman entre siete, pero últimamente escuchan mucho a un octavo con voz de mando que es quien los mantiene en el poder, sin él, el juego se les tranca; más que la voz del padrino son las armas con las que cuenta las que le dan poder y autoridad.

En nombre del falso Mesías van con la Constituyente a “pasos de vencedores”, pero sepan, que accionado ese fraude del domingo 30 de julio, la calle no se va desactivar, la paz no va regresar a sus casas y el camino que les tocará recorrer estará minado por las tempestades que sembraron durante todos estos años.

Se pierde una batalla, pero no la guerra, la MUD y los líderes políticos han estado a la altura y al frente de la lucha, a partir del 31 de julio tendrán el reto de encaminar a la oposición al siguiente combate que serán las elecciones regionales, eso sí, sin dejar la protesta, pues según el reciente estudio de opinión de la Ucab el 93.1 % está dispuesto a mantenerse en la calle, o sea, a 9 de cada 10 venezolanos no los frena nada, ni nadie.

“El que tenga oídos que oiga”, tal cual como termina la lectura del santo evangelio según San Mateo (Mt 13,24-43). A los discípulos del mal les queda menos tiempo, pero aún conservan un 20% de seguidores que se mantienen refugiados en el mensaje del falso mesías.

Por el bien de los venezolanos y el futuro del país, espero equivocarme y ser sorprendido con la noticia de que la Constituyente no va; pareciera avanzar la posibilidad de frenarla. Como dicen los médicos, mientras haya vida, hay esperanza.

@edwardr74|Periodista

LUIS ALFREDO RAPOZO: Cuando todo esto pase…

Added by admin on July 24, 2017.
Saved under LUIS ALFREDO RAPOZO, Venezuela
Tags: LUIS ALFREDO RAPOZO

Califica el artículo

LUIS ALFREDO RAPOZO, Cuando todo esto pase

Cuando esto pase, debemos sacar cuentas
de lo aprendido en este período…

El presidente Maduro ha estado haciendo campaña electoral, llamando a sus seguidores a votar el 30 de julio la elección de los candidatos que pasarán a conformar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Todos los candidatos son rojos porque la oposición ha denegado participar y no acompañar el proceso impuesto por el dedo de Maduro, sin consulta previa al pueblo…”.

■ Definitivamente, este mes de julio de 2017 ha sido un período de incertidumbre extrema.

Entonces, el clima es de guerra fría y para colmo de males muchos dirigentes y piezas políticas del gobierno se han manifestado violentamente, cuando señalan que “…lo que no consigan con los votos, lo harán con las balas”. De esa manera, hemos visto al mismo presidente ofreciendo plomo y cárcel; Hemos visto al gobernador del Zulia, al de Guarico y a otras “joyitas revolucionarias” ofreciendo guerra, cosa que sus seguidores han tratado de cumplir a su modo, como se evidenció con el asalto a la Asamblea, con el comportamiento de la GN, la policía y los colectivos… que auspician golpizas, atracos, robos, ametrallamientos a residencias, asesinatos, violaciones y un chorizo de manifestaciones que violan los derechos humanos con empujones a diputados, asesinatos de mascotas y otras infelices expresiones de esbirros en acción.

Es un bochorno el comportamiento antidemocrático del gobierno que viene operando desde que perdieron la asamblea en diciembre de 2015 y corrieron a nombrar magistrados violentando las normas y acomodando todo como jugadores tramposos de cartas en un barrio peligroso de un muelle tropical. De esa manera, le quitaron la televisora a la AN; le paralizaron los pagos, le cortan la electricidad y un sin fin de cositas propias de ratas traicioneras que roban la comida y asesinan al descuidado.

Adicionalmente, cierran televisoras internacionales en la parilla de cable para mantenernos desinformados, pero gracias a las redes sociales siempre se permea algo en cualquier sentido. Sin embargo, es evidente que pretenden silenciar el Internet y tratar de controlar el ciberespacio.

Diosdado Cabello, vive amenazando a la fiscal, a los líderes democráticos tan pronto ganen la ANC y en consecuencia ofrecen cárcel, como si fuera el fin último del luchador democrático… Cada día se evidencia su posición antidemocrática que evidencia el querer montar o instalar en el país el sistema comunista a lo cubano, que indiscutiblemente pisa los derechos de la gente y envía la libertad del hombre; del ciudadano al inframundo.

Naturalmente, toda esta propuesta roja es inaceptable. Tan solo de imaginarse vivir en un esquema cubanoide o castrista, el terror del capital hace temblar a industriales y comerciantes que buscan poner a salvo sus capitales y sus propios huesos.

Es evidente, que Maduro no tiene la fuerza económica que le ha mantenido en el poder, tratando de implantar su sistema de gobierno que va en contra de las aspiraciones de la mayoría. Sin embargo, ha tratado de manipular la pobreza de la gente, y en cierta forma su ignorancia ofreciendo comida subsidiada y otras prebendas que colman las esperanzas de los sectores más afectados por sus propias políticas económicas en dos décadas. Es deprimente ver las colas de gentes en los sectores populares donde parece que la gente tiene un bozal amarrado con alambre, como un castigo.

Es una incertidumbre saber quiénes van a votar a favor de la constituyente, cuando los hospitales presentan una condición paupérrima, cuando no hay alimento, ni empleo, ni oportunidades ciertas de desarrollo. Es sumamente curioso saber cómo se va a comportar esa gente el día domingo 30 de julio…cuando Maduro espera conseguir un segundo aire o acaso enfrentar al país a sangre y fuego.

Cuando esto pase, debemos pensar, estudiar y sacar cuentas de lo aprendido en este período, que ha puesto de rodilla la democracia, promoviendo la exclusión, el pillaje, el cinismo, el odio social y una pugna terrible que sofoca la libertad de pensar, de opinar y de trabajar con reglas claras y propias de un país sin controles extremos, ni coacción política.

*Luis Alfredo Rapozo, La Sociologia en aplicacion es mi vida. Escribo analizando el entorno en plena libertad de ideas. (Caracas-Anzoategui y en Uchire).

Por: Luis Alfredo Rapozo
Politica | Opinión
Polémica | Caracas
Fraude | Ascensos
luisrapozo@yahoo.es
@luisrapozo
Caracas, sabado 22 de julio, 2017